Huesca y Zaragoza en los Premios Iris 2019

Huesca y Zaragoza en los Premios Iris 2019

Este año los premios que otorga la Academia de Televisión de España tienen sabor aragonés. Se han dado a conocer los finalistas, de entre las casi 500 candidaturas presentadas por televisiones, productoras y miembros de la Academia, y entre ellos suenan dos aragoneses: Megan Montaner (Huesca 1987) y Alex Rodrigo (Zaragoza 1988).

Son tan jóvenes y ya han conseguido afianzar su carrera con una amplia experiencia en series de televisión, Megan Montaner actuando y Alex Rodrigo dirigiendo. No han coincidido de momento en una serie, pero soñamos con que estos dos pedazo de profesionales, se junten algún día en un futuro proyecto, ahí lo dejamos caer.

MEGAN MONTANER (Huesca 1987)

Megan Montaner

Mirad que bien llora en «La caza. Monteperdido»

Megan Montaner está nominada a mejor actriz por la serie «La caza. Monteperdido» (La 1 de Tve/2019) que da la casualidad de que está rodada en Monteperdido, oh qué sorpresa, en el Pirineo aragonés, por lo que entre el equipo técnico y el artístico se encuentran varios nombres aragoneses.

Esta chica tan maja es de Huesca, allí trabajaba como maquilladora detrás de las cámaras, pero ella quería estar delante y se fue a Madrid a intentarlo como muchas otras y oye parece que le ha ido bastante bien. Después de estudiar arte dramático en la reconocida escuela de Cristina Rota, la conocimos en la pequeña pantalla en la serie diaria «Amar en tiempos revueltos» (La 1 de Tve/2010-2011).

Tiene una larga trayectoria a pesar de su juventud y fue por su papel protagonista en «El secreto de puente viejo» (Antena 3/2011-2014) donde le vino el gran reconocimiento. Luego protagonizó otra serie con gran audiencia «Sin identidad» (Antena 3/2014-2015) a la que siguieron «Víctor Ros» (La 1 de TVE/2015-2016), «La embajada» (Antena 3/2016), «Velvet Colección» (Movistar+/2016) hasta llegar a Sara Campos, personaje que le ha valido esta merecida nominación y es que nosotras somos muy fans.

Megan Montaner

Escena final de «La caza. Monteperdido» no desvelamos nada Megan

Ya veis que no ha parado de trabajar y así sigue, ya que tiene pendiente de estreno «30 monedas» una serie de terror de Alex de la Iglesia para HBO, donde tiene toda la pinta de que Megan va a pasarlo muy mal. Otra vez.

ALEX RODRIGO ( Zaragoza 1988 )

ALEX RODRIGO

Alex Rodrigo dando indicaciones. Foto de Instagram de @thepierserietv

Alex Rodrigo está nominado a mejor dirección junto a sus compañeros; Jesús Colmenar, Alejandro Bazzano y Miguel Ángel Vivas, todos ellos han dirigido varios capítulos de la multipremiada serie «La casa de papel» (Netflix/2017-2019). Alex, en concreto, ha orquestado el rodaje de siete capítulos, hasta la última temporada ¿Os acordáis de la escena de Tokyo cayendo por las escaleras?, pues ahí estaba el señor Rodrigo manejando la batuta.

Se podría decir que Alex Rodrigo ha conseguido el culmen de su carrera, lo que a otras personas les ha costado décadas lograr o nunca han llegado a ello, seamos sinceras, él lo ha conseguido en muy poco tiempo, pero se lo ha currado.

Se dio a conocer en el panorama audiovisual realizando la webserie «Libres»(2012) una serie con tinte social que nos contaba los problemas de un grupo de jóvenes sin trabajo, que deciden okupar y arreglar una casa abandonada en un pueblo de la provincia de Huesca. Nosotras la hemos visto y la recomendamos fervientemente, la puedes ver en YouTube. Luego decidió hacer otra webserie «El partido»(Flooxer/2015) una ácida crítica política, en clave de comedia, que también puedes ver en Atresplayer.

Y todo esto le sirvió para dar el salto a la televisión, para que luego pienses que trabajar en una webserie no sirve para nada, ya que vieron lo mucho que valía y lo ficharon para dirigir varios capítulos de «Vis a Vis» (Antena 3/2015-2016) serie también producida por Vancouver Media, la productora de «La casa de papel».

Y en el parón de esta última, entre temporada y temporada, se ve que se aburría y aún le quedó tiempo para formar parte del equipo de dirección de la serie «El embarcadero» (Movistar+/2019). Pronto lo podremos disfrutar en nuestra tierra, en Aragón.

Alex Rodrigo en un momento del rodaje de «La casa de papel». Ya vemos que lleva al Gobierno de Aragón allí donde curra, Más allá de Fraga ¡Bravo Alex!. Foto de instagram de @
vancouvermedia_

EL ÚLTIMO SHOW

Aragón TV no ha querido dejar escapar la oportunidad y ha contratado a este director zaragozano para su primera serie de ficción «El último show». Claro que sí, confiamos en Alex para que ponga a Aragón en el mapa y ¿quién sabe? igual nos compra la serie Netflix y podemos ver a Marianico el Corto a la carta. Sí, como lo lees, en esta ficción Miguel Ángel Tirado se debate en una lucha interna entre su imagen pública, la de un famoso cómico caracterizado como el personaje de Marianico el Corto, y su verdadero yo, que ansía ser reconocido como actor dramático ¿Qué puede salir mal?.

Se dice, se rumorea, que a finales de año podremos disfrutar de esta original serie en Aragón TV, esperamos ansiosas su estreno.

Solo nos queda desearles mucha suerte a Megan y Alex, dos aragoneses que se encuentran trabajando «Más allá de Fraga», en esta gala que se celebrará a finales de octubre. Desde aquí les pedimos ¡que se hagan un selfie en honor a Secuenciadas en la gala!.

Aquí tenéis todos los nominados de este año. http://www.academiatv.es/la-academia-de-television-anuncia-los-profesionales-y-programas-finalistas-a-los-premiosiris-2019/#.XT8z0-gzaUk

El misterio de las voces del pasado

El misterio de las voces del pasado

“Solo el misterio nos hace vivir. Solo el misterio”. Con esta cita de Federico García Lorca inicia la directora Hada Torrijos (Huesca, 1993) su cortometraje ‘Voces’. Y con esta realizadora oscense afincada en Madrid inauguramos nuestra nueva sección ‘Más allá de Fraga’ para dar a conocer el trabajo de los creadores aragoneses fuera de la Comunidad y, sobre todo, para que les deis mucho amor. Ellos añoran Oregón.

Protagonizado por la policía malota de La Casa de Papel, Itziar Ituño, y Amanda Solar, una actriz prometedora, el corto narra la historia de Beatriz y Aitana, dos hermanas que regresan al municipio oscense de Bandaliés, a la casa que han heredado tras la muerte de su madre.

Dicen que el pasado es silencioso, pero a veces, como en este caso, nos llama a gritos y lo cambia todo. Y en Bandaliés tuvo que gritarles mucho y bien alto. La historia de estas dos hermanas podría ser la tuya o la mía, dos personas que creen conocerse, pero que en realidad no lo hacen.

El 31 de julio, si estáis en Madrid, ya tenéis plan: este corto, de 15 minutos de duración, se presentará en Fnac Callao a las 19.00 horas y la entrada es libre, pero los asientos volarán. No digáis que no os hemos avisado. Mientras tanto, Hada desvela en Secuenciadas algunos de sus secretos.

SUSPENSE RURAL

“Voces es un compendio de muchas cosas”, asegura su autora. La idea surgió tras realizar otro corto, ‘Ariadna’. En la última presentación de este trabajo en Huesca, capital mundial, el equipo pensó en rodar de nuevo juntos y, ni cortos ni perezosos, Enrique Varas y Hada Torrijos se pusieron manos a la obra a escribir el guión. 

Un momento relajado del rodaje, antes de saber en cuánto tiempo tendrían que rodarlo todo. (Foto Brusau Films)

Escribir a cuatro manos “es complicado», pero ambos tenían clara la propuesta inicial: dos mujeres, una mesa y una conversación. «Queríamos poner a dos personajes en una mesa a hablar, porque Voces es sobre la incomunicación». Y es que nada da más miedo, caris, que una charla sincera.

Lo que no tenían tan claro era el final y, de hecho, a un mes y medio de empezar a rodar lo cambiaron. Qué viva el suspense.  

UN HOMENAJE A BANDALIÉS 

La familia de Hada es de Bandaliés. Y hasta allí desplazaron al equipo para rodar en este pequeño municipio, de 50 habitantes, situado a nueve kilómetros de Huesca y donde la cineasta ha pasado todos los veranos de su vida. La realizadora es de Huesqueta de toda la vida y, por si os lo estáis preguntando, sí, Hada es su maravilloso nombre real.

Itziar en pleno retoque mientras Hada piensa que se ha dejado el gas abierto y que se va a liar parda en Bandaliés. (Foto: Brusau Films).

El corto “es un homenaje a mi abuelo, porque siempre le decía que en esa casa había que hacer una película de terror y, al final, es un drama”, comenta Torrijos.  

Con la idea ya definida, le presentaron el proyecto a Brusau Films y, tras aceptarlo, “rodamos el 9 y 10 de junio del pasado año” con Itziar Ituño (Basauri, 1974) y Amanda Solar (Madrid, 1984). “Ellas no se conocían, pero en los ensayos en Madrid vimos que tenían feeling y pensé que el proyecto iba para adelante”, recuerda la directora. 

El rodaje se realizó en un fin de semana, “en día y medio; fuimos a matacaballo”. ¡Eso sí que es trabajar con rapidez Hada! “Son quince minutos de corto, pero había muchas escenas y el pueblo nos lo puso súper fácil para rodar”. Normal, porque los vecinos rurales son muy majicos, un amor.

UN HALO DE MISTERIO 

Según Hada, “la casa tiene ese halo de misterio”, algo que caracteriza a la población oscense, “uno de los pocos pueblos donde se ponen botijos en las chimeneas para ahuyentar a los espíritus”.

Si os asustáis con facilidad ya podéis verlo en compañía, porque algunas puertas se abren solas y escucharéis voces tras ver esta historia. 

¿Y esto qué coñi es? (Fotograma de ‘Voces’)

La casa es, a la vez, otro personaje y “tenía que hablar en cada plano”, por lo que sus texturas “están muy presentes” y las luces y colores sirven para identificar a las hermanas, una la luz y otra la sombra, “una alegre y otra amargada”. Itziar, chica, que te ha tocado la parte nada alegre de la vida.

EL PODER DEL CROWDFUNDING 

Tras el rodaje, el equipo se encontró con algo que sí que da mucho miedo: no había recursos para la postproducción. “Hicimos un crowdfunding –confucius, confunding, give me your money?– y hay que agradecer a los más de cien mecenas que aportaron recursos, porque pedimos 3.000 euros y los sobrepasamos, llegó ayuda de distintos puntos del mundo”. 

“Quien más apostó por el corto fue gente de Huesca. Yo alucinaba”, afirma la directora. También recibió una pequeña subvención del Ayuntamiento de la capital altoaragonesa. 

Visto el resultado, cuando necesitemos organizar un confucius de estos contaremos contigo, Hada.

“VEO MÁS EN FOTOS QUE EN VERSOS”

Breve currículum de Hada Torrijos: cursó Filología Hispánica en la Universidad de Zaragoza, pero siempre ha sido una apasionada del cine y el teatro, por lo que estudió después cine y guión en la escuela Un Perro Andaluz en Zaragoza. Le gustan las historias “intimistas”, que se adentren en temas “con cierta profundidad”, como la incomunicación en ‘Voces’. 

Hada Torrijos o el arte de posar con una claqueta. (Foto: Brusau Films)

Compagina su trabajo en una agencia creativa de publicidad digital y producción con su pasión por el cine y los cortos. Hace un mes ha iniciado la distribución de ‘Voces’ en distintos festivales y “ahora estamos en fase inicial de ideas de un nuevo corto con el mismo equipo, Enrique Varas, Almudena Comino –directora de fotografía– y yo”.

“Siempre me ha gustado contar historias, siempre he escrito poesía, relatos, pero veo más las historias en fotografías que en versos, me salen imágenes y veo el guión”, relata esta joven a la que seguiremos muy de cerca, más allá de Fraga y más allá.

«Soy actor de vocación, lo llevo dentro»

«Soy actor de vocación, lo llevo dentro»

Nos encontramos con Antonio Magén en una cafetería nada céntrica de la ciudad y le robamos más tiempo del decorosamente permitido para cualquier entrevista. Pero, para quien no lo sepa, Antonio es un hombre paciente y muy profesional, que atiende todos nuestros requerimientos sin rechistar y siempre con una sonrisa. Y no, no estábamos amenazando a Antonio con un arma blanca para ello. Solo con nuestra cámara, la grabadora y el bolígrafo afilado.

Antonio es un actor muy polifacético. Cine, series, cortos, teatro, doblaje, formador, modelo. Hablamos con él tras el estreno de su último corto, ‘La virgen pálida’, que dirige Sergio Montes y que protagoniza junto a Ibone Becana.

 Antonio, haces cine, teatro, televisión. Eres un todoterreno, pero ¿qué registro prefieres?

El teatro es lo que más nos aporta a la mayoría de los actores. Ahora estoy trabajando en cine y es un registro que me gusta mucho, que me hace crear, pero no es lo mismo que el teatro, que es directo, o la televisión, que es muy rápida. Llevo desde los once años trabajando, más de cuarenta años de profesión y también he hecho doblaje.

¿Siempre supiste que querías ser actor?

Sí. Cuando era niño en la terraza de mi casa creaba escenografías, el guión, ponía telones y daba premios —bromea—. Soy actor de vocación, aunque luego me he preparado con clases, me he ido reciclando y aprendiendo, pero lo llevo dentro.  

¿Qué te atrae de un papel y qué sopesas a la hora de implicarte en un proyecto?

Valoro la persona que me lo ofrece, si voy a estar a gusto trabajando. Si no disfruto haciéndolo y estoy sufriendo me costaría mucho hacer un trabajo, pero si estoy bien todo lo demás me va a dar igual.

¿Qué papel te ha marcado más?

En teatro el que más me ha marcado es la obra ‘Tres rosas y una botella de coñac’, con textos de Edgar Allan Poe, en la que estaba hora y media en el escenario, con monólogos de 25 minutos. Cuando acababa necesitaba un momento de respiro, tras hora y media intensa. He tenido muchos papeles y cada uno me encanta y lo recuerdo, pero ese es el que más he disfrutado.

¿Cómo se lleva esa tensión de estar tan cerca del público?

En esa obra no había cuarta pared y en teatro les ves las caras y las reacciones, tienes que estar metido en tu papel para no irte. En el cine estás a la expectativa, a ver qué van a decir, pero ahí lo vives.

¿Cuáles son tus referentes en la dirección y en la actuación?

Me gusta mucho el tipo de dirección inglesa, son muy rectos preparando los personajes. Y los actores también. Muchas veces me han comparado en estilo a Jeremy Irons o Anthony Hopkins, son actores muy carismáticos, con una forma de trabajar más naturalista, lo viven, se dejan llevar y eso a la hora de trabajar también cansa más, porque están poniendo mucho de su parte. Cuando lo vives más se puede hacer técnicamente o aportando mucho de ti.

 

¿Dejas lugar a la improvisación?

En teatro soy mucho de texto, pero sí que aporto algo si en un momento dado hace falta, aunque es muy arriesgado dejarlo a la improvisación y si trabajas con un compañero no puedes, porque lo vuelves loco. Hay que saberse el texto y trabajarlo, aunque cada día pueda salir distinto.

¿Con quién te gustaría trabajar?

Me identifico más con la gente joven, me aportan más y cojo las cosas muy rápido, ahora hay muchos directores muy buenos. Con Daniel Calparsoro y Santiago Segura me gustaría trabajar.

¿Qué papel te hubiera gustado interpretar?

Me apetecería interpretar un papel de mujer, pero no hacer una parodia de una mujer, sino un estilo a ‘Mi querida señorita’ o ‘Un hombre llamado flor de otoño’, de José Sacristán o José Luis López Vázquez, pero dando un toque complicado y siendo tú, sacando la feminidad de una mujer. Creo que será un reto próximo que posiblemente lo haga.

¿Qué importancia le das a la dirección de actores?

Toda, tienes que estar bien dirigido. Es muy importante la labor de dirección y que el director tenga muy claro qué es lo que quiere y luego el actor le aporta al personaje. Yo, además, me dejo dirigir y doy ideas, pero me gusta que haya una dirección, que sepamos todos a dónde vamos.

¿Cómo ves el momento que vive el audiovisual aragonés?

Lo estoy viendo genial. Hay proyectos muy buenos, pero este año lo veo un pelín parado, aunque yo estoy haciendo cosas. También es un mundo difícil y complicado, pero hay mucho futuro y gente muy buena en dirección, en cámaras, y creo que se puede llegar a lograr que se cree un mundo aquí del audiovisual. Pero hay que lograr que la gente se quede aquí.

¿Habría alguna forma de fomentar que el talento se quede aquí?

Si haces un largo, no recurrir a que todo el equipo sea de fuera, aquí hay actores también, no nos vayamos a Madrid, porque allí ya tienen su campo y los que estamos aquí tenemos que salir.

 

 

Cuéntanos alguna faceta tuya menos conocida.

Hice doblaje, fui profesor de doblaje también. Doy clases de interpretación y estoy dirigiendo una obra de teatro. También he hecho radio, relatos, he sido modelo.

Como formador, ¿con qué alumnos trabajas?

Ahora estoy con mayores, con jubilados, pero que tienen una ilusión tremenda. Están metidos en proyectos de teatro, aprendiéndose los textos y hemos hecho una muestra con tres escenas e incluso algunos se atreven a cantar, son una maravilla.

¿Y tu también cantas?

Como muchos actores yo no soy cantante, soy un actor que puede manejar la voz y hacer un musical y cantar, pero yo no se cantar. Soy actor y puedo trabajar con la voz y cantar, que es complicado, porque es interpretar, cantar y cuando acabas seguir con tu personaje.

Desde pequeño querías ser actor, pero si no te encontráramos en esta profesión, ¿qué hubieras sido?

No lo he pensado, he trabajado en otras cosas, en oficinas, he sido administrativo, electrónico, pero llevo desde crío siendo actor e insisto para conseguir hacer más cosas fuera de aquí; no tengo en mi cabeza otra profesión

¿Cuál será tu próximo trabajo?

En teatro tengo dos proyectos en el aire, una comedia y un melodrama, y en septiembre participaré en un corto de época. Será un registro distinto, con ropa de época, del siglo XVIII. Rodaremos fuera de Zaragoza, en un monasterio, en Huesca y en otras localizaciones.

Los protagonistas del cortometraje Fuera de tono

Los protagonistas del cortometraje Fuera de tono

Un músico y actor que ha estado insistiendo veinte años para conseguir un papel. Una actriz y cantante que nunca se había montado en los caballitos del Parque de Atracciones. Un director alocado que se embarca en un corto musical. Los protagonistas del cortometraje de Fuera de tono nos lo cuentan todo, una locura que os invita a soñar despiertos.

Fuera de tono, pero con mucho swing

Fuera de tono, pero con mucho swing

Lo reconocemos, somos muy de montarnos nuestras películas y muchas de ellas son musicales, porque no solo de drama vive la humanidad. Por eso, cuando supimos del estreno de ‘Fuera de tono’, el último trabajo de Raúl Guíu, no dudamos ni un segundo en acudir a la premier.

Un corto musical, de 15 minutos de duración y con canciones originales, ¿cómo se os queda el cuerpo?. A nosotras con ganas de cantar y bailar, por supuesto.

Además, cuando nos trae tan buenos recuerdos por su localización en el Parque de Atracciones de Zaragoza. ¿Quién no ha vivido aventuras en el Mississipi o se ha perdido y encontrado a sí mismo en el Labertinto Espejo?.

Fuera de tono, Secuenciadas, Cortometrajes Aragoneses, Audiovisual aragonés.
Los bailarines de «Fuera de tono» cruzando el Mississipi

Esta historia nace vinculada a la música. Raúl Guíu termina su anterior cortometraje, ‘Selección de personal’, con un tema de los Twangs, un grupo de rock and roll de Zaragoza, y esa colaboración lleva al director a grabar un videoclip de este grupo, donde conoce a Esther Ballestero, la protagonista de ‘Fuera de tono’. ¡Las vueltas que da la vida!.

Fuera de tono, Secuenciadas, Cortometrajes Aragoneses, Audiovisual aragonés.
Raúl Guíu y Esther Ballestero posan con estampados ochenteros

Ese videoclip musical acaba siendo nominado a los Premios Simón, nuestros Goya en Aragón. No gana, pero el ritmo sigue sonando y Raúl y Esther comienzan a pensar en la idea loca de hacer un corto musical.

Tras 25 años de trayectoria y más de una veintena de trabajos, Guíu se embarca en esta nueva aventura musical que supone el reto de crear las canciones originales, el guión, encajar los bailes en todo ello y buscar una localización que aporte el toque mágico al corto, en este caso el Parque de Atracciones.

Apuesta por ‘Fuera de tono’ porque, al fin y al cabo, todos estamos buscando nuestro lugar en el mundo, intentando encajar las piezas. Como si estuviéramos en la atracción de La Casa Magnética queriendo ir en la dirección opuesta.

Con el músico zaragozano Cristian Baquero y Esther Ballestero como protagonistas, y bailarines de swing de la ciudad, Guíu refresca el verano con un trabajo divertido, un proyecto que incia hace dos años que “han pasado como un suspiro” para la actriz, que se estrena en un papel protagonista delante de las cámaras. No os perdáis su voz, os dejará ojipláticos.

Fuera de tono, Secuenciadas, Cortometrajes Aragoneses, Audiovisual aragonés. Esther Ballestero, Raúl Guíu y Cristian Baquero
Esther Ballestero, Raúl Guíu y Cristian Baquero felices después de la proyección

Pero no penséis que todo ha sido coser, bailar y cantar. Cristian Baquero ha tenido que reclamar durante años a Raúl protagonizar uno de sus trabajos hasta que, finalmente, ha tenido su oportunidad. Cristian, ¡estamos contigo!. Bravo por tu perseverancia y por este papel tan tierno y cómico que nos regalas. 

“Hemos pasado 15 minutos muy buenos y Raúl lo ha hecho con su talento y con su trabajo, con muchísimas horas, por amor al arte y para que todos pasemos un buen rato”, dijo Baquero al público que acudió al estreno, celebrado en el Acuario de Zaragoza.

Fuera de tono, Secuenciadas, Cortometrajes Aragoneses, Audiovisual aragonés.
Foto grupal de todo el equipo del cortometraje «Fuera de tono»

Para Guíu, “es muy divertido hacer cortos, aunque haya momentos de nervios o de responsabilidad”. Como encontrarle un papel a Cristian, ¡que ya te lo has pensado bien!.

En ‘Fuera de tono’, Esther es una aplicada y voluntariosa taquillera a la que ascienden como jefa de operaciones. Sin embargo, su primera tarea será despedir a Lucas, un desastre como trabajador, pero del que está enamorada.

Fuera de tono, Secuenciadas, Cortometrajes Aragoneses, Audiovisual aragonés.
Esther Ballestero durante el rodaje de «Fuera de tono», una cosica te voy a decir y que no te sepa mal

Entre atracciones y algunos giros de guión, descubriréis que vuestros pies se os van solos dispuestos a salir a la pista de baile. Y allí nos encontraréis a nosotras cantando y bailando al ritmo de Raúl Guíu.