Carreteras secundarias hacia Moyuela

Carreteras secundarias hacia Moyuela

Secuenciadas ha asistido este sábado 24 de agosto a la VI MUESTRA CINEMATOGRÁFICA DE MOYUELA, en la que 10 cortometrajes aragoneses competían para hacerse con el premio del público.

Después de atravesar montañas, pueblos vaciados, contemplar molinos y serpentear por muchas curvas, llegamos al pintoresco municipio de Moyuela (Zaragoza), situado en la Comarca de Campo de Belchite.

En el Centro Social disfrutamos de los 10 cortos a concurso: Greta, de Dani Calavera, una original propuesta con la que se aprende una gran lección; ¿A qué juegan los juguetes?, de José Ángel Guimerá, y El cumpleaños de Adelaida, de los alumnos del IES Pedro Laín Entralgo, dos audiovisuales que nos muestran el museo de  juguetes de Urrea de Gaén lleno de vida; El astronauta, de Josema Herráiz, una comedia familiar muy divertida; Mi querido balón, de Gaizka Urresti, en el que un balón sirve como hilo conductor de la historia de varios personajes en la España del franquismo.

También contemplamos El sueño de Ezequiel, de Ana Asión, con el casino de La Puebla de Hijar, demolido en 2017, como protagonista; Había una vez, de Laura Torrijos, una historia de denuncia social que ocurre más cerca de lo que nos imaginamos; Cen y Zas, de José Luis Sáez, ganador en la II edición de Belchite de Película; La comulgante, de Ignacio Lasierra, un cortometraje multipremiado que hay que ver; y Tía, de Marisa Fleta, una tragicomedia que sirvió para poner punto y final a esta sexta edición.

Tras la proyección, los moyuelinos votaron a sus favoritos. El segundo premio fue para El astronauta, que fue obsequiado con un jamón que recogió el director del corto, Josema Herráiz. Dos cosas os vamos a decir: la primera, que estamos muy a favor del jamón y, la segunda, que el pase en Moyuela fue el último en el que se pudo ver este trabajo, así que nos alegramos mucho de que este peculiar astronauta acabe su recorrido espacial por festivales con este premio.

El primer premio fue para La comulgante, de Ignacio Lasierra, que recibió una réplica en miniatura de la iglesia de Moyuela que recogió su productora Aurora Pinto, quien comentó que lo que más valoraban era que a la gente le gustara el cortometraje, llegando a asegurar que se llevaba más feliz este reconocimiento que si hubiera ganado 6.000 euros, lo que propició las risas de los asistentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Roberto Sánchez, Josema Herráiz y José Antonio Crespo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aurora Pinto y Antonia Bordonaba

Esta Muestra Cinematográfica tiene a Roberto Sánchez en la dirección y a Antonia Bordonaba, autóctona de Moyuela, como coordinadora. La cita no sería posible sin la colaboración de la Asociación Cultural Arbir-Malena, la participación de los vecinos de Moyuela y de la corporación municipal, encabezada por su alcalde José Antonio Crespo.

Solo nos queda dar las gracias por el gran trato recibido por parte de la organización y de los vecinos de esta localidad. Aprovechamos, además, para expresar nuestro apoyo total a la actividad cultural en las zonas rurales y os recomendamos que si vais a Moyuela os llevéis el bañador, porque nos han asegurado que sus piscinas municipales son lo más.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Roberto Sánchez y José Ángel Guimerá

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marisa Fleta y Antonia Bordonada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

José Ramón Mañeru

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Laura Torrijos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ana Asión

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dani Calavera y Lucía Santos

Las Niñas y la perseverancia aragonesa

Las Niñas y la perseverancia aragonesa

Érase una vez una realizadora zaragozana, Pilar Palomero, decidida a dar el salto de los cortos y mediometrajes a un largo que recogiera algunas de sus vivencias de juventud. 


La película ‘Las Niñas’, rodada este verano en Zaragoza y Lleida, es una historia de ganas, paciencia y perseverancia. De cabezonería aragonesa y trabajo de años de su creadora, Pilar Palomero, que retrata en su primer largometraje a toda una generación de mujeres, a quienes éramos niñas y jóvenes en los años 90, en la España de la Expo de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992. 

Con Andrea Fandos como Celia y la doblemente goyesca Natalia de Molina como Adela, su madre, la cinta narra el paso a la pubertad de Celia y sus amigas, su día a día en un colegio de monjas, en un hogar en el que no ha conocido a su padre y su madre aparece como una figura sobreprotectora y, en ocasiones, asfixiante. Andrea, maña, no nos das nada de envidia, vaya panorama que le hace vivir a tu personaje Pilar en esta peli. 

LAS NIÑAS INICIA FILMS Bteam Prods Natalia de Molina Pilar Palomero Ignacio Lasierra Andrea Fandos Audiovisual aragonés Largometraje aragonés
Pilar Palomero, Andrea Fandos y Natalia de Molina

“No es una película autobiográfica, pero parte de mis vivencias están en la historia”, reconoce Pilar Palomero. Tras muchos cortos, el paso a un largo ha sido “un proceso casi natural”, pero también “un trabajo de años”, afirma contenta con el resultado.

LAS NIÑAS INICIA FILMS Bteam Prods Natalia de Molina Pilar Palomero Ignacio Lasierra Andrea Fandos Audiovisual aragonés Largometraje aragonés
Pila Palomero, directora de «Las niñas»

Este mes de agosto, el IES Miguel Servet de Zaragoza ha sido escenario del rodaje y ha acogido a un equipo de unas 30 o 40 personas. La realizadora tenía claro que la capital aragonesa era un must en esta cinta: es su ciudad natal, donde vivió su adolescencia y, qué os vamos a decir nosotras, una ciudad de cine que debería potenciarse aún más.   

La cinta se estrenará en 2020 y, mientras esperamos a que llegue a las salas, os vamos a desvelar algunos secretos. Natalia de Molina, de la que nos declaramos fans absolutas, es una madre luchadora, algo conservadora y estricta y vive algunos momentos de especial intensidad con Celia en las escenas grabadas en Zaragoza, ciudad que ha visitado por primera vez gracias a este rodaje. 

Ninguna de las niñas se había leído el guión y ha habido mucho trabajo “desde la improvisación, desde la verdad y lo que surge en el momento”, explica la actriz. El colegio es el universo de Celia fuera de su casa, como lo ha sido en nuestras vidas. Todos recordamos aquella época de días felices y algún rato tonto que nos ha curtido el carácter y nos ha hecho crecer. 

Por su parte, Celia es una niña muy tímida, pero muy abierta con sus amigas. Andrea Fandos considera “una experiencia increíble” trabajar con Natalia de Molina y admite que le encanta actuar e interpretar a distintos personajes. Seguro que pronto la veremos en nuevos proyectos cinematográficos porque estas niñas vienen, como en la archiconocida canción de Alejandro Sanz, pisando fuerte.  

LAS NIÑAS INICIA FILMS Bteam Prods Natalia de Molina Pilar Palomero Ignacio Lasierra Andrea Fandos Audiovisual aragonés Largometraje aragonés
«Las niñas» leyendo la Super Pop en una escena de la película

La película cuenta con un presupuesto de un millón doscientos mil euros y producen Valérie Delpierre por parte de Inicia Films, después de su éxito «Verano 1993», y Alex Lafuente de Bteam Prods, productor de «La Novia» y de la ganadora de la Concha de Oro en el pasado Festival de San Sebastián, «Entre Dos Aguas». Niñas, ¡os esperamos en las salas!

Los Niños, José Ángel y el más allá

Los Niños, José Ángel y el más allá

Un concierto mítico, una actuación casi de despedida y muchos fans forman parte del documental «Niños del Brasil: Más allá» que dirige José Ángel Delgado. 

Quizá tú fuiste uno de los afortunados que asistió en el estadio de La Romareda, allá por el año 1991, al concierto “generación”. Saltando como si no hubiera un mañana y disfrutando de tres grupos aragoneses que representaban la noche musical zaragozana en aquella época, Héroes del Silencio, Las Novias y nuestros protagonistas Niños del Brasil. 

José Ángel Delgado fue uno de los asistentes, adolescente en aquel entonces, al que sería su primer concierto, al que pudo ir tras lograr el permiso de sus padres.

Para muchos aragoneses fue un espectáculo mágico, imborrable. Todo esto y más allá se recoge en este documental y sus protagonistas lo cuentan a la cámara de Secuenciadas.

La Estación de Niños del Brasil

La Estación de Niños del Brasil

Sabina lleva años invitándonos a bajarnos en Atocha y quedarnos en Madrid, pero nosotras siempre hemos sido más de detenernos en la Estación del Silencio, gozar en ‘Las curvas del placer’ y bailar como locas el tecno-pop y la ‘party’ que proponen Niños del Brasil

La mítica banda zaragozana inicia su andadura en 1987, integrada por Santi Rex, Antonio Estación, Nacho Serrano y Enrique Bunbury, quien compagina en un inicio su carrera como guitarrista en Niños y vocalista en Héroes del Silencio. 

Un gran concierto que ha marcado a toda una generación, centenares de actuaciones y decenas de temazos después, el realizador zaragozano José Ángel Delgado les ha propuesto un nuevo reto: recopilar su historia en el documental ‘Niños del Brasil: más allá’. 

Niños del Brasil José Ángel Delgado Nacho Serrano Santi Rex Antonio Estación Enrique Bunbury Cosmosfan Niños del Brasil:Más allá
El director José Ángel Delgado hablando en la presentación del documental Niños del Brasil: más allá

Podéis y debéis verlo en arklic.com o adquirir el DVD en www.niñosdelbrasil.com, es un viaje a la memoria colectiva que os va a dejar las emociones a flor de piel y deseando escuchar de nuevo toda la discografía de la banda. 

Y avisamos a quienes no los conozcáis de que sus canciones son pegadizas, bailonas, sensuales y que ya no podréis vivir sin ellas. En sus discos mezclan las partes más oscuras y más blancas de la vida, lo que convierte sus temas en himnos y banda sonora para muchos de nosotros. Al fin y al cabo, todos bordeamos en alguna ocasión ese límite entre el bien y el mal y nos cuesta diferenciar más tonos entre lo absolutamente negro y lo brillantemente blanco. 

Niños del Brasil surge a iniciativa de un grupo de amigos que ya formaban otras bandas y con el deseo de realizar versiones. Sin embargo, cuando se sientan con los instrumentos comienzan a componer canciones que pueden suponer el germen de una nueva aventura musical. 

Niños del Brasil José Ángel Delgado Nacho Serrano Santi Rex Antonio Estación Enrique Bunbury Cosmosfan Niños del Brasil:Más allá
Nacho Serrano y Santi Rex, leyendas de la noche zaragozana

Influidos por los sonidos de la época, ellos cubren en Zaragoza un hueco que no representaba nadie. Son atrevidos en su estética, modernos, góticos, neo-románticos, herederos del punk. Sus noches transcurren entre letras y música, y seguro que alguna cerveza, en los locales La Estación del Silencio, la sala En Bruto o El Central. Templos que ahora están cerrados, pero que guardan la memoria de los años 80 y 90 en la ciudad.     

CONCIERTO GENERACIÓN

En 1991 protagonizan junto a Héroes del Silencio y Las Novias una actuación en el estadio de la Romareda que marca a todos los amantes de la música de la época y, de hecho, el recital se recuerda como ‘concierto generación’. Fue el concierto más multitudinario que ofrecieron en su primera época, ante 18.000 personas y celebrado en las Fiestas del Pilar, y también ellos quedaron marcados para siempre tras esa noche. 

Su carrera se desarrolla en España y realizan un par de giras en México. Sin embargo, las circunstancias o el hecho de permanecer en Zaragoza impiden que su proyección sea mayor en el exterior, como sí logra su banda hermana Héroes del Silencio. 

En 2015 regresan a la plaza del Pilar en un concierto ‘casi imposible’ organizado por Aragón Musical y que demuestra que siguen siendo la banda sonora de muchas de nuestras vidas. 

Niños del Brasil José Ángel Delgado Nacho Serrano Santi Rex Antonio Estación Enrique Bunbury Cosmosfan Niños del Brasil:Más allá
El director del documental José Ángel Delgado posa entre sus amiguis Nacho Serrano y Santi Rex

Sin ánimo de destripar el documental, que os aconsejamos vivamente que veáis, os podemos adelantar que las cintas de cassette que vendían en las gasolineras de las carreteras nacionales nunca han tenido tanto aprovechamiento como la chispa que prendió en Santi Rex para componer ‘Las curvas del placer’. 

Antonio y Nacho ponen la música y, después, Santi acopla la letra. Así ocurre con todas y cada una de sus canciones, aunque recuerdan especialmente ‘Las curvas del placer’ porque fue la chispa adecuada para la balada que habían compuesto. 

Y no os adelantamos más. Tenéis que verlo, rememorarlo, disfrutarlo y, estamos seguras, escuchar de nuevo sus temazos y desear su regreso. Porque estos Niños son eternos.

Quedamos en Ojos Negros

Quedamos en Ojos Negros

El día 17 de agosto quedamos en Ojos Negros, un municipio de Teruel que protagoniza la primera película de Marta Lallana e Ivet Castelo. Ambas estudiaban un grado de Comunicación Audiovisual en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Un día se dijeron la una a la otra: “oye, mira, ¿por qué no grabamos una película?”. Y aquel fue el inicio de ‘Ojos Negros’. 

Os adelantamos que la historia regresa al lugar del crimen, ya que dos años después de su rodaje se podrá ver en Ojos Negros este próximo 17 de agosto, pero antes os contamos el ‘cómo se hizo’ para que os entren tantas ganas de ir a este pueblo de Teruel a disfrutar del pase como a nosotras.  

 Ojos Negros, Marta Lallana, Ivet Castello, Filmin, Secuenciadas

 

Foto durante primeros ensayos de rodaje, invierno 2016

“Teníamos muchas ganas de empezar a rodar, nos aventuramos y apostamos por un largo”, recuerda Ivet. Antes habían hecho pequeños proyectos juntas, pero en esta cinta, que sería su trabajo de fin de curso, querían profundizar en el paso de la juventud a la madurez, “cuando te das cuenta de que te haces mayor”. Vamos, en plena edad del pavo. Y todos sabemos que crecer es una trampa, aunque no le tengamos mucho cariño al pavo.  

“Trabajamos muy fuerte para sacar esa película de las aulas” de la Pompeu y, un año antes de comenzar a rodar, presentaron el proyecto a Nanouk Films y la idea tomó tanto cuerpo que se ha acabado por sumar Filmin para su distribución nacional, de la que más adelante hablaremos porque contentas nos tienen las salas aragonesas.

“No es una película autobiográfica”, aunque la relación de Marta Lallana con el municipio turolense de Ojos Negros es muy similar a la del personaje de Paula en la cinta, así como los recuerdos de Ivet de su pueblo en Andalucía quedan reflejados en el personaje de Alicia. 

“Queríamos contar ese momento de adquirir consciencia del paso del tiempo” y, para ello, “las vivencias y recuerdos de nuestras vidas se han volcado en la película”, subraya Marta. 

La cinta se centra en Paula, una chica de 14 años que tiene que pasar el verano en su pueblo, con su tía y su abuela, a quienes apenas conoce. Allí vivirá tensiones familiares y el nacimiento de su amistad con Alicia, descubriendo poco a poco lo que supone hacerse mayor.

Ojos Negros, Marta Lallana, Ivet Castello, Filmin, Secuenciadas

 

Julia Lallana mirando al horizonte en un fotograma de la película

La película, protagonizada por Alba Alcaine, Julia Lallana y Anna Sabaté, se rodó durante cuatro semanas en agosto de 2017 en Ojos Negros. ¡Quién dijo miedo al calor de Aragón en pleno verano!.

ARRIESGADO

“Fue un rodaje bastante arriesgado, porque teníamos muy pocos medios, poco presupuesto, éramos todo gente muy joven, la primera vez que hacíamos algo tan grande”, recuerda Ivet. Como suele ocurrir, encontraron unos ayudantes excepcionales en los vecinos de este municipio. “Sin su ayuda no la podríamos haber sacado adelante, nos prestaron casas donde dormir” y acogieron a este equipo de veinte personas llegadas de Barcelona.

Para Marta, lo mejor fue “dirigir a Julia, Alba y a Anna, las conversaciones con ellas para entender su personaje, para que entendieran todos a dónde queríamos llegar, la cercanía de esas amigas. Fue bonito ver la relación que se creaba”.

De hecho, una de sus escenas preferidas es la conversación entre ambas jóvenes en unas rocas, comiendo una ciruela. “Fue precioso porque era una escena difícil, con una transición interior del personaje de Alicia, era íntima, estábamos rodando desde lejos y se veía algo alucinante entre ellas”.

Ojos Negros, Marta Lallana, Ivet Castello, Filmin, Secuenciadas

 

Foto durante el rodaje de verano en 2017. Juanjo Lallana

“El rodaje fue cronológico, cuando empezamos ellas no se conocían, hubo timidez al principio, sonrisas pícaras, luego la amistad que se desarrolla en la película se desarrolló igual en la vida real”, rememora Ivet.  

LO NATURAL NOS GUSTA

Estas dos realizadoras apuestan por actores no profesionales porque les aportan “una gran naturalidad en la cámara. Con ellos se establece una relación que comporta tener mucha complicidad para que estén cómodas”, detalla Ivet.

Marta coincide en que los actores aficionados “te dan algo que es más difícil de conseguir, una naturalidad, una frescura que es más complicado que te la de un actor que es muy consciente” de todo lo que ocurre en el rodaje.

Ojos Negros, Marta Lallana, Ivet Castello, Filmin, Secuenciadas

 

Foto durante el rodaje de verano en 2017. Juanjo Lallana

‘Ojos Negros’ viajó al festival de Málaga y lo petó muy fuerte, como buena producción aragonesa. La cinta logró la Biznaga de Plata a la Mejor Película Española. “No nos imaginábamos nada”, relata Marta, al explicar que terminaron el filme “corriendo” para poder presentarlo en este certamen y “ya fue un premio muy gordo terminarla y que se presentara allí”.

“Ni sabíamos a qué premios podíamos optar. Después de presentarla, regresamos a Viena y a Barcelona –donde residen Ivet y Marta, respectivamente– y después nos llamaron para anunciarnos que habíamos ganado el premio y fue un regalo tener ese reconocimiento, porque nos ha abierto muchas puertas”, reconoce Marta.

El segundo gran regalo ha sido estrenar en salas. Ivet asegura que se sienten “muy contentas” de que se haya podido disfrutar de su primer largo en los cines. Sin embargo, les queda una espinita clavada, ya que una película casi cien por cien aragonesa no se ha proyectado en salas de Aragón

¿Y EN ARAGÓN PA’CUÁNDO?

“Este tema nos tiene apenados a todos, no solo a nosotras, también a la productora y la distribuidora. Es una pena que una película tan aragonesa, con casi todo el reparto aragonés, y un pueblo ultrarreconocible de Aragón” no haya accedido a las salas de esta Comunidad, lamenta Marta. 

Además, “no conseguimos que ninguna productora aragonesa se interesara”, aunque el proyecto contó con pequeñas ayudas de la Diputación Provincial de Teruel, Caja Rural de Teruel y Turismo de Aragón.  

A pesar de que existe interés por parte de los aragoneses de poder disfrutar de esta obra, ninguna sala de la comunidad se ha prestado a proyectarla. “Hemos hecho mucha presión con Filmin”, pero sin resultado, aseguran ambas realizadoras. 

La película se incluirá en el catálogo de Filmin desde el 31 de octubre, “pero no es excusa para no programarla en los cines”, advierte Ivet. 

Algunos afortunados pudieron acudir a su preestreno en Ibercaja Patio de la Infanta en Zaragoza, pero a muchos espectadores se les ha negado el placer de conocer ‘Ojos Negros’. Una decisión que no entendemos. 

PUES EN OJOS NEGROS, ¡CLARO!

Las directoras han programado un segundo pase en Aragón. Tenéis una cita en el municipio de Ojos Negros, el próximo 17 de agosto, a las 22.30 horas en las Escuelas, con la asistencia de las dos cineastas.

Ojos Negros, Marta Lallana, Ivet Castello, Filmin, Secuenciadas

 

Foto de Ivet Castelo y Marta Lallana. Viridiana Morandini

La sesión se incluye en las cuartas jornadas culturales Santo Cristo de la localidad y, previamente, se podrá asistir a una charla protagonizada por el profesor y cinéfilo Luis Alegre sobre ‘Teruel. Un lugar de cine’, en la Antigua Casa Sindical. 

Ambas aseguran que obtener fondos para el rodaje ha sido la principal dificultad que han encontrado en su camino, si bien también “hay mucha gente que no te acaba de tomar en serio porque te acabas de graduar, eres joven, mujer, muchos piensan que vas a hacer un corto y siempre tienes que ir explicando que es una película de verdad y que quiere llegar a las salas”, recalca Ivet. 

“Fuimos haciendo la película a trompicones, diez meses después del rodaje aún tuvimos que rodar otra vez, ha sido una lucha continua”, señala Marta. No todo han sido dificultades, dado que ‘Ojos Negros’ ha enamorado a quien ha conocido el proyecto. 

Y AHORA

Marta Lallana estudió fotografía durante el Bachillerato y, después, decidió estudiar cine. “Me vienen ideas en imágenes, la dirección de actores me gusta mucho y me fui dando cuenta de que quería dirigir”. 

A Ivet Castelo le ocurrió algo parecido. “Siempre he visto mucho cine, películas poco comerciales. Me acostumbré a ver cine de autor” y la pasión por la dirección ha terminado por surgir “de manera natural”. Con este proyecto se ha dado cuenta de que le encanta la producción y la distribución, “dar la posibilidad de que las películas se puedan ver, que lleguen al público”. 

Tras esta aventura turolense, Ivet ha iniciado un máster de producción en Austria, mientras que Marta trabaja en Barcelona y este curso comenzará a impartir talleres de cine. 

Ojos Negros, Marta Lallana, Ivet Castello, Filmin, Secuenciadas

 

Foto de Marta Lallana e Ivet Castelo. Oscar Fernández Orengo

“Me gustaría seguir trabajando con Ivet, hacemos un buen equipo”, dice Marta, a lo que Ivet agrega que “ha sido muy bonito ver cómo hemos ido tirando del carro, cómo no nos hemos rendido y hemos trabajado bien”. A ambas les deseamos suerte y estamos seguras de que tendrán mucho futuro, más allá de Fraga y cuando quieran en Aragón.