El visitador o cómo colarse en el médico de manera elegante

El visitador o cómo colarse en el médico de manera elegante

La de cosas que pasan en la consulta de un médico, tantos pacientes cada día, tantas historias. ¿Y alguna vez os ha ocurrido que se cuela un visitador médico? Nosotras nos acordamos perfectamente, el típico señor bien arreglado, o señora, por supuesto, que llega a la consulta en el último momento y, sin más miramientos, entra a hablar con el médico de turno en cuanto sale el paciente que estaba en la consulta. Y tu te quedas anonadado, pensando que aún saldrás más tarde de lo previsto y acordándote de toda la industria farmacéutica. Pero, ¿qué pasa dentro de esa consulta cuando entra el visitador? 

Esta es la historia que cuenta, en clave de comedia, el corto ‘Entre paciente y paciente’, dirigido por el zaragozano Paco Gómez Luesia, que se estrena detrás de las cámaras con este proyecto surgido de su pasión por el audiovisual. De hecho, este trabajo está basado en sus vivencias como visitador médico y le ha permitido cumplir un sueño y hacer realidad aquello de que nunca es tarde, si la dicha es buena. ¡Querer es poder, amigos! 

El director, Paco Gómez Luesia, escucha las indicaciones del equipo técnico: «Francesc quiere vender los medicamentos a ritmo de reguetón; como pongamos a Maluma, Luis abandona la consulta», le advierten (Fotos de Sergio Lázaro)

“He trabajado 30 años como visitador médico en la industria farmacéutica y he vivido cantidad de anécdotas y vivencias”, explica el director a Secuenciadas, señalando que a ello se añade que “siempre he querido estar detrás de las cámaras”. Su deseo de juventud era ir a estudiar imagen y sonido a Madrid, pero aquel objetivo no se pudo cumplir entonces, estudió empresariales y acabó dedicándose a la venta de medicamentos. “A veces la vida la enfocas hacia un lado y te lleva hacia otro”, relata, asegurando que, no obstante, ha sido el fotógrafo y realizador oficial de la familia en BBCs y viajes, grabando vídeos en súper 8 y manteniendo viva esa vocación por la cámara. 

Ahora, a sus 59 años, tiene otro trabajo y una vida “más tranquila”, lo que le ha llevado a lanzarse de cabeza a rodar. Para ello, realizó un curso de formación en la escuela Un perro andaluz, en la que explicó a sus profesores su ilusión por grabar un corto. “El guión lo escribí en 2016, aunque luego he ido haciendo cambios, me dejé aconsejar mucho por Javier Millán, uno de mis profesores de la escuela, que me ha llevado de la mano”, detalla. 

De ese primer guión original que escribió de forma autodidacta, leyendo libros y empapándose de tutoriales de YouTube, han salido después hasta seis o siete versiones, ha añadido y eliminado personajes y admite que, si rodara el corto el mes que viene, “seguro que cambiaría algo también”, porque un guión es un ser vivo y nunca se acaba de encontrar la perfección. Vamos, que si pudiera seguiría cambiando cosas hasta que el visitador encontrara el medicamento para acabar con la pandemia, como pasa a quienes escriben, que nunca saben cuándo parar.

Daniela Vassão dispuesta a venderle hasta las pastillas del freno a Luis Trébol que, resignado, sabe que acabará recetando los fármacos de ‘La Cuqui’

EN CLAVE DE HUMOR 

‘Entre paciente y paciente’ es una crítica a la industria farmacéutica, pero en clave de humor. Es una comedia que desvela el misterio de qué ocurre detrás de la puerta del médico cuando entra un comercial de un laboratorio para intentar convencerle de que sus pastillas son las mejores para quitar dolores de cabeza o dormir más plácidamente. “Es una historia de amor y de odio de la industria farmacéutica con la clase médica” y también un reflejo de esa escena que todos hemos vivido en la sala de espera: el visitador que se cuela sin piedad delante de tus narices. 

En este sentido, Gómez recuerda que antes a los consultorios de los pueblos no se acudía con cita previa, sino que los pacientes se pedían la vez entre ellos. “Cuando llegábamos los visitadores nos llamaban despectivamente carteristas o viajantes, porque llegábamos allí y les pedíamos el favor de que nos dejaran pasar para no tener que coger la vez en cada pueblo”. Así, haciendo amigos en todas las consultas. Cada día se marchaban con diez o quince enfermos mirándoles “con mala leche, porque sabían que nos íbamos a colar”. 

El dire, junto a sus actores principales: el médico, los tres visitadores y una paciente muy interesada en aprender a peinarse como Francesc

En este corto tres visitadores intentarán llevarse el gato al agua con el médico mientras lidian con pacientes en modo enfurecido. La historia transcurre en una época pasada, no determinada, pero aproximadamente unos diez años atrás. El espectador lo notará al comprobar que el médico recurre a su vademécum para ver qué medicamento va mejor para cada paciente, por su antiguo teléfono y ordenador y otros detalles que sitúan unos años atrás. 

REPARTO 

En el reparto encontramos a Luis Trébol bordando el papel de doctor Don José; a Pablo Gimeno como Pablo, uno de los visitadores y que va a ser el bueno de esta película; a Francesc Tamarite como visitador inmigrante, encargado de un humilde laboratorio; y a Daniela Vassão interpretando a ‘La Cuqui’, una visitadora de armas tomar que se valdrá de su belleza y juventud para intentar encajar sus medicamentos. 

Parte del reparto y equipo del corto, todos bien protegidos con sus mascarillas reglamentarias

Entre los secundarios, Pedro de Miguel como médico colega, y compañero del director en el curso en la escuela Un perro andaluz; Amparo Baró como madre de un paciente; Jorge Andolz como paciente catalán e Inma Chopo como otra de las pacientes. Aparecen también Elena Monsalve, Martín Tejero, Nicolás Usón, Daniel Usón, Javier Alcober, Sergio Zayas, Vicenta Martín, Nuria Rubió y el propio Paco Gómez que da vida a un jefe de ventas algo cabrón que pondrá en aprietos laborales a uno de los visitadores. 

En el equipo técnico, acompañando a Paco, se encuentra Nuria Rubió, de Tiramisú Producciones, como ayudante de dirección; Hugo Falcón como director de fotografía y operador de cámara; Francisco Javier Millán como productor y responsable de edición y montaje; Javier Gómez como ayudante de producción; Manuel Sánchez y Pedro de Miguel ejerciendo de coach de actores; Eduardo Sánchez en script y claqueta; Blanca Blanco en dirección de arte; Sergio Lázaro en la foto fija; Lucía Sanz en maquillaje y peluquería; Patricia Gómez como responsable del catering y redes sociales; Rafael Toledano en las labores de jefe de sonido; David Calle como su auxiliar; y al frente de la música está Ángel García con los raps que animan esta producción. 

DE OFICINA A CONSULTORIO MÉDICO 

La historia se rodó en un fin de semana, los días 3 y 4 de octubre de este año, con una cámara profesional Lumix en una oficina del edificio Aida, en Zaragoza, en un espacio de 300 metros que permitió al equipo cumplir con todas las medidas sanitarias. Además, en una oficina anexa se encontraba el espacio para maquillaje y el catering. “Reconvertimos una oficina de directivos en consulta y sala de espera y creo que da el pego”, considera el realizador, que se reconoce como un amante de la comedia. 

Pablo Gimeno pensando cómo convencer a Luis Trébol de que sus pastis son las buenas, buenas, mientras parte del equipo prepara la escena e ilumina al doctor

El proyecto ha conllevado un año de planificación y “a la vez que he ido rodando he ido aprendiendo, he preguntado y me han asesorado”. “Este corto es cumplir un sueño”, destaca Paco Gómez Luesia, para precisar que moverá el trabajo por festivales, pero “no espero nada, soy realista y si un día me llaman y me seleccionan me daré una alegría de la leche”. Reconoce también que estar detrás de las cámaras “crea adicción” y para este trabajo ha realizado un esfuerzo económico personal para que técnicamente quedara perfecto. “No se si mi historia gustará o no, pero si lo hago, lo hago bien”, defiende, deseoso de que el corto pueda verse en pantalla grande. 

Su familia, su mujer y sus dos hijos, le han respaldado en todo el proceso e, incluso, trabajan en el corto. “A todos los he involucrado, creo que es importante que se sientan partícipes y salimos todos de extras”. Este trabajo nos demuestra que querer es poder: “lo he preparado desde 2016 hasta ahora, he hecho el curso de cine, no he pedido subvenciones a nadie, soy un trabajador y me ha costado mi esfuerzo”, un camino en el que la palabra clave ha sido, según su experiencia, planificar y “tener esa ilusión” por lo que se está haciendo.

La peor resaca de tu vida

La peor resaca de tu vida

Estás de resaca y quedas con tu mejor amiga para rememorar la noche anterior. Os estáis tomando un palmero de café mientras comentáis las jugadas nocturnas y de repente ¡bum! un hombre con la cara tapada y un bate irrumpe en el bar dispuesto a acabar con vosotras, pero ¿qué cojones pasó anoche? te preguntas. Este es el principio de «Gusi, pídele perdón», el cuarto cortometraje del director zaragozano Jesús Salvo.

Dos amiguis charlando ajenas al hombre sin rostro, segundos antes de hacer su entrada triunfal. Fotograma ‘Gusi, pídele perdón’

Está claro que a estas mujeres la noche les confunde y el café ristreto se les va a volver bastante amargo. Al que también se le fue de las manos la cosa fue al propio director al escribir el guion. «Pensé qué pasaría si dos personas están en una cafetería y entra un tío enmascarado a pegarles de hostias con un bate (se ríe)». Salvo quería mezclar la comedia negra con el terror y a raíz de esta idea, que da inicio el corto, empezó a desarrollar los diálogos y las desdichas que sufren estas jóvenes adictas al Instagram.

Una sucesión de imágenes a lo Kill Bill, pero bate en mano, conforman el corto que sucede a tiempo real en una cafetería madrileña. «Se me ocurrió hacer algo que llamara la atención en el sentido de algo más violento», confiesa el director, «y que fuera divertido sobre todo» y la verdad que la conversación que mantienen estas chonis entre porrazo y porrazo no tiene desperdicio y os provocará más de un ataque, pero de risa.

Jesús Salvo, Anaís Yebra, Lara López, Trece Amarillo, Gusi, corto Gusi, Gusi, pídele perdón, director zaragozano, audiovisual aragonés, Álex O’Brien, comedia negra, terror, cine fantástico, tarantino, cine gore, cine aragonés, cine online, festival de cine de zaragoza, cortos de terror, cortos comedia, Bai de Fest

Anaís Yebra y Lara López en una de sus conversaciones inútiles mientras les persigue un loco con un bate. Fotograma ‘Gusi, pídele perdón’

LA IMPORTANCIA DE LOS ACTORES

En cuanto a la elección del reparto actoral, el diré admite que «la más difícil fue la de mi mujer», bromea entre risas, y es que aquí vuelve por segunda vez a trabajar con la actriz Anaís Yebra, compañera de vida que también se asocia con él sin dudarlo en ‘Gusi, pídele perdón’. El director subraya: «compartimos todo en la vida y, además de ser un matrimonio, trabajar esa relación director-actriz me apetecía mucho vivirla; ya en ‘Emprendedores ‘014’ (su anterior corto) estuvo de secundaria, pero entonces tampoco pude vivirla intensamente».

Y como les parece poca convivencia, actriz y director han realizado también juntos la producción del corto. ¡Eso es amor, superar la producción de un audiovisual! » Fue un gusto y un placer y no porque esté aquí haciéndome cuscús (bromea), disfruté mucho y con ella fue muy fácil» y es que mientras realizamos esta entrevista telefónica, pillamos a la actriz ponferradina cocinando un rico cuscús.

Fotograma 'Gusi, pídele perdón'

Anaís Yebra cuando le pide a Jesús que saque la basura: «Te toca a ti» y ahora, si te atreves, dile que no.

Yebra no es la única protagonista que lucha por salvar su culo en esta fatídica historia, le acompaña su compañera de juerga, la actriz Lara López que se pasa todo el corto pidiéndole solo una cosa, pero ¿le hará caso? El tercero en discordia es el hombre enmascarado, Álex O’Brien, que está más cabreado que cuando piensas que es viernes, pero te das cuenta que en realidad es jueves. ¿Qué le habrán hecho estas chicas para sacar ese endiablado genio?

RODAR HACIENDO MÁS HORAS QUE UN RELOJ

Dos días a full fue lo que invirtieron en el rodaje en Madrid capital. Y a pesar de las jornadas maratonianas «estuvimos muy a gusto porque trabajamos con un equipo totalmente nuevo. Hubo buen trabajo en todos los sentidos, tanto a nivel de producción, y eso nos permitió estar muy a gusto y disfrutarlo a la par que sufrirlo«, recuerda Salvo, que llamó a unos amigos suyos de la productora gallega Trece Amarillo y se sumaron al proyecto junto al equipo de Madrid.

Jesús Salvo, Anaís Yebra, Lara López, Trece Amarillo, Gusi, corto Gusi, Gusi, pídele perdón, director zaragozano, audiovisual aragonés, Álex O’Brien, comedia negra, terror, cine fantástico, tarantino, cine gore, cine aragonés, cine online, festival de cine de zaragoza, cortos de terror, cortos comedia, Bai de Fest

La actriz Lara López preguntando al director por qué no hay Ambar y sí Cruzcampo.

Salvo resalta que fue un cortometraje complicado ya que al ser de poco presupuesto tenían poco margen de tiempo para rodar. Así que para que todo fuera sobre ruedas tuvieron que hacer unos buenos ensayos antes, tanto de texto, como de movimientos mecánicos para grabar posteriormente las escenas de acción. » La verdad que los actores funcionaron muy bien mecánicamente, lo tenían muy trabajado antes de ir a rodar por lo tanto a nivel de actores salió a la primera y a mí me ayudó un montón», reconoce el director. Vamos que supieron encajar bien los golpes.

El maquillaje es una parte importante de la historia, sangre por goteo, heridas muy tochas, hematomas severos … efectos especiales que había que elaborar en un tiempo récord y que quedara realista fue obra de la maquilladora Sara Ibernia, que puso mucho empeño con la brocha. «Tuvimos a Sara y la verdad que hizo muy buen trabajo. Tenía mucho curro adelantado y enseguida tenía todo preparado y nos salvó mucho tiempo», recalca Salvo.

Fotograma 'Gusi, pídele perdón'

Descanso de la pelea matutina entre el desconocido hombre, Álex O’Brien, y una melosa Anaís Yebra.

La banda sonora está realizada por el compositor oscense Juanjo Javierre, que ha puesto música a numerosas series y pelis. Lo más reciente, la serie ‘La caza. Monteperdido’ (2019) de TVE o la peli ‘Villaviciosa de al lado’ (2019) de Nacho García Velilla. «Es la tercera colaboración que hacemos con él y es una pasada», asegura el director, para agregar que «es majísimo, muy competente y muy generoso, la verdad, con Juanjo es un gusto currar».

El director Jesús Salvo con su cuarto cortometraje ha encontrado su sitio. Primero fue ‘Diario de una persona’ (2012) un corto muy personal, le siguió ‘El país de nunca jamás‘ (2013), un dramón, ‘Emprendores ‘014’ (2015) una comedia negra/social y ahora se centra en la comedia negra/terror con ‘Gusi, pídele perdón’. «Con esta comedia negra me identifico mucho y me gusta, de hecho disfruto un montón escribiéndola», confiesa Salvo.

Jesús Salvo, Anaís Yebra, Lara López, Trece Amarillo, Gusi, corto Gusi, Gusi, pídele perdón, director zaragozano, audiovisual aragonés, Álex O’Brien, comedia negra, terror, cine fantástico, tarantino, cine gore, cine aragonés, cine online, festival de cine de zaragoza, cortos de terror, cortos comedia, Bai de Fest

Jesús Salvo pidiendo sangre a cascoporro por todo el bar, comienza la matanza.

PROYECCIONES ONLINE

Una de sus primeras selecciones ha sido en el Festival de Cine de Terror MeggaXP’s Blood Bash de Estados Unidos. «Lo escribí pensando en este tipo de festivales, de cine fantástico y de terror, y me gusta que este corto viaje un poco por el mundo», indica Salvo. Recientemente también ha sido seleccionado en el Bai De Fest, el Festival de Cortos Fantásticos y Terror de Roses (Gerona), pero que desgraciadamente, como muchos festivales, ha sido aplazado.

Pero atención, tenemos la suerte de que ha sido seleccionado en Aragón, en el Festival de Cine de Zaragoza que este año va a celebrarse parte online y ‘Gusi, pídele perdón’ podrá verse el 23 y 24 de noviembre en este enlace. Respecto a estar nominado en el FCZ, considera que «incluir cortos que no sean lo políticamente correcto y arriesgar por proyectos diferentes dice muy bien de ellos y que sea mi tierra me hace doble ilusión«.

Jesús Salvo, después de vivir una temporada en Madrid donde trabajó como realizador en Mediaset, se ha mudado recientemente a Portugal a comer bacalao y pasteis de Belém, los cuales le pedimos encarecidamente que nos traiga en tamaños industriales en sus visitas a Zaragoza. En Lisboa, trabaja en el departamento de comunicación y vídeo contenido de la empresa americana Cognizant. ¡Boa suerte Jesús!


				
					
Video mapping en un cubo

Video mapping en un cubo

Visitamos Etopía: Centro de Arte y Tecnología en Zaragoza y la gozamos con la instalación 48CUBE, una escenografía en forma de cubo de madmapper, videomapping y lightmapping que alberga actuaciones musicales, performances, danza contemporánea, poesía y cuenta cuentos, de reconocidos artistas nacionales e internacionales. Sus creadores nos confiesan todos los secretos de este original proyecto.

48 Cube: la nave espacial del arte y la tecnología

48 Cube: la nave espacial del arte y la tecnología

En Etopia, el Centro de Arte y Tecnología de Zaragoza, ese sitio donde ocurren cosas rarísimas y súper interesantes, podemos encontrar la exposición interactiva 48 Cube (Pleyaleds), una nave espacial que os hará viajar a otro mundo sin salir de esa sala gracias a sus imágenes proyectadas y a los artistas multidisciplinares que actúan en su interior. 

¿Os acordáis del cubo de Rubik? Pues en esta instalación un enorme cubo proyecta una sucesión de imágenes relacionadas con el trabajo de distintos creadores, rapsodas, bailarines, cantantes experimentales, DJ. En la entrada a la sala se encuentra también una instalación con leds que convierten a luz esas mismas imágenes. Todo ello gracias a los padres del invento: Edu Cortina y Yaguar

arte y tecnología, proyección cubo, 48 Cube, 48 Cube - Pleyaleds, arte, audiovisual, Centro de Arte y tecnología, Edu Cortina, Etopia, Etopia Centro de Arte y Tecnología, exhibición, exposición, exposición interactiva, muestra, Pleyaleds, proyección, tecnología, videomapping, Yaguar, Zaragoza

Yaguar y Edu Cortina, orgullosos con su obra de arte tecnológica. Foto de Secuenciadas.

Ambos se conocieron precisamente en los cursos que se imparten en Etopia. “A través de procesos de formación nos encontramos y conocimos que teníamos pasiones y gustos en común”, explica Yaguar a Secuenciadas, resaltando que el arte y la tecnología unieron sus caminos y decidieron emprender diferentes proyectos. 

48 Cube es el más grande que hemos desarrollado, es una nave espacial de arte y tecnología que alberga un sinfín de gráficos” y que muestra la investigación que ambos han llevado a cabo, su proceso de autoconocimiento, de acercamiento a otras disciplinas, materiales y soportes de desarrollo tecnológico. 

También los materiales de este proyecto forman parte de Etopia: “las dos instalaciones surgen de recuperar objetos que había olvidados aquí”, detalla Edu Cortina. Uno de ellos es la instalación de 48 metros cúbicos, que da origen al nombre de esta singular propuesta y que formaba parte de una exposición anterior, ‘Bioestética’ de Quimera Rosa, en la que el cubo estaba rodeado de plásticos y simulaba una habitación con plantas en su interior. 

arte y tecnología, proyección cubo, 48 Cube, 48 Cube - Pleyaleds, arte, audiovisual, Centro de Arte y tecnología, Edu Cortina, Etopia, Etopia Centro de Arte y Tecnología, exhibición, exposición, exposición interactiva, muestra, Pleyaleds, proyección, tecnología, videomapping, Yaguar, Zaragoza

48Cube en estado puro, los artistas visuales Yaguar y Edu Cortina, creadores en la sombra.

DIÁLOGO DE LUZ 

“Estaba desmontado en los trasteros de Etopia, lo montamos un poco a lo pirata y vimos que era el espacio perfecto para proyectar”, asegura Edu, para indicar que el proyecto se completa con Pleyaleds, una instalación publicitaria tipo araña con leds reactiva que han reconvertido para conectarla con el cubo y que transforme la información que se proyecta en luz. 

Su nombre proviene de pléyades, un cúmulo abierto de estrellas que se ve en el hemisferio norte en la constelación de Tauro y se compone de 2.400 estrellas led reactivas que interpretan en tiempo real el contenido visual que se proyecta en 48 Cube, estableciendo un diálogo constante entre ambos. Ahí es nada, no sabemos si os estaréis enterando de algo, pero os aseguramos que la idea es una pasada y ver a los artistas actuando allí es toda una experiencia. 

arte y tecnología, proyección cubo, 48 Cube, 48 Cube - Pleyaleds, arte, audiovisual, Centro de Arte y tecnología, Edu Cortina, Etopia, Etopia Centro de Arte y Tecnología, exhibición, exposición, exposición interactiva, muestra, Pleyaleds, proyección, tecnología, videomapping, Yaguar, Zaragoza

Yaguar y Edu Cortina dentro del conjunto de estrellas Pleyaleds, menos mal que la factura de la luz es de bajo consumo. Foto de Secuenciadas.

En un inicio, su idea era crear una instalación fija, en loop, de modo que se repitieran las imágenes, “pero vimos que también se podían incluir artistas, contactamos con cada uno de ellos y todos estuvieron muy por la labor de trabajar”. Cada uno tuvo que crear una pieza que relacionara el hombre con la máquina y así se suceden en escena el baile contemporáneo, la música electrónica, las performances o la poesía. 

TRES AÑOS DE TRABAJO 

48 Cube se ha desarrollado durante tres años y, como en cualquier proceso de experimentación, “no sabíamos cómo iba a terminar”, relata Yaguar. Porque con la tecnología hemos topado y, cómo no, en el camino han surgido problemas técnicos que los dos creadores han ido solucionando, contando para ello con los medios técnicos que les ha facilitado Etopia. “En este camino hay muchos prueba error”, agregar Cortina. 

No obstante, “desde el momento cero hasta ahora hemos aprendido un montón, especialmente del trabajo con otros artistas de otras disciplinas”, asegura Yaguar, de modo que el proyecto se nutre de ese aprendizaje común y cuando se pone en escena “es muy satisfactorio ver a la gente actuando dentro y ver la respuesta del público también”.  

arte y tecnología, proyección cubo, 48 Cube, 48 Cube - Pleyaleds, arte, audiovisual, Centro de Arte y tecnología, Edu Cortina, Etopia, Etopia Centro de Arte y Tecnología, exhibición, exposición, exposición interactiva, muestra, Pleyaleds, proyección, tecnología, videomapping, Yaguar, Zaragoza

Una de las actuaciones de 48Cube con público ¡Espectacular!.

Así, la expo permanente repasa todas las propuestas artísticas, mientras que en los directos el público se puede sorprender con contrastes como las actuaciones de la bailarina Laura Val, la música electrónica de Antony Maubert, el pop sutil de Anazul, Virginia Canedo y Emilio Larruga, el rapsoda Luis Trébol o el cantante experimental Gustavo Giménez. 

¡A METAMORFOSEARSE!

En cuanto a las cuestiones técnicas, los ordenadores que utilizan también se han recuperado de Etopia, tres proyectores lanzan las imágenes contra el cubo y, también, a las paredes y suelos de la sala, que al ser blancos se aprovechan como espacio de proyección. 

Para crear los grafismos se han utilizado programas como MadMapper, After Effects y otros recursos que les permiten trabajar en tiempo real con el vídeo y el sonido. La pantalla que recibe las imágenes en el cubo es en realidad una membrana, como una tela de tul. “Con Edu experimentamos con muchos materiales y vimos que lo más efectivo y limpio era usar este”, afirma Yaguar. 

“Es un montaje muy potente y muy grande”, subraya, al indicar que no descartan la posibilidad de mover esta pieza cuando finalice su estancia en Etopia. “Las piezas artísticas se acaban, mueren, o mutan; esperemos que mute”, desea. 

arte y tecnología, proyección cubo, 48 Cube, 48 Cube - Pleyaleds, arte, audiovisual, Centro de Arte y tecnología, Edu Cortina, Etopia, Etopia Centro de Arte y Tecnología, exhibición, exposición, exposición interactiva, muestra, Pleyaleds, proyección, tecnología, videomapping, Yaguar, Zaragoza

Los DJs dándolo todo con su sonido electrónico interactuando con los gráficos a tiempo real.

Como sabemos que os habéis quedado con ganas de verlo en vivo, podéis encontrar info sobre las próximas sesiones, que tendrán lugar hasta el 28 de noviembre, en la cuenta de Instagram y Facebook de 48 Cube y en la página web de Etopia. Es necesario reservar entrada, pero el acceso es gratuito y en las redes sociales encontraréis también contenido y emisiones en directo sobre esta experiencia. 

CONÓCELOS 

Edu Cortina estudió Imagen y Sonido y Diseño Gráfico en Zaragoza y completó su formación con cursos en Zentrum Clip, Etopia y Artnet en Madrid. Ha trabajado en Insertos Videoproducciones, como VJ en Europa FM, para los DJ Brian Cross o Quique Tejada; y ha desarrollado la técnica del videomapping sobre arquitectura o personas. 

Por su parte, Yaguar es pedagogo y artista visual, nacido en Colombia, pero viviendo en Zaragoza. Tiene una larga trayectoria en street art, video proyección y videomapping. Ha participado con sus trabajos en distintos festivales y actualmente forma parte del colectivo visual Tagtoolcrew – Austria.