Víctor Izquierdo dirige el corto ‘El nuevo barrio’

Víctor Izquierdo dirige el corto ‘El nuevo barrio’

Tiempo de lectura: 4 minutos

Barbecho Productions y La Vía Nivel han dado a conocer en un pase privado para el equipo el resultado de su nuevo trabajo: el cortometraje ‘El nuevo barrio’. Dirigido por Víctor Izquierdo, está protagonizado por José Luis Esteban, Manuel Zarzo, Miguel Ángel Tirado y Joaquín Murillo. La historia acerca al espectador a las vivencias de la tercera edad, en concreto de aquellas personas que deciden vender su piso en nuda propiedad.

audiovisual aragonés, Barbecho Productions, cine aragonés, corto aragonés, cortometraje, cortometraje aragonés, José Luis Esteban, Joshua Escribano, La Vía Nivel, Manuel Zarzo, Mario López, Miguel Ángel Tirado, Víctor Izquierdo

Los cuatro fantásticos del cine aragonés

El director y co-guionista, Víctor Izquierdo, el director de producción, Joshua Escribano, y el director de fotografía y co-guionista, Mario López, los tres también productores ejecutivos, explican a Secuenciadas cómo surgió este cortometraje que se centra en la historia de unos ancianos que venden su piso en nuda propiedad y a los que, después, comienzan a sucederles cosas.

“Trata los miedos en la tercera edad y cómo cambian los barrios”, señala Mario López. Se le ocurrió esta historia viendo anuncios de venta de casas en revistas y al observar que “cada vez se hace más lo de vender en nuda propiedad, que los mayores vendan sus casas viviendo dentro hasta que fallezcan”.

Mario López ya conocía a Joshua Escribano y Víctor Izquierdo tras haber trabajado con ellos en el cortometraje ‘El libro’, así que les transmitió su idea y a los dos les encantó. “A mí el tema de la tercera edad siempre me ha tocado mucho, porque he tenido muy buena relación con mis abuelos”, comenta Izquierdo. De hecho, en la reescritura del guion “mis abuelos estaban muy presentes, poder dar voz a su generación era una oportunidad que no podíamos dejar pasar”, añade.

audiovisual aragonés, Barbecho Productions, cine aragonés, corto aragonés, cortometraje, cortometraje aragonés, José Luis Esteban, Joshua Escribano, La Vía Nivel, Manuel Zarzo, Mario López, Miguel Ángel Tirado, Víctor Izquierdo

José Luis Esteban barrunta que algo no va bien

UN CORTO CON THRILLER Y HUMOR NEGRO

Pero Víctor, ¿qué te gustó de la historia? “Vimos toques de humor negro, de thriller, de casi terror, que se escapaban a como habitualmente se suele tratar el tema de la tercera edad”, detalla el director. Tras decir “no more drama, please”, se pusieron manos a la obra con un proyecto que “escapa a los cánones habituales” y que empodera, pero de verdad, a la tercera edad.

“Es un tema que, además, sucede, que está latente en la sociedad, que los ancianos tengan que vender sus casas para poder llegar a fin de mes” y que, una vez que fallecen, esas residencias se conviertan en algunos casos en pisos turísticos, cambiando “el concepto del barrio tal y como lo conocemos ahora”, apunta Joshua Escribano.

Sin ánimo de hacer spoiler, digamos que “la gracia” también la encontraron en el hecho de que, en la historia, los bancos comienzan a sentir la necesidad de hacerse con esos pisos cuanto antes, sin tener que esperar a que los propietarios mueran.

REPARTO

El protagonista del cortometraje es Manuel Zarzo, padre de Mario, y le acompañan los actores José Luis Esteban, Miguel Ángel Tirado, Joaquín Murillo, Elisa Forcano, Rosa Lasierra y Ángel Gotor. “Al grabarlo en Zaragoza queríamos contar con actores de aquí”, indica el co-guionista.

audiovisual aragonés, Barbecho Productions, cine aragonés, corto aragonés, cortometraje, cortometraje aragonés, José Luis Esteban, Joshua Escribano, La Vía Nivel, Manuel Zarzo, Mario López, Miguel Ángel Tirado, Víctor Izquierdo

Plano muy Kubrick con Manuel Zarzo al fondo

También están muy presentes las abuelas de Víctor Izquierdo, Luisa y Mari Carmen, hasta el punto de que la primera tuvo que abandonar su casa para que pudieran rodar el cortometraje allí, un ejemplo de que el dire estaba muy metido en la historia.

“Cuando escribía con Juan López de la Osa el guion (en el que también participan Jorge Dantar y Marina Parés) tenía siempre en mente la casa de mi abuela y al final, por cuestiones logísticas, se rodó en esa misma casa que yo tenía en mente”, detalla Víctor Izquierdo. Así que, ni cortos ni perezosos, “tuvimos que echar a mi abuela de casa y mandarla al pueblo con mis padres” para rodar.  

audiovisual aragonés, Barbecho Productions, cine aragonés, corto aragonés, cortometraje, cortometraje aragonés, José Luis Esteban, Joshua Escribano, La Vía Nivel, Manuel Zarzo, Mario López, Miguel Ángel Tirado, Víctor Izquierdo

Los actores, entre plano y plano, echan un guiñote ante la mirada atenta del director Víctor Izquierdo. Foto de Nai Martín

RODAJE EN ZARAGOZA

Una anécdota en un rodaje en el que ha predominado el buen rollo entre el equipo, aunque también han pasado momentos de estrés. “Rodamos cinco o seis días y había escenas que costaban más, que se atascaban, pero el buen rollo que teníamos ayudó a que todo fuese más llevadero y ameno”, apunta Joshua. El equipo filmó en el Cementerio de Torrero, en un piso de la avenida de Goya y en una calle del barrio de Delicias.

En cuanto a la música, ayuda a poner ese contraste entre lo nuevo y lo viejo. “Queríamos que al principio tuvieran más presencia las coplas, el universo de la tercera edad, para luego contrastar con la música electrolatina del bar”, afirman.

El resultado nos ha encantado y ahora le deseamos a este corto un exitoso recorrido por festivales, nos unimos a su deseo de llegar a los Goya y, también, de convertir el corto en una película. Víctor, Joshua y Mario ya se han comprometido a escribir el guion, así que ¡estaremos esperando el largometraje!

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE

Compartir por
El niño que retrató monstruos

El niño que retrató monstruos

Tiempo de lectura: 5 minutos

Francisco de Goya y Lucientes, el pintor aragonés más universal, ha protagonizado todo tipo de propuestas artísticas y ha sido y es fuente de inspiración para creadores de todas las disciplinas. Ahora es la figura principal del cortometraje de animación ‘El niño que retrató monstruos’, un trabajo de Barbecho Productions, financiado por el Gobierno de Aragón, y que ha contado con Víctor Izquierdo en la dirección, con Pablo Sánchez como director de arte y Joshua Escribano en la producción. 

Goya, a lo Tarantino, pensando en qué pared pintará su siguiente obra (Barbecho Productions)

A través de un concurso público del Gobierno aragonés, Barbecho Productions presentó una propuesta para investigar las vivencias de Goya en su Fuendetodos natal y cómo le inspirarían después para crear las pinturas negras en la Quinta del Sordo. “Gustó la propuesta y la solvencia del equipo, que es cien por cien aragonés, y en septiembre del año pasado iniciamos la labor de investigación” para después grabar el corto, explica Víctor Izquierdo a Secuenciadas. 

Cuando Goya acaba sus días como pintor de la Corte, “hace lo que le da la gana y en las pinturas negras encontramos su obra más interesante, más allá de la técnica, como ocurre con las Meninas de Velázquez”, son trabajos que permiten “encontrar al hombre más allá del artista”, considera Izquierdo. Fue precisamente esto lo que atrajo al equipo: “nos interesaba esa visión más oscura, de un Goya más tenebroso, algo distinto de lo que puedes imaginar”, apunta Pablo Sánchez. 

Así, toda la historia del corto transcurre en la Quinta del Sordo, con Goya “deambulando por su casa cuando hace esas pinturas”. Para recrear las escenas, “visualmente nos basamos muchísimo no solo en las pinturas negras, en sus tonos ocres, sino en los grabados que realizó”, que tienen a su vez mucho de cómic, con sus claros y oscuros “de forma muy exagerada”. “Queríamos coger ese lenguaje de los grabados para la historia que queríamos contar y de ahí salió la idea de trasladarlo a la animación”, detalla Sánchez. 

El corto nos da una imagen de un Goya más tenebroso, pero también más humano.

Pero, ¿cómo se aborda una figura tan conocida como la del pintor para darle un enfoque diferente? El equipo comenzó por el libro de Juan Carlos Arroyo, ‘Las raíces de Goya’, una publicación que “nos dio el pistoletazo de salida para empezar a ver a Francho, que es como lo llamaba su familia de pequeño”. Gracias a este texto descubrieron algunas “perlas” que luego se reflejaron en el corto, siempre con la idea de conocer al Goya humano, señala Víctor Izquierdo.  

SORPRESAS

“Conocíamos a Goya, por supuesto, pero hasta que no ahondas más no descubres detalles más interesantes”, agrega Pablo Sánchez. Desde la parte visual, “me sorprendió revisitar las pinturas negras, que las hubiese pintado en las propias paredes, como decoración en su casa, me pareció interesante”. Una regresión a nuestra tierna infancia, dado que todos nos hemos sentido artistas pintando las paredes de nuestra casa, unos con más arte que otros, todo hay que decirlo.  

De este modo, tras concederles el proyecto en agosto de 2021, e iniciar la investigación y el planteamiento que les permitiría dar vida a las ideas, “el corto se comenzó a materializar entre enero y febrero y hemos trabajado hasta mayo-junio”. Una de las mayores dificultades ha sido abordar espacios oníricos o espacios “más atípicos” de lo que se podría encontrar en un corto de ficción con imagen real. Al ser una animación, “se abren oportunidades infinitas”

Storyboard que muestra el currazo que hay detrás de un corto de animación.

Como ejemplo, Víctor recuerda que “quisimos meter a un Saturno de dos metros en la cocina de Goya, devorando a su hijo, y lo hicimos”, porque la animación “da todas las oportunidades”. “Pero a nivel de disciplina nos hemos tenido que poner unos calendarios más fijos, recalcular las rutas cuando veíamos que había que hacer determinados diseños que no estaban contemplados al principio”, rememora, para estimar que la animación “es más exigente a la hora de planificar, porque un paso en falso encadena un efecto dominó en todo el trabajo”. De hecho, lograr una secuencia puede llevar semanas de diseño y planificación, ¡vaya currazo!

¿EN QUÉ CONSISTE TU LABOR?

¿Y en qué consiste exactamente ser director de arte o responsable de la dirección y animación? Pablo cuenta que su trabajo como director de arte implica “decidir cómo se va a ver el corto, cuáles son los pilares visuales que queremos que tenga, la luz, el diseño de los personajes, del entorno, todas las claves visuales del proyecto, esa fue mi primera labor y, después, ponerlo en práctica dibujando”. Esta tarea supone “un sacrificio muy grande de horas”, en un trabajo intermitente, pero muy exigente durante ocho meses y que realizaba después de su jornada laboral habitual.  

En el caso de Víctor, ha sido director y también responsable de animación, junto a Jaime Sánchez, de Entropy Studio. “Por su bagaje en animación, Jaime ha llevado la supervisión en el estilo y en los elementos fantásticos de las pinturas negras, en los espacios 3D, mientras que yo he dado soporte y he propiciado la puesta en común con el equipo”, para que todos los departamentos avanzaran en la misma dirección.

El equipo presentó ‘El niño que retrató monstruos’ en la Noche en Blanco, en el IAACC Pablo Serrano en Zaragoza.

El equipo lo han completado Leonora Lax como guionista; Pilar Almalé, como responsable de la banda sonora; Néstor Rubio en sonido; Joaquín Murillo como Goya; Luna Nueva Estudio encargados del sonido de estudio; Elisa Forcano en la cocreación e investigación; Joshua Escribano en la producción; Guillermo Juberías como asesor de investigación; y Nai Martín en la asistencia de diseño. 

El corto se presentó en sociedad en el IAACC Pablo Serrano de Zaragoza, durante la Noche en Blanco que se celebró el 25 de junio pasado, y se va a llevar también a festivales, a la espera de nuevas proyecciones. La productora, Barbecho Productions, se encuentra inmersa en nuevos proyectos de ficción que rodarán este año en la comunidad aragonesa. 

Compartir por