La venganza del ‘Sí, quiero’

La venganza del ‘Sí, quiero’

JESÚS MARCO, SÍ QUIERO, CORTOMETRAJE ARAGONÉS, AUIOVISUAL ARAGONÉS, VENGANZA, ABUSOS SEXUALES, ISABEL LAHUERTA, SECUENCIADAS

Nos situamos en los años 50: una joven de un pueblo crece sufriendo los abusos de un marqués hasta que, sin darse cuenta, acaba asumiéndolos como algo a lo que se encuentra atada con una cuerdas invisibles. Después de años de vivir sometida a esta situación, un hecho ocurre que le hace cambiar el chip y planear su gran venganza, implicando en ella al hijo del marqués. Este podría ser el principio de un culebrón venezolano de las sobremesas de Nova, pero no lo es. Su guionista Isabel Lahuerta se atreve con esta historia en su primer cortometraje como directora, ‘Sí, quiero’, donde una boda es la revancha de la protagonista de este relato. Ojito, Juego de Tronos, que en Aragón no nos quedamos cortos.

Precisamente en un relato está basado el corto ‘Sí, quiero’. Lahuerta presentó esta narración a un concurso y fue seleccionada. Se publicó dentro del libro ‘Tengo algo que decirte’, de la editorial Almuzara, junto a otros autores como Alfredo Conde o Lorenzo Silva, ganadores del premio Planeta. Con esta ficción ha querido dar unas pinceladas oportunas para que la gente se posicione en aquellos tiempos y los jóvenes vean que eso ha existido, descubran la falta de libertad que había y la moral que tenían que preservar las mujeres en aquella época. «Todavía tiene que marcarse más la esencia de lo que existía para ver lo que hemos avanzado en el camino las mujeres y que todavía nos queda mucho por hacer».

TRES EN UNA

«Me gustaba mucho la idea de llevarlo al cine, entonces lo guionicé y a partir de allí preparé un proyecto«, cuenta Lahuerta a Secuenciadas sobre cómo quiso llevarlo a la gran pantalla. «Lo dirigí, lo interpreté y lo produje», asegura, ya que no contenta con ser la guionista, Isabel Lahuerta se ha atrevido a interpretar la obra, dirigirla y producirla, un tres en uno que le ha deparado muchas alegrías. «Para mí ha sido un gustazo, porque yo nunca lo había hecho, había interpretado, pero lo que es dirigir no».

Isabel, que es abogada de profesión, compagina el cine con un despacho que regenta. «Realmente intento compaginar las dos actividades porque una es mi pasión y la otra es mi profesión». Protagoniza ‘Sí, quiero’ poniéndose en la piel de Valentina, pero antes ya había interpretado a otros muchos personajes. «En la compañía de teatro del colegio de abogados y luego en cine estuve en Madrid, con Gracia Querejeta, con Álvaro Fernández Armedo, con Javier Luna, con Santiago Meléndez también estuve aquí y también he estado con Cristina Rota, formándome». Casi ná.

El otro protagonista que completa esta boda, el novio, es el actor Pablo Gimeno Sáez que aguanta estoicamente las idas de olla de la pobre Valentina, que ve en el hijo del marqués el instrumento perfecto para llevar a cabo su maquiavélico plan. Pero también aparecen más intérpretes, María Conte Mercader y Amparo Baró Gonzalo en una divertida escena que contrasta con el dramatismo de lo que se está contando, Rafael Ariza Guillén como cura casamentero y Paula Pintos Lahuerta, hija real de la propia directora, a la que engañaron vilmente para interpretar en una escena a Valentina de adolescente. Aprovecharon así el parecido físico de ambas al ser madre e hija en la realidad.

JESÚS MARCO, SÍ QUIERO, CORTOMETRAJE ARAGONÉS, AUIOVISUAL ARAGONÉS, VENGANZA, ABUSOS SEXUALES, ISABEL LAHUERTA, SECUENCIADAS
Pablo Gimeno Sáez, en un momento del rodaje, en la capilla del Monasterio de Veruela de Zaragoza, caracterizado como su personaje. Isabel Lahuerta de espaldas y Rafael Ariza Guillén ejerciendo de cómplice en la historia.

PROFESIONALES DE LOS PIES A LA CABEZA

Un gran equipo técnico ha dado forma a este cortometraje, encabezado por Jesús Marco el realizador de este audiovisual aragonés. «Está contado en primera persona, son todo pensamientos de la protagonista que va contando un poco toda la historia, lo que es más complicado que si se va contando todo en tercera persona», explica. Trabajó el story board y el guión técnico para poder reflejar en imágenes esta compleja historia que tenía que ser contada en 15 minutos. «Cambié la estructura del propio guion, el corto empieza por el final, digamos más o menos, para darle un poco de más intriga, de que la gente pensara qué está pasando». Y así se quedó el público al principio de la proyección, en suspense y con la boca abierta.

La trayectoria de Jesús Marco en el audiovisual abarca más de 20 años desde que allá por el 2000, que parece cerca, pero no lo está tanto, estrenó su primer trabajo como guionista y director, un audiovisual de 28 minutos que se llamaba ‘El pañuelo’, protagonizado por David Lozano, el escritor sí, estamos hablando de historia del audiovisual aragonés. Después le siguieron ‘Al, uno de tantos’ (2001), ‘Al límite’ (2004), ‘Muñequitas rotas’ (2005) y más. Creó junto a Jesús Galipienzo la Muestra de Cortometrajes Aragoneses que tiene lugar en el barrio zaragozano de Delicias y actualmente es presidente de la Academia de Cine Aragonés.

JESÚS MARCO, SÍ QUIERO, CORTOMETRAJE ARAGONÉS, AUIOVISUAL ARAGONÉS, VENGANZA, ABUSOS SEXUALES, ISABEL LAHUERTA, SECUENCIADAS
Jesús Marco, ejerciendo de maestro de ceremonias en la presentación en Zaragoza, presenta a parte del equipo técnico. En esta ocasión a Gabriel Orte, director de fotografía de ‘Sí, quiero’.

Volviendo a nuestra historia de revenge destacan los escenarios elegidos para plasmar esta historia, el Monasterio de Veruela y Ainzón, lugares aragoneses con los que mostrar y promocionar localizaciones perfectas para cine, en este caso con un intenso rodaje que duró 2 días. «El primer día lo hicimos en Ainzón (Zaragoza), en una casa vacía propiedad del ayuntamiento y fuimos a tope desde el principio de la mañana y al día siguiente en el Monasterio de Veruela donde nos dieron todas las facilidades del mundo y es un entorno muy cinematográfico», resalta Marco.

«Yo estoy muy orgulloso del resto del equipo, todo el equipo estuvo volcado en hacer cada uno lo mejor posible dentro de su parcela de responsabilidad». The Aragon’s power: dirección de actores, Natalia Gómara; dirección de producción, Ana Belén Andrés Rutia; dirección de fotografía, Gabriel Orte Teruel; operador de cámara, Roberto Torrado Ezquerra; sonido directo, Álvaro Pérez Periote; peluquería y maquillaje, Lucía Sanz Bautista; música original y postproducción de sonido, Jesús Aparicio.

JESÚS MARCO, SÍ QUIERO, CORTOMETRAJE ARAGONÉS, AUIOVISUAL ARAGONÉS, VENGANZA, ABUSOS SEXUALES, ISABEL LAHUERTA, SECUENCIADAS
Sónido, cámara y acción. Salida de misa de Isabel Lahuerta y Pablo Gimeno Sáez. Ana Belén Andrés a la claqueta, Álvaro Pérez Periote con la pértiga, registrando el sonido directo, y Natalia Gómara en la dirección de actores.

¿Y AHORA QUÉ?

«El primer pase fue en mi pueblo Ainzón, luego en Zaragoza y esperamos estrenarlo también en Madrid«, detalla Isabel Lahuerta. El 24 de Marzo tendrá su estreno en la capital madrileña por todo lo alto, en Fundación FIDE. Enhorabuena a todo el equipo de ‘Si, quiero’ y nosotras queremos lanzarlo digitalmente con toda la fuerza del mundo y que llegue muy lejos.

JESÚS MARCO, SÍ QUIERO, CORTOMETRAJE ARAGONÉS, AUIOVISUAL ARAGONÉS, VENGANZA, ABUSOS SEXUALES, ISABEL LAHUERTA, SECUENCIADAS
Parte del equipo de ‘Sí, quiero’ posando al final de la proyección del cortometraje en Ibercaja Patio de la Infanta (Zaragoza). Guapis todos.

Valiente

Valiente

Caminaba sola hacia casa. Estaba bailando a mi ritmo en un bar. Fue en un autobús. En un ascensor. En la calle. Sin mediar palabra y muchas otras veces expresando un no rotundo y claro. Me ha pasado a mí, pero también te ha pasado a ti. A una amiga, a tu hermana, a tu sobrina, a tu hija. Le pasó a tu madre, a tu abuela. A la mujer que te sonríe al cruzarse vuestra mirada paseando por la calle. A todas. 

Pero mujer, si solo fue un roce en el culo. Un manoseo inocente. Si en el fondo así te sube el ego, si te hace apetecible. Un magreo de nada. No me digas que no te gustó, si además paré en cuanto vi el asco y el daño que te estaba causando. Lo herida que te sentiste. En cuanto me di cuenta de que mi comportamiento suponía agredirte, violar tu intimidad. No es para tanto. ¿O sí?

Pensaréis “esta historia me suena” y acertáis seguro, porque es más común aún de lo común que pensamos que es. Y contar que sigue ocurriendo y que no es algo leve, ni gracioso, que es una agresión, es el objetivo del cortometraje ‘Valiente’, con la aragonesa Ana Pemán por primera vez en la dirección y protagonizado por Natalia G. Santamaría. Completan el reparto Mónica Callejo, Jaime García Machín, Esther Albala, David Brown y María José Moreno.

“Esta historia era una necesidad para mi”, asegura Pemán a Secuenciadas, dado que le ocurrió de forma muy similar a una de sus compañeras de trabajo y le hizo recapacitar sobre la importancia de narrarla, de plasmar algo demasiado común como denuncia, pero también como apoyo a las personas que han pasado por lo mismo. 

Incluso el mismo equipo técnico del proyecto “conoce o ellos mismos han pasado por una situación similar”. En este caso, además, entran en juego dos policías incrédulos que harán pasar un mal rato a la protagonista y una familia dispuesta a “quitarle hierro al asunto” a una situación que “merece ser escuchada”, recalca Pemán. 

Antes de rodar, Ana Pemán presentó el guion de este cortometraje a la 24 edición del Festival de Cine de La Almunia y ganó en la categoría de mejor guion aragonés. La cineasta se embarca en este rodaje de la mano de Javier Gimeno, ayudante de dirección y director de producción de este cortometraje, quien le animó a rodarlo. “Él tenía más experiencia y los contactos y juntos elegimos a los actores y el equipo técnico”, explica. Juntos habían trabajado anteriormente en el corto dirigido por el propio Javier Gimeno «Noche de Reyes’ (2018) donde Pemán ejerció las labores de guionista.

Cortometraje aragonés, Valiente, abusos sexuales, Ana Pemán, Natalia Santa María, Javier Gimeno, Mónica Callejo, María José Moreno, Jaime García Machín, Esther Albala, David Brown, Festival de Cine de La Almunia.
Ana Pemán mirando el encuadre de cámara con Hugo Falcón

EQUIPAZO 

Les acompañan María Cantos como jefa de producción; Eduardo García como director de fotografía y operador de cámara; Hugo Falcón como gaffer (ayte. iluminación); Daniel Caudevilla en arte y vestuario; Laura Hevia en script, prensa y making of; José Luis Crespo como responsable de sonido en directo y mezcla; Samuel Navarro como ayudante de sonido; Juan Latre auxiliando a los productores y Anchel Pablo en estas mismas funciones y actuando como extra.  

Cortometraje aragonés, Valiente, abusos sexuales, Ana Pemán, Natalia Santa María, Javier Gimeno, Mónica Callejo, María José Moreno, Jaime García Machín, Esther Albala, David Brown, Festival de Cine de La Almunia.
Parte del equipazo del cortometraje ‘Valiente’, en una comisaría real de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza)

Con este cartel nada podía salir mal. El rodaje ha ido a toda pastilla, cronómetro en mano, con un equipo de profesionales dándolo todo jota para que quedara perfecto, para transmitir la angustia de la protagonista, y de todas nosotras, ante estas situaciones. 

El equipo rodó en primer lugar en Zaragoza, en la Librería La Pantera Rossa y en dos viviendas particulares y realizó una segunda jornada de rodaje en La Almunia y de nuevo en la capital aragonesa, donde suceden las escenas de denuncia en la Policía y la agresión, respectivamente. 

La escena desde el otro lado de la cámara. Eduardo García, María Cantos, Hugo Falcón, Ana Pemán, Laura Hevia, Anchel Pablo, Samuel Navarro y José Luis Crespo a la pértiga.

JAVIER LOS CONOCE A TODOS 

Natalia G. Santamaría coincide con la dire en que llegó a este proyecto gracias a Javier Gimeno. Javier, ¡eres el cupido del audiovisual aragonés!. Les pareció que Natalia encajaba en el papel y ella aceptó sin dudarlo porque, “desgraciadamente, prácticamente todos hemos vivido una situación similar o tenemos a alguien muy cercano al que le ha pasado”. “Es una pena, pero es fácil meterse en la piel de la protagonista”, lamenta. 

Cortometraje aragonés, Valiente, abusos sexuales, Ana Pemán, Natalia Santa María, Javier Gimeno, Mónica Callejo, María José Moreno, Jaime García Machín, Esther Albala, David Brown, Festival de Cine de La Almunia.
Natalia G. Santamaría en un momento del rodaje entre escena y escena

Mónica Callejo es la policía que intenta ser comprensiva, aunque no le acaba de parecer tan grave eso de que a una la manoseen un poco. De nuevo nuestro cupido, Javier Gimeno, llevó a la actriz hasta este papel después de verla en el cortometraje ‘El vuelo de Lena’ (2018) y en la serie de Cuatro ‘Grupo 2’ (2016) en la que también encarna a una policía. “No es la primera vez que hago de policía, me estoy encasillando”, bromea Callejo, al detallar que lo que le atrajo de esta historia es “que es real, que nos pasa a muchas y no se le da la importancia que tiene a esos contactos sexuales no deseados”. 

Su compañero de comisaría es Jaime García Machín, a quien si “alguien de la familia Pemán” le dice ven, él lo deja todo y se apunta a un bombardeo “inmediatamente”. Desea que este trabajo aporte un granito de arena “para solucionar este gran problema que son los abusos de género y las agresiones sexuales”.

Los actores Mónica Callejo y Jaime García Machín concentrados antes de empezar la acción, Javier Gimeno a la claqueta

Ahora el corto entra en su fase de postproducción y el objetivo es “que se vea lo más posible”, primero en el circuito de festivales y, después, proponiendo su visionado como herramienta educativa, destaca Ana Pemán. Este es su primer trabajo como directora, pero ha escrito también además del guión de ‘Valiente’ y el de ‘Noche de reyes’ (2018), donde contactó con Javier Gimeno y esta historia comenzó a volar. Además, crea otros proyectos de forma amateur con jóvenes en el instituto donde trabaja. Te deseamos suerte, Ana. Para liderar un audiovisual también hay que ser valiente.

Aterrizaje en Planeta 5000

Aterrizaje en Planeta 5000

Planeta 5000, Carlos Val, José Ángel Delgado, Kimberley Tell, Críspulo Cabezas, Itzan Escamilla, secta, sectas, niños de Dios, thriller, Cosmos Fan

Después de tres años de trabajo por fin aterriza en las carteleras españolas la película «Planeta 5000», dirigida por Carlos Val y producida por José Ángel Delgado, cine indie europeo. Un estreno muy esperado dada la escasez de largometrajes aragoneses que llegan a producirse y a estrenarse, que es más importante, en nuestra Comunidad. Un audiovisual con sello aragonés tanto en el equipo técnico como artístico.

UNOS QUIEREN SALIR Y OTROS ENTRAR

Protagonizada por Kimberley Tell, Críspulo Cabezas e Itzan Escamilla, la cinta cuenta la historia de Iris (Kymberley), atrapada en una secta muy tocha desde que nació, en la que su lema es «Dios es sexo» y en la que ejerce como prostituta de Jesús. Entre tanto conoce al atractivo Mario (Críspulo) en el exterior de este insidioso grupo, con quien intenta huir, pero él también está atrapado en otro planeta muy turbio del que le es difícil escapar. Dos planetas opuestos que se atraen, produciendo un big gang increíble.

Por otro lado, está Sergio (Iztan), un adolescente que quiere escapar de una vida que no le satisface y se encuentra con un grupo de jóvenes, miembros de la famosa secta, que le embaucan para llevarle hacia el lado oscuro de esta secta religiosa. Ya le podía haber dado por los videojuegos.

Planeta 5000, Carlos Val, José Ángel Delgado, Kimberley Tell, Críspulo Cabezas, Itzan Escamilla, secta, sectas, niños de Dios, thriller, Cosmos Fan
Iris, el personaje de Kimberley Tell, le muestra a Sergio (Itzan Escamilla) esta secta tan particular. Fotograma de película

Carlos Val se arriesga con una historia sobre sectas, enredos juveniles, sexo, drogas y techno-rock. «Hace años que empecé a obsesionarme con lo que es la manipulación, cómo puede estar alguien tan manipulado como para dejarlo todo y seguir a una persona que le fascina y empecé a preguntarme qué sucedería si alguien que ha nacido y crecido en este tipo de entornos quiere salir«. Ahí empezó a forjarse el guion de «Planeta 5000». «Encontré testimonios de exmiembros de la secta Niños de Dios, que habían escapado con mucho sufrimiento, dejando a sus familias atrás para poder alcanzar la libertad. Pero habían crecido en un sitio tan diferente a lo que es la sociedad que estaban condenados de por vida», explica a Secuenciadas.

Bajo esta premisa, Carlos Val comienza a escribir el guion en solitario, pero el momento en el que entra en la ecuación José Ángel Delgado, el productor, pide un poco de ayuda, necesita contrastar el guión con alguien que le acompañe en la creación de una historia más estructurada y ahí llega Alexis Barroso (Barcelona). «Nos ponemos durante medio año a trabajar durante todas las noches en lo que ahora es Planeta 5000». El guion literario está inspirado en la secta religiosa ‘Los niños de Dios’ que nació en los años 70 en California y que se ha extendido hasta Europa, incluso llegando a Zaragoza.

Planeta 5000, Carlos Val, José Ángel Delgado, Kimberley Tell, Críspulo Cabezas, Itzan Escamilla, secta, sectas, niños de Dios, thriller, Cosmos Fan
Kymberley Tell, en un momento del rodaje recibiendo instrucciones. Parece que el de gafas es Jorge Aparicio (Villano Films). Foto de Fernando Vera.

«Los que entran se quieren salir y los que nunca han venido no sueñan más que con venir”, así dice la canción en la que se basa el título de esta película, «Planeta 5000» (1984), del grupo musical Video , un lema que resume la historia de esta peli. «Vi que esta canción contaba también un poco la historia de ese planeta que absorbe a la vez que expulsa, que es mi metáfora perfecta de lo que es una secta y también de las drogas». Y es que esta canción se compuso originalmente como metáfora de las drogas.

¿Y QUIÉN SALE?

«Dimos con una fotografía de Kymberley y me quedé bastante fascinado con su misterio, con esa mirada líquida», confiesa Val. La rubia Kymberley Tell (Las Palmas de Gran Canaria, 1989) es una actriz conocida en la pequeña pantalla por la serie «Hierro» (2019). A Críspulo Cabezas (Madrid, 1981) todos le conoceréis por la premiada «Barrio» (1998), pero también destaca su carrera teatral en adaptaciones tan innovadoras como “Los Persas” y “Trainspotting”. Itzan Escamilla (1998), jovencísimo actor, ha alcanzado el estrellato recientemente por ser uno de los protas de la serie «Élite» (2018). Y la mexicana Patricia Maya interpreta en este filme a la cabecilla de la secta religiosa.

Críspulo Cabezas, en un momento del rodaje, comprando en Discos Linacero en Zaragoza. Foto de Fernando Vera.
Itzan Escamilla interpretando junto a la cámara con morritos de selfie. Foto de Fernando Vera.

Pero en el amplio elenco de «Planeta 5000» también dan el callo intérpretes aragoneses como Pedro Rebollo, el maligno jefe de la secta, o nuestro ídolo Rubén Martínez. Completan el reparto Ana Labordeta, Sara Vidorreta, Irene Alquézar, Ibone Becana, Rosa Herrero, Jaime García Machín, Emilio Larruga, Francesc Tamarite, María Soler y Anais Yebra, entre otros.

CINE ARAGONÉS

Es la segunda película de Carlos Val, dado que este zaragozano ya había codirigido junto al alemán Jonas Grosch el largometraje «Bestfriends» (2016), así que ahora da el salto a la dirección en solitario con este thriller. Recientemente también ha codirigido junto a Alex Rodrigo la serie de inminente estreno «El último show» de Aragón TV, una apuesta que creemos que dará mucho de qué hablar, ya que es la primera serie de ficción de nuestra autonómica.

Planeta 5000, Carlos Val, José Ángel Delgado, Kimberley Tell, Críspulo Cabezas, Itzan Escamilla, secta, sectas, niños de Dios, thriller, Cosmos Fan
Carlos Val, muy concentrado, viendo desde el combo el rodaje de una escena de «Planeta 5000». Foto de Fernando Vera.

«Es el proyecto más grande al que se ha enfrentado Cosmos Fan, tanto a volumen económico, como por personal contratado», asegura el productor José Ángel Delgado. Los escenarios que aparecen en la película son Zaragoza, Huesca y sur de Francia . «El rodaje fueron 28 días, fue muy fiel al plan de rodaje, en este sentido se cumplió bastante, es verdad que con jornadas muy intensas, maratonianas, pero no fue especialmente duro en las condiciones de rodaje». Pero el cierzo siempre hace su aparición en los rodajes en estas tierras: «me acuerdo que Patricia Maya, mexicana afincada en Los Ángeles, estaba flipando con el cierzo, preguntaba y ¿esto se llama cierzo?». Sí maña, digo Maya, así es, los zaragozanos ya están acostumbrados a llevar la melena al viento, menos los calvos que no lo notan.

«Tuvimos una parte muy chula, que es la parte del chalet que se convirtió en una especie de set de rodaje de 11 días. Cuando tienes una localización que es tan versátil, que lo mismo te da para hacer exteriores, una cocina, simular un cuarto, es muy cómodo». Delgado se refiere así a la parte rodada en la capital aragonesa donde sucede la mitad del film.

INDIE ARAGONÉS

«Me enamora rodar, me gusta rodar y por suerte ruedo mucho», cuenta el DOP de la peli, un apasionado de su trabajo. Para crear este look tan indie han rodado con la cámara Red Helium 8K con lentes Tokina Vista, casi nada, y todo ello maniobrado por el gran director de fotografía Sergio de Uña, que tiene una dilatada carrera en el sector con trabajos como el documental «The last wild» (2018), el multipremiado cortometraje «Los hombres de verdad no lloran» (2017) y el corto ganador de un Goya «Abstenerse agencias» (2011).

Para el planteamiento de esta película, De Uña detalla que primaron la libertad de los actores a la hora de interpretar frente a todo lo demás. «No se empleó trípode, se hizo cámara en mano o con el Gimbal: BeSteady (estabilizador) , para darle un poquito más de dinamismo, aprovechar la frescura de los actores y la acción que tenían para seguirla». Vamos que dejaron que los actores hicieran lo que quisieran, sin ponerles límites. También siguieron esta idea con la iluminación. «Los campos de luz no estaban hechos en zonas muy concretas si no que se cubrieron zonas más amplias para que pudieran moverse sin tener que depender de moverse del punto A al B». Al contrario de la estrategia que siguen muchos rodajes de televisión, de donde proceden los actores más jóvenes.

Planeta 5000, Carlos Val, José Ángel Delgado, Kimberley Tell, Críspulo Cabezas, Itzan Escamilla, secta, sectas, niños de Dios, thriller, Cosmos Fan
Sergio de Uña con todo el aparataje de su puesto de trabajo; Red Helium y el Gimbal: BeSteady. Itzan Escamilla tirado en el suelo parece estar siendo seducido por alguna sectaria. Un palio gigante refleja la luz necesaria para esta escena. Foto de Fernando Vera.

Sergio de Uña destaca la buena comunicación y entendimiento que ha tenido con el director Carlos Val desde el minuto uno. «Entre Carlos y yo hicimos todo el guion técnico, nos reunimos durante un mes antes del rodaje de la peli para poder afrontar secuencia a secuencia. Como la sinergia ya se había generado entre nosotros podíamos afrontar secuencias nuevas o cambios de localización».

Y en este equipo técnico prácticamente aragonés queremos destacar el trabajo de Clara Vallés en la dirección de producción, Natalia García Bescos como ayudante de dirección, Chente Bordonaba con el sonido directo, Steve Miller en el diseño y mezcla de sonido, Irene Joven en maquillaje y peluquería, Laura Sanz en vestuario, Elisa Adame en dirección de arte, David Arenas en la dirección de postproducción y Patricia Torres en producción y distribución.

Chente Bordonaba al frente del sonido directo, Sergio de Uña a la cámara y Natalia García Bescós, ayudante de dirección, trío de ases. Foto de Fernando Vera.

El productor José Ángel Delgado ha trabajado muy duro junto a su equipo cósmico, con su productora audiovisual Cosmos Fan, para que esta película viera la luz y todos podamos disfrutar de ella. También hay producción asociada en la película: El Villano Films, Gabriel Peg, Antonio Tausiet, Patricia Maya y Rob Schneider.

Kimberley Tell y el productor José Ángel Delgado, rodando dentro de un coche consultando la ruta a Google maps. Foto de Fernando Vera.

«Planeta 5000» estará en cartelera hasta el 6 de febrero y seguirá su camino hasta donde ella quiera. «Ahora ya la película empieza a hablar por sí misma , ha nacido y tiene su propia vida», comenta su productor José Ángel Delgado como metáfora de lo que le espera a la película. Un largometraje que brilla en el escaparate español, que empieza su camino y que en un futuro también podremos ver en Aragón TV. Y para terminar, os dejamos con su tráiler, para generar las ganas necesarias para ir a la sala de cine a devorar palomitas, aunque nosotras somos más de nachos con kilos de queso. Y más abajo encontraréis la cartelera con los horarios. ¡No os la perdáis!.

CARTELERA

Zaragoza

Madrid

Barcelona

Historias de la Aljafería

Historias de la Aljafería

La realizadora Vicky Calavia creó en 2017 el ciclo ‘La Aljafería, un lugar de cine’ con el que propone a tres realizadores, hombres y mujeres de Aragón, rodar un proyecto audiovisual dentro del Palacio de la Aljafería de Zaragoza. Este año los elegidos han sido Orencio Boix, con un video ensayo ‘Notas de la Aljafería’, Carlos Navarro, con un video en 360 grados ‘Herejía’ e Ignacio Estaregui con un cortometraje de ficción ‘En racha’. Los tres directores nos presentan a cámara estos audiovisuales aragoneses.

Tres realizadores en un lugar de cine

Tres realizadores en un lugar de cine

Testigo de la historia de ciudad de Zaragoza desde el siglo XI, el Palacio de la Aljafería acaba de protagonizar la tercera edición del ciclo ‘La Aljafería: un lugar de cine’. Nada nos gusta más que unir esta belleza de espacio con el audiovisual aragonés, así que estamos muy a favor del ciclo que impulsa la realizadora aragonesa Vicky Calavia

Este proyecto propone en cada edición a tres realizadores, mujeres y hombres, grabar con total libertad en las dependencias del palacio. Vicky Calavia ofrece esta posibilidad a profesionales con trayectoria en el audiovisual aragonés y con intereses variados, desde el documental a la animación, la videodanza, los cortos de ficción. Se trata de crear historias alrededor de la Aljafería, pero “desde miradas, géneros y técnicas muy diferentes”, explica Calavia a Secuenciadas. 

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
La realizadora Vicky Calavia, en un momento de la presentación de los tres audiovisuales de ‘La Aljafería, un lugar de cine’ en el propio palacio

Vicky Calavia lleva años dirigiendo documentales de distinta temática y estando al frente de varios festivales y cursos de cine. Siempre metida en el mundo audiovisual, le ha tocado en muchas ocasiones buscar localizaciones y un día se dio cuenta de que la Aljafería era un espacio poco aprovechado. “Desde los años 60, cuando vino Charlton Heston a hacer esos programas para la BBC no se había utilizado nunca, ni siquiera para un largometraje”, asegura. Ni corta ni perezosa planteó a las Cortes de Aragón, cuya sede se encuentra en este palacio, la posibilidad de convertir sus estancias en platós de cine, una propuesta que les enamoró.   

Así, los tres directores reciben una financiación básica de 2.000 euros para poder desarrollar sus proyectos y luego deciden si se hacen un Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como, y se autoproducen o buscan otras ayudas complementarias. Lo importante es que cuentan con total libertad a la hora de narrar sus historias y, para poder enfocarlas, participan en una visita guiada al palacio para conocer su historia. Además, la organización les ofrece planos, fotos y toda la información que puedan necesitar a la hora de rodar, de día y de noche.   

“Este año tenemos una variedad tremenda”, subraya Calavia. En esta tercera edición han participado Nacho Estaregui (Zaragoza), con un oscuro thriller; Carlos Navarro (Zaragoza), que nos invita a realizar un paseo virtual en 360 grados; y Orencio Boix (Huesca), que reflexiona en su trabajo sobre la arquitectura y el poder. 

LA INQUISICIÓN EN 360 GRADOS 

Carlos Navarro se embarcó en este proyecto dispuesto a grabar el palacio “de una manera diferente”, como nunca se había visto hasta ahora. Así, adentra al espectador en 360 grados en la historia de la Inquisición y de Miguel Oliván, un zapatero a quien acusan de ser hereje. Y ya os podéis imaginar todo lo que le puede pasar después… ¡Con la Santa Inquisición hemos topado!

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición, David Lozano
El equipo de ‘Herejía’ preparando la grabación de una escena

El escritor zaragozano David Lozano da forma y presenta a cámara la historia vivida por Miguel Oliván en el siglo XVI y el equipo nos zambulle en ese viaje gracias a una cámara de 8K que graba en 360 grados, en todas las direcciones y ángulos, para no perdernos nada de este espacio.

El trabajo se realizó en un día de grabación, si bien el equipo tuvo tres jornadas de pruebas en la Aljafería. Una sola cámara con doce objetivos es la encargada de captar todos los ángulos, lo que tiene su encanto, pero algunas desventajas. De hecho, el equipo tuvo que borrar algún foco en postproducción porque, a pesar de haberlos escondido bastante, alguno acabó colándose en la grabación. David Lozano se enfrenta en soledad a la cámara, lo que puede hacer más complejo meterse en la interpretación.  

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición, David Lozano
David Lozano buscando la puerta oscura del Palacio de la Aljafería, pero solo encuentra la cámara que graba a 360º ¿A qué pensabais que era más grande?

También verlo resulta peculiar, ya que podemos hacerlo con gafas 360 grados o en nuestros ordenadores recorriendo cada ángulo con el ratón y también moviendo la tablet o el móvil. «La idea es presentarlo en festivales y también compartirlo en YouTube para que todos podamos disfrutarlo». Eso Carlos a mover nuestros smartphones.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición, David Lozano, Javier Sada
Javier Sada, presidente de las Cortes de Aragón, potenciando el I+D+i del palacio. Disfruta del paseo en 360º de ‘Herejía’ mientras Carlos Navarro le hace de guía.

El director reconoce que grabar en la Aljafería ha sido “un lujo”, porque Navarro había trabajado en distintas ocasiones en el palacio, pero este proyecto le ha dado la posibilidad de descubrir nuevos rincones, como los antiguos calabozos, espacios “que sobrecogen”. 

DE MIEDO 

Por su parte, Ignacio Estaregui apuesta por el suspense con el corto de ficción ‘En racha’. Es la primera vez que el guión no es del propio Estaregui ya que es una historia escrita por Sergio Sureño. «Estoy encantado con su trabajo», cuenta el dire. Interpretada por Saúl Blasco, acompañamos a un guardia de seguridad durante su turno de noche. La tensión reina en este ambiente nocturno.

El perro Aslhan es el segundo protagonista de este cortometraje, tiene un papel importante, algo dificil de controlar porque como dijo Hitchcock es mejor «no rodar con niños ni con animales», pero aquí en Aragón nos gusta el riesgo y a Estaregui más.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
Saúl Blasco es el protagonista del cortometraje ‘En racha’ junto al perro Aslhan. Fotograma de ‘En racha’

Para este reto contaron con la ayuda de Eduardo Canales y su empresa Universal Dog que se dedicó al adiestramento de Aslhan y a que su personaje brillará por encima del de Saúl Blasco, el actor protagonista; ¿lo habrá conseguido?. De lo que estamos seguras es de que se han hecho colegas ya que Saúl estuvo tres semanas trabajando todos los días con él para conseguir esa complicidad que podemos ver en el corto.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
Grabando con nocturnidad y alevosía el cortometraje ‘En racha’ Saúl Blasco, el prota e Ignacio Estaregui, el dire, en plano.

Se rodó en cuatro jornadas, tres de ellas nocturnas, de ocho de la tarde a ocho de la mañana, el pasado mes de septiembre. El cuarto día el equipo trabajó en dos estancias de interior que no son del propio palacio, pero que complementan la historia de este guardia de seguridad. Se ha utilizado una Arri Alexa y el director de fotografía es nuestro querido Adrián Barcelona, con quien Estaregui ya había trabajado previamente en la película ‘Miau’. Cómo no os vamos a querer, si es que también somos catlovers.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
Equipazo el de este cortometraje ‘En racha’. Foto final en las escaleras del Palacio de la Aljafería, hasta el perrico posa.

Hace muchísima ilusión poder rodar en la Aljafería porque es uno de esos sitios que has visto desde pequeño, que pertenece al patrimonio de la humanidad y está en tu casa, es algo de lo que te sientes muy orgulloso, y de repente poder estar aquí cuatro noches rodando fue una experiencia muy bonita”, asegura el realizador, dispuesto a mover su trabajo “todo lo posible” en festivales y certámenes de todo el mundo. Este audiovisual aragonés también ha contado con la financiación de la DGA y de Aragón TV.

ARQUITECTURA Y PODER 

Por último, Orencio Boix se suma al ciclo, su proyecto lleva por título ‘Notas de la Aljafería’, un vídeo ensayo sobre cómo se ejerce el poder y cómo se manifiesta

Boix inició de manera inesperada una serie sobre arquitectura que comenzó en 2012 con el corto ‘Estancias’, sobre arquitectura y locura, con motivo de la demolición del psiquiátrico de Huesca. En 2016 lo continuó con ‘La casa Ena’, sobre arquitectura y memoria en esta vivienda en la que habitó, entre otros, el artista y pedagogo Ramón Acín. El tercer capítulo de la serie se dedica a la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón y donde reside el poder legislativo. 

En cinco días de rodaje, Boix se convierte en un turista más para conocer los secretos de este enclave y contar cómo el poder se exhibe ante los medios de comunicación. Nos enseña cada rincón de este palacio, incluso espacios inaccesibles para el turista normal. El audiovisual comienza con una pared de la Aljafería llena de historia, ya que en unas paredes hay escritos de antiguos presos que fueron encarcelados siglos atrás. Los últimos en habitar este rincón carcelario, fueron varios anarquistas oscenses en 1933 que emplearon sus paredes para plasmar sus sentimientos perdurando en el tiempo hasta hoy.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
Una de las paredes con las que empieza el filme ‘Notas de la Aljafería’ donde se lee «Soy de Huesca», como el dire. Fotograma de ‘Notas de la Aljafería’

Rodó con una Panasonic GH4 y únicamente un día estuvo acompañado en el rodaje por el director de foto Daniel Vergara, de Huesca, quien ofrece “los mejores planos que hay en el docu”, según el dire, gracias a su trabajo con un estabilizador gimbal, planos “hipnóticos” que ponen en pausa la reflexión que Boix realiza.

Orencio Boix nos ofrece otros puntos de vista del palacio, como esta imagen menos vista. Fotograma de ‘Notas de la Aljafería’

El cineasta procede de Huesca y solo había visitado la Aljafería una vez cuando estaba en el instituto, cuando tenía unos quince años. “Recuerdo que bajamos de excursión, recuerdo el patio de Santa Isabel, pero ya era todo difuso y cuando Vicky me propuso rodar en la Aljafería me apeteció por dos razones: porque lo podía inscribir dentro de esta especie de subtramas que hay en mi trabajo y porque el tema del poder en general me parece fascinante” y este palacio nace con el poder islámico, lo retoma el católico y ahora es sede del poder legislativo en Aragón. Una historia que bien merece convertirse cada año en lugar de cine. 

ESCENARIOS DE RODAJE

‘La Aljafería, un lugar de cine’ es un proyecto que lleva tres años y al que le deseamos muchos más. El pasado mes de noviembre, después del rodaje de nuestros realizadores, la Aljafería también fue escenario del rodaje de la serie de Amazon Prime ‘El Cid’ que podremos ver próximamente. Este palacio es una gran localización de cine que puede contar cientos de historias y como este muchos más, así que proponemos que este proyecto se pueda extender a más espacios emblemáticos de Aragón y que nosotras los contemos.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición, David Lozano
Vicky Calavia junto a los realizadores Carlos Navarro, Orencio Boix y Nacho Estaregui de la III edición ‘La Aljafería, un lugar de cine’
Oh cielos qué techos

Oh cielos qué techos

Isabel Soria y Josema Herraiz son los directores del documental «Los cielos españoles» una historia muy desconocida para muchos, en la que se relata como a principios del siglo XX, muchos techos mudéjares fueron robados a España por magnates que los compraban de manera poco ortodoxa. Ahora nuestros cielos coronan mansiones, museos y castillos por el mundo, este documental los ha encontrado y nos muestra el valor artístico de estas piezas en todo su esplendor.

Este audiovisual aragonés es una coproducción de Albella Audiovisual con TVE, con la participación de Aragón TV y el apoyo del Gobierno de Aragón. Próximamente se emitirá en varias televisiones como La 2 de TVE y Aragón TV y comenzará su promoción en mercados internacionales. Mucha suerte y que nuestros techos lleguen hasta el cielo y más allá.