Tiempo de lectura: 4 minutos

La gran mayoría del público la conoce como Karina, la niña que llegó a ‘Cuéntame’ para revolucionar la vida de Carlitos, y a quien hemos visto crecer en nuestras pantallas con el paso de los años. Recientemente se ha metido también en la piel de Paloma San Basilio en la serie ‘Camilo Superstar’. Un personaje con el que la zaragozana Elena Rivera cierra un círculo, dado que su carrera comenzó, cuando tenía seis años, precisamente cantando las canciones de esta artista en el programa de televisión ‘Menudas estrellas’. «Me gustaría rodar en Zaragoza», dice a Secuenciadas, y a nosotras ¡nos encantaría verlo!

Elena y la música, una bonita historia de amor.

A pesar de su temprano salto a la fama, Elena Rivera mantiene los pies en el suelo y ha crecido con trabajo y mucho tesón. “Agradezco siempre, cada día, y soy consciente de que si estoy donde estoy es por mis padres, que me apoyaron desde pequeña en un mundo en el que no tenían nada que ver”, dice la actriz sobre sus inicios, recordando que desde pequeña sintió esa pasión por la interpretación y la música.

“Había algo ahí, sentía que cada vez que me ponía a cantar, aunque fuera delante de mis abuelos en casa, sentía algo especial”, explica con motivo de su participación en la charla ‘El tiempo de las mujeres’. En la sesión, celebrada en el edificio Paraninfo, ha compartido recuerdos y momentos con la también actriz zaragozana Itziar Miranda, ambas guiadas en este encuentro por el polifacético escritor Luis Alegre

Elena Rivera compaginó esa atracción por el arte con otra de sus pasiones, el magisterio. De hecho, “luego he estudiado magisterio infantil, tengo la carrera”, recuerda. Cuando cumplió los 18, y ya llevaba un tiempo trabajando como actriz, sintió “ese vértigo” de pensar si solo se dedicaría a ello el resto de su vida y decidió compaginarlo con los estudios. “Me ha costado el doble, he ido a mi ritmo, pero con mucho esfuerzo y haciendo malabares” terminó la carrera, simultaneando las prácticas en un colegio con una gira teatral que compartía los fines de semana con Aitana Sánchez-Gijón. 

Cuando le surgió la oportunidad de participar en un casting para ‘Cuéntame’, con 12 años, señala que aún no había hecho interpretación y “no sabía ni lo que era una separata del guion”. “Tiré de intuición absoluta y me lo preparé sola”, porque como buena maña, Elena es ‘cabezona’ y aunque su madre se ofreció a ayudarle a pasar el texto, ella le dijo que no. “Tiré de naturalidad, de llevarlo a mi terreno; nos dijeron que llevaban mes y medio viendo niñas sin parar porque Karina iba a revolucionar el barrio, Carlitos se iba a enamorar…” y también el equipo de casting se enamoró de esta Karina. 

ELENA RIVERA Y CUÉNTAME 

Aunque en 2018 la actriz dejó la serie, el equipo llamó de nuevo a Elena Rivera y Ricardo Gómez para participar en el último capítulo. “Fue muy emotivo, fue algo que nos removió a todos mucho”, subraya. “Ricardo y yo tuvimos nuestra despedida hace cinco años, pero el cierre definitivo fue ponerle la guinda a una serie que es historia de nuestro país y es muy satisfactorio y a la vez un orgullo decir que has formado parte de ella, de los espectadores, que te consideran parte de su familia, que me han visto crecer”, afirma. De hecho, gracias a ‘Cuéntame’ “he sabido lo que era esta profesión y que me quería dedicar a ser actriz”. 

Elena Rivera no ha dejado de trabajar desde entonces y hace muy poquito se ha metido en la piel de Paloma San Basilio. “Estoy teniendo un año de cerrar círculos” y, en este caso, “ha sido muy emotivo porque ha sido volver a mis inicios”, a esa niña que comenzó cantando en la televisión, cuando tenía seis años, las canciones de la artista a la que ahora ha dado vida en la pantalla. 

RODAR EN ZARAGOZA

Y en esta carrera, siempre ha tenido a Zaragoza presente. “Siempre es un gusto volver a mi casa, a mis raíces”. Volver a la ciudad donde ha crecido es “la calma, te ayuda a relativizar y a quedarte con los pequeños detalles de la vida, ante la locura que supone el trabajo y la locura de Madrid”. Por eso, siempre que puede “se escapa” y reconoce que le encantaría rodar una película en Zaragoza. “Hay muchos sitios preciosos, pero rodar por las calles de Zaragoza, que es de donde soy y donde me he criado, me haría mucha ilusión”, asegura. Desde aquí hacemos un llamamiento a directores y productoras para que tengan en cuenta este deseo.

Aunque no puede desvelarnos nada aún, Elena Rivera ya trabaja en sus próximos proyectos, está ensayando y preparando nuevos papeles con los que nos sorprenderá y seguiremos estando in love de la actriz. 

La actriz aragonesa Elena Rivera.

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR

¡Suscríbete!

Y recibirás en tu correo una selección de nuestros contenidos más tops. Así de fácil…

Nunca enviamos spam ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Descubre más en nuestra política de privacidad.

¡Suscríbete!

Y recibirás en tu correo una selección de nuestros contenidos más tops. Así de fácil…

Nunca enviamos spam ni compartimos tu dirección de correo electrónico.
Descubre más en nuestra política de privacidad.

Compartir por