Nos gusta el café bombón y ¿a vosotres?

Nos gusta el café bombón y ¿a vosotres?

Tiempo de lectura: 6 minutos

«Ojalá salir del armario fuese tan sencillo y tan natural como decir cómo te gusta el café por las mañanas«, comenta una de las protagonistas del nuevo documental de Vicky Calavia, ‘Abriendo Ventanas’, un trabajo que cuenta las historias de las aragonesas Dune, Iwain, Lorena, Lourdes, Vita, Noelia y Julia, con el que se quiere visibilizar la diversidad afectivo sexual y de género en las mujeres LGTBIQ. Café con leche, cortado, expreso, capuccino… hay muchas opciones para tomarse el café y a cada una nos gusta de una manera, a nosotras por ejemplo nos encanta el café bombón, aunque por las mañanas somos más de colacao. ¿Cuál es vuestro favorito?

Eva Magaña, a la derecha, contándole a Lorena cómo le gusta el café y que no le deja meter baza. Foto de Flare Project.

Para la realizadora fue todo un reto este proyecto, primero por el casting en el que entrevistó a más de 30 personas. «En la selección final opté por siete historias muy interesantes, de edades diferentes, matices diferentes y vivencias más amables o más dramáticas». Lesbianismo, bisexualidad, bisexualidad unida al poliamor, transexualidad entendida con el tema de la transición hormonal y física o no, la pansexualidad y el género fluido. Vamos que nos ponen al día de la realidad de la calle y empatizamos con sus vivencias, desde cómo se lo contaron a su familia, hasta la violencia de género que han sufrido en algún momento de su vida a raíz de ello, parte muy importante también del documental.

Y para que todas se sintieran cómodas para hablar delante de la cámara, Calavia llamó a la dicharachera periodista Eva Magaña y le dijo «oye, tengo un plan» y le propuso hacer las entrevistas, apareciendo así también ella en la pantalla y con un guion marcado por la propia directora. «Eva es una gran periodista y tiene mucha fluidez a la hora de tocar temas tan delicados. Tratados con delicadeza y con sentido del humor si procede«, explica la dire a Secuenciadas. Magaña quedó previamente con cada una para conocerlas de primera mano y así mostrar posteriormente lo que se ve en el film. «La forma que elegí yo para contar el documental fue una forma muy cercana y muy natural«. Como la vida misma.

Iwain, a tope de laca, en un momento de silencio de Eva Magaña. Foto de Flare Project.

Rodado en la Casa del Circo de Zaragoza, este audiovisual aragonés tiene de peculiar que muestra lo que ocurre antes de un rodaje. Magaña recibe a las protagonistas, comentan lo que se va a hablar y ahí ya nos están contando su historia. Se muestra también el proceso de maquillaje, la claqueta, atrezzo, vestuario… «Es una metáfora de la trastienda de lo que ellas viven dentro de sus casas y que muchas veces no vemos», aclara Calavia.

PROTAGONISTAS

Lo que más nos gusta de «Abriendo ventanas» es que se ponga el foco en gente corriente, ni youtubers, ni tiktokers, y es que para la directora esto era algo que le interesaba mucho, ya que opina que existen pocos referentes. «Yo quería que no salieran famosos porque la gente cotidiana es un referente, que tu vecina viva abiertamente su historia y que no esté oculta detrás de la puerta de casa, ya la convierte en un referente a lo mejor para una adolescente, que no sabe muy bien cómo moverse todavía en ese mundo».

A lo mejor os estáis preguntando ¿y por qué mujeres? y así se lo hemos preguntado a la dire: «Los hombres homosexuales, aunque lo han tenido difícil también, han sido más aceptados socialmente que las mujeres de distintas opciones sexo-afectivas, que van de la mano por la calle y son insultadas tan sólo por eso, lo cuentan en el docu ellas mismas. No era por no contar las otras historias, era por poner el acento en estas».

Para que se sintieran especiales Vicky Calavia llamó a una de sus estilistas favoritas, Paloma Herrero, para que las vistiera y eligieran el color que mejor les sentaba. Así, el audiovisual comienza con un vestuario en blanco y negro para finalizar con esos diseños con los colores que ellas mismas eligieron a ritmo de la canción Acuarela, en una bonita versión de Llorente y Despierta McFly. «Lilas, rosas, violetas, añiles, rojos … La idea estética era pasar de lo binario, el blanco y negro, a la variedad a través de los colores», una metáfora visual para decir que existe lo binario, lo masculino y femenino pero que luego existen múltiples opciones vitales de géneros, de afectividad de sexualidad.

Dune habla con Eva Magaña, que piensa en hacerse ese corte de pelo en cuanto salga de la Casa del Circo. Foto de Flare Project.

UN DOCUMENTAL MÁS QUE NECESARIO

Con este rodaje todo el equipo, incluida la propia directora, reconoce que han abierto ventanas. «La verdad es que al estar en contacto tanto tiempo con ellas fue muy intenso y en poco tiempo he aprendido mucho. Me he replanteado a mí misma cosas que ya me había planteado alguna vez quizá y que te las vuelves a plantear, no solo yo sino todo el equipo, fue una experiencia muy reveladora». La directora recalca que fue un rodaje muy fraternal y amigable. ¡Así da gusto trabajar!

Y todo esto que han aprendido esperan poder transmitirlo a jóvenes adolescentes, ya que ‘Abriendo ventanas’ viajará por escuelas e institutos para luchar contra la discriminación que sufren las mujeres LGTBIQ y concienciar sobre el respeto a la pluralidad y a la tolerancia. Además habrá una guía explicativa para crear un posterior debate en las aulas entre los alumnos, guiados por los profes, para evitar situaciones de acoso y discriminación desde las etapas educativas; esperamos que genere tanto debate como el reencuentro de «Física o química». Además, en estas charlas acudirán también algunas de las protagonistas, un formato parecido al que ya hizo con uno de sus anteriores trabajos sobre discriminación, ‘En tú piel’ (2019), en este caso sobre jóvenes inmigrantes.

Eva Magaña y Noelia Blesa discuten sobre lo que es el poliamor, Carlos Navarro y Vicky Calavia cogen apuntes.

En este viaje la han acompañado el cámara Carlos Navarro, que también ha hecho el montaje y la postproducción, el director de fotografía, Fernando Medel, y en maquillaje y peluquería la histórica Virginia Maza. Está producido por CalaDoc Producciones y financiado por la Dirección General de Igualdad y Familias del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, el Ministerio de Igualdad y el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Aquí tenéis el trailer.

PREVIUSLY

La cineasta zaragozana Vicky Calavia lleva años luz dirigiendo documentales y programando varios ciclos sobre lo que ama: el cine. Entre sus trabajos más recientes están ‘De ida y vuelta’ (2019), ‘María Moliner. Tendiendo palabras’ (2017) o ‘La ciudad de las mujeres’ (2016), que recibió el premio Simón del cine aragonés al mejor documental, pero tiene numerosos títulos rodados que no cabrían en esta noti. Como gestora cultural lidera ‘La Aljafería. Un lugar de cine’, ‘La mirada tabú’ o ‘PROYECTARAGÓN’, entre otros, y además en 2020 ha sido distinguida con el Premio Charter100 Gran Canaria por su brillante trayectoria, estos premios reconocen la trayectoria de mujeres, hombres e instituciones que trabajan por los derechos de las mujeres y no nos negaréis que esta realizadora ha puesto el foco en muchas mujeres de nuestra historia o también anónimas.

En postproducción tiene varios trabajos, como por ejemplo un docu sobre una guionista de Borja ‘Natividad Zaro. En voz alta‘ y otro sobre un director de La Almunia de Doña Godina, ‘Florián Rey. De luz y de sombra‘, personajes de principios del siglo XX que nos dará a conocer y es que ella no se cansa de sacar ilustres aragoneses del baúl de los recuerdos. Y por si fuera poco, se encuentra inmersa en el rodaje de ‘Mi primera vez’, un audiovisual en el que se cuentan las primeras veces de algo que nos encanta y no queremos hacer spoilers.

Compartir por
Tres realizadores en un lugar de cine

Tres realizadores en un lugar de cine

Tiempo de lectura: 8 minutos

Testigo de la historia de ciudad de Zaragoza desde el siglo XI, el Palacio de la Aljafería acaba de protagonizar la tercera edición del ciclo ‘La Aljafería: un lugar de cine’. Nada nos gusta más que unir esta belleza de espacio con el audiovisual aragonés, así que estamos muy a favor del ciclo que impulsa la realizadora aragonesa Vicky Calavia

Este proyecto propone en cada edición a tres realizadores, mujeres y hombres, grabar con total libertad en las dependencias del palacio. Vicky Calavia ofrece esta posibilidad a profesionales con trayectoria en el audiovisual aragonés y con intereses variados, desde el documental a la animación, la videodanza, los cortos de ficción. Se trata de crear historias alrededor de la Aljafería, pero “desde miradas, géneros y técnicas muy diferentes”, explica Calavia a Secuenciadas. 

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
La realizadora Vicky Calavia, en un momento de la presentación de los tres audiovisuales de ‘La Aljafería, un lugar de cine’ en el propio palacio

Vicky Calavia lleva años dirigiendo documentales de distinta temática y estando al frente de varios festivales y cursos de cine. Siempre metida en el mundo audiovisual, le ha tocado en muchas ocasiones buscar localizaciones y un día se dio cuenta de que la Aljafería era un espacio poco aprovechado. “Desde los años 60, cuando vino Charlton Heston a hacer esos programas para la BBC no se había utilizado nunca, ni siquiera para un largometraje”, asegura. Ni corta ni perezosa planteó a las Cortes de Aragón, cuya sede se encuentra en este palacio, la posibilidad de convertir sus estancias en platós de cine, una propuesta que les enamoró.   

Así, los tres directores reciben una financiación básica de 2.000 euros para poder desarrollar sus proyectos y luego deciden si se hacen un Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como, y se autoproducen o buscan otras ayudas complementarias. Lo importante es que cuentan con total libertad a la hora de narrar sus historias y, para poder enfocarlas, participan en una visita guiada al palacio para conocer su historia. Además, la organización les ofrece planos, fotos y toda la información que puedan necesitar a la hora de rodar, de día y de noche.   

“Este año tenemos una variedad tremenda”, subraya Calavia. En esta tercera edición han participado Nacho Estaregui (Zaragoza), con un oscuro thriller; Carlos Navarro (Zaragoza), que nos invita a realizar un paseo virtual en 360 grados; y Orencio Boix (Huesca), que reflexiona en su trabajo sobre la arquitectura y el poder. 

LA INQUISICIÓN EN 360 GRADOS 

Carlos Navarro se embarcó en este proyecto dispuesto a grabar el palacio “de una manera diferente”, como nunca se había visto hasta ahora. Así, adentra al espectador en 360 grados en la historia de la Inquisición y de Miguel Oliván, un zapatero a quien acusan de ser hereje. Y ya os podéis imaginar todo lo que le puede pasar después… ¡Con la Santa Inquisición hemos topado!

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición, David Lozano
El equipo de ‘Herejía’ preparando la grabación de una escena

El escritor zaragozano David Lozano da forma y presenta a cámara la historia vivida por Miguel Oliván en el siglo XVI y el equipo nos zambulle en ese viaje gracias a una cámara de 8K que graba en 360 grados, en todas las direcciones y ángulos, para no perdernos nada de este espacio.

El trabajo se realizó en un día de grabación, si bien el equipo tuvo tres jornadas de pruebas en la Aljafería. Una sola cámara con doce objetivos es la encargada de captar todos los ángulos, lo que tiene su encanto, pero algunas desventajas. De hecho, el equipo tuvo que borrar algún foco en postproducción porque, a pesar de haberlos escondido bastante, alguno acabó colándose en la grabación. David Lozano se enfrenta en soledad a la cámara, lo que puede hacer más complejo meterse en la interpretación.  

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición, David Lozano
David Lozano buscando la puerta oscura del Palacio de la Aljafería, pero solo encuentra la cámara que graba a 360º ¿A qué pensabais que era más grande?

También verlo resulta peculiar, ya que podemos hacerlo con gafas 360 grados o en nuestros ordenadores recorriendo cada ángulo con el ratón y también moviendo la tablet o el móvil. «La idea es presentarlo en festivales y también compartirlo en YouTube para que todos podamos disfrutarlo». Eso Carlos a mover nuestros smartphones.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición, David Lozano, Javier Sada
Javier Sada, presidente de las Cortes de Aragón, potenciando el I+D+i del palacio. Disfruta del paseo en 360º de ‘Herejía’ mientras Carlos Navarro le hace de guía.

El director reconoce que grabar en la Aljafería ha sido “un lujo”, porque Navarro había trabajado en distintas ocasiones en el palacio, pero este proyecto le ha dado la posibilidad de descubrir nuevos rincones, como los antiguos calabozos, espacios “que sobrecogen”. 

DE MIEDO 

Por su parte, Ignacio Estaregui apuesta por el suspense con el corto de ficción ‘En racha’. Es la primera vez que el guión no es del propio Estaregui ya que es una historia escrita por Sergio Sureño. «Estoy encantado con su trabajo», cuenta el dire. Interpretada por Saúl Blasco, acompañamos a un guardia de seguridad durante su turno de noche. La tensión reina en este ambiente nocturno.

El perro Aslhan es el segundo protagonista de este cortometraje, tiene un papel importante, algo dificil de controlar porque como dijo Hitchcock es mejor «no rodar con niños ni con animales», pero aquí en Aragón nos gusta el riesgo y a Estaregui más.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
Saúl Blasco es el protagonista del cortometraje ‘En racha’ junto al perro Aslhan. Fotograma de ‘En racha’

Para este reto contaron con la ayuda de Eduardo Canales y su empresa Universal Dog que se dedicó al adiestramento de Aslhan y a que su personaje brillará por encima del de Saúl Blasco, el actor protagonista; ¿lo habrá conseguido?. De lo que estamos seguras es de que se han hecho colegas ya que Saúl estuvo tres semanas trabajando todos los días con él para conseguir esa complicidad que podemos ver en el corto.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
Grabando con nocturnidad y alevosía el cortometraje ‘En racha’ Saúl Blasco, el prota e Ignacio Estaregui, el dire, en plano.

Se rodó en cuatro jornadas, tres de ellas nocturnas, de ocho de la tarde a ocho de la mañana, el pasado mes de septiembre. El cuarto día el equipo trabajó en dos estancias de interior que no son del propio palacio, pero que complementan la historia de este guardia de seguridad. Se ha utilizado una Arri Alexa y el director de fotografía es nuestro querido Adrián Barcelona, con quien Estaregui ya había trabajado previamente en la película ‘Miau’. Cómo no os vamos a querer, si es que también somos catlovers.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
Equipazo el de este cortometraje ‘En racha’. Foto final en las escaleras del Palacio de la Aljafería, hasta el perrico posa.

Hace muchísima ilusión poder rodar en la Aljafería porque es uno de esos sitios que has visto desde pequeño, que pertenece al patrimonio de la humanidad y está en tu casa, es algo de lo que te sientes muy orgulloso, y de repente poder estar aquí cuatro noches rodando fue una experiencia muy bonita”, asegura el realizador, dispuesto a mover su trabajo “todo lo posible” en festivales y certámenes de todo el mundo. Este audiovisual aragonés también ha contado con la financiación de la DGA y de Aragón TV.

ARQUITECTURA Y PODER 

Por último, Orencio Boix se suma al ciclo, su proyecto lleva por título ‘Notas de la Aljafería’, un vídeo ensayo sobre cómo se ejerce el poder y cómo se manifiesta

Boix inició de manera inesperada una serie sobre arquitectura que comenzó en 2012 con el corto ‘Estancias’, sobre arquitectura y locura, con motivo de la demolición del psiquiátrico de Huesca. En 2016 lo continuó con ‘La casa Ena’, sobre arquitectura y memoria en esta vivienda en la que habitó, entre otros, el artista y pedagogo Ramón Acín. El tercer capítulo de la serie se dedica a la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón y donde reside el poder legislativo. 

En cinco días de rodaje, Boix se convierte en un turista más para conocer los secretos de este enclave y contar cómo el poder se exhibe ante los medios de comunicación. Nos enseña cada rincón de este palacio, incluso espacios inaccesibles para el turista normal. El audiovisual comienza con una pared de la Aljafería llena de historia, ya que en unas paredes hay escritos de antiguos presos que fueron encarcelados siglos atrás. Los últimos en habitar este rincón carcelario, fueron varios anarquistas oscenses en 1933 que emplearon sus paredes para plasmar sus sentimientos perdurando en el tiempo hasta hoy.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición,
Una de las paredes con las que empieza el filme ‘Notas de la Aljafería’ donde se lee «Soy de Huesca», como el dire. Fotograma de ‘Notas de la Aljafería’

Rodó con una Panasonic GH4 y únicamente un día estuvo acompañado en el rodaje por el director de foto Daniel Vergara, de Huesca, quien ofrece “los mejores planos que hay en el docu”, según el dire, gracias a su trabajo con un estabilizador gimbal, planos “hipnóticos” que ponen en pausa la reflexión que Boix realiza.

Orencio Boix nos ofrece otros puntos de vista del palacio, como esta imagen menos vista. Fotograma de ‘Notas de la Aljafería’

El cineasta procede de Huesca y solo había visitado la Aljafería una vez cuando estaba en el instituto, cuando tenía unos quince años. “Recuerdo que bajamos de excursión, recuerdo el patio de Santa Isabel, pero ya era todo difuso y cuando Vicky me propuso rodar en la Aljafería me apeteció por dos razones: porque lo podía inscribir dentro de esta especie de subtramas que hay en mi trabajo y porque el tema del poder en general me parece fascinante” y este palacio nace con el poder islámico, lo retoma el católico y ahora es sede del poder legislativo en Aragón. Una historia que bien merece convertirse cada año en lugar de cine. 

ESCENARIOS DE RODAJE

‘La Aljafería, un lugar de cine’ es un proyecto que lleva tres años y al que le deseamos muchos más. El pasado mes de noviembre, después del rodaje de nuestros realizadores, la Aljafería también fue escenario del rodaje de la serie de Amazon Prime ‘El Cid’ que podremos ver próximamente. Este palacio es una gran localización de cine que puede contar cientos de historias y como este muchos más, así que proponemos que este proyecto se pueda extender a más espacios emblemáticos de Aragón y que nosotras los contemos.

Aljafería, Vicky Calavia, cortometraje aragonés, 360 grados, audiovisual aragonés, Ignacio Estaregui, Orencio Boix, suspense, video ensayo, secuenciadas, inquisición, David Lozano
Vicky Calavia junto a los realizadores Carlos Navarro, Orencio Boix y Nacho Estaregui de la III edición ‘La Aljafería, un lugar de cine’
Compartir por