No dejes de bailar

No dejes de bailar

Tiempo de lectura: 4 minutos

La historia de una amistad y crear conciencia sobre la ataxia de Friedreich son los dos ingredientes principales del cortometraje ‘No dejes de bailar’. Se trata del debut detrás de las cámaras de Natacha Calvo Heredero. El corto está protagonizado por las actrices Cristina Sáez Vallés, quien firma el guion, Amparo Baró, Alexandra Esteban Calvo y Eva Sancho

“No dejes de bailar surgió de una conversación que tuvieron Cristina y Amparo en la época del confinamiento, en la pandemia”, explica a Secuenciadas la directora del cortometraje, Natacha Calvo. Las dos actrices tenían ganas de poner fin al encierro pandémico y de hacer cosas, ¡acordaos de que todos estábamos igual! Así surgió esta idea que Cristina Sáez transformó en guion para hablar de la enfermedad de ataxia de Friedreich, que ella padece y que afecta al sistema nervioso. 

La dire, Natacha, la actriz y prota, Amparo (de espaldas), y la guionista y protagonista, Cristina, en un momento del rodaje en pandemia (Fotografías: Natacha Calvo)

“Una vez que escribió el guion, Cristina me llamó y me dijo si quería hacer yo la dirección y me lancé”, rememora Natacha Calvo. La dire ya había trabajado previamente con las dos actrices como intérprete (en trabajos como la trilogía ‘Pendientes de pensión’), pero ahora da un paso más allá. “El estreno detrás de las cámaras me ha encantado”, asegura. Tras años haciendo teatro y estudiando cine, debuta con esta historia social, una temática que le gusta y con la que repetirá en próximos trabajos. 

De este modo, en el corto se refleja el proceso de la enfermedad desde que Cristina era pequeña hasta la actualidad, entrelazando realidad con la historia de ficción de dos amigas, desde su infancia, cómo se enfrentan a esta enfermedad rara y si consiguen superar un conflicto que surge entre ellas durante la pandemia. La enfermedad suele manifestar sus síntomas en la niñez o la juventud y afecta a la médula espinal y los nervios que controlan los movimientos de los músculos en brazos y piernas. El corto muestra ese proceso y desea “llamar la atención, en el buen sentido, para que la sociedad tenga en cuenta a estas personas de una manera normalizada”, por lo que el equipo desea crear conciencia con un mensaje “en positivo”. 

Cristina Sáez, de hecho, es actriz y guionista y “siempre lo ha sido, pero el hecho de ir en silla de ruedas le condiciona”, explica la directora. “Queremos que el corto sirva de apoyo a las personas que tienen esta enfermedad para que sigan adelante”, resalta Natacha Calvo.  

Rodaje del cortometraje 'No dejes de bailar', de Natacha Calvo
Natacha jugándose el tipo para conseguir el mejor plano.

RODAJE PANDÉMICO 

Esas ganas locas de hacer algo y dejar atrás el confinamiento llevaron al equipo a comenzar la grabación en 2020 y finalizó el pasado año, rodando en establecimientos y viviendas de Zaragoza, Utebo y Alfajarín. “Con la pandemia fue todo muy complicado” y el rodaje fue “muy raro”, porque aprovechaban los días según cómo evolucionaba la situación sanitaria, recuerda Natacha. Apunta, emocionada, que el cortometraje está dedicado al padre de Amparo y la madre de Cristina, ambos fallecidos en pandemia. 

Con las actrices principales ya seleccionadas de inicio, el casting se completó con la hija de la directora, Alexandra Esteban, que ya había participado en otros trabajos audiovisuales, y una amiga de la joven, Eva Sancho, cuyo proceso de selección fue más complicado porque debían encontrar a alguien con el pelo tan rizado como Amparo Baró. El equipo lo completa Germán Calpe en montaje. Un grupo reducido, pero perfecto para trabajar en tiempos de restricciones sanitarias. 

Eva y Alexandra riendo sin parar pensando en hacer el último trend de TikTok (Fotograma del corto ‘No dejes de bailar’)

En la banda sonora encontramos a Laura Diepstraten, una joven invidente que toca el piano, compone sus propias canciones y canta, y que deslumbró en Got Talent y ganó el certamen Euro-Low Vision en 2021. “Amparo Baró la escuchó, nos avisó y cuando escuché sus canciones pensé que estaban hechas para este corto”. Se han incluido los temas ‘Otra visión’ y ‘No hay barreras’, “ambas espectaculares y perfectas”, considera la directora. También forma parte de la banda sonora el dúo Mintaka, con Sol Sanfelice y Ricardo González, a quienes conocía previamente Natacha  y que se han unido al proyecto con las canciones ‘Una roca en el jardín’ y ‘Ekimana U’.

El corto se acaba de presentar en Zaragoza y el equipo está ya pensando en repetir proyección para que pueda llegar a más personas. También está viajando a otras zonas del país, como Valladolid, les han propuesto llevarlo a Valencia y viajará incluso a Argentina, con motivo de la visita de la directora a Buenos Aires en enero. También comenzará su tour por festivales y “si alguien está interesado de que se presente en cualquier ciudad, nos desplazaremos”, afirma la dire. Podéis seguir su actividad en Alex&Natach Producciones, su página en Instagram y Facebook.

¿Conseguirán Amparo y Cristina superar su conflicto?

Compartir por
‘Pálido monstruo’, el debut de Juan Bolea como director

‘Pálido monstruo’, el debut de Juan Bolea como director

Tiempo de lectura: 5 minutos

Pasión, poder, mentiras y una insana obsesión por los asesinos en serie. Estos son algunos de los ingredientes que conforman ‘Pálido monstruo’, el debut como director del escritor Juan Bolea. El autor ha llevado a la pantalla su novela homónima y ejerce como realizador, guionista y también como actor, acompañado en el reparto por Luis Trébol, Sara de Leonardis y Alberto Santos

Autoridades, familiares, amigos y fans disfrutaron del primer cortometraje dirigido por Juan Bolea (Fotos: Infinity Comunicación & Broadcast Media)

Juntos dan vida a esta historia de género negro que se ha presentado en los Cines Aragonia de la capital aragonesa, en una sesión a la que asistieron autoridades, familiares y amigos y también numerosos fans del escritor y ahora director, que aprovechó la ocasión para anunciar que su idilio con el audiovisual continuará en 2023 con el rodaje de una película. Y es que entendemos perfectamente a Juan, el cine engancha y uno siempre quiere más. 

“Es muy importante para mí por una doble razón, debuto como director con un cortometraje, ‘Pálido monstruo’, y anuncio el rodaje de un próximo largometraje, siento una gran ilusión”, afirma el director a Secuenciadas, con motivo de la primera proyección de su corto. Dar el paso de la novela a la pantalla “ha sido un proceso muy natural, no me he sentido para nada forzado en el papel del director”, dado que conocía a la perfección tanto la historia como el papel que ha interpretado, el del abogado convertido en alcalde, Fidel Paternoy. 

Alejandro Bolea (productor ejecutivo) pregunta al reparto si son más de pizza con o sin piña. Alberto Santos hace reír a sus compañeros con su respuesta

“Para mí el cine es algo muy próximo, un novelista que trabaja el género negro está muy cerca del cine negro y de esa manera de guionizar”, sostiene Bolea, para considerar que pasar de la novela al cine “es un salto hasta cierto punto natural, casi una consecuencia y cuando se han dado las circunstancias para poder hacer un cortometraje, lo he hecho”, como también llevará a cabo su proyecto de largometraje, “si estoy bien asesorado técnicamente, eso es muy importante”, una vez que ha comprobado que puede contar la historia en imágenes, y contando con el apoyo técnico de la productora Infinity Comunicación & Broadcast Media. 

No obstante, el rodaje fue “muy intenso”, se prolongó durante una semana, el pasado mes de junio, y “me empeñé en rodar escenas largas”. “No quería escenas cortas, quería mucho material para luego poder elegir e insistí mucho en que se hiciesen las escenas largas, que se respetasen los monólogos de mi personaje y luego ya veríamos”, recuerda. Siguiendo la regla del más vale que sobre, filmaron unos 30 minutos que han quedado sintetizados en un cortometraje de 15 minutos y de ritmo trepidante. 

MAGNÍFICOS ACTORES 

A este intenso ritmo viven los personajes que interpretan el propio Juan Bolea, Alberto Santos, Sara de Leonardis y Luis Trébol, para quienes el director solo tiene palabras de agradecimiento. “Los tres son magníficos actores” y han demostrado su valía en unos papeles “complejos, ambiguos y con muchos matices”

Juan Bolea y Luis Trébol, un tándem excepcional fuera y dentro de la pantalla

Por su parte, Luis Trébol coincide en destacar el trabajo del equipo de profesionales que ha participado en el corto y de sus jóvenes compañeros, con quienes ha estado “muy cómodo”. También elogia al dire: “Juan es muy receptivo y en el corto se ve que hemos hecho un buen tándem, un buen parchís entre las cuatro fichas que somos”. Trébol encarna al abogado Pedro Crespo, amigo de Fidel Paternoy. Pedro lleva al bufete donde ambos trabajan a su hija, también abogada y que está ligeramente obsesionada con los asesinos en serie. Y, a partir de ahí, suceden cositas que no os queremos desvelar. 

Para Alberto Santos, el rodaje “fue bastante intenso”, dado que dedicaron muchas horas en muchas localizaciones diferentes, pero “al final tenemos un equipo muy profesional, nos adaptamos en todo momento y fue una experiencia bastante enriquecedora, muy chula” y que demuestra todo el trabajo que conlleva un cortometraje. Su personaje es Jerónimo Solans, un abogado recién salido de la facultad que trabaja en el despacho de Fidel, en quien encuentra un referente paterno.   

Sara de Leonardis es Eloísa Crespo, una abogada que investiga las mentes criminales. “El rodaje fue súper interesante”, rememora, para señalar que su personaje es “complicado, algo que nunca había hecho y bastante alejado de mí”. Se trata de una abogada mayor que la actriz, “con una mente muy diferente a la mía” y, por ello, interpretarla ha sido “un reto”

El equipazo técnico y artístico que ha llevado la novela ‘Pálido monstruo’ a la pantalla

EQUIPO TÉCNICO

En la parte técnica, la producción ejecutiva, a cargo de Alejandro Bolea y de la productora aragonesa Infinity Comunicación & Broadcast Media, descansó sobre un equipo técnico compuesto por jóvenes valores del sector audiovisual aragonés como Javito Sánchez, a cargo de la edición, montaje y VFX; Mario Vizcaíno, como director de segunda unidad; Olenka Arias, ayudante de dirección; Sergio Rodríguez en la cámara o Álex Gracia e Irene Solanas, al frente de la dirección de fotografía y sonido, respectivamente. Se suman a ellos, otros compañeros de equipo como Pablo Abenia, Violeta Ferrer, Tirso Bernad, Dani K.Lafuente, Patricia Domínguez, Paula Browley, Samuel Varoy o Pablo Juberías, entre otros. 

Quizá volvamos a disfrutar de este equipazo junto de nuevo en el largometraje que Juan Bolea rodará en junio y julio del próximo año en Zaragoza. El protagonista, en esta ocasión, será el detective Florián Falomir, que saldrá de las páginas de las novelas para contarnos un caso criminal en un thriller de acción con “mucha emoción y muchos personajes”. ¡Ya estamos deseando verla!

El público llenó la sala de los Cines Aragonia en la presentación de este trepidante cortometraje.


Compartir por
Y Eva también

Y Eva también

Tiempo de lectura: 4 minutos

Insultos, burlas, violencia verbal e incluso física. Todos conocemos casos de acoso escolar o los hemos vivido de cerca. Un problema con el que convivimos cada día y que aún no hemos sabido atajar: el bullying. “Lo primero y más importante es escuchar, en este y en todos los problemas, porque no escuchamos al resto del mundo y somos incapaces de entender y de empatizar”, sostiene la realizadora oscense Laura Torrijos-Bescós

La directora y actriz acaba de finalizar su nuevo proyecto, el cortometraje de animación ‘Y Eva también’, fruto de su propia experiencia personal. “Sufrí mucho acoso escolar, desde los seis años y hasta el último año de carrera”, explica a Secuenciadas. En 2019 escribió un texto para intentar “desahogarse”, para plasmar sus sentimientos al respecto, y ese texto se ha convertido en el guion de un cortometraje que expone cómo el bullying se repite y afecta a quien lo padece muchos años después de haberlo sufrido. 

Imagen del cortometraje 'Y Eva también', de Laura Torrijos-Bescós
La protagonista del corto, en el presente ficticio en el que narra al espectador lo que sufrió cuando era niña.

“Me gradué en el mes de junio y este corto era una forma de cerrar ese capítulo de mi vida”, señala Laura. “No había trabajado la animación y me apetecía mucho” para dar vida a esta historia, la suya y la de tantas personas que se verán reflejadas en ella. 

“No se por qué me hacían bullying, porque era diferente, por tener otros gustos o intereses, por sacar buenas notas; sufrí acoso de todo tipo, a los 11 y 12 años más fuerte, más físico, de hablar con la Policía, pero el colegio no hizo nada”, rememora. Asimismo, padeció acoso psicológico, no solo en su etapa de colegio, también en el instituto e, incluso, en la universidad. “Me insultaban y me hacían el vacío” y, en cuarto de carrera, “el primer mes de clase me tuvieron que cambiar de aula porque mis compañeros me escupían”, lamenta, indicando que estos comportamientos pueden parecer “cosa de niños”, pero no lo son. 

Imagen del cortometraje 'Y Eva también', de Laura Torrijos-Bescós
El corto refleja cómo el bullying se repite y afecta a las personas.

En el colegio, “todos lo veían pero les daba completamente igual, los profesores le echaban el problema a los del año siguiente. Cuando estaba en el instituto pensaron que si me juntaban con los acosadores nos haríamos súper amigos, que era culpa mía, o de mis padres, que me tenía que aprender a defender, o los justificaban diciendo que yo era más madura”. En la etapa de instituto, “me llegaron a llevar a un orientador, pero yo estaba orientada, no era yo quien lo necesitaba”, afirma, para agregar que, al menos, en esa etapa “me escucharon”. Al llegar a la universidad, “en cuarto año me acabaron cambiando de clase porque insistí, quería sobrevivir y si tenía que sentarme en la puerta de la directora hasta que me atendiera, lo hacía”. 

Ante este problema, un primer paso obligatorio debe ser escuchar a quien lo sufre. “Jamás he visto que los políticos se paseen por un centro escolar a ver qué sienten los niños que lo sufren”, para conocer cómo es el bullying, asevera. Aunque se han tomado medidas, son aún insuficientes. El corto lanza un mensaje “desesperanzador”, pero también transmite la importancia de la educación en las familias, porque “quien ha sido acosador, normalmente es hijo de acosador y tendrá hijos acosadores”. “La educación no es solo en el colegio, también es lo que te enseñan en tu casa” y hay que tener en cuenta que las consecuencias del acoso no terminan cuando finaliza la etapa educativa, sino que afectan a la persona durante años o toda su vida. 

Imagen del cortometraje 'Y Eva también', de Laura Torrijos-Bescós
Laura Torrijos-Bescós quiere dedicar este trabajo a quienes sufren el acoso escolar.

A QUIENES LO SUFREN 

“El cortometraje está narrado desde el presente ficticio –con la voz de Laura–, porque la protagonista dice que tiene 30 años”, y la vemos acudir al psicólogo veinte años después de haber sufrido acoso escolar, “porque sigue sufriendo”. Laura desea dedicar este trabajo “a todos los niños que se han suicidado víctimas del bullying y también a quien lo sufre día a día”

En el equipo de esta obra le acompañan Carlos López como responsable de la animación, con quien ha estado trabajando durante año y medio los dibujos, los colores, las referencias; Ana Bescós, Ángel Gonzalvo y Du Cardelin Studio en la producción; Juan Remacha, en montaje y posproducción ; Nacho Moya en sonido y José Ángel Almunia, como responsable de la música. 

Con el lanzamiento del trailer de este trabajo, la directora comenzará a enviarlo a festivales y le gustaría convertirlo, además, en un proyecto educativo, “proponérselo a organizaciones que luchan contra el acoso escolar y por la protección del menor”. 

Graduada en Interpretación Textual en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga, Laura Torrijos-Bescós ganó el Premio Simón del Cine Aragonés a la mejor obra por su contribución social en 2021 con su cortometraje documental ‘Otra forma de caminar’. Es guionista, directora y actriz y en estos momentos se encuentra trabajando en el guion de un largometraje sobre la Barcelona de principios de siglo. 

Puedes ver el trailer de ‘Y Eva también’ aquí.

Cartel del cortometraje 'Y Eva también', de Laura Torrijos-Bescós
Cartel del cortometraje ‘Y Eva también’, de Laura Torrijos-Bescós

Compartir por
Pegados a la butaca con Daniel Calavera

Pegados a la butaca con Daniel Calavera

Tiempo de lectura: 4 minutos

El director Daniel Calavera quiere volver a ponernos los pelos como escarpias con su nuevo cortometraje ‘Dativa’, una historia de terror que nos va a mantener con los ojos muy abiertos. Como los de nuestra ojiplática protagonista, una mujer postrada bajo un árbol muerto y que no puede moverse. ¿Habrá desayunado burundanga esta mujer? o ¿le habrá picado una araña paralizante a lo Lost (serie TV)? ¡Cuántas incógnitas!

Dativa, cortometraje, Daniel Calavera, Corto terror, corto, cortometraje aragonés, cine aragonés, cine de miedo, corto en blanco y negro, corto doblado, doblaje, estudios roma, montse galve, ana esteban, lilian violadé, bosnerau producciones, artista plástica zaragozana, pilar sicilia, audiovisual aragonés

Cuando oyes a tu vecino cerrar la persiana por la noche

Haced memoria, el anterior corto de nuestro dire y su equipo fue una historia de terror desde un punto de vista cómico, y aquí dan un paso adelante tanto técnica como artísticamente y continúan en el género de terror, pero ahora hacia el horror drama. «Es pura oscuridad», define Calavera su trabajo. «A mí me gusta llamarlo una posibilidad, de hecho cuando alguien lo vea y no le siente bien este cortometraje, quiero defenderme diciendo que es una posibilidad».

No podréis moveros del asiento como nuestra protagonista, 45, que está interpretada por Lilian Viodalé, un sobresfuerzo de papel en el que solo podrá mover los ojos y pensar en voz alta. «La puesta en escena del cortometraje ‘Dativa’ nos ha permitido no tener de nuevo sonido directo y eso nos ha llevado a grabar el sonido después«, cuenta a Secuenciadas, en referencia a su anterior cortometraje ‘Unas cuantas bestias’.

La criatura está interpretada físicamente, en el set de rodaje, por la actriz Ana Esteban y le pone voz Montse Galve. Calavera, que es también actor de doblaje y locutor, ha contado para el audiovisual con sus mentoras y profesoras en Estudios Roma. «Me parece que a través del doblaje se pueden sacar muchísimos más matices a la interpretación, permite al actor expresarse con una cierta emoción más veraz. Es mi opinión». Todo el diseño de la criatura y su vestuario es obra de la artista zaragozana Pilar Sicilia que, tras pasarle el guion Calavera, imaginó cómo debía ser este personaje tan importante en el corto.

El rostro de esta criatura creada por Pilar Sicilia

EL ARBOL

Para este cortometraje era importante la localización, ya que todo el filme se desarrolla en un árbol, así que había que encontrar al adecuado. «Teníamos varias localizaciones miradas para el rodaje y nos gustaban, pero no nos enamoraban», recuerda el también guionista. Pero un día le mandaron a grabar un reportaje de Atónitos Huéspedes (programa de Aragón TV), en el que trabaja como operador de cámara. «Me encontré con un árbol de Rosales del Canal, justo al lado del canal (imperial) y dije, pero madre mía qué maravilloso es este árbol. Estaba muerto y seco. Se había incendiado». Vamos, que hizo match con el árbol más chuchurrío de todo Zaragoza. Mandó unas cuantas fotos al grupo de WhatsApp del corto y «les dije, tíos, mirad esto, este sitio, es nuestro sitio».

Así que estaban felices y contentos porque habían encontrado el sitio idóneo para rodar la siniestra historia. Pasaron los días y cuando todo era paz y armonía, comenzaron a ensayar y ¡oh drama! se dieron cuenta de que los árboles estaban marcados y no con corazones precisamente. «A mí me entró el pánico pensando que los iban a cortar». Nada que una llamada telefónica no pudiera solucionar, Calavera habló con Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza. «Fueron súper amables. Tuvieron a bien esperar a que termináramos de rodar para talar los árboles. Estaban enfermos y estaban contagiando al resto de árboles y nos esperaron. Fue un puntazo». ¡Qué majos!

Dativa, cortometraje, Daniel Calavera, Corto terror, corto, cortometraje aragonés, cine aragonés, cine de miedo, corto en blanco y negro, corto doblado, doblaje, estudios roma, montse galve, ana esteban, lilian violadé, bosnerau producciones, artista plástica zaragozana, pilar sicilia, audiovisual aragonés

Aquí me ha dejado la riada

UN GRAN EQUIPO

Todo el equipo se trasladó a grabar el último fin de semana de mayo. «Fue muy rodado, teníamos muy claro lo que queríamos hacer, sobre todo gracias al guion técnico compuesto por nuestro director de fotografía, Manuel Buil, que lo tenía todo muy calculado». El equipo está formado, entre otros, por el ayudante de dirección, Alfonso Millán, dirección de arte y vestuario; Pilar Sicilia, auxiliares de arte; Rubén Blanco Alderete y María Massucco, montaje; Juan Remacha, música; Andrés Bernad, diseño y mezcla de sonido; Juan Monge, maquillaje; Jesús Larrodé Oca, jefe de producción; Pablo Lázaro y ayudantes de producción; Lucía Santos, Pablo Jiménez y Aurora Martinez. También destacar a Bosnerau Producciones que han apoyado en la producción y es su sello el que presenta al cortometraje.

Dativa, cortometraje, Daniel Calavera, Corto terror, corto, cortometraje aragonés, cine aragonés, cine de miedo, corto en blanco y negro, corto doblado, doblaje, estudios roma, montse galve, ana esteban, lilian violadé, bosnerau producciones, artista plástica zaragozana, pilar sicilia, audiovisual aragonés

Daniel Calavera, en el centro, repasa el guion junto a su equipo

El cortometraje ‘Dativa’ es el tercero para Daniel Calavera, tras ‘Greta’ y ‘Unas cuantas bestias’. A raíz de estos trabajos, ha ido formando un gran equipo al que se han incorporado nuevos profesionales aragoneses. ”Los quiero a todos porque no solo son grandes profesionales, sino también grandes personas. Me gusta pensar que somos todos una familia, no hay egos, son gente muy currante y remamos todos a la vez. Es muy difícil encontrar algo así en el audiovisual, me siento muy afortunado», destaca Daniel Calavera.

Dativa, cortometraje, Daniel Calavera, Corto terror, corto, cortometraje aragonés, cine aragonés, cine de miedo, corto en blanco y negro, corto doblado, doblaje, estudios roma, montse galve, ana esteban, lilian violadé, bosnerau producciones, artista plástica zaragozana, pilar sicilia, audiovisual aragonés

Foto de equipo en el antiguo árbol de Rosales del Canal

Tendremos que mantener el suspense para ver ‘Dativa’ en pantalla grande, ya que acaba de comenzar su distribución por festivales. Deseamos que llegue tan alto o más que su anterior cortometraje, ‘Unas cuantas bestias’. Este corto de terror cómico ganó un premio nacional en el Festival de Cine Fantástico de Murcia y otro en el de Isla Calavera en Canarias, una mención del jurado en el Bai de Fest de Rosas y tres premios del público, entre otros. En total, han sido 36 selecciones oficiales.

De momento, flipad con el trailer de ‘Dativa’.

Compartir por
El niño que retrató monstruos

El niño que retrató monstruos

Tiempo de lectura: 5 minutos

Francisco de Goya y Lucientes, el pintor aragonés más universal, ha protagonizado todo tipo de propuestas artísticas y ha sido y es fuente de inspiración para creadores de todas las disciplinas. Ahora es la figura principal del cortometraje de animación ‘El niño que retrató monstruos’, un trabajo de Barbecho Productions, financiado por el Gobierno de Aragón, y que ha contado con Víctor Izquierdo en la dirección, con Pablo Sánchez como director de arte y Joshua Escribano en la producción. 

Goya, a lo Tarantino, pensando en qué pared pintará su siguiente obra (Barbecho Productions)

A través de un concurso público del Gobierno aragonés, Barbecho Productions presentó una propuesta para investigar las vivencias de Goya en su Fuendetodos natal y cómo le inspirarían después para crear las pinturas negras en la Quinta del Sordo. “Gustó la propuesta y la solvencia del equipo, que es cien por cien aragonés, y en septiembre del año pasado iniciamos la labor de investigación” para después grabar el corto, explica Víctor Izquierdo a Secuenciadas. 

Cuando Goya acaba sus días como pintor de la Corte, “hace lo que le da la gana y en las pinturas negras encontramos su obra más interesante, más allá de la técnica, como ocurre con las Meninas de Velázquez”, son trabajos que permiten “encontrar al hombre más allá del artista”, considera Izquierdo. Fue precisamente esto lo que atrajo al equipo: “nos interesaba esa visión más oscura, de un Goya más tenebroso, algo distinto de lo que puedes imaginar”, apunta Pablo Sánchez. 

Así, toda la historia del corto transcurre en la Quinta del Sordo, con Goya “deambulando por su casa cuando hace esas pinturas”. Para recrear las escenas, “visualmente nos basamos muchísimo no solo en las pinturas negras, en sus tonos ocres, sino en los grabados que realizó”, que tienen a su vez mucho de cómic, con sus claros y oscuros “de forma muy exagerada”. “Queríamos coger ese lenguaje de los grabados para la historia que queríamos contar y de ahí salió la idea de trasladarlo a la animación”, detalla Sánchez. 

El corto nos da una imagen de un Goya más tenebroso, pero también más humano.

Pero, ¿cómo se aborda una figura tan conocida como la del pintor para darle un enfoque diferente? El equipo comenzó por el libro de Juan Carlos Arroyo, ‘Las raíces de Goya’, una publicación que “nos dio el pistoletazo de salida para empezar a ver a Francho, que es como lo llamaba su familia de pequeño”. Gracias a este texto descubrieron algunas “perlas” que luego se reflejaron en el corto, siempre con la idea de conocer al Goya humano, señala Víctor Izquierdo.  

SORPRESAS

“Conocíamos a Goya, por supuesto, pero hasta que no ahondas más no descubres detalles más interesantes”, agrega Pablo Sánchez. Desde la parte visual, “me sorprendió revisitar las pinturas negras, que las hubiese pintado en las propias paredes, como decoración en su casa, me pareció interesante”. Una regresión a nuestra tierna infancia, dado que todos nos hemos sentido artistas pintando las paredes de nuestra casa, unos con más arte que otros, todo hay que decirlo.  

De este modo, tras concederles el proyecto en agosto de 2021, e iniciar la investigación y el planteamiento que les permitiría dar vida a las ideas, “el corto se comenzó a materializar entre enero y febrero y hemos trabajado hasta mayo-junio”. Una de las mayores dificultades ha sido abordar espacios oníricos o espacios “más atípicos” de lo que se podría encontrar en un corto de ficción con imagen real. Al ser una animación, “se abren oportunidades infinitas”

Storyboard que muestra el currazo que hay detrás de un corto de animación.

Como ejemplo, Víctor recuerda que “quisimos meter a un Saturno de dos metros en la cocina de Goya, devorando a su hijo, y lo hicimos”, porque la animación “da todas las oportunidades”. “Pero a nivel de disciplina nos hemos tenido que poner unos calendarios más fijos, recalcular las rutas cuando veíamos que había que hacer determinados diseños que no estaban contemplados al principio”, rememora, para estimar que la animación “es más exigente a la hora de planificar, porque un paso en falso encadena un efecto dominó en todo el trabajo”. De hecho, lograr una secuencia puede llevar semanas de diseño y planificación, ¡vaya currazo!

¿EN QUÉ CONSISTE TU LABOR?

¿Y en qué consiste exactamente ser director de arte o responsable de la dirección y animación? Pablo cuenta que su trabajo como director de arte implica “decidir cómo se va a ver el corto, cuáles son los pilares visuales que queremos que tenga, la luz, el diseño de los personajes, del entorno, todas las claves visuales del proyecto, esa fue mi primera labor y, después, ponerlo en práctica dibujando”. Esta tarea supone “un sacrificio muy grande de horas”, en un trabajo intermitente, pero muy exigente durante ocho meses y que realizaba después de su jornada laboral habitual.  

En el caso de Víctor, ha sido director y también responsable de animación, junto a Jaime Sánchez, de Entropy Studio. “Por su bagaje en animación, Jaime ha llevado la supervisión en el estilo y en los elementos fantásticos de las pinturas negras, en los espacios 3D, mientras que yo he dado soporte y he propiciado la puesta en común con el equipo”, para que todos los departamentos avanzaran en la misma dirección.

El equipo presentó ‘El niño que retrató monstruos’ en la Noche en Blanco, en el IAACC Pablo Serrano en Zaragoza.

El equipo lo han completado Leonora Lax como guionista; Pilar Almalé, como responsable de la banda sonora; Néstor Rubio en sonido; Joaquín Murillo como Goya; Luna Nueva Estudio encargados del sonido de estudio; Elisa Forcano en la cocreación e investigación; Joshua Escribano en la producción; Guillermo Juberías como asesor de investigación; y Nai Martín en la asistencia de diseño. 

El corto se presentó en sociedad en el IAACC Pablo Serrano de Zaragoza, durante la Noche en Blanco que se celebró el 25 de junio pasado, y se va a llevar también a festivales, a la espera de nuevas proyecciones. La productora, Barbecho Productions, se encuentra inmersa en nuevos proyectos de ficción que rodarán este año en la comunidad aragonesa. 

Compartir por