Carlos e Ignacio Naya unen épica y ciclismo en el documental ‘Isolé’

Carlos e Ignacio Naya unen épica y ciclismo en el documental ‘Isolé’

Tiempo de lectura: 6 minutos

Los aragoneses Ignacio y Carlos Naya han unido épica, aventura y ciclismo en el documental ‘Isolé’. El trabajo rescata la memoria de José María Javierre, nacido en Jaca (Huesca) en 1888 y que fue el primer español en correr y terminar el Tour de Francia. Una gesta que logró dos años seguidos, incroyable!

Javierre con sus garrafas de vinico para aguantar el tour

“A pesar de que era un personaje aragonés y yo me he dedicado mucho tiempo al periodismo deportivo, no conocía la figura de José María Javierre”, explica Ignacio Naya a Secuenciadas. Fue un amigo suyo quien le descubrió a Javierre y pudo leer su hazaña en medios de comunicación. “Al indagar, nos pareció que había tenido poca relevancia su historia en Aragón, a pesar de que era una persona de Jaca”, recuerda. Decidieron investigar su historia y descubrieron que tenía una hija viva, Cecile Habierre, a quien decidieron ir a entrevistar para conocer la figura de Javierre y, también, cómo era el ciclismo a principios del siglo XX. 

Apenas quedan tres fotografías de este aragonés, del que se sabe poco y “lo que sabemos nos lo ha contado su hija, una mujer de 90 años, cuyo padre murió a los 65 años, hace bastante tiempo”. Por las anécdotas que han recopilado de su hija han podido conocer cómo fue su vida en Oloron, en Francia. “Era un hombre humilde, con una vida familiar, que mantenía un vínculo fuerte con Jaca”, donde conservaba a amigos a quienes venía a visitar, detalla Ignacio Naya. 

Javierre nunca reclamó el “título” de haber sido el primer español en participar en el Tour, “pensamos que no le dio importancia, que para él fue una aventura”, que le llevó después a abrir una tienda dedicada al ciclismo y las bicicletas, pero “nunca lo tuvo como algo de lo que presumir especialmente, el hecho de ser consciente de que había completado el Tour en un par de ocasiones”. 

Para Carlos Naya, realizar este documental suponía “reivindicar la figura histórica de Javierre”. Se pensaba que el vasco Vicente Blasco fue el primero en participar en la vuelta ciclista francesa, pero un año antes lo hizo Javierre. “A medida que hemos realizado el documental hemos tomado conciencia de la proeza que suponía terminar un tour en aquella época, por lo duro de las condiciones del ciclismo”, por lo que Javierre y sus compañeros se han convertido en figuras “tremendamente admirables” para los hermanos.

LOS NAYA Y LOS AVENTUREROS CICLISTAS

De hecho, el documental también explica cómo era el ciclismo hace cien años. “Ahora es un deporte muy tecnológico, sofisticado, de precisión máxima, pero entonces era más una aventura, de pura épica” y los participantes no eran tanto deportistas de elite como aventureros, considera Carlos Naya. 

En este proceso “hemos descubierto muchas cosas”, puntualiza su hermano Ignacio. Así, se descubre el nacimiento del Tour, una carrera que sirvió en la época para vender más periódicos, ya que era una información que se publicaba día a día. Nos lo imaginamos como la telenovela de la tarde, pero en versión deporte y aventura. 

Carlos Naya acariciando un caniche en el rodaje

Además, las etapas eran muy distintas, “durísimas, larguísimas, de 400 kilómetros, por carreteras que no son como las actuales, que eran de tierra” y con un diseño pensado en endurecer la prueba y poner al límite a los participantes. Tanto que, aunque entonces ya existían, se les prohibía circular con bicis con marchas, corrían las carreras “con un plato y un piñón”. 

En 1909 y 1910 participó en la carrera José Habierre, a quien al llegar a Francia un funcionario había cambiado su apellido por error, lo que pudo llevar también a que su histórica hazaña pasara desapercibida durante más de un siglo. Corrió con el dorsal 154 y, como otros participantes, lo hizo en la categoría ‘Isolé’, sin apoyo de ningún equipo, llevando su propia comida y sus propias herramientas para arreglar cualquier problema en la bicicleta. 

‘ISOLÉ’

“En esas primeras ediciones ya existían grandes equipos, pero lo que le da un carácter más aventurero al Tour es que esos grandes equipos compartían carrera con corredores en la modalidad Isolé, se entrenaban ellos, no tenían ayuda, ni asistencia técnica, ni asesoramiento, lo corrían por puro instinto y se embarcaban en proezas”, resalta Carlos Naya. Javierrre fue uno de esos “isolés” y terminó sus dos tours en los puestos 17 y 24, en una prueba en la que había 200 o 300 participantes. 

El documental también rescata la historia de Vicente Blanco, del que se pensaba que había sido el primer español en correr el Tour. Si no estáis sentados, os lo recomendamos, porque esto os va a impactar. Tras lograr buenos resultados en algunas pruebas en España, Vicente decide ir a la carrera gala. Ni corto ni perezoso, cogió su bicicleta y se fue de Bilbao a París pedaleando para participar en el Tour de 1910. ¡Ahora entendemos el origen de todos los chistes sobre la fuerza y la tenacidad de los vascos!

Blanco llega ya cansado y enfermo a París, un día antes de comenzar la carrera, lo que le llevó a abandonar en esa primera etapa. No nos extraña, lo que nos parece un milagro es que pudiera ir hasta la capital francesa en bicicleta. Al parecer, era costumbre de la época, dado que recordamos que entonces los coches no eran tan comunes como ahora. 

Carlos Naya apunta que, además, Vicente Blanco había sufrido varios accidentes y sufría de cojera, pero “en la bicicleta era un corredor sin rival”. A estos hombres uno de los periodistas que entrevistan en el documental los compara con los himalayistas, con esas personas que buscan “ese chute de adrenalina escalando montañas de más de 8.000 metros” y los comparan con los ciclistas de la actualidad, deportistas de elite que están rodeados de asesores y de tecnología que les ayudan. 

Borja Gascón y Kiko Gimeno intentado poner el piñón pequeño sin resultado

SALTO AL TOUR 

Volvamos a José María Javierre. El español se convierte en Joseph al ser naturalizado francés en 1915. Procedía de una familia humilde que emigra a Francia a principios de siglo. Allí el uso de la bicicleta era común, “suponemos que empezó a notar que le iban bien las piernas, que tenía el corazón fuerte y empieza a destacar en algunas carreras locales”, por lo que decide dar el salto al Tour. 

Tras terminar dos ediciones, el director de la carrera le pide correr una tercera, pero como no era una salida profesional viable y requería mucho entrenamiento, lo descarta. “Después va a la Primera Guerra Mundial, lo hieren en dos ocasiones y ya la posibilidad de dedicarse al deporte se termina”, apunta Ignacio Naya.

Tanto Carlos como Ignacio eran ya aficionados al ciclismo y este trabajo les ha permitido contactar con personas para las que este deporte “vertebra su vida”. Asimismo, les ha ofrecido la posibilidad de trabajar juntos por primera vez en un proyecto audiovisual, un proceso que “ha sido muy fluido” y en el que “no hemos discutido ni una vez”. “Ha sido muy bonito trabajar juntos”, reconocen. 

En el documental se mezclan las entrevistas con recreaciones de época. “Hemos tenido la colaboración de quien me descubre la historia, mi vecino y amigo de Borau (Jaca), donde le han dedicado una carrera a la memoria de Javierre, una prueba que han llamado ‘Isolé’. 

Los propietarios de la Ciclofactoría (Zaragoza), Borja Gascón y Kiko Gimeno, dan vida a Javierre y Vicente Blanco, respectivamente. Con ellos, algunos voluntarios, y con unas bicis de época chulísimas, han recreado algunas escenas del Tour de principios de siglo en paisajes de Borau y Teruel. El rodaje les ha llevado también a Madrid, Oloron, o Jaca, los lugares por los que transitó Javierre, así como Bilbao o Alsacia, donde entrevistaron a la persona que descubrió que Javierre aún tenía nacionalidad española cuando corrió el Tour. 

‘Isolé’ ha llevado cinco años de trabajo y ahora los hermanos Naya se encuentran en proceso de promoción del documental, “moviéndolo” por festivales. De hecho, se pudo ver en la cuarta edición del Saraqusta Film Festival en Zaragoza, Aragón TV lo emitirá también y desean poder organizar una proyección en julio en La Ciclería, en la capital aragonesa. ¡Esperamos poder disfrutarlo de nuevo entonces! 

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR:

Compartir por
La directora Vicky Calavia recupera la figura de Natividad Zaro

La directora Vicky Calavia recupera la figura de Natividad Zaro

Tiempo de lectura: 4 minutos

La directora aragonesa Vicky Calavia recupera en su último documental la figura de la intérprete, dramaturga, guionista y productora de cine Natividad Zaro. Nacida en Borja a principios del siglo XX (1909 – Madrid, 1978), fue una mujer avanzada a su tiempo, amiga y colaboradora de Lorca, Azorín, Valle-Inclán o Forqué. Sin embargo, su nombre había caído en el olvido.

Vicky Calavia posando en las butacas en un momento del rodaje

En 2008, Vicky Calavia había acabado de rodar el documental dedicado al crítico Manuel Rotellar. A su amigo el escritor Félix Romeo le había gustado y, coincidiendo con esa ocasión, le envió un e-mail en el que le hablaba de Natividad Zaro. “Me dijo que tenía que hacer un documental sobre ella”, recuerda la directora.

La idea se quedó en stand-by, aunque Vicky comenzó a investigar, a descubrir más detalles sobre su vida. Entre ellos, que José Luis Borau la había citado en uno de sus libros, así como conoció la actividad el Centro de Estudios Borjanos, donde disponen de información sobre Natividad Zaro.  

“Como no tenía descendencia directa era muy difícil seguir el hilo de su vida”, explica a Secuenciadas. De hecho, este trabajo le ha llevado años de investigación y documentación. “Lo paralizó la pandemia y lo he tenido que hacer por partes, pero ya era hora de que saliera a la luz este personaje fantástico y con una trayectoria abrumadora”.

Actriz, dramaturga, traductora a varios idiomas (francés, alemán, italiano), guionista, productora, “cuando la empecé a investigar pensé que era un personaje arrebatador, una mujer con mucho carácter a la que no se le ponía nada por delante”. “Nunca le dio miedo emprender nuevos proyectos”, señala Vicky Calavia.

Al mismo tiempo, era “un personaje difícil de situar, porque vivió la II República, la Guerra Civil y la posguerra sin acercarse ideológicamente a ningún bando o a todos”. Tuvo amigos y amores en ambos bandos, algo que quizá favoreció que su nombre cayera en el olvido, dado que a estos personajes “la historia los olvida porque nadie puede apropiarse de ellos”.

Vicky le cuenta a Cayetana Guillén Cuervo todas las actividades cinematográficas que desarrolla. ¡Mola su versión aragonesa!

NATIVIDAD ZARO, PIONERA EN SU ÉPOCA

Sin embargo, no existe una figura femenina, a excepción de Ana Mariscal, que pasara en aquella época de la actuación a la dirección, “nadie con un desarrollo tan largo y una carrera tan prolífica”.

Que estos personajes no sean recordados “es una de las grandes tristezas de la cultura española y hay que paliarlo”, considera la directora. Con su trabajo, Calavia rescata “a personajes a los que nadie quiere y a quienes me gusta ponerles luz”.

En este caso, además del documental, intentará escribir su biografía en un libro, dado que “tuve acceso a muchos archivos y tengo más documentación, guiones que registró y un seguimiento de su carrera que me gustaría plasmar”. 

Respecto a su colaboración con grandes personajes de la historia de España, Vicky Calavia indica que, a su llegada a Madrid, la actriz trabajó un tiempo en correos y telégrafos, pero “enseguida busca tertulias literarias y artísticas y conoce a Lorca, Azorín y Valle-Inclán”, con quienes colaboró. Se adelantó tanto a su tiempo que quiso interpretar el papel de Don Juan Tenorio en una función nocturna y el gobierno de la II República canceló la sesión.

Todos la admiraban mucho, así consta en la prensa de la época”, apunta, para agregar que incluso José María Forqué cede a hacer con ella (como guionista) ‘Amanecer en puerta oscura’, “diciéndole que sí porque era muy pesada, para que se callara”. Así nos gusta, una mujer tenaz y con visión, dado que esta película consiguió en 1957 el Oso de Plata – premio extraordinario del jurado del Festival de Berlín, un premio que antes solo había ganado la cinta ‘Marcelino, pan y vino’.

Ingrid Magriñá recrea la gestualidad de Natividad Zaro. Al fondo, Vicky mira en la pantalla y alucina con el resultado.

DOCUMENTAL

En el documental intervienen Gemma Cuervo, Cayetana Guillén Cuervo, José Luis García Sánchez, Luis Alegre, Juanjo Alonso Millán, Adolfo Ayuso, Javier Barreiro, Antón Castro, Jesús García de Dueñas, Manuel Gracia, Manuel Guallart, Javier Hernández, María Antonia Martín Zorraquino, Fernando Sancho, Juan Villalba y Javier Zaro, así como la actriz y bailarina Ingrid Magriñá.

“Al no ser un personaje tan conocido, hacía falta explicar su biografía y lo hacemos con una trayectoria cronológica, nos paramos en su parte teatral, en la literatura y la dramaturgia”, para llegar en una segunda parte al cine, a través de personas que la conocían y que le han ido dando pistas para entrevistar a otras.

Vicky Calavia deseaba mostrar a Natividad Zaro desde su juventud y cómo fue su desarrollo. Para ello recurre también a la figura de la bailarina Ingrid Magriñá, que con sus movimientos recrea la gestualidad de la intérprete, y a la voz en off de la actriz María José Moreno que lee poemas que Natividad recitó en su época en Madrid, de mujeres rompedoras como Alfonsina Storni y Dulce María Loynaz. 

El equipo rodó el documental en 2017, en escenarios de Madrid, Borja y Zaragoza, lugares que protagonizaron la vida de Natividad Zaro, aunque después de la Guerra Civil y hasta los años 60 residió en Lisboa, Berlín y Roma, en cuyas embajadas trabajó su marido Eugenio Montes. No obstante, “ella viajaba mucho, porque iba a localizar sus películas y en una ocasión se fue hasta la Antártida; tuvo una vida muy nómada en ese sentido”.

Tras un preestreno en Borja, el documental se ha estrenado de forma oficial en la cuarta edición del Saraqusta Film Festival. Se emitirá a finales de año en Aragón TV y la directora desea poder proyectarlo otra vez en Zaragoza. Vicky Calavia continúa trabajando en su documental sobre la cantante, cupletista y actriz Raquel Meller y en un documental sobre la arquitectura brutalista de la Zaragoza moderna.

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR:

Compartir por
Comienza la IV edición del Saraqusta Film Festival 

Comienza la IV edición del Saraqusta Film Festival 

Tiempo de lectura: 6 minutos

Llega uno de nuestros momentos favoritos del año. Nos vestimos de época, cogemos el pasaporte del tiempo y activamos las ganas de conocer y viajar al pasado para disfrutar de una nueva edición del Saraqusta Film Festival, el Festival Internacional de Zaragoza de Cine y Series de Historia. El certamen se desarrollará del 26 de abril al 3 de mayo y estamos ya living por descubrir sus propuestas de esta cuarta edición

‘La última sesión de Freud’, el estreno que dará inicio a la programación de este año

Este año destaca la sección aragonesa en la programación. Lo explica a Secuenciadas el director del festival, José Ángel Delgado: “Se impone porque tenemos mucha obra documental, histórica, en Aragón y este año su presencia es muy elevada” en esta sección que no es competitiva y que se puede disfrutar al aire libre en una pantalla instalada en el Teatro de Caesaraugusta. Estaréis de acuerdo en que nunca podrá encontrarse un marco más idóneo para disfrutar de cine aragonés histórico, ¡nos encanta!

En la sección documental aragonés podremos ver a las 12.30 los trabajos ‘Libros: el legado de Alantansí’, de José Ángel Guimerá, el domingo 28; ‘María de Ávila: el triunfo de la belleza’, de Miguel Lobera, el lunes 29; ‘Natividad Zaro, en voz alta’, de Vicky Calavia, el martes 30; ‘Kautela’, de Patricia Roda, el miércoles 1 de mayo; y el trabajo ‘Isolé’, de Ignacio y Carlos Naya, y el jueves 2. 

No obstante, no serán los únicos documentales aragoneses que el público podrá disfrutar, dado que la gala de clausura estará protagonizada por ‘Ullate, la danza de la vida’, de Elena Cid, que se proyectará el viernes 3 de mayo, a las 19.00 horas, en Ibercaja Patio de la Infanta, así como en la sección a concurso ha entrado el trabajo ‘Marisol, llámame Pepa’, de la aragonesa Blanca Torres, que se verá el día 2, a las 19.00 horas, en este mismo lugar, entre otras propuestas made in Aragón.

Sobre el buen momento que viven las producciones relacionadas con la historia en Aragón, el director del festival, José Ángel Delgado, recupera las palabras del exjefe de producción de Aragón TV, Jaime Fontán, “que decía que siempre los documentales daban buenas audiencias y nos ponían en buen lugar”. 

En este auge documental contribuye también que las convocatorias de ayudas valoren los perfiles biográficos, las historias aragonesas, lo que lleva a nuestros cineastas a bucear e investigar en la historia de la comunidad para documentar diferentes etapas o recuperar personajes. “Estamos recuperando el tiempo perdido para investigar en nuestra historia”, recalca Delgado. 

PROGRAMACIÓN SARAQUSTA FILM FESTIVAL

La programación del certamen comenzará este viernes, 26 de abril, con el acto de inauguración en Ibercaja Patio de la Infanta, a las 19.00 horas, donde se proyectará ‘La última sesión de Freud’, de Matt Brown. “La podremos ver mes y medio antes de que llegue a las salas”, destaca Delgado. 

El sábado 27, desde las 17.00 horas en ese mismo lugar, se proyectarán ‘La reina Isabel en persona’, de Rafael Gordon e interpretada por Isabel Ordaz, que en la tarde del viernes recibirá uno de los premios Saraqusta por su trayectoria profesional; el documental ‘Ingeniería romana, puertos’, de José Antonio Muñiz; y ‘La Iglesia de San Pablo Apóstol’, de Iñaki Latorre y Javier Romeo, otra de las obras con marca aragonesa de esta edición. 

La programación a concurso se desarrollará del domingo 28 de abril al jueves 2 de mayo con la misma estructura que en anteriores ediciones: el día comenzará en el teatro romano con rueda de prensa a las 10.00, mesa redonda a las 11.00 y proyección de un documental aragonés a las 12.30 horas; para pasar por la tarde al Patio de la Infanta con las secciones Panorama Saraqusta, a las 17.00, y las oficiales a concurso de documental y largometraje, a las 19.00 y 21.00 horas, respectivamente. 

El domingo 28, además de ‘Libros, el legado de Alantansí’, el público podrá ver en Panorama Saraqusta el documental zaragozano ‘Sin salida. Incendio tapicerías Bonafonte’, de Fernando Ruiz; ‘Mi última condena’, de Juan Mata, en el docu a concurso; y ‘La leyenda del Escanyapobres’, de Ibai Abad’, como película a concurso. 

El lunes 29, por la mañana será el turno del documental sobre María de Ávila, mientras que la tarde estará dedicada a ‘Los pilares del tiempo’, serie documental de Antonio López Pulido y Ana Pecos Palacios, en Panorama Saraqusta;  ‘El espacio itanialo’, de Marco Spagnoli, en documental; y ‘Traición’, de Thomas Nauw y Dennis Bots, en largometraje a concurso. 

Paco León en la serie ‘La peste’

SERIES HISTÓRICAS EN SARAQUSTA FILM FESTIVAL 

Natividad Zaro abrirá la programación del martes 30, en la que estará acompañada por la serie ‘La peste’, de Movistar + y dirigida por Alberto Rodríguez; el documental ‘1212 La batalla de las Navas de Tolosa’, de Santiago Mazarro; y el filme ‘Amadeo’, de Vicente Alves do Ó. 

El miércoles 1, tras conocer por la mañana la vida del fotógrafo Kautela, por la tarde se proyectará el documental ‘Malcom X. Justicia por cualquier medio’, de Amine Mestari; y la película ‘Hadik’, de János Szikora, ambos en las secciones a concurso. 

El jueves 2, tras ver ‘Isolé’ en la sección aragonesa, la tarde contará con los trabajos ‘La guerra de las cartas’, de Victor Chouchkov y Zoran Petrovski, en Panorama Saraqusta; y a concurso el documental ‘Marisol, llámame Pepa’, de la zaragozana Blanca Torres, y la película ‘Hermanos’, de Tomas Masín.

Saraqusta Film Festival finalizará el viernes 3 de mayo, en Ibercaja Patio de la Infanta, con la proyección especial de ‘La conjura de El Escorial’, a las 16.30 horas; y el acto de clausura, a las 19.00 horas, en el que se podrá ver ‘Ullate, la danza de la vida’ y se procederá a la entrega de premios, entre ellos otros dos Premios Saraqusta al actor italiano Fabio Testi y al director de cine Antonio del Real, actor y director de ‘La conjura de El Escorial’, respectivamente.

José Ángel Delgado resalta que esta programación ofrece historias de ficción y documentales que abarcan los siglos XIX y XX, pero también “la Edad Media o la época romana”, con propuestas que pueden resultar interesantes tanto al gran público como al especializado. Respecto a las mesas redondas, detalla que se hablará de los documentales aragoneses fuera de concurso, de series como ‘La peste’ o cómo fusionar el mundo de la historia, los libros y el audiovisual. 

Los premios Saraqusta. ¡Queremos esos dragones!

ENTRADAS Y BONOS SARAQUSTA YA A LA VENTA 

Las entradas para asistir a las galas de inauguración y clausura, con el correspondiente visionado de ‘La última sesión de Freud’ y ‘Ullate. La danza de la vida’, están disponibles a través de la web del festival saraqustafilmfestival.com por el precio de 5 euros. Allí también se encuentran las entradas para ver las proyecciones de los largometrajes y documentales a concurso (4 euros). El acceso a las proyecciones especiales, a los documentales aragoneses y a los audiovisuales de Panorama Saraqusta es gratuito.

Esta edición también se ha puesto a la venta un bono de 15 euros con el que se podrá acceder al visionado de todas las proyecciones a concurso y a las galas. Se puede adquirir igual que las entradas a través de la página web oficial del Saraqusta Film Festival. Además, como novedad, hay disponible una acreditación para profesionales del sector que incluye el acceso a todas las proyecciones y galas y un networking diario con los participantes de las diferentes secciones del festival. 

Nuestro festival histórico favorito ya se está consolidando en el panorama aragonés y “tiene una progresión en aumento” en cada edición, señala José Ángel Delgado. El año pasado superó la barrera de los 3.000 espectadores y este año confía en alcanzar los 5.000, así como seguir creciendo en impactos en los medios de comunicación y “ampliar nuestras fronteras”, si bien Saraqusta Film Festival ya se ha hecho un hueco en el panorama europeo. “Estamos en contacto con otros festivales de corte histórico para hacer una red. Respetamos muchísimo a los festivales que llevan mucho tiempo, pero queremos encontrar nuestro hueco en esta especialización, aunque mantenemos una visión muy amplia de la historia y vamos a contextos históricos y épocas” para atraer al mayor número de público, concluye el director.  

El cartel de la IV edición, con una estética muy Indiana, obra de David Arenas.

QUIZÁ TE PUEDE INTERESAR:

Compartir por
Isabel Aparicio capta la magia de Tamarite de Litera 

Isabel Aparicio capta la magia de Tamarite de Litera 

Tiempo de lectura: 3 minutos

La directora zaragozana Isabel Aparicio capta la magia de Tamarite de Litera en el nuevo documental que está grabando. Y lo hace literalmente, dado que dedica su nuevo trabajo al Encuentro Nacional de Magos Florences Gili que se celebra cada mes de marzo en el municipio oscense. 

Isabel muy concentrada en pleno rodaje. ¿Estará pensando cuándo algún entrevistado dirá lo de «nada por aquí, nada por allá»? (Fotos: Elena Rubio)

Isabel Aparicio se acerca al mundo de la magia gracias a uno de sus amigos, miembro del dúo cómico y mágico Calamidad y Desastre. “En la familia siempre nos han gustado los espectáculos de magia y Néstor y David (el dúo) van todos los años al encuentro de Tamarite y nos decían que se lo pasaban fenomenal”. Se lo vendieron tan bien que a la dire le entraron ganas de ir a conocer el encuentro y le pareció “increíble que se haga algo tan chulo”

Además, al asistir conoció la figura de José Florences Gili (1872-1944), nacido en Tamarite y considerado padre de la magia de cerca. “Fue muy famoso a principios del siglo XX”, creó distintos juegos, entre ellos uno conocido como el cigarrillo eléctrico, con el que se hizo muy conocido a nivel mundial. 

El mago nació en Tamarite, pero en su juventud se fue a vivir en Barcelona “para ganarse la vida”. Junto a su pareja, la también maga Miss Selika, recorrieron los mejores escenarios y actuaron ante reyes de distintos países. “También creó la Sociedad Española de Ilusionismo y su vida fue fascinante”, explica Isabel Aparicio a Secuenciadas. 

El equipo ha entrevistado a magos, como Civi Civiac, y a vecinos que hacen magia. ¡Cuánto nos gusta este trabajo!

Dedicado a su figura, el colectivo Pro-Tamarit lleva 24 años organizando el encuentro de magia, entre otras actividades e iniciativas de la localidad. “Son todos voluntarios, han trabajado todos estos años para darle visibilidad al pueblo a nivel cultural, con el apoyo del Ayuntamiento y la Diputación de Huesca», y han conseguido traer a los magos más importantes y famosos de España, como Juan Tamariz o Anthony Blake.  

“Es un evento tremendo” que incluye magia para niños y público en general, pasacalles, mercadillo, un encuentro profesional y una gala que se desarrollan durante un fin de semana del mes de marzo. Cada año, además, rinden homenaje a un mago que, como si se encontrara en el paseo de la fama de Hollywood, deja la huella de sus manos para la eternidad en una placa en la plaza del Ayuntamiento. 

Con este documental, desean dar visibilidad al encuentro, reconocer el trabajo que realiza el colectivo Pro-Tamarit y dar a conocer también la figura de Florences Gili. En el trabajo entrevistan a los miembros del colectivo vecinal que han deseado aparecer, al anterior alcalde y a la actual alcaldesa de Tamarite, y a varios magos que han participado en el encuentro, entre ellos a Anthony Blake, “a magos que tienen presencia en ese particular paseo de la fama y que nos han contado que en Tamarite se encuentran como en casa”.

Así de sonriente posa el equipo porque Tamarite y su encuentro les ha encantado

ISABEL APARICIO Y UN EQUIPO FAMILIAR 

En mayo rodarán también algunas escenas en el Casino de Teruel. Allí grabarán una dramatización con un actor que dará vida a Florences Gili y “haremos una recreación histórica, como si fueran los años 20”. Nuria Rubió, en las labores de producción, ya se ha puesto a ello y ha conseguido a los figurantes que llenarán ese salón vestidos de época. 

En el equipo encontramos también a Manuel y Jorge Aparicio, como productores; Roberto Torrado en la técnica (fotografía, cámara y sonido); Jesús Aparicio como compositor de la música y Elena Rubió colaborando con toda la producción. 

Comenzaron con este “proyecto familiar”, como lo define Isabel Aparicio, en mayo de 2023 y, desde entonces, han estado rodando poco a poco en Tamarite y algunos lugares de Zaragoza como el Parque Grande. Su deseo es estrenar el trabajo coincidiendo con el encuentro de magia, para celebrar junto a los vecinos del municipio el 25 aniversario de su festival. 

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR:

Compartir por
Elena Cid, Víctor Ullate y una historia de amor a la danza 

Elena Cid, Víctor Ullate y una historia de amor a la danza 

Tiempo de lectura: 5 minutos

La directora Elena Cid nos propone vivir una historia de amor por la danza en su nuevo documental ‘Ullate. La danza de la vida’. Con la historia del bailarín, maestro y coreógrafo Víctor Ullate como hilo conductor, Elena Cid se adentra en el mundo del baile para descubrir de la mano de bailarines profesionales que es una práctica que despierta tantas pasiones que es imposible alejarse de ella. 

El equipo grabando a Víctor Ullate, que se acomoda en su asiento para hacer memoria sobre su vida.

“Llevaba un tiempo investigando cosas sobre la danza y, al mismo tiempo, a través de la productora del documental ‘Bécquer y las brujas’, Leticia Iserte conocí a Sonia Martín, que había trabajado con Víctor y quería hacer algo sobre su figura”, rememora Elena Cid sobre los inicios de este documental. 

Se leyó la biografía del zaragozano Víctor Ullate y se quedó in love al descubrir que tenía “una vida alucinante”. “Me cautivó”, afirma, si bien reconoce que lo que más captó su atención fue el hecho de que “los padres de un niño en los años 50 le dejaran bailar y lo apoyaran”. “Me vinculé a su historia por sus padres, por Julián Ullate”, con quien la dire estableció una “conexión extraña”, pero que le llevó a entender que esto no era nada más que “una historia de amor: la historia de amor de unos padres por su hijo y de amor a la danza”.  

Precisamente eso es lo que cuenta este docu, una historia de amor a la danza a través esta historia. Se adentra también en la danza histórica, investigando por qué el ser humano baila “cuando es algo tan difícil, por qué se dedican a algo tan complejo”, una profesión muchas veces dura y corta en el tiempo. Sin embargo, “no pueden dejar de bailar”, subraya, para recordar que socialmente antes era muy importante saber bailar, porque el baile era un acontecimiento fundamental en la sociedad. 

Como a todos nos encanta dejarnos llevar por la música, nos podemos imaginar que el baile es casi adictivo. Pero para quienes lo practican de forma profesional es también sinónimo de libertad, y lo equiparan con poder volar

¿Qué tiene el baile que tanto nos gusta?

LOS INICIOS DE VÍCTOR ULLATE 

En el trabajo se suceden las entrevistas a expertos en danza, historiadores y a personas relacionadas con Víctor Ullate, como Nacho Duato, Mónica Cruz o Lola de Ávila. “Su vida es la historia de la danza en España”, porque empezó bailando con María de Ávila y luego le descubrieron Antonio Gades, Antonio Ruiz Soler y Maurice Béjart. Ha dominado el ballet clásico, el español y el contemporáneo “y ha creado su propio discurso”. También creó el Ballet Nacional Clásico de España; su escuela de danza y ballet y dirigió su propia compañía en Madrid.

Víctor Ullate ha ganado en su trayectoria la medalla de oro al mérito en las bellas artes, el premio nacional de danza de España, la medalla de oro al mérito en el trabajo, el Premio Max de Honor de las artes escénicas y un largo etcétera para esta figura “fascinante”.

Aunque está muy reconocido en su última etapa, como coreógrafo y maestro, “es muy desconocida su etapa como bailarín”, asegura Elena Cid. De hecho, el público del festival de Málaga, donde se ha proyectado este trabajo, aseguró al terminar la proyección que “lo que más les había maravillado era verlo bailar”. 

Antes de comenzar con este proyecto, Víctor Ullate era para Elena Cid “una persona de la que oía hablar en la tele, el coreógrafo, muy mediático, y junto a Nacho Duato, una de las personas que más se han preocupado por divulgar la danza”. “Ahora lo veo como historia de la danza, soy consciente de la magnitud histórica que tiene, es bárbaro”, asegura. 

En el docu aparecen entrevistas a personas relacionadas con el bailarín y coreógrafo, como el también bailarín, coreógrafo y actor Víctor Ullate Roche. ¡Este apellido nos suena!

EMOCIÓN EN LOS GIROS 

El mayor descubrimiento en este documental ha sido para la directora ver las imágenes del bailarín en movimiento. “La emoción y la capacidad que tiene de transmitir una emoción bailando”, resalta, para confesar que el coreógrafo no quería que se le viera bailando “porque el nivel de la técnica física ha cambiado mucho, pero causa emoción verle bailar”, recalca. 

El trabajo se ha rodado en Madrid, El Escorial, Zaragoza, Borja, Canfranc, Bruselas y Berlín. Comenzaron en pandemia, lo que complicó el rodaje e hizo que el equipo tuviera un tamaño más reducido. Aunque Víctor Ullate es protagonista en la peli, durante el proceso “lo he mantenido un poco a distancia, porque uno no puede ser objetivo con su propia vida y quería salvaguardar mi propia libertad creativa”.

Así que ver el documental en Málaga despertó una cascada de emociones no solo en el público, sino también en el propio bailarín. “Cuando acabó la proyección mucha gente de la sala estaba llorando, muy emocionados, y se levantaron de forma espontánea y le aplaudieron”, rememora. 

Elena Cid y Víctor Ullate, sonrientes y emocionados en el Festival de Málaga (Foto: Koke Pérez)

“El ballet de Ullate, la escuela y la fundación cerraron en tres meses (en 2019), la sensación que quedaba era muy amarga, de un cierre muy feo, y era necesario que esta historia acabara en una alfombra roja”, considera Elena Cid, para señalar que el esfuerzo que han realizado en estos años “ha merecido la pena”.  

El público zaragozano podrá disfrutar del documental en la clausura del Saraqusta Film Festival, que se desarrollará entre el 26 de abril y el 3 de mayo. Además, la directora está trabajando en la distribución de la peli y en nuevas proyecciones en Zaragoza. Entre sus próximos proyectos, además de cuidar la distribución de ‘Ullate. La danza de la vida’, se encuentra regresar a la ficción e impulsar otros largos documentales que tiene en mente. ¡No nos perderemos nada!

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR

Compartir por