El misterio de las voces del pasado

El misterio de las voces del pasado

“Solo el misterio nos hace vivir. Solo el misterio”. Con esta cita de Federico García Lorca inicia la directora Hada Torrijos (Huesca, 1993) su cortometraje ‘Voces’. Y con esta realizadora oscense afincada en Madrid inauguramos nuestra nueva sección ‘Más allá de Fraga’ para dar a conocer el trabajo de los creadores aragoneses fuera de la Comunidad y, sobre todo, para que les deis mucho amor. Ellos añoran Oregón.

Protagonizado por la policía malota de La Casa de Papel, Itziar Ituño, y Amanda Solar, una actriz prometedora, el corto narra la historia de Beatriz y Aitana, dos hermanas que regresan al municipio oscense de Bandaliés, a la casa que han heredado tras la muerte de su madre.

Dicen que el pasado es silencioso, pero a veces, como en este caso, nos llama a gritos y lo cambia todo. Y en Bandaliés tuvo que gritarles mucho y bien alto. La historia de estas dos hermanas podría ser la tuya o la mía, dos personas que creen conocerse, pero que en realidad no lo hacen.

El 31 de julio, si estáis en Madrid, ya tenéis plan: este corto, de 15 minutos de duración, se presentará en Fnac Callao a las 19.00 horas y la entrada es libre, pero los asientos volarán. No digáis que no os hemos avisado. Mientras tanto, Hada desvela en Secuenciadas algunos de sus secretos.

SUSPENSE RURAL

“Voces es un compendio de muchas cosas”, asegura su autora. La idea surgió tras realizar otro corto, ‘Ariadna’. En la última presentación de este trabajo en Huesca, capital mundial, el equipo pensó en rodar de nuevo juntos y, ni cortos ni perezosos, Enrique Varas y Hada Torrijos se pusieron manos a la obra a escribir el guión. 

Un momento relajado del rodaje, antes de saber en cuánto tiempo tendrían que rodarlo todo. (Foto Brusau Films)

Escribir a cuatro manos “es complicado», pero ambos tenían clara la propuesta inicial: dos mujeres, una mesa y una conversación. «Queríamos poner a dos personajes en una mesa a hablar, porque Voces es sobre la incomunicación». Y es que nada da más miedo, caris, que una charla sincera.

Lo que no tenían tan claro era el final y, de hecho, a un mes y medio de empezar a rodar lo cambiaron. Qué viva el suspense.  

UN HOMENAJE A BANDALIÉS 

La familia de Hada es de Bandaliés. Y hasta allí desplazaron al equipo para rodar en este pequeño municipio, de 50 habitantes, situado a nueve kilómetros de Huesca y donde la cineasta ha pasado todos los veranos de su vida. La realizadora es de Huesqueta de toda la vida y, por si os lo estáis preguntando, sí, Hada es su maravilloso nombre real.

Itziar en pleno retoque mientras Hada piensa que se ha dejado el gas abierto y que se va a liar parda en Bandaliés. (Foto: Brusau Films).

El corto “es un homenaje a mi abuelo, porque siempre le decía que en esa casa había que hacer una película de terror y, al final, es un drama”, comenta Torrijos.  

Con la idea ya definida, le presentaron el proyecto a Brusau Films y, tras aceptarlo, “rodamos el 9 y 10 de junio del pasado año” con Itziar Ituño (Basauri, 1974) y Amanda Solar (Madrid, 1984). “Ellas no se conocían, pero en los ensayos en Madrid vimos que tenían feeling y pensé que el proyecto iba para adelante”, recuerda la directora. 

El rodaje se realizó en un fin de semana, “en día y medio; fuimos a matacaballo”. ¡Eso sí que es trabajar con rapidez Hada! “Son quince minutos de corto, pero había muchas escenas y el pueblo nos lo puso súper fácil para rodar”. Normal, porque los vecinos rurales son muy majicos, un amor.

UN HALO DE MISTERIO 

Según Hada, “la casa tiene ese halo de misterio”, algo que caracteriza a la población oscense, “uno de los pocos pueblos donde se ponen botijos en las chimeneas para ahuyentar a los espíritus”.

Si os asustáis con facilidad ya podéis verlo en compañía, porque algunas puertas se abren solas y escucharéis voces tras ver esta historia. 

¿Y esto qué coñi es? (Fotograma de ‘Voces’)

La casa es, a la vez, otro personaje y “tenía que hablar en cada plano”, por lo que sus texturas “están muy presentes” y las luces y colores sirven para identificar a las hermanas, una la luz y otra la sombra, “una alegre y otra amargada”. Itziar, chica, que te ha tocado la parte nada alegre de la vida.

EL PODER DEL CROWDFUNDING 

Tras el rodaje, el equipo se encontró con algo que sí que da mucho miedo: no había recursos para la postproducción. “Hicimos un crowdfunding –confucius, confunding, give me your money?– y hay que agradecer a los más de cien mecenas que aportaron recursos, porque pedimos 3.000 euros y los sobrepasamos, llegó ayuda de distintos puntos del mundo”. 

“Quien más apostó por el corto fue gente de Huesca. Yo alucinaba”, afirma la directora. También recibió una pequeña subvención del Ayuntamiento de la capital altoaragonesa. 

Visto el resultado, cuando necesitemos organizar un confucius de estos contaremos contigo, Hada.

“VEO MÁS EN FOTOS QUE EN VERSOS”

Breve currículum de Hada Torrijos: cursó Filología Hispánica en la Universidad de Zaragoza, pero siempre ha sido una apasionada del cine y el teatro, por lo que estudió después cine y guión en la escuela Un Perro Andaluz en Zaragoza. Le gustan las historias “intimistas”, que se adentren en temas “con cierta profundidad”, como la incomunicación en ‘Voces’. 

Hada Torrijos o el arte de posar con una claqueta. (Foto: Brusau Films)

Compagina su trabajo en una agencia creativa de publicidad digital y producción con su pasión por el cine y los cortos. Hace un mes ha iniciado la distribución de ‘Voces’ en distintos festivales y “ahora estamos en fase inicial de ideas de un nuevo corto con el mismo equipo, Enrique Varas, Almudena Comino –directora de fotografía– y yo”.

“Siempre me ha gustado contar historias, siempre he escrito poesía, relatos, pero veo más las historias en fotografías que en versos, me salen imágenes y veo el guión”, relata esta joven a la que seguiremos muy de cerca, más allá de Fraga y más allá.