Subes al tren, localizas tu asiento. Sabes que el trayecto durará entre tres y cuatro horas, pero no te importa. El móvil, un libro y tu música te acompañan. Sin embargo, ese día el paisaje te atrapa, no puedes dejar de contemplar los cambios que se producen ante tus ojos al dejar atrás los Monegros, adentrarte en el Reino de los Mallos y rozar el Pirineo. Y lo mejor es el destino: un lugar que eriza la piel, un icono, magia. La Estación Internacional de Canfranc

Si aparecen los Mallos, el éxito está asegurado. (Fotos: CARTV)

Con estos ingredientes, y nuestra capacidad de abstraernos mirando por la ventana cuando montamos en cualquier medio de transporte, comprendemos perfectamente que el programa de televisión “El viaje”, la apuesta por la slow tv de Aragón TV , haya ganado este año el premio Pello Sarasola de la FORTA y, recientemente, el premio Iris de la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión. Por supuesto, nosotras queremos más viaje, más audiovisual aragonés y más Aragón y este 1 de enero nuestras plegarias podrían ser escuchadas; hasta ahí podemos avanzar.   

El director de contenidos de Factoría Plural, Roberto Roldán y director del formato, recuerda con Secuenciadas cómo comenzó este viaje en canfranero que ha llevado a este programa transmedia a alzarse con un Iris. “Había visto en mercados internacionales, en los nórdicos sobre todo, que hacían slow tv, con programas que recogían desde siete horas de viaje a doce horas de confección de un jersey”. Reconocemos que también nos gustan los nórdicos, eso es así. 

Recordamos que Roberto Roldán ya dirigió dos grandes apuestas de la cadena aragonesa ’11D. Una mañana de Invierno’ (2018) y ‘Grupo 2‘ (2016) que, con equipo técnico y artístico de la tierra, también se emitió en Cuatro.

Este viaje nos da ganas de cantar a los cuatro vientos por Marvin Gaye y su «Ain’t no mountain high enough». (CARTV)

“El viaje” es un concepto de televisión diferente, enmarcado en la vida slow, en los planes relajados, cero estrés, en conectar con uno mismo. Vamos, una maravilla de terapia para desconectar del mundo durante unas horas. Así, “pensamos por qué no crear un slow tv no tan extenso, pero sí de tres o cuatro horas” centrado en el canfranero, con motivo del 90 aniversario de la estación de tren, aprovechando además su recuperación y el hecho de que es un símbolo para los aragoneses, especialmente para quienes proceden de municipios cercanos, como el propio Roberto Roldán (¡ay, Jaca!). 

“El canfranero es un mito”, asegura el director, para detallar que, con su propuesta bajo el brazo, llamó a las puertas de Aragón TV. Redoblando la apuesta, el programa se emitió en la noche de Año Nuevo invitando a los aragoneses a comenzar este 2019 con “un viaje fascinante, en el que no ocurre nada; para sentarte ante la tele con tus pensamientos y dedicarte ese tiempo, sin estrés”.   

Nos trasladó casi a otro mundo. Tanto que ya no sabíamos si acabaríamos en Canfranc o en Hogwarts. (CARTV)

En España no somos nórdicos, por mucho que nos gusten, pero la propuesta despertó un gran interés y, lógicamente, triunfó. “Nos arriesgamos y Aragón TV ha sido la primera cadena generalista en España en hacer slow tv”, resalta Roldán. Surgieron dudas ante este formato distinto, pero estaba reforzado como una experiencia transmedia que permitía, a quien deseaba ir más allá de las imágenes, conocer más datos en su propia página web, seguir la retransmisión comentada en Aragón Radio y transmitir su opinión en las redes sociales.   

“Salió muy bien”, reconoce el director. Tanto, que este año también nos iremos de viaje el día de Año Nuevo, pero no queremos desvelar nada, porque los viajes, al final, tienen un componente de emoción, de sorpresa, son un regalo. Y este próximo promete. 

¿Qué nos espera en destino? (CARTV)

TODO PLANO SECUENCIA

El slow tv no se edita más allá de algunos rótulos de localización, retratan el evento al que están dedicados en tiempo real, para que el espectador realice de verdad ese viaje, por lo que no hay cortes. Es un plano secuencia real todo el tiempo, sin manipulación de la imagen y con un punto de vista único. 

Sin embargo, para poder sacar adelante este tipo de formato es necesario un completo equipo técnico: director, realizador, cámaras, sonido, redactores… “Es más complejo de lo que parece, porque la cámara estaba anclada, pero tenía que estar estabilizada, los micrófonos estaban pegados a los retrovisores del canfranero”, recuerda, apuntando que la parte transmedia también conllevó un importante trabajo de grafismo, redacción y guión. 

Un Iris para dominarlos a todos. En la foto: Roberto Roldán, director de ‘El viaje’; Natalia Martínez, jefa de Programas de Aragón TV; Teresa Azcona, directora general de la CARTV; Anne Igartiburu que fue la encargada de entregar el premio; y Carmen Ruiz, directora de Aragón TV. Faltamos nosotras, que estábamos entre bambalinas. (CARTV)

El formato es tan complejo que fueron necesarios “cuatro viajes” para dar con el trayecto que mejor se ajustaba a lo que se quería transmitir con la cámara. Unos kilómetros que han llevado directos a los premios Iris. “Estamos muy contentos de que se distinga a un programa novedoso, distinto y creado en Aragón”, comenta.  

Dado el éxito, también se reprodujo esta experiencia slow tv “más allá de Fraga”. Con motivo del 200 aniversario del Museo del Prado, Telemadrid emitió otro programa, ‘La visita’, con un recorrido guiado de tres horas a la pinacoteca, realizado por la misma productora de ‘El viaje’. “Mostramos 55 obras maestras y hacemos con las cámaras el recorrido que haría cualquier visitante desde que entra por los Jerónimos y visita las salas”. Una delicia adentrarnos en el arte con vuestra cámara, Roberto, y aragoneses y gente que tiene Movistar este próximo 1 de enero en Aragón TV iniciaremos el año con un nuevo viaje ¿dónde y cómo será?. 

Ver ‘El viaje’ de Aragón TV

Ver ‘La visita’ de Telemadrid