Tiempo de lectura: < 1 minuto

Sergio Montes tenía un proyecto y las ideas claras: quería a Ibone Becana y a Antonio Magén a su lado. Ellos quedaron fascinados por «La virgen pálida», a pesar de que aún no conocían todos sus secretos. Los tres nos cuentan sus impresiones sobre este trabajo tras la primera proyección del corto en Zaragoza ¡Sonido, cámara y acción!

Compartir por