El jazz y el cine se unen en un cortometraje de Cotton Filgaira

El jazz y el cine se unen en un cortometraje de Cotton Filgaira

Tiempo de lectura: 4 minutos

Interior/ Noche/ Local Jazz: El espectáculo musical continúa en el escenario, aparece el padrino, John, visita el local para pedirle a Micky que le pague lo que debe. ¿Qué puede salir mal? Con esta historia ha montado el equipo del director y actor Cotton Filgaira un rodaje de lo más jazzero, en el bar Viva la vida de Zaragoza. ‘One of those things’ es el título del corto, basado en una canción top de Frank Sinatra.

One of those things,
cortometraje musical, cotton filgaira, corto jazz, versiones jazz, actores cantantes, corto musical, rodaje zaragoza, bar viva la vida, antonio magén, tienda t y z, noelia pumariñu, sheila gutiérrez, rodaje musical, roberto torrado, antonio valdovín, cine aragonés, corto aragonés, audiovisual aragonés

Cotton hizo el salto del tigre en un momento del rodaje. Foto de Gabriel Martínez

Visitamos el rodaje de este cortometraje musical ambientado en los años 20 en Chicago. Cotton Filgaira es el productor, director, coguionista y actor/cantante. «Siempre he sido un enamorado de la música jazz», confiesa, » y soy un amante del cine». Así que un día pensó que se podrían unir las dos artes y hablando con su profesora de interpretación en Madrid le dijo: “¿por qué no lo haces tú?». El actor solo se había puesto detrás de las cámaras para un videoclip con el realizador Roberto Torrado y eso le dio confianza para dar este paso.

Contactó con Torrado para que estuviera en el equipo «le dije, Roberto ¿hacemos algo? y me dijo un videoclip. No, vamos a hacer un corto», le contestó. Llamó a la guionista Marta Marín y entre los dos escribieron el guion. Por el camino se encontró con amigos y compañeros que se subirían al Ford 5 americano, rumbo a esta historia de jazz y mafia. Lilian está casada con Mickey, que es Cotton Filgaira. Él es el hijastro del padrino John, que ahora está casado con Virginia. Luego está el heredero y sobrino del padrino, Vitorio. Casi un culebrón turco de las sobremesas de Antena 3, pero con actores aragoneses dando el do de pecho.

Antonio Magén con el metodo Stanislavski de padrino maligno. Foto de Secuenciadas

«La ropa es toda de los años 20 y los años 30«, explica Cotton Filgaira a Secuenciadas. Es de la tienda T y Z de Fernando Alonso. También se han hecho, de propio, manteles de mesa y cortinas que recreean el local de música jazz. «Ayer hicimos tres números musicales y me quedé muy contento. Es un musical que va estar en blanco y negro, que le va a dar mucho power». Se ha compuesto una canción original para el corto compuesta por ‘Limpios y Jazzseados’ y otras versionadas. Como una de Frank Sinatra que interpreta el propio Cotton.

PASANDO POR EL CONFESIONARIO

Antonio Magén intrepeta al malvado padrino. «Es capaz de sacrificar a cualquier persona», sentencia el actor. «El rodaje es complicado por el tema de los años 20 y los números musicales incorporados dentro de la trama. Pero muy bonito y creo que va a dar que hablar», subraya. Sheila Gutiérrez es la esposa del padrino. «Es la mala, pero no es tan tan mala como la pintan», asegura ella. «Hay un equipo muy bueno y los actores nos sentimos súper arropados. Ya llevábamos ensayos previos para el día de hoy».

Noelia Pumariño es cantante de jazz y ópera que entre escena y escena se canta alguna canción. “Tiene una relación turbulenta con Mickey que le impide triunfar», nos adelanta «Es un placer rodar aquí en mi tierra y sobre todo con Cotton que es mi gran amigo». Por último está el sobrino, interpretado por Daniel Lágrimas. «Nos hemos divertido bastante en los ensayos, creo que nos hemos juntado gente con muy buena calidad humana. Eso hace que se disfrute».

Noelia Pumariñu a lo Gilda en el escenario. Foto de Manu Mastral

Han sido dos jornadas que se completarán con una tercera, en la que montarán en un coche de los años 20. ‘One of those things’ es un trabajo de Roberto Torrado, ayudante de dirección, Antonio Valdovín segunda cámara, sonido Irene Solanas, dirección de producción Cotton Filgaira, peluquería Natalia de Xada Estilistas, claqueta y ayudante de producción Anna Usón y grabación de canciones Estudio la Banana. Un equipo capitaneado por la producción y dirección de Cotton Filgaira. «Lo he financiado yo, sin ninguna ayuda. Estoy orgulloso del equipo que he tenido ya que sin esta gente que me ha ayudado, yo nunca lo hubiera podido hacer«.

Cotton Filgaira indignado porque le ha dicho Daniel Lágrimas que ha desentonado. Foto de Gabriel Martínez

Compartir por
Caza menor

Caza menor

Tiempo de lectura: 3 minutos

Estamos lamentablemente acostumbrados a que, cada cierto tiempo, nos lleguen noticias de asaltos y tiroteos en centros escolares de Estados Unidos. Pero ¿qué pasaría si ocurriera en España? El director Raúl Guíu responde a esta pregunta en su nuevo cortometraje, ‘Caza menor’. Ha estrenado su trabajo en el Centro de Historias de Zaragoza, en una jornada en la que también pudimos disfrutar de los cortos ‘Rutinas’, de Jorge Aparicio, y ‘Habitación 404’, de Antonio Valdovín y Sara Abecia. 

Alfonso Desentre, Alba Gallego y Julia Guíu pensando que no tendrían que haber ido al colegio

“El origen de este cortometraje es justo ahora hace un año”, explica el dire a Secuenciadas. En junio de 2022, Raúl Guíu conoció por la prensa dos asaltos que habían ocurrido en institutos de Estados Unidos, en los que habían muerto alumnos de esos centros, y pensó en cómo se podría trasladar esa situación si ocurriera en España. 

Además, en esas mismas fechas recibió un mensaje alto y claro de su amiga, la actriz Alba Gallego. “Alba estaba nominada a los Premios Simón, no lo ganó, le escribí y me dijo que estaba muy contenta por haber estado nominada y que ya esperaba a ganar un Simón con un corto mío”, recuerda riendo. “Entre una cosa y otra, me tuve que poner a hacer el corto”, bromea. 

Raúl Guíu da indicaciones a su equipo para que todo quede perfecto a la primera (Fotos: José María Guíu)

En ‘Caza menor’, tres personajes están encerrados en un cuarto de baño durante el asalto a un centro educativo y la historia se centra en la comunicación que establecen entre ellos. Como siempre, no os queremos spoilear nada de lo que ocurre en pantalla, pero… ¡qué tensión!

Alfonso Desentre encabeza el reparto interpretando a un profesor del colegio, Alba Gallego hace las veces de monitora de comedor y como alumna encontramos a Julia Guíu, hija del director y que se ha animado a participar en el corto después de haber hecho ya sus pinitos en el mundo de la interpretación. La historia cuenta también con la colaboración de Noa Raja y Tomás Martín.

EN EL COLEGIO

El corto se rodó en una jornada de trabajo en el colegio Juan XXIII de Zaragoza, donde Raúl Guíu filmó también su anterior obra, ‘Atávico’. “Siempre nos ponen muchas facilidades”, agradece el dire. Con esta historia regresa, además, “al concepto de meter a unos personajes en una habitación y que hablen, que hacía un par de cortos que no hacía eso, pero me manejo bien en este registro”, apunta. 

El súper equipo de ‘Caza menor’ posando en la tarima de la clase. ¡Qué cracks!

Acompañando a Raúl Guíu encontramos en el equipo técnico a Roberto Torrado en la cámara y la edición; José María Guíu, en producción; Gabi Orte, en la fotografía; Diego Sevilla como segundo operador; Cristian Baquero, en sonido y BSO, Minerva García, en arte y vestuario; Laura Liñán, en maquillaje y peluquería; Nere García como script; Pilar Betrán, Mari Mar Royo y María Jesús Laplaza en el equipo de producción; y a Ester Bernad colaborando en la parte técnica. 

Tras su estreno en el Centro de Historias, el cortometraje iniciará su recorrido por festivales españoles y latinoamericanos y pronto se podrá ver también en el canal de YouTube de Raúl Guíu. A nosotras nos ha encantado, así que ¡deseamos muchos éxitos al equipo!

Compartir por
La historia de la cebolla que no pica

La historia de la cebolla que no pica

Tiempo de lectura: 4 minutos

Confitada, frita, pochada, asada… Existen muchas maneras de comer esta hortaliza tan humilde, pero en Fuentes de Ebro solo una de cultivarla con un mimo especial. Unos pocos continúan el proceso tradicional de la siembra de la cebolla. Antonio Valdovín muestra en su documental ‘La cebolla de Fuentes, el legado’ este proceso tan antiguo y realizado en comunidad.

cebolla de fuentes, cebolla no pica, cebolla, documental sobre cebolla, documental sobre agricultura, antonio valdovín,Fuentes de Ebro, documental aragonés, documental, cine aragonés

Un ramo de novia de cebollas.

Este sábado se ha estrenado en el cine de la localidad zaragozana el documental que cuenta la historia de aquellas personas que consiguieron hacer de este producto algo único. Antonio Valdovín está vinculado con la cebolla de Fuentes desde hace lustros. «Desde los tres años, recuerdo todo el proceso del cultivo, de las faenas que se hacían en casa y de ir al campo al principio como mero jugador. Hasta que me fui de casa con 19 años, me ha tocado trabajar en el campo, recogiendo cebollas, plantando cebollas, todo el proceso», rememora.

No solo vamos a ver recetas con las que disfrutar de este manjar. Si queremos comer unos platos ricos ricos, en los que la cebolla sea la protagonista o una importante secundaria, el documental enseña a plantar la cebolla desde el cebollino. Algo impensable para los urbanitas de hoy en día. «A los espectadores, más que de comprar y comer cebolla, les van a entrar ganas de cultivarla. Cualquiera que vea el documental puede cultivar las cebollas como se hacía antes», explica el dire a Secuenciadas.

cebolla de fuentes, cebolla no pica, cebolla, documental sobre cebolla, documental sobre agricultura, antonio valdovín,Fuentes de Ebro, documental aragonés, documental, cine aragonés

Los habitantes de Fuentes, con riñones de acero, trabajando en el campo.

Ha sido una siembra que han llevado a cabo, de verdad, para el rodaje del documental. Para ello, han contado con los vecinos que tenían más experiencia en estos menesteres y que, entre cebollino y cebollino, han contado curiosidades históricas. Una época que ahora nos parece tan lejana. Si nos tuviéramos que poner, ahora, nosotras, a trabajar en el campo, no sabríamos ni por donde empezar. Menos mal que hay personas como Valdovín, que se les ocurre instruirnos en esto de la agricultura. En un futuro en el que desapareciera el capitalismo, ¡pasaríamos un hambre considerable!

«En origen queríamos que fuera un documental casi agrícola y luego fuimos estructurando y haciendo las grabaciones. Entonces, nos dimos cuenta, sobre todo Marta Marín que ha sido la guionista y la que le ha dado forma, de que teníamos aquí un material humanístico bastante potente. Al final es lo que prima en el documental«, destaca Valdovín. Y es que al final te quedas con las historietas de estas personas que iban en carro pasando por La Cartuja, para llegar al Mercado Central de Zaragoza. Anécdotas tan curiosas como un bocadillo de calamares que se comió por primera vez un agricultor al vender unas cebollas a unas monjas. Y más que no podemos desvelar.

cebolla de fuentes, cebolla no pica, cebolla, documental sobre cebolla, documental sobre agricultura, antonio valdovín,Fuentes de Ebro, documental aragonés, documental, cine aragonés

El patio donde limpian los cebollinos, lugar de encuentro donde contar las últimas novedades del pueblo.

EL LEGADO

Los promotores de ‘La cebolla de Fuentes, el legado’ han sido Goyo Lorés y Nieves Gayan. Lorés, impulsor del proyecto y autóctono de Fuentes, quería dar a conocer esta historia y de casualidad le hablaron de un realizador de la zona que podría llevar este relato a la gran pantalla. Detrás de la cámara ha estado Roberto Torrado, en la escritura de guion Marta Marín , Yonai Armas ha compuesto la música, que hace una importante labor invisible, y la voz que narra esta historia es la de Maite Salvador.

cebolla de fuentes, cebolla no pica, cebolla, documental sobre cebolla, documental sobre agricultura, antonio valdovín,Fuentes de Ebro, documental aragonés, documental, cine aragonés

El equipo técnico que se ha currado este legado. Roberto Torrado (izq), Marta Marín y Antonio Valdovín on fire.

Acompañamos al equipo al estreno y para Antonio Valdovín era un día especial. «Yo en este cine me he criado, he tocado aquí la trompeta, la batería, he jugado… Luego estuve 16 años colaborando en SCIFE (festival de cine de Fuentes). Es una sensación especial estar aquí con mi gente. Yo creo que todos prácticamente lo hemos vivido desde pequeños, les va a llegar», considera. Respecto a si va a seguir la tradición cebollil de su familia, confiesa: «Estoy un poco recuperando los hábitos y me estoy montando un huertecico. A mi hija le gusta. Me da la sensación de que los campos se los van a dejar a ella, en lugar de a mí, para que no me lo gaste todo en cine», bromea.

Aquí queda el legado de esta cebolla que no pica y que esperamos ver por toda España, Europa y ¡por el mundo! Entre los próximos proyectos más inmediatos del director, que no para este hombre, se encuentra ‘Moving cities Zaragoza’. «Un proyecto de danza urbana en el que he logrado meter a casi todos los bailarines que me gustan». Por otro lado, acaba de comenzar el rodaje de su primer largometraje de ficción ‘Murmullo Cósmico’, con Ibone Becana, Katherine Gutiérrez y más actores de la tierra. «Hay dos pelotazos que no voy a decir, muy muy conocidos. Si vienen será fantástico tenerlos», ahí nos deja con esta incógnita. Seguiremos el rastro de Antonio Valdovín y os mantendremos informados.

cebolla de fuentes, cebolla no pica, cebolla, documental sobre cebolla, documental sobre agricultura, antonio valdovín,Fuentes de Ebro, documental aragonés, documental, cine aragonés

Documento histórico que acredita la vinculación del director con la hortaliza tantas veces nombrada en este artículo.

Compartir por
Atada a lo desconocido

Atada a lo desconocido

Tiempo de lectura: 4 minutos

  

Despiertas en tu casa, pero te encuentras atada a una silla. No entiendes cómo has llegado a esa situación, ni cuándo, ni por qué, y comienzan a suceder cosas extrañas. Aparecen tus familiares y amigos también atados a sillas, pero desaparecen pronto, sin que sepas qué les sucede. Este es el angustioso punto de partida de ‘Atada’, el nuevo cortometraje del director Antonio Valdovín, un trabajo que nos mantiene en tensión y que nos hace preguntarnos sin parar qué está pasando en pantalla. 

Fotograma del cortometraje 'Atada', de Antonio Valdovín
A la protagonista no le hace demasiada gracia despertarse atada y sin entender qué ocurre… (Fotograma de ‘Atada’)

“La trama del corto es una alegoría para llegar a un problema social”, explica el director a Secuenciadas. Pero hasta ahí os vamos a contar, porque lo interesante de la historia es que esa tensión os lleve a cuestionar cuál es ese problema de fondo y a reflexionar al respecto una vez que se descubre. Un misterio que se resuelve en 17 minutos y que es fruto del trabajo de años. 

Antonio recuerda que la primera idea de ‘Atada’ “viene de bastante lejos”, cuando un conocido le pidió hace diez años que tocara este tema en uno de sus cortometrajes y que lo hiciera “sin piedad”. Aunque entonces le dijo que sí, no movió ficha hasta años después, al comprobar que el problema iba en aumento y se planteó convertirlo en documental. Sin embargo, los testimonios de ese trabajo podían molestar, eran “demasiado fuertes”, y el docu se quedó en el camino al no poder desarrollarlo. “Me quedé con la espinita y retoqué un boceto de un guion que tenía como ficción para acompañar al documental, lo redacté y al final ha salido este trabajo”, señala.  

Vamos a seguir manteniendo el misterio, pero es un tema social sobre el que hay aún “mucho desconocimiento”, un problema que al director le preocupa por cómo afecta a los jóvenes y porque es entrar en un mundo en el que “es como si jugaras con todo amañado, es un sin salida”. Aunque se ha legislado al respecto, “el problema sigue estando y sigue creciendo” y, de hecho, en tiempos de pandemia se ha incrementado

¿Qué os dejaría a vosotros atados a una silla? ¿Qué os podría causar la angustia que padecen los personajes de este corto? ¿Cómo afectan vuestras decisiones a quienes os rodean? 

Los sospechosos habituales que han trabajado en este nuevo corto de Antonio Valdovín. Aquí ya todos desatados y felices. Foto: @yes_sik

SOSPECHOSOS HABITUALES 

El rodaje de esta historia tuvo lugar el pasado mes de octubre, después de un intento fallido por la pandemia y tras fallar una de sus protagonistas un día antes de comenzar. Sonia DeLuis, Nines Mateos, Marisa Nolla, Esther Ballestero, Roberto Millán, Jorge Andoz, Miriam Martín y Amélie Valdovín, hija del director y que ha actuado en tres cortometrajes en el último año, dan vida a la trama delante de las cámaras.  

Por su parte, en el equipo técnico se encuentran “sospechosos habituales” en los trabajos de Valdovín, con Sara Abecia y María Espinosa como ayudantes de dirección; Itziar del Río en fotografía; Jon Arteagabeitia y Roberto Torrado como operadores de cámara; Silvia Puyal en las labores de comunicación; Laura Liñán y Lucía Sanz en maquillaje; Pablo Gacías y Álvaro Pérez-Peirote en sonido y @jes_ik como foto fija. Además, la banda sonora es obra de Jonay Armas y cobra especial importancia dado que “queríamos que desde el principio hasta el final del corto hubiera música, un efecto musical o sonidos” que acompañaran a la imagen y “lo hemos conseguido”, afirma el dire.

El director, Antonio Valdovín, harto de gastar en bridas, decide llevarse a una de sus actrices en brazos y con silla incluida. Foto: @jes_sik

EL FUTURO: MURMULLO CÓSMICO

Nacido en Zaragoza, en 1978, Antonio Valdovín comenzó en 2003 su carrera en el audiovisual aragonés. De Fuentes de Ebro, como David Bowie y todos los aragoneses de bien, se graduó en Relaciones Laborales, Administración y Finanzas, ha cursado masters de programación y diseño gráfico, ha estudiado cine, colaborado durante diez años con el festival de cine de Fuentes y ha sido columnista y músico. Un todoterreno, obviamente. 

‘Atada’ es su décimo trabajo audiovisual y con el que cumple 18 años desde su primer corto, ‘Decisiones’, rodado en 2003. Le siguieron ‘Out of time’ (2007), ‘Zombie’ (2007), el documental ‘Memoria del dance en Fuentes de Ebro’ (2013), ‘¿Quedamos?’ (2017), ‘Emmenez-moi’ (2019), ‘Mi turno’ (2020), ‘Gira’ (2020), ‘Perfect day’ (2020) y ‘Encadenada’ (2021).  

Ahora está preparando su primer largometraje, que tiene un nombre del que desde ya somos fans, ‘Murmullo cósmico’, y que tratará sobre la vida de una pintora. “Ya hemos rodado exteriores, naturaleza muerta y algunos planos y en mes y medio rodaremos casi el 60 por ciento” de la peli. Después, el equipo hará una pausa necesaria por “la temperatura y la luz” y a finales de mayo “confío en que pueda estar rodado”. El director espera poder estrenar este mismo año su película que tendrá en su banda sonora canciones de Fiona McAndrew y trabajo de Jonay Armas. Será una historia “luminosa”, en sus propias palabras, que ya estamos deseando conocer. 

Compartir por
‘Golosinas’, un juego de niños

‘Golosinas’, un juego de niños

Tiempo de lectura: 4 minutos

 

No trabajes nunca con niños, ni con animales. Ese era el consejo del gran Alfred Hitchkock, pero oye, que en la vida hay que arriesgarse y apostar por las buenas ideas. Eso debió pensar el director zaragozano Jorge Aparicio al rodar su último trabajo, el cortometraje ‘Golosinas’, protagonizado por tres niños que, si lo desean, pueden tener mucho futuro delante de las cámaras.  

Rodaje del cortometraje 'Golosinas', de Jorge Aparicio. Foto: Ana Infante
El coach Antonio Valdovín explicando a Teo y a su hija Amélie cómo jugar con las cámaras. Foto: Ana Infante

‘Golosinas’ es una conversación distendida entre los tres protagonistas, Amélie Valdovín, Teo Infante y Valentina Pereyó, sobre la vida, la muerte, la amistad y cómo de concurrido estará el más allá. “La idea de este corto nace de dos partes”, explica Jorge Aparicio a Secuenciadas. En primer lugar, de la recomendación literaria de la ilustradora Blanca BK, con el libro ‘Regaliz’, de Sylvia Van Ommen. En segundo, “del debate abierto en la clase de mi sobrina sobre la muerte, tras el fallecimiento de su abuelo”. 

Aunque a los adultos nos suele costar explicar este tipo de temas a los niños, ellos los abordan de una manera natural y así se demuestra en este corto tan goloso. “Desde pequeños se les tiene que concienciar y preparar para cuando nos pueda tocar a nosotros mismos, a sus familiares o a sus mascotas”, considera el director. 

Con guión de Manuel e Isabel Aparicio, padre y hermana de Jorge, y la ayuda de un coach de excepción, el también director y padre de una de las pequeñas estrellas, Antonio Valdovín, el equipo ensayó con los tres protagonistas y les propuso un juego para exprimir toda su naturalidad. “Son niños que están aprendiendo a leer y no podían estar con un libreto”, relata el dire. De este modo, Antonio Valdovín les indicaba la frase que tenían que repetir y se iniciaba un juego en el que, si acertaban, recibían una golosina de premio, “y de ahí el título del corto”.

Teniendo en cuenta la recomendación del amigo Hitchcock, que en este corto ya habían decidido ignorar, “fue muy difícil grabar porque los niños se dispersaban, querían que el juego durase demasiado, aunque al final el montaje hace magia”. Después de ver el making of, estamos convencidas de que los adultos lo pasasteis bomba en este rodaje ¡y que alguna golosina también acabaría en vuestro poder!

Rodaje del cortometraje 'Golosinas', de Jorge Aparicio. Foto: Ana Infante
Aparicio Team (Isabel, Manuel y Jorge) escuchando a Antonio Valdovín. Manuel pensando que en el próximo corto se rueda solo con adultos, mientras Isabel y Jorge se llevan las manos a la cabeza y el pecho. Foto: Ana Infante

ESTRENO CON SORPRESAS 

El rodaje se desarrolló los días 3 y 13 de octubre de 2021 en el espacio CirteAni en Zaragoza, al aire libre, y el corto se ha presentado este mes de febrero en el Centro de Historias en un acto plagado de sorpresas para niños y adultos. 

El Villano Films produce este trabajo, con la financiación del Ayuntamiento de Zaragoza. En el equipo técnico encontramos a unos cracks del audiovisual aragonés: Isabel Aparicio en la realización y como ayudante de dirección, así como responsable del guión junto a Manuel Aparicio; Antonio Valdovín como coach de actores; Manuel Aparicio como script; Roberto Torrado como director de fotografía y responsable de montaje; Jesús Carabias, Silvia Aparicio y Eduardo Bes operando las cámaras; Álvaro Pérez Peirote controlando el sonido en directo; Jesús Aparicio encargado de la música y la postproducción del sonido; Laura Liñán en maquillaje y peluquería; María Liñán ha diseñado el título y Ana Infante ha ejercido como foto fija y ha diseñado el cartel, del que estamos in love. 

Tras rodar ‘Golosinas’, Jorge Aparicio ya trabaja en nuevos proyectos, entre ellos la grabación de un videoclip, su segunda experiencia musical después de haber grabado durante el confinamiento un homenaje al cantautor Luis Eduardo Aute con el tema ‘Cine, cine’, que llevó a cabo junto a otras caras conocidas del cine aragonés. 

Compartir por