¿Por qué usar Tinder teniendo un espejo?

¿Por qué usar Tinder teniendo un espejo?

Lucía y Miguel viven en la misma casa, pero por circunstancias, no coinciden. Un día, estando enfadado, él pinta una raya en el espejo de la entrada, tachando su propia cara con un rotulador negro y, más tarde, ella desesperada hace una marca de carmín en el mismo espejo. Así empiezan a comunicarse de manera casual, a través de un espejo, en este poético cortometraje llamado ‘El espejo’, escrito y dirigido por Montse Calderón y Luis Aznar Otín, y que es el reflejo de una historia de amor con muchas incógnitas, que han querido dejar a la libre interpretación del espectador.

El espejo, cortometraje, corto, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, Luis Azanr Otin, Montse Calderón, Ana Esteban, Manuel Durán, academia de cine aragonés, relación de pareja, cine mudo, Tinder, incomunicación, enamoramiento.

Es un guion que escribieron hace unos 10 años y que no pudieron rodar hasta el verano pasado en Zaragoza, mucho se lo pensaron estos profesionales. «Queríamos hablar sobre todo de la incomunicación que puede haber en una pareja y como el amor te transforma», resume Montse Calderón a Secuenciadas. Así, se muestra en el cortometraje como Miguel pasa de estar súper triste y gris a estar más contento que unas castañuelas y Lucía, que tiene una personalidad más inestable, empieza a equilibrar su estado de ánimo. Ay el amor… que bonito cuando todo va bien, pero veremos cómo evoluciona esta pareja en el corto.

Lo peculiar de esta historia es la ausencia de diálogos. «Como hablábamos del tema de la incomunicación, nos pareció una metáfora muy bonita el hecho de que dos personajes que viven solos, en teoría, se puedan comunicar sin palabras verbales, a través de un espejo», explica Luis Aznar. El silencio se rueda aquí se lo han llevado al extremo máximo, siendo las propias imágenes las que nos describen la relación. Aunque hemos de decir que poco después de empezar a visionar el corto hay una palabra que sí dice el personaje de Miguel, interpretado por el actor Manuel Durán, un «joder» y joder qué fuerte, nos preguntamos si sería improvisación del propio actor. Esa palabra siempre encaja bien en cualquier circunstancia, aunque nosotras somos más fans del jodo.

ANA ESTEBAN Y MANUEL DURÁN

Dos intérpretes aragoneses de larga trayectoria dan vida a esta pareja tan casera. Les preguntamos por la dificultad de actuar sin diálogos, pero los dos lo tienen claro, quedaron antes varias veces a ensayar los papeles, por lo que «no ha sido dificil interpretar al personaje sin diálogos, me explicaron muy bien cómo llevarlo a a cabo, aunque luego también nos dejaron improvisar», recuerda Manuel Durán. «Aunque yo no tengo una frase, tengo una emoción o un sentimiento que expresar«, señala Ana Esteban. «Son dos personajes a los que le falta algo en su vida», aclara Durán.

El espejo, cortometraje, corto, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, Luis Azanr Otin, Montse Calderón, Ana Esteban, Manuel Durán, academia de cine aragonés, relación de pareja, cine mudo, Tinder, incomunicación, enamoramiento.

Ana Esteban en su balcón, esperando a los aplausos de las 20:00. Fotograma de ‘El espejo’.

Además, la directora, Montse Calderón, asumió la dirección de actores. «Montse me explicaba cómo debía reaccionar ante eso que veía y luego a la vez también me daba mucha libertad de cómo expresar eso que ella me pedía«, manifiesta la actriz. Montse es psicóloga, así que creemos seguro que ha sabido profundizar mucho en la psique de estos personajes al escribirlos y transmitir muy bien a los actores los sentimientos de Miguel y Lucía.

Los protagonistas, que prefieren ligar a través de un espejo antes que con Tinder, más ecológico todo, nos recuerdan que los polos opuestos se atraen. «Ella viste ropas de colorines, es alocada y extrovertida», en cambio para Manuel Durán su personaje «está amargado con su vida, cansado de la rutina y necesita un cambio» y lo más fuerte de todo: se levanta por las mañanas antes de que suene el despertador. Alguien así no es de fiar Lucía ¡nosotras necesitamos cuatro alarmas para salir de la cama por favor!

El espejo, cortometraje, corto, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, Luis Azanr Otin, Montse Calderón, Ana Esteban, Manuel Durán, academia de cine aragonés, relación de pareja, cine mudo, Tinder, incomunicación, enamoramiento.

Manuel Durán mirando al infinito, confinado en su cama a la espera de que suene ese despertador. Fotograma de ‘El espejo’.

RODAR EN TU PROPIA CASA

Montse y Luis son pareja y decidieron hacer una locura y trasladar el rodaje a su hogar, oh my god. «Sí, lo rodamos en la casa en la que entonces vivíamos, era una casa antigua, con ventanales grandes y techos altos y nos gustaba mucho esa estética. Además por temas de producción era más económico», confiesa la directora. Oye, si es por ahorrar lo entendemos. «Queríamos hacer un corto que se pudiera rodar fácilmente, entonces dos personajes y una localización a nivel de producción era más sencillo y a partir de ahí escribimos también el guion», detalla el director. Luis es zaragozano y Montse madrileña, pero ya la tenemos adoptada en Zaragoza, ha vivido en la ciudad mucho años, hasta el pasado diciembre cuando ambos se trasladaron a Madrid.

«Yo no rodaba como director desde hace casi 15 años», rememora Aznar, que se ha dedicado durante estos años a la producción de publicidad y con este rodaje volvía a sentir esa adrenalina del audiovisual aragonés: «el último rodaje que hice fue en 35mm y la verdad que fue muy duro, sin embargo este rodaje fue una maravilla y muy positivo». Es lo que tiene el digital que todo va rodado, a algunos esto os sonará como a la prehistoria, pero estamos hablando del 2005, que tampoco hace tanto.

Para Calderón ha sido su primera incursión en el audiovisual y parece que la habían asustado un poco. «Me sorprendió mucho porque antes todo el mundo me dijo buah verás qué caos, al final vais a salir enfadados y para nada. Salimos diciendo pues nada al fin de semana que viene otro«. La organización es fundamental en un rodaje y esta pareja, tan bien avenida, ha sabido dividir muy bien su trabajo Luis en la dirección más técnica, como dónde poner la cámara, y Montse en la dirección de actores, leyendo las mentes de estos personajes que ellos mismos habían escrito. «Esta división hizo que el rodaje avanzase más rápido, rodar 40 planos en 12 horas, que fue lo que duró el rodaje, está muy bien», añade el director. Y es que si un rodaje no separa una pareja, esta se hace más fuerte.

El espejo, cortometraje, corto, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, Luis Azanr Otin, Montse Calderón, Ana Esteban, Manuel Durán, academia de cine aragonés, relación de pareja, cine mudo, Tinder, incomunicación, enamoramiento.

César Usán (ayudante dirección), Montse Calderón (dire), Iván Tello (DOP), Manuel Durán, Ana Esteban y Luis Aznar (dire) contentos de haber grabado 40 planos en 12 horas.

Tanto los directores como los actores, destacan el buen ambiente que había en el rodaje, todos dieron lo mejor de si mismos, para que quedara un corto lo más majo posible. «El director de fotografía Ivan Tello fue muy práctico y muy resolutivo», coinciden los directores. Rodaron con una con una Panasonic Lumix G7, nada que ver en tamaño con el camarón con el que Luis Aznar rodaría su último corto. Ana Esteban confiesa una anécdota de detrás de las cámaras: «como era el mismo sitio, me tenía que cambiar mucho de jerséis para que se viera el paso del tiempo, recuerdo estar todo el rato cambiándome de ropa»; ya nos imaginamos a la Esteban a lo pretty woman durante el rodaje.

BARES, QUÉ LUGARES

Tras su rodaje el pasado verano, los directores tenían pensado su estreno por estas fechas en Zaragoza, en un lugar muy querido por todos. «Yo pensé en hacer el estreno en un bar porque me gusta la idea de no hacerlo tan formal, he hecho presentaciones de otros cortos en bares y son divertidas», defiende Aznar y Calderón apostilla: «también con la idea de hacer una fiesta para todo el equipo y para todo el mundo que quisiera venir, como fiesta de fin de rodaje que no hubo». Pero ahora con toda esta situación no saben cuándo podrán llevar a cabo esta idea tan chula, esperamos que muy pronto nos veamos por los bares y si es viendo cortos ¡mucho mejor! De momento continúa su recorrido por festivales y cuando se abran los cines, esperamos poder verlo por muchos de ellos.

Los actores, debido a las restricciones en cuanto a eventos culturales, también se han visto afectados. Manuel Durán, que además de estar delante de las cámaras, da paseos a menos de un kilómetro, detrás de ellas dirigió el videoclip de la nueva canción del grupo zaragozano Dr Leen, ‘Noviembre’, cuyo estreno ha tenido que ser en YouTube y también ha participado estos días en la yincana de cine confinado de Notofilmfest con el reto:  Rueda tu corto en 49 horas y así lo ha hecho, rodando ‘Con una hora más’ y ‘Apenas he llorado’. Por su parte, Ana Esteban, que sigue en la ondas a través de Aragón Radio y en la producción de varios programas de Aragón TV, tenía previsto este mes de mayo el estreno de una obra de teatro sobre Goya y Fuendetodos de Olga Larrubia, actuando junto a Javier Vázquez, Jorge Andolz y Miren Jalón. Esperemos que más tarde podamos verla.

Audiovisual en cuarentena

Audiovisual en cuarentena

No habríamos podido sobrellevar estos dos meses de confinamiento sin vuestras películas, documentales y cortometrajes. Ahora, entre todos, nos toca seguir apoyando al audiovisual aragonés y a sus profesionales, a quienes agradecemos su labor. ¡Dentro vídeo!