Javier Macipe llega a los cines con ‘La estrella azul’ 

Javier Macipe llega a los cines con ‘La estrella azul’ 

Tiempo de lectura: 4 minutos

No nos vamos a andar con rodeos, queremos que el mensaje quede claro: a partir del 23 de febrero tienes que ir a tu cine de confianza a ver ‘La estrella azul’, de Javier Macipe. Te damos argumentos para animarte a comprar tus entradas y unas palomitas. El director es un aragonés muy talentoso que recupera en esta película la figura de un músico zaragozano de enorme talento, Mauricio Aznar. Por el estilo de contar las historias del cineasta. Porque te vas a emocionar con el viaje que propone a Argentina y porque te convertirás en un fan absoluto de la chacarera. Tanto que querrás comenzar a escucharla nada más salir del cine. 

Macipe y Lorente, en el centro, junto a parte del equipo. Rock and roll! (Foto: Secuenciadas)

Macipe ha presentado su ópera prima esta semana en Zaragoza, en un acto que ha generado una gran expectación. Y podemos decir, sin riesgo a equivocarnos, que ha triunfado en casa. La película ha cautivado a las más de 800 personas que han disfrutado del pase en los Cines Palafox. En esta misma sala repetirán el prestreno el próximo 22 de febrero, en una sesión en la que se desarrollará un coloquio con el equipo, en el día previo a su llegada a cines de toda España. 

“Llevo diez años visualizando este momento y es algo muy extraño, porque da la sensación de estar dentro de un sueño”, afirmó el director Javier Macipe ante los numerosos medios de comunicación que asistimos al preestreno. “La alegría y el amor que percibimos por todas partes han superado la mejor de mis expectativas”, relataba emocionado.  

Si el músico y cantante Mauricio Aznar hubiera presenciado el preestreno en su ciudad “le haría mucha gracia, porque esto es como un gran carnaval, pero muy divertido». «Que la liemos aquí en Independencia, que venga todo el mundo con sus mejores galas, sus mejores amigos, los mejores músicos de la ciudad, personalidades de la cultura, toda la gente que lo quiso”. También todas las personas que han apoyado al equipo en un esfuerzo que les ha llevado años, pero que les ha permitido levantar la película “a base de muchísimo amor”.

El rodaje comenzó en 2020, recreando un concierto de Mauricio en el Centro Cívico Delicias de Zaragoza, pero poco después se decretaba el estado de alarma. Ni la pandemia, ni los problemas financieros pudieron frenar ‘La estrella azul’, que grabó sus últimos planos en febrero de 2023. 

Director y protagonista, dispuestos a cantar una vez superada la emoción del preestreno (Foto: Marcos Cebrián)

MAURICIO AZNAR Y LOS CARABAJAL 

La cinta cuenta con Pepe Lorente como Mauricio Aznar y tiene en la parte Argentina a los verdaderos protagonistas de la historia con el músico y cantante en su viaje al país en los años 90, la familia Carabajal. Tras pasar un mal momento personal, el artista decide viajar al otro lado del océano y allí descubre la chacarera y otros géneros folclóricos hacia los que giró su carrera tras la extinción de Más Birras, y que más tarde volcaría en su grupo Almagato.

Para Javier Macipe, Aznar y sus grupos, especialmente Más Birras, rompieron con la dinámica de la movida y hacían música que miraba al barrio, al pueblo, y con la que muchas personas conectaron, al margen de las modas de la época. 

“En aquella época ellos estuvieron en la otra orilla, hicieron algo con el corazón y que llegó a muchísima gente, que lo siente como algo que les define”, manifestó el director. Por ello, se mostró convencido de que la película “va a gustar muchísimo” a los espectadores, especialmente a los aragoneses. 

Pepe Lorente y Cuti Carabajal. ¡Esto sí que es un dúo dinámico!

UN REGALO DE JAVIER MACIPE

Por su parte, el actor Pepe Lorente subrayó que Mauricio Aznar “era una persona muy, muy querida” y recordó que la película no hubiera sido posible sin el impulso de la madre de Mauricio, que ofreció la posibilidad de contar la historia de su hijo a Macipe; “sin el empuje de Javier y sin tantísima gente en Zaragoza que nos ha ayudado a levantarla”. 

Para Lorente, ‘La estrella azul’ ha sido “un regalo maravilloso, el reto profesional y artístico más importante de mi vida, pero ha trascendido de eso” y ha acabado siendo como “una misión para mí”. Han sido cuatro años de trabajo “muy duro”, pero “ha sido lo más bonito que he hecho, y lo más difícil”. 

El actor no ha querido mostrar las sombras del músico zaragozano, sino que ha logrado dar con un personaje “que busca la luz”. “He trabajado profundamente sus maneras, sus modos, su forma de cantar, y siento que está aquí conmigo, acompañándome y que ya es mi amigo”. 

La estrella azul’ es una coproducción hispano-argentina de MOD Producciones, El Pez Amarillo y Cimarrón, en coproducción con La Charito Films y Prisma.

Ya sabéis, desde el 23 de febrero, primero al cine y, luego, a bailar.

QUIZÁ TE PODRÍA INTERESAR

Compartir por
Gaizka Urresti lleva a los cines su ‘Terapia de parejas’ 

Gaizka Urresti lleva a los cines su ‘Terapia de parejas’ 

Tiempo de lectura: 5 minutos

El director Gaizka Urresti estrenará en cines el próximo 14 de febrero su nuevo documental, ‘Terapia de parejas’. Con los cantautores Marwán y Rozalén como guías del amor, el trabajo lleva al espectador a un viaje a través de la experiencia en terapia de cinco parejas durante seis meses. 

Elisa y Gaizka haciendo de cicerones para Marwán y Rozalén por el centro de Zaragoza durante el rodaje de ‘Terapia de parejas’

Gracias a su pareja, la psicóloga Elisa Múgica, que aquí también hace las veces de productora y guionista, Gaizka Urresti se acercó a la terapia focalizada en las emociones. “Fue en un viaje a Costa Rica, para parejas, y me contó que iba a participar en la primera investigación en español con esta terapia, en la que participaban cinco países iberoamericanos”, recuerda Urresti. El director vio que aquella investigación podría convertirse en una película sobre algo tan misterioso y universal como es el amor.  

En febrero de 2020, el grupo de investigadores se reunió en México y allí el director comenzó a grabar varias entrevistas. Sin embargo, llegó la pandemia y la idea inicial para el documental cambió. De este modo, en 2021 realizaron un casting de parejas más exhaustivo que el del programa ‘Lo que necesitas es amor’, con la idea de someter a los participantes a esta terapia y con Marwán y Rozalén como narradores de excepción.  

La terapia por la que han pasado estas cinco parejas procede de los años 80, de Norteamérica, aunque llegó a España en 2015 de la mano de Lola Fatás, detalla la guionista y psicóloga Elisa Múgica. “Lo que tiene de innovadora esta terapia focalizada en las emociones es que se basa en las emociones vulnerables, buscando los temas profundos que se esconden debajo de los conflictos, las carencias”, para llevar la conversación a los miedos, las vulnerabilidades y los anhelos y deseos de cada uno en la relación, explica a Secuenciadas. 

Trabajamos con la emoción profunda, frente a otros modelos que trabajan la conducta o que intentan llegar a acuerdos”, precisa, para afirmar que este tipo de terapia tiene un nivel de adhesión del 90 por ciento y de más del 70 por ciento de eficacia frente a otras terapias que no consiguen mantener los cambios en la relación. 

Ascensión y Jesús, una de las parejas que se ha atrevido con esta terapia y con las cámaras

REQUISITOS DE LA TERAPIA 


Para elegir a las parejas que se someten a esta terapia para mejorar o sanar su vínculo se precisan tres requisitos: no pueden darse casos de violencia en la relación, ni adicciones, ni infidelidades activas. Asimismo, para elegir a las personas que iban a participar en el documental “buscamos que todos nos pudiéramos sentir reflejados”, indica la psicóloga. 

Se presentaron 150 personas al casting y la experiencia de las cinco parejas elegidas funciona “como un espejo”, apunta Gaizka Urresti. Son de distintas edades, desde los veinte a los 70, “para que cualquier espectador pueda identificarse con los procesos que ha vivido o que conoce a través de sus padres”. 

 “El amor es un sentimiento que todos sentimos y nos cuesta verbalizar o explicar”, reconoce el director, que en este trabajo apuesta por hablar del amor más maduro, no solo de un amor romántico, sino del compromiso que se adquiere en un proyecto de pareja. Como en todas sus pelis, invita a un viaje de aprendizaje y en este caso, además, el docu le ha permitido conocer de cerca cómo trabaja Elisa “y ha sido muy emocionante ver el proceso terapéutico con estas personas”.

Para Elisa también ha sido un trabajo “muy emocionante y muy divertido”, ya que las parejas tienen mucho sentido del humor a la hora de expresarse e identificar sus problemas. “Aunque la película refleja una investigación profunda y rigurosa, es una experiencia muy divertida y emocionante”, incide. 

Pablo, Javier y Elisa tras una de las sesiones de terapia

RODAJE EN 2021 Y 2022


El equipo ha rodado en México, Zaragoza, Teruel, Tarazona y Pamplona durante seis meses en 2021 y también en 2022. Además, “nos citamos con las parejas seis meses después para ver si los cambios se habían mantenido en el tiempo”, algo que el espectador tendrá que descubrir en el cine. ¿Conseguiremos descubrir qué es el amor?

Con más de 70 horas de grabación, el director ha tenido que realizar un esfuerzo de condensación para que, en algo más de una hora, el documental tenga no solo interés, sino también ritmo y emoción. En esta labor también tienen un papel imprescindible Marwán y Rozalén, aportando frescura y guiando al espectador a través del documental.

El director y la guionista conocieron a Rozalén y Marwán en el documental ‘Aute Retrato’, de Gaizka Urresti. Conocidos por cantarle al amor y al desamor, y por ser amigos, “queríamos unos narradores jóvenes, que empatizaran con el público, y entre ellos hay mucha química” y ambos aportan esa visión de un amor “más maduro, reflexivo y más profundo”

¡¡Queremos una versión vuestra de ‘Cuando zarpa el amor’!! Y que se grabe en Teruel, ciudad del amor, obviusly

UN VIAJE DEL AMOR 


“Ellos nos llevan por un viaje del amor por Tarazona, Teruel, México, Zaragoza, con estas cinco parejas maravillosas que se han abierto y con una investigación que nos dice que este modelo mejora la salud mental, especialmente para las mujeres”, afirma Elisa Múgica, remarcando que este tipo de terapia “ayuda a una comunicación y a una vinculación afectiva sana y segura, porque el amor es seguridad, confianza, profundidad y vínculo”. Además, el público comprobará que el proceso terapéutico “es hermoso y sanador y que no hay que ir cuando uno está ya fatal, sino que un poco antes es mejor”.

En este trabajo, acompañando a la también pareja Gaizka Urresti-Elisa Múgica, encontramos a Miguel Ángel Remiro como responsable de la música; Pepe Añón en fotografía; Ana Sanagustín y Pablo Lagartos en decoración y vestuario; Irene Tudela en maquillaje; Andrés Cisneros y el director en montaje; Pedro Santero en VFX Imagen; Camino Ivars como jefa de producción; y Adolfo García, de Estudios Roma, Dani Gracia y Nacho Clavero, en sonido, 

Urresti Producciones llevará ahora la cinta a los cines y, mientras tanto, el director continúa trabajando en documentales sobre José María Forqué, la despedida de Miguel Ángel Berna y en una peli de ficción. ¡Estamos deseando verlo todo! 

Trailer de ‘Terapia de parejas’

Compartir por
Ganar la partida

Ganar la partida

Tiempo de lectura: 6 minutos

El director y guionista Nacho García Velilla acaba de rodar en su ciudad natal, Zaragoza, su nueva película, que lleva por título ‘Menudas piezas’. Una historia de superación inspirada en la victoria de cinco alumnos del Colegio Marcos Frechín de la capital aragonesa en un torneo nacional de ajedrez y en la figura de su entrenador, Enrique Sánchez, el maestro que puso en marcha el club de ajedrez en este centro escolar del barrio de Las Fuentes. 

Nacho, hemos de reconocer que esta historia nos tiene in love desde el primer minuto, así que juegas con ventaja. Como exalumna del Colegio Marcos Frechín, donde –obviamente– me enseñaron a jugar al ajedrez, no podría ser de otro modo. Por ello, nos hemos alegrado mucho de poder colarnos en el rodaje de algunas escenas en el edificio Paraninfo y conocer de primera mano, en una rueda de prensa, las impresiones del director y de la actriz protagonista, Alexandra Jiménez

Nacho García Velilla pensando que esa escena está quedando justo como la había pensado en su cabeza. (Fotografía: Ñete)

El cineasta conoció la historia de estos alumnos y del club de ajedrez a través de la prensa. “Es una historia de superación de un grupo de chavales supuestamente perdedores y que dan la sorpresa ante unos supuestos ganadores, le dan la vuelta a la tortilla”. Al descubrir el potencial de la historia, enseguida contactó con sus coguionistas, David S. Olivas y Marta Sánchez, y se pusieron manos a la obra con un proyecto que tiene ingredientes dramáticos y cómicos y “un punto de emotividad bastante grande”.  

Inspirados por la realidad, convirtieron al maestro en una profesora más joven, y a los alumnos de Primaria del Marcos Frechín en estudiantes de instituto. “Queríamos acentuar el peligro de unos chavales que están a punto de ser delincuentes y a quienes les cambia la vida” gracias al papel que juega su profesora, de modo que “pasan de ser unos perdedores a unos chavales que consiguen hitos y ganan una autoestima que no tenían”, explica Nacho García Velilla. 

El rodaje de esta cinta les ha llevado a localizaciones de Zaragoza como el Instituto Pedro de Luna, lugar donde se sitúa la acción, el barrio de la Magdalena, la calle Alfonso, el paseo Independencia y María Agustín y el edificio Paraninfo, donde han terminado de rodar esta misma semana. 

Alexandra Jiménez interpreta a Candela, una maestra que tendrá que pasar de pija a quinqui bien (Fotografía Ñete)

TREMENDO CASTING 

Alexandra Jiménez protagoniza esta historia acompañada por cinco jóvenes, sin experiencia en el mundo audiovisual y elegidos entre más de 2.500 chicos que han participado en las audiciones en toda España. ¡Esto sí que es tremendo casting, y no los de OT! También encontramos en el reparto a Rubén Martínez, en un pequeño papel en el que interpreta a un abogado (y no decimos más porque ¡no nos gustan los spoilers!), Jorge Asín, Carmen Barrantes –como trío aragonés, además de la prota–, María Adánez, Alain Hernández, Francesc Orella y Miguel Rellán, entre otros actores. “Tienen papeles pequeños, porque la historia la completan la maestra y sus alumnos”, pero el casting se ha cuidado hasta el mínimo detalle para rodear a los cinco jóvenes de actores experimentados. 

Para estos chicos es su primera película, así que entendemos que se pudieran sentir como pez fuera del agua en su primer día de rodaje. No obstante, Nacho García Velilla asegura que siempre ensaya “mucho” con todos sus actores, especialmente en las comedias, dado que todos tienen que acordar el mismo tono. “Mi enhorabuena al equipo de casting, con Jorge Galerón, porque tenemos cinco futuras estrellas, sin ninguna duda”, estima el dire. De hecho, uno de esos futuros ganadores de un Goya es de Zaragoza. “Es muy gracioso porque es el chino en la película y es el único que tiene acento maño”, bromeaba Velilla, para elogiar de nuevo al equipo de casting por su trabajo y a los cinco actores. 

El dire, en un momento del rodaje en el edificio Paraninfo (Fotografía: Secuenciadas)

Sobre su regreso a un rodaje en Aragón, el director recuerda que se fue muy joven a estudiar comunicación, cine y guion y “toda mi carrera la he desarrollado fuera”, pero siempre ha intentado realizar sus proyectos en su tierra. “Hasta que un Sabina no hace una canción de Madrid, un Dylan de California o Woody Allen una película de Nueva York, parece que esas ciudades o esos paisajes no tienen relatos. Siempre he creído que en Aragón tenemos suficiente talento, pero nos falta la industria para que nuestras ciudades y paisajes tengan relatos; por eso, siempre que he podido he traído rodajes de envergadura a esta región”. 

Ese talento aragonés lo ha incorporado también al equipo técnico con la presencia de la empresa Entropy, de efectos visuales, y con el músico Juanjo Javierre. Tras el rodaje, comenzará el proceso de postproducción, que durará entre ocho y doce meses, y después llegará el estreno, aunque el equipo aún no tiene una fecha decidida. Será “una peli muy bonita, estaréis orgullosos de la ciudad” gracias a esta historia que tiene “un punto de comedia emotiva”. 

Además, Nacho García Velilla está terminando de escribir una miniserie y con otra película en mente. Al mismo tiempo, gracias a ‘Menudas piezas’, se ha puesto al día con el ajedrez, un deporte que jugaba de pequeño, pero que “hace años que no practicaba” y que esta peli le ha dado la oportunidad de retomar. 

Nacho y Alexandra posan sonrientes para los medios (Fotografía: Secuenciadas)

ILUSIÓN 

También cuando era una niña aprendió la actriz zaragozana Alexandra Jiménez a jugar al ajedrez. “Me enseñó mi padre, pero después no he avanzado, ni lo he desarrollado y ahora que estoy contando esta historia me dan ganas de retomarlo”, reconoce. A su padre le enseñó el abuelo de Alexandra y, por eso, “a mi padre le ha hecho especial ilusión que esté contando esta historia, porque a él el ajedrez le cambió sustancialmente en su trayectoria”, mejoró sus estudios y “le abrió un mundo de posibilidades”.

A la protagonista de ‘Menudas piezas’, a Candela, también le enseña a jugar su padre, con el que no tiene una de las mejores relaciones. Candela es profe piji en un colegio privado de Madrid, pero por circunstancias es despedida y regresa a Zaragoza, su ciudad natal, donde se reencuentra con su padre, con sus orígenes y con unos alumnos “muy complicados”. Deberá olvidarse de esa mujer de la alta sociedad “que se ha empeñado en inventar” y reconectar con la chica de barrio que es en realidad. Su prota “tiene un carácter tremendo, un pronto muy fuerte, es vanidosa y bastante inaguantable”. ¡¡Pues menuda pieza!!

No obstante, Candela no es nada soberbia y “eso la salva”, considera la actriz. Es una mujer que conecta con las necesidades de las personas y esa forma de ser le permitirá cambiar a lo largo de la película. 

Rodar en Zaragoza le trae a Alexandra recuerdos de rincones e historias “muy significativas” en su vida. “Es la primera vez que tengo la oportunidad de rodar aquí”, indica, y el Paraninfo le acerca a vivencias personales, como las ocasiones en que iba con su hermana a disfrutar de las charlas sobre cine que modera el profesor y escritor Luis Alegre en este edificio. “Esa conexión con los orígenes me conecta directamente con el personaje, por muy opuestas que seamos, pero al final a todos nos suceden las mismas cosas, nunca dejas de ser la persona que eras”, afirma. 

¡Menudas piezas en este rodaje! ¡Tremendo equipazo! (Fotografía: Ñete)

ALGO NUEVO CADA VEZ 

De esta historia de superación destaca el papel “fundamental” que juega el ajedrez como elemento que motiva y enseña que “uno probablemente tiene más capacidades de las que piensa”. Y como este deporte ayuda a unos chicos que “no dan un duro por sí mismos” y comprueban que son más inteligentes y capaces de lo que ellos mismos pensaban, “se redescubren a sí mismos a través del ajedrez”.

Trabajar con estos cinco jóvenes ha sido “muy bonito” porque su plena disposición “ayuda a uno a recuperar ese tipo de disposición cuando llega al set de rodaje de ir con toda la humildad posible” y de darse cuenta de que “todo es nuevo cada vez y hay que estar atenta y absorber como una esponja si quieres avanzar”, concluye Alexandra Jiménez. 

Como os decíamos al principio, en Secuenciadas ya somos fans absolutas de esta peli, que producen Telecinco Cinema, Felicitas Media y Menudas Piezas AIE, con el apoyo de Aragón Film Commission y Aragón TV

Compartir por
‘El Refor’, historia de un barrio

‘El Refor’, historia de un barrio

Tiempo de lectura: 4 minutos

Si os preguntamos por algún lugar con historia de vuestro barrio seguro que os vendría a la cabeza más de un sitio emblemático, curioso, turístico o que, simplemente, ha significado algo en vuestras vidas. En el barrio de Valdefierro, en Zaragoza, existía uno de esos lugares únicos, el reformatorio del Buen Pastor. El edificio fue derribado en verano del pasado año y ahora un documental, ‘El Refor’, recoge su historia. 

Los vecinos recordando cuando en Valdefierro no había tiktokers y la gente jugaba en las calles

Este proyecto surge en el marco de la iniciativa europea Erasmus + Graffiti Art In Prison-Universidad de Zaragoza. Está formado por un equipo de estudiantes e investigadores de las universidades de Palermo, Zaragoza, Colonia, el Kunsthistorische (nada, no nos pidáis que lo digamos en voz alta porque es imposible) Institut de Florencia y la Academia de Arte y Diseño – Abadir de Catania. Está financiado en el marco del programa europeo Erasmus + (Asociaciones Estratégicas para la Educación Superior) y se ha desarrollado durante tres años, desde 2020 a 2023.

“Estábamos realizando este proyecto europeo sobre graffitis en general, desde el arte histórico al contemporáneo” en distintos espacios históricos de privación de libertad, como lo fue en una época la Torre del Trovador del Palacio de la Aljafería, y relacionarlos con aquellos existentes en prisiones contemporáneas, explica uno de los miembros del proyecto en la Universidad de Zaragoza, Jorge Jiménez, a Secuenciadas. 

El equipo conocía la existencia de una “cantidad inmensa” de pintadas y expresiones artísticas en el interior del reformatorio. “El derribo era inminente y quince días antes fuimos a intentar grabar todo, a registrar la mayor parte del conjunto de graffitis y arte mural, que estaba genial, pero no nos dio tiempo a mucho y esa situación nos frustró”, recuerda.    

De ese sentimiento de frustración surgió la idea de hacer este docu sobre la historia del reformatorio del Buen Pastor. Para ello, “inicialmente contactamos con las trabajadoras, que ahora se encuentran trabajando en otras cosas y que nos contaron las historias y el vínculo afectivo extraordinario que tenían con el reformatorio”. “El derribo era un tema sensible y les dolió la desaparición” del edificio, afirma Jiménez. 

Antes todo esto era reformatorio

VALOR HUMANO 

También los vecinos aportan su punto de vista en este trabajo, así como arquitectos que han dado su visión sobre el equipamiento. El equipo de profesores que lidera este proyecto contactó con Adictos Producciones para llevar a cabo el trabajo y ya desde las primeras grabaciones “vimos que todo el mundo se conmovió y que había que hacer este documental”. Ni cortos ni perezosos, y con una velocidad que para sí quisiera Speedy Gonzales, en el mes de junio de este año mantuvieron las primeras reuniones para darle forma al proyecto y, a continuación, se pusieron a filmar. 

El hilo conductor es el propio edificio y el documental nos contará su historia, su valor arquitectónico, humano, sus transformaciones con el paso del tiempo y su última etapa, hasta llegar a su derribo. Junto al material que han encontrado en prensa sobre la inauguración del reformatorio o la vida cotidiana en el centro, “cada historia nos hace entrar en aspectos que merece la pena conocer” y también se plantea la relación entre el patrimonio, la administración y los vecinos. 

“Cuando se habla de patrimonio cultural se desacata el valor humano o el vínculo con el entorno, pero pocas veces se ahonda en esa idea”, observa Jiménez. Este documental nos muestra un edificio normal, que no destacaba en lo arquitectónico, pero que tenía un gran valor humano. “Con su derribo, han aniquilado su memoria y los vínculos afectivos de todo el barrio con el edificio”, lamenta. De hecho, durante el rodaje los participantes se olvidaron de las cámaras y “estuvieron emocionados recordando toda su historia en la explanada”, unos testimonios que podrán verse en el trabajo. 

Como os decíamos, el equipo se puso enseguida “al lío” y en quince días en el mes de junio vivieron un rodaje maratoniano. Ahora, “la idea es trabajarlo con más calma, ir depurándolo y presentarlo en Valdefierro”, después de una primera presentación del proyecto que se celebró el pasado mes de junio en el Centro Joaquín Roncal, donde también se pudo ver una exposición de 32 fotografías seleccionadas por el grupo GAP-Universidad de Zaragoza y captadas unos días antes de iniciarse el derribo del refor. 

Sonido y cámara a punto para escuchar la historia del Refor

EQUIPO 

El equipo de la Universidad de Zaragoza que promueve el GAP Project está formado por los profesores del Departamento de Historia del Arte: Ascensión Hernández –investigadora principal–, Pilar Biel, Jorge Jiménez y Juan Carlos Lozano, y por los estudiantes de doctorado Belén Buil, Inés Colás, María Forcada y Marcos Larraz. 

En este trabajo audiovisual han sido responsables de guion y dirección del documental Pilar Biel, Ascensión Hernández, Jorge Jiménez y Juan Carlos Lozano. En el equipo técnico, por parte de Adictos Producciones, encontramos a Talín Arbas en cámara y edición; Rubén Terrén, Vlad Todica y David Navarro como cámaras; Arial Morales como técnico de sonido; Josete Meléndez como responsable de la música y Juan Nunquam de la ilustración. Han colaborado en la grabación, además, las asociaciones de vecinos Aldebarán y Las Estrellas de Valdefierro. 

Y como se trata de arte urbano y graffitis, el equipo ha pedido a grafiteros de la ciudad que intervengan los carteles del docu, por lo que cada uno será una obra única y una buena forma de rendir homenaje al proyecto con las diferentes visiones de los artistas. ¡Ya estamos deseando verlo!

Compartir por
Caza menor

Caza menor

Tiempo de lectura: 3 minutos

Estamos lamentablemente acostumbrados a que, cada cierto tiempo, nos lleguen noticias de asaltos y tiroteos en centros escolares de Estados Unidos. Pero ¿qué pasaría si ocurriera en España? El director Raúl Guíu responde a esta pregunta en su nuevo cortometraje, ‘Caza menor’. Ha estrenado su trabajo en el Centro de Historias de Zaragoza, en una jornada en la que también pudimos disfrutar de los cortos ‘Rutinas’, de Jorge Aparicio, y ‘Habitación 404’, de Antonio Valdovín y Sara Abecia. 

Alfonso Desentre, Alba Gallego y Julia Guíu pensando que no tendrían que haber ido al colegio

“El origen de este cortometraje es justo ahora hace un año”, explica el dire a Secuenciadas. En junio de 2022, Raúl Guíu conoció por la prensa dos asaltos que habían ocurrido en institutos de Estados Unidos, en los que habían muerto alumnos de esos centros, y pensó en cómo se podría trasladar esa situación si ocurriera en España. 

Además, en esas mismas fechas recibió un mensaje alto y claro de su amiga, la actriz Alba Gallego. “Alba estaba nominada a los Premios Simón, no lo ganó, le escribí y me dijo que estaba muy contenta por haber estado nominada y que ya esperaba a ganar un Simón con un corto mío”, recuerda riendo. “Entre una cosa y otra, me tuve que poner a hacer el corto”, bromea. 

Raúl Guíu da indicaciones a su equipo para que todo quede perfecto a la primera (Fotos: José María Guíu)

En ‘Caza menor’, tres personajes están encerrados en un cuarto de baño durante el asalto a un centro educativo y la historia se centra en la comunicación que establecen entre ellos. Como siempre, no os queremos spoilear nada de lo que ocurre en pantalla, pero… ¡qué tensión!

Alfonso Desentre encabeza el reparto interpretando a un profesor del colegio, Alba Gallego hace las veces de monitora de comedor y como alumna encontramos a Julia Guíu, hija del director y que se ha animado a participar en el corto después de haber hecho ya sus pinitos en el mundo de la interpretación. La historia cuenta también con la colaboración de Noa Raja y Tomás Martín.

EN EL COLEGIO

El corto se rodó en una jornada de trabajo en el colegio Juan XXIII de Zaragoza, donde Raúl Guíu filmó también su anterior obra, ‘Atávico’. “Siempre nos ponen muchas facilidades”, agradece el dire. Con esta historia regresa, además, “al concepto de meter a unos personajes en una habitación y que hablen, que hacía un par de cortos que no hacía eso, pero me manejo bien en este registro”, apunta. 

El súper equipo de ‘Caza menor’ posando en la tarima de la clase. ¡Qué cracks!

Acompañando a Raúl Guíu encontramos en el equipo técnico a Roberto Torrado en la cámara y la edición; José María Guíu, en producción; Gabi Orte, en la fotografía; Diego Sevilla como segundo operador; Cristian Baquero, en sonido y BSO, Minerva García, en arte y vestuario; Laura Liñán, en maquillaje y peluquería; Nere García como script; Pilar Betrán, Mari Mar Royo y María Jesús Laplaza en el equipo de producción; y a Ester Bernad colaborando en la parte técnica. 

Tras su estreno en el Centro de Historias, el cortometraje iniciará su recorrido por festivales españoles y latinoamericanos y pronto se podrá ver también en el canal de YouTube de Raúl Guíu. A nosotras nos ha encantado, así que ¡deseamos muchos éxitos al equipo!

Compartir por