¿Es obligatorio pasear?

¿Es obligatorio pasear?

Muchos de vosotros quizás os sintáis identificados: lo típico de que llega una pandemia, pasamos meses confinados en casa y, cuando al fin nos permiten salir a la calle, algunos, niños y mayores, se plantean “qué necesidad habrá, con lo bien que estoy yo en mi casa”. Algo así le ocurre a Oliver Montes, nuestro actor revelación favorito de este año, en el corto ‘El paseo’, que dirige su padre y amigo de Secuenciadas, Sergio Montes

Y no será porque Sergio no le pone empeño a eso de querer salir de casa aunque sean unos minutos cada día, pero en esta comedia breve la suerte no le acompaña y hemos de decir, sin ánimo de hacer spoilers, que hasta la mascota de la familia se resiste a participar en el ansiado paseo

‘El paseo’ es un cortometraje familiar grabado durante el confinamiento y la historia transcurre durante el 26 de abril de 2020, el primer día en el que el Gobierno de España decide que los niños pueden salir de nuevo de casa acompañados de un adulto responsable o, en este caso, de un padre con muchas más ganas de salir de casa que los propios niños. 

“Me apetecía contar algo sobre el tema y todo lo que estaba viendo en esos meses eran trabajos muy oscuros, trágicos, que tenía que ser así porque la situación es la que es e invita a crear algo así”, reconoce Sergio Montes a Secuenciadas, si bien esa decisión de dejar salir a los más pequeños de la casa le llevó a idear algo “gracioso” y que quería grabar en su propia casa

Así, mientras todos estábamos haciendo pan y pasteles y con las neuronas bajo mínimos, Montes ideaba esta historia familiar, pero que rodó “de la manera más profesional que pude” y bien acompañado por su hijo Oliver, quien incluso subrayó el guión y realizó sus aportaciones. 

UNA TARDE DE RODAJE 

Con un Juan Palomo en toda regla (ya sabéis: yo me lo guiso, yo me lo como), una vez que se anunció que los niños comenzarían a salir a la calle, Montes escribió el guión en un par de noches y, a los tres días, rodó con su familia durante una tarde. Aunque lo protagonizan Sergio y Oliver, tienen apariciones estelares e imprescindibles Sonia Beltrán y la pequeña de la casa, Carmen

Una cámara Canon 70D, dos focos, un micro y un buen programa de edición hicieron el resto, aunque el trabajo no estuvo exento de dificultades, ya que nuestro guionista, actor y director tenía que grabarse a sí mismo, con las complicaciones que ello conlleva. 

El corto recuerda a las comedias españolas actuales, en las que el padre es un tipo algo irresponsable, y es la primera vez de Sergio delante de las cámaras. ¡Nosotras te vemos futuro como actor también, Sergio! “Durante el confinamiento se hablaba mucho de los niños y de lo que suponía psicológicamente para ellos estar encerrados, pero yo le di la vuelta y quise hacer ver que en este periodo también han tenido a sus padres al cien por cien, que es algo que prácticamente no ocurre nunca, y que en esos meses hicimos de todo”, comenta. 

De hecho, como fue su caso, “veía que el problema estaba en que a veces éramos los padres los que queríamos salir fuera y pensé en crear una historia divertida en la que el padre tiene la necesidad de salir como sea y el niño si no sale, no le pasa nada”. El proyecto, que se pudo ver en redes sociales y del que se puede disfrutar en abierto, “ha caído muy bien y ha gustado mucho”. Pues claro que sí, todo lo que sea reír y reírnos de nosotros mismos en estos tiempos de pandemia está fenomenal. 

UN RECUERDO FAMILIAR 

Como anécdota, Sergio explica divertido que en el inicio del corto estaba previsto que apareciera él limpiando en casa, pero Carmen, su niña de dos años, decidió que la fama también era para ella y se agarró a la escoba para ayudar a su progenitor en el trance de limpiar. A raíz de rodar esta escena, “le dije a mi mujer, Sonia, que en lugar de usar una voz en off apareciera también ella en otra parte del corto y así salíamos toda la familia y nos quedará como un buen recuerdo”. 

A la hora de grabar, la familia Montes apostó por pasarlo bien y acertó, superando las dificultades técnicas de rodar con los medios que uno tiene en casa. “En un rodaje no estás pendiente de todo porque hay profesionales para cada cosa, aquí ha habido que estar más pendientes”, señala.  

Tras proyectarse en nuestros hogares para hacernos pasar un buen rato, el corto se ha enviado ahora a una veintena de festivales. Entre ellos, ha sido seleccionado para participar en la Sección 2020 Odisea en la Tierra del Festival de Cine Solidario de Guadalajara. Esta sección centra su atención en los cambios que ha supuesto y que conllevará la irrupción de la COVID-19 en nuestras vidas. ‘El paseo’ optará a un precio especial en esta sección, que se otorgará a quien destaque por su compromiso social.  

NUEVOS PROYECTOS 

Esa impaciencia de Sergio Montes a la hora de querer salir de casa en pleno confinamiento queda patente también en su actividad como cineasta. “Siempre ando en cosas”, reconoce, y es que este mismo año tenía previsto iniciar otro proyecto para el que ya había comenzado a investigar y a contactar con quienes le acompañarían como equipo, entre ellos a un coguionista que le ayudaría a la hora de escribir. 

Aunque tenía pendiente finalizar su trilogía de cortos dedicados a grandes directores, y le tocaba en esta ocasión homenajear a Pedro Almodóvar, tras presentar en junio de pasado año ‘La virgen pálida’, inspirado en Hitchkock, este año había decidido hacer un trabajo de estilo completamente propio. “Quería hacer algo que me apeteciera a mí, no siguiendo tanto a un director y sus tipos de plano y estilo, sino hacer algo distinto” y este proyecto, un nuevo corto de ficción, se iba a dedicar a la despoblación a recorrer esos lugares donde el silencio ha acabado por dominar el día a día y las calles de los pueblos

Sin embargo, llegó la pandemia y el proyecto se paralizó. “Este año lo doy por perdido”, lamenta el director, al observar que aunque avance ahora en el trabajo no podría llegar a grabar en septiembre y no se podrá rodar en Teruel más tarde, en invierno, porque las condiciones no lo permitirían. El corto, que se titulará ‘Silencios’, no será este año, pero se podría retomar el siguiente y pretende ser un llamamiento a la esperanza para esos pueblos vacíos, pero en los que aún late mucha vida. 

Lo importante es aparentar

Lo importante es aparentar

Acabas de subir una foto de tu gato a Facebook y cada 2 minutos miras a ver cuantos likes tienes. Subes una foto tuya a tu estado de WhatsApp y cotilleas a ver qué personas lo han visto y ya de paso la subes también a Instagram. Las redes sociales presentan nuestra vida de cara a los demás, donde todo es maravilloso y fenomenal, pero ¿es verdad todo lo que aparentamos? En el mundo del arte, «por mucho que trabajes, lo importante es tener más likes, tener más visitas«, sentencia el director Guilherme Oliveira sobre su nuevo cortometraje ‘Artistas Anónimos’.

aristas anónimos, postureo, redes sociales,Guilherme Oliveira, Claudia Sáncho, Fran Martínez, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, corto, tragicomedia, director brasileño, realizador brasileño, actores aragoneses, ocara, 40 días, cañas

Parte del cartel de ‘Artistas Anónimos’, diseño de Guillermo Blanco.

Un grupo de personas adictas a crear y consumir arte se reúnen para tratar sus problemas, en plan ‘hola me llamo Jason Momoa y soy artista’. «Mi idea como director era hacer un cortometraje lo más coral posible y tratando un tema que a todos nosotros nos preocupa, el tema artístico, las frustraciones diarias que tenemos en esta profesión/vocación«. Para Oliveira, que también es actor, estos artistas se juntan para ayudarse o eso al menos es lo que piensa nuestra protagonista Elisa, que acude por primera vez a este grupo.

La actriz zaragozana Claudia Sancho interpreta a Elisa, el miembro más reciente que lo flipa en esta reunión, y Fran Martínez es el curioso guía que la recibe. «Podéis hablar, no hablar, podéis reir, llorar, podéis transmitir cualquier emoción que os apetezca, nadie os va a juzgar«, con este recibimiento ¿a quién no le apetecería acudir a una reunión de estas? Nosotras nos apuntaríamos y además hay tortilla de patata, pero hay que ir pronto, que se acaba, nos lo ha dicho Fran.

aristas anónimos, postureo, redes sociales,Guilherme Oliveira, Claudia Sáncho, Fran Martínez, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, corto, tragicomedia, director brasileño, realizador brasileño, actores aragoneses, ocara, 40 días, cañas

La actriz Claudia Sancho en primer término, le acaban de comunicar que se ha acabado la tortilla de patata. Christian Andrade, al fondo, está desolado.

CUANDO EL DRAMA SE CONVIERTE EN COMEDIA

En el corto aseguran que «en un mundo donde todo es una mierda, lo importante es aparentar que te va bien la cosa»; qué pesimistas estos artistas, pero Oliveira lo explica: «es una crítica a nosotros mismos como artistas, una crítica al postureo, digamos, en este mundo, ya sea audiovisual, musical…» y es que aparentar que todo te va genial es tendencia. No es comedia, pero tampoco es drama ¡es mucho mejor!, es tragicomedia, un género que nos encanta. Cuando piensas que estás viendo un momento dramático, zasca, alguien suelta algo gracioso y estos artistas seguro que tienen muchos momentazos con los que sorprendernos.

Muchos colores y formas componen esta reunión de ‘Artistas anónimos’ hay actores, directores, escritores, fotógrafos…. doce para ser más concretas, un elenco lleno de aragoneses. «En este corto he dado mucha importancia al tema actoral, ha sido donde más énfasis he puesto». Oliveira reconoce que ser actor le sirve luego para dirigir a otros. «Yo a la hora de dirigir trato de sacar lo mejor de cada uno», como buen maestro de ceremonias.

aristas anónimos, postureo, redes sociales,Guilherme Oliveira, Claudia Sáncho, Fran Martínez, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, corto, tragicomedia, director brasileño, realizador brasileño, actores aragoneses, ocara, 40 días, cañas

El dire Guilherme Oliveira dando indicaciones de cómo rascarse la oreja, pequeños detalles de directores/actores. Foto fija: Laura Arto y Adrían Bravo .

UN GRAN EQUIPO

La idea del cortometraje surgió hace unos años, cuando Guilherme Oliveira se juntó con unos cuantos compañeros que querían experimentar como él. «Hace mucho tiempo que quería escribir un trabajo con un grupo de guionistas, es interesante porque dejas de tener esa sobreprotección con el texto y te dejas llevar por opiniones ajenas». El arte, una localización y bastante peña fueron los pilares para crear esta historia y a partir de ahí se puso a teclear con Juan Turmo, Blanca Murcia y Christian Dragan, con los que firma este guion. «A mí me encantó. Muchas series y películas que tanto nos gustan, no es solamente un guionista el que las escribe, son un grupo».

Y más gente ha trabajado en este rodaje que duró dos días en la productora Ocara. Artistas detrás de las cámaras: Juan Turmo como ayudante de dirección, Diego Strummer como jefe de producción, Christian Joven en la dirección de fotografía con una cámara canon 5D, Patricia Martín e Irenne Joven en maquillaje y José Estella en etalonaje. Artistas delante de las cámaras: Claudia Sancho, Fran Martinez, Christian Dragan, Christian Andrade, Isabel Hebrero, Álvaro Gelabert, Eva Magaña, Manuel Buenaventura, Lucie Beuken, Alberto Segovia, Claudia Sierra y El Bake.

artistas anónimos, postureo, redes sociales,Guilherme Oliveira, Claudia Sáncho, Fran Martínez, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, corto, tragicomedia, director brasileño, realizador brasileño, actores aragoneses, ocara, 40 días, cañas

Fran Martínez aguantándose el trozo de tortilla de patata en la boca para que no le descubran.

DE RÍO DE JANEIRO A ZARAGOZA PASANDO POR LISBOA

Guilherme Oliveira nació en Río de Janeiro a ritmo de Samba da Bahía y por cosas del destino llegó a Aragón a ritmo de castañuela aterrizando en la capital maña. Antes hizo parada en Lisboa donde ya empezó a picarle el gusanillo de la actuación y al llegar a Zaragoza, hace 11 años, conoció la Escuela Municipal de Teatro de la que se enamoró perdidamente y en la que se formó como actor. «La escuela me enamoró bastante, tengo muy buenos recuerdos de este proceso y ha cambiado mi vida por completo», relata a Secuenciadas. Más tarde sintió la necesidad de contar sus propias historias y ya que conocía a bastantes actores, empezó a formarse también como director y a ponerse al otro lado de las cámaras.

Y no le ha ido nada mal ya que en 2015 fundó su propia productora Ocara con la que sigue en la actualidad. Destacamos varios de sus trabajos: la webserie ‘Cañas’ (2013), la webserie ’40 días’ (2016), el cortometraje ‘Mudo‘ (2017) , videoclips y eventos como «Aragón Aquí Hay Webserie» o «Aragón Aquí Hay Teatro», entre otros.

artistas anónimos, postureo, redes sociales,Guilherme Oliveira, Claudia Sáncho, Fran Martínez, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, corto, tragicomedia, director brasileño, realizador brasileño, actores aragoneses, ocara, 40 días, cañas

Foto de equipo de ‘Artistas Anónimos’ durante el rodaje del cortometraje. Foto fija: Laura Arto y Adrían Bravo .

Estos ‘Artistas Anónimos’ se harán famosos en un estreno virtual en septiembre, nos iremos de premiere a través de una plataforma de internet, así que estad atentos a nuestras redes sociales, Facebook, Instagram y Twitter y dadnos muchos likes que a nosotras también nos gusta.

Enlaces a trabajos de Guilherme Oliveira:

Trailer ‘Artistas Anónimos’ (2020)

Cortometraje ‘Mudo’ (2017)

Webserie ’40 días’ (2016)

Webserie ‘Cañas’ (2013)

Talento aragonés al aire libre

Talento aragonés al aire libre

Nos alegra infinito poder regresar al cine y aún nos alegra más si es para disfrutar del audiovisual aragonés en pantalla grande. Si a ello sumamos una proyección al aire libre en las noches de verano, el planazo nos parece perfecto. 

Una de las proyecciones en la plaza del Centro de Historias de Zaragoza. Foto de Sergio Sánchez Casamayor.

Con esta idea diseñó la Filmoteca de Zaragoza el ciclo ‘Indiana Jones y talento aragonés’, que inició sus proyecciones el pasado 1 de julio con las aventuras de Indy y continúa este mismo miércoles, 29 de julio, con una sesión de luxe: la película ‘Ojos negros’, de Marta Lallana e Ivet Castelo, y las restauraciones de las cintas ‘Salida de misma de doce del Pilar de Zaragoza’, de Eduardo Jimeno Peromarta y Eduardo Jimeno Correas, y de los trabajos de Ignacio Coyne Lapetra.

Y vosotros os preguntaréis, ¿qué pinta Indiana con el talento aragonés? Pues todo, evidentemente. Como nuestro aventurero favorito, los creadores aragoneses son atrevidos, valientes, arriesgados y siempre están dispuestos a embarcarse en nuevas aventuras que nos sorprendan y nos emocionen ante la pantalla. El mismo espíritu que ha guiado a la Filmoteca en el desarrollo de esta propuesta que nos anima a volver a la cultura, nuestro santo grial.  

“A principios de mayo, en el confinamiento, cuando aún no sabíamos muy bien cómo se iba a plantear la primavera ni el regreso a la sala en la Filmoteca, plantee la posibilidad de hacer un cine al aire libre”, recuerda la responsable de programación de la Filmoteca, Toña Estévez, nuestra Indy del cine aragonés

La limitación de aforo vinculada al desarrollo de la pandemia suponía en el caso de la Filmoteca que la sala se quedara solo con 37 butacas disponibles, por lo que se pensó rápidamente en buscar una solución que ampliara la capacidad. Al principio se iban a programar todos los trabajos nominados a los premios Simón del cine aragonés de este año, “pero vimos que quizás ver los cortos al aire libre era una idea más difícil porque no se dan las condiciones ideales”, de modo que se pensó en proyectar trabajos de los Simón, obras aragonesas y cintas clásicas, como las del señor Jones, que mueven al público. 

De este modo, el público zaragozano ha podido lanzarse ya ‘En busca del arca perdida’, adentrarse en ‘El templo maldito’ y vivir con Indiana ‘la última cruzada’, mientras que las primeras sesiones cien por cien aragonesas han llevado a los espectadores al ‘Planeta 5000’, de Carlos Val, y a repasar los trabajos de Segundo de Chomón (1871-1929), con música en directo del creador oscense de bandas sonoras Juanjo Javierre

Fotogramas del cineasta turolense Segundo de Chomón

UN LUJO 

Este miércoles podremos descubrir el magnífico trabajo de restauración que lleva a cabo la Filmoteca, con el pase de la considerada primera película del cine español, ‘Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza’, del zaragozano Eduardo Jimeno Correas (1870-1947); y visitaremos escenas callejeras del cineasta aragonés Ignacio Coyne Lapetra (1872-1912), al que seguirá ‘Ojos negros’, de Marta Lallana e Ivet Castello, nominada a mejor largometraje en los premios Simón y que ganó la biznaga de plata en el Festival de Málaga del pasado año.

Fragmento de Gigantes y Cabezudos de Ignacio Coyne Lapetra

Concluirá el próximo viernes, 7 de agosto, con el preestreno de nuestro amigo ‘Marcelino, el mejor payaso del mundo’, de Germán Roda, que lo está petando fuertemente en los cines. Para cada sesión, mascarilla obligatoria mediante, hay 140 butacas y “se están agotando, el ciclo está funcionando muy bien”. 

Cuando se cerró este ciclo con Zaragoza Cultural, ya en mayo, “tuvimos muy claro que la distancia de seguridad era fundamental” y, por ello, se eligió el patio del Centro de Historias, un espacio “inmenso” que da la posibilidad de colocar las sillas con la distancia necesaria para garantizar unas proyecciones seguras

El objetivo, además de permitir un regreso a la cultura en condiciones de seguridad, ha sido dar a conocer estas películas aragonesas “a las que comercialmente se les da poca estima, no se estrenan en condiciones ideales y ‘Ojos negros’ y ‘Planeta 5000’ son dos grandísimas películas, muy diferentes, con una fotografía magnífica y un cine que está a la altura del cine español que se estrena”, considera la responsable de programación de la Filmoteca. 

LA CASA DEL CINE ARAGONÉS 

Toña abandera el audiovisual aragonés como los Jacksons lo hicieron con el pop y desea que la Filmoteca sea “más espacio de cine aragonés”. A pesar de que la sala “es pequeñita”, en Filmoteca quieren ser “la casa del audiovisual aragonés”, no solo con estrenos, sino que también puede albergar pruebas de equipo y otro tipo de actividades. 

“El audiovisual aragonés goza de muy buena salud, pero adolece de falta de dinero, las instituciones tendrían que poner más recursos encima de la mesa y ayudar a la producción más en serio”, porque Aragón es “tierra de cineastas”, pero no cien por cien de cine, dado que muchos cineastas aragoneses aún tienen que emigrar a otros sitios para desarrollar sus proyectos. 

Fotograma de ‘Marcelino, el mejor payaso del mundo’ en la piel de Pepe Viyuela y a su lado la actriz Salomé Jiménez.

Respecto a la labor de restauración que realiza la Filmoteca, Estévez elogia el trabajo de sus compañeros, una labor “magnífica, lenta, callada, pero espectacular con los medios de que se dispone”. Seguro que disfrutaremos mucho este miércoles de esta sesión de lujo. 

Y las buenas noticias no terminan aquí, porque Filmoteca proyectará el resto de los nominados a los Simón en su sala, si las condiciones lo permiten, entre el 9 y el 19 de septiembre, cuya gala de premios será el 20 de septiembre en el Auditorio de Zaragoza. Apuntado queda en el calendario de los imperdibles de Secuenciadas.

El supermercado de los horrores

El supermercado de los horrores

Carne humana, sangre a cascoporro y mucho suspense son los ingredientes que utiliza el chefcineasta Ángel M. Saló para su nueva creación ‘The Market’, un cortometraje que el director define como una metáfora de la precariedad laboral.

The Market, Ángel M. Saló, Ana Bruned, Jaime García Machín, Natalia Gómara, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, cine gore, cine aragonés, academia de cine aragonés, corto terror, supermercado, carne humana, mercado laboral, precariedad laboral.

Fotograma del cortometraje ‘The Market’

La historia: un hombre es desahuciado de la sociedad y ya al borde del suicidio se encuentra con una persona que lo salva. Después se ve envuelto en una trama de mercadeo con carne humana, una red que se dedica a asesinar gente, trocearla y repartirla en tuppers y es que para este director es lo que viene a ser el mercado laboral que él ha conocido. «Yo llevo toda la vida trabajando en el comercio textil de grandes cadenas y sigo en ello y lo que he visto a mi alrededor me ha inspirado esta historia«, asegura el dire a Secuenciadas refiriendose al mercado laboral del fashion retail en general. Este protagonista se mete en una carnicería muy chunga.


«En vez de hacer una historia abiertamente sobre la precariedad del mercado laboral, me divertía el hecho de esconderla dentro de una  trama de trocear a la gente y de repartirla, que es lo que vienen a ser los recursos humanos» explica M. Saló y es que el mercado laboral da para mucho. Este proyecto se inició como un videoarte, pero tras escribir un monólogo que cuenta el personaje la cosa se lió y surgió ‘The market’, un supermercado que da más miedo que el Mercadona en tiempos de pandemia y jingle a todo volumen.

The Market, Ángel M. Saló, Ana Bruned, Jaime García Machín, Natalia Gómara, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, cine gore, cine aragonés, academia de cine aragonés, corto terror, supermercado, carne humana, mercado laboral, precariedad laboral.

El director Ángel M. Saló, a la derecha, da el visto bueno al plano; mientras Jaime García Machín, a la izquierda, está pensativo

ARTISTAS

Se mete en la carne del protagonista Jaime García Machín, un actor al que hemos visto de borracho, asesino, racista… personajes muy bonitos todos ellos y por los que casi le hemos cogido manía porque actúa estupendamente, todo hay que decirlo. Aquí lo vemos de pobre hombre que tal vez haya encontrado el trabajo de su vida o no, tendréis que verlo para descubrirlo. Director y actor se conocieron cuando Machín se convirtió en el fan número uno de ‘Chicaman’ (2017) un corto anterior de M. Saló, que os recomendamos fervientemente, pero avisamos que no es apto para mentes delicadas y aprovechamos para daros una exclusiva, habrá secuela de ‘Chicaman’ y Jaime tendrá un papel.

El director confiesa que le escribió un papel a su medida: «pensaba que él podía encarnar este personaje. Cuando cumples más de 50 años y el mercado laboral te expulsa, eres viejo, no sirves y estás anticuado. Para mí estéticamente reunía todo eso». Además, Machín sufre tres transformaciones en este cortometraje. ¿Cuál os gustará más? «Hacía falta que fuera capaz de sufrir una metamorfosis durante el cortometraje y lo ha hecho de manera espectacular», elogia el director. Concretamente con tres personajes en uno.

The Market, Ángel M. Saló, Ana Bruned, Jaime García Machín, Natalia Gómara, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, cine gore, cine aragonés, academia de cine aragonés, corto terror, supermercado, carne humana, mercado laboral, precariedad laboral.

Jaime García Machín atendiendo la octava llamada de Vodafone; está acojonado ya.

Con ‘The Market’ va a dar el salto al estrellato una de las maquilladoras más importantes del panorama audiovisual aragonés, español y mundial, Ana Bruned y no como maquilladora, que ya es very famous, esta vez como actriz. «Ana Bruned era un experimento, le dije llevas una actriz dentro y la convencí para que hiciera un papelillo en The Market», aunque fue muy dificil convencerla. Vamos que la Bruned se hizo de rogar. «Para mí que da el punto que tiene que dar y no lo hubiera hecho nadie como ella», señala el chefcineasta.

Y termina este trío de aragoneses la intérprete, ya conocida para Secuenciadas por sus otros trabajos, Natalia Gómara, que encarna perfectamente el papel de víctima y se deja arrastrar por el suelo una y otra vez, no podemos desvelar más, esperamos que no hubiera muchas tomas.

The Market, Ángel M. Saló, Ana Bruned, Jaime García Machín, Natalia Gómara, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, cine gore, cine aragonés, academia de cine aragonés, corto terror, supermercado, carne humana, mercado laboral, precariedad laboral.

La actriz Natalia Gómara limpia el suelo a lo roomba, con la ayuda de Jaime García Machín, plano muy a lo Hitchock en ‘Topaz’.

A este director zaragozano le encanta la naturalidad y espontaneidad de los actores no profesionales. «Me fijo en el perfil físico y la práctica a la hora de hablar y moverse, esas cosas me hipnotizan  y veo personajes. Entonces yo les pregunto y hay gente que me ha dicho que no también». Daniél Pérez y Mariano Mora le dijeron que sí, personas que no han hecho nunca nada en el mundo de la interpretación y se atreven a ponerse delante de la cámara. «Mariano era perfecto, pero tuvimos que doblar la voz que es Alfonso Desentre, porque tiene una voz de villano». Qué raro Alfonso Desentre haciendo de malo ¿verdad? no lo vemos claro… Ja ja!

HORROR Y SUSPENSE

En estos géneros Ángel M. Salo se mueve como pez en el agua. «Me encantaría poder crear un drama costumbrista, contar una historia que resulte interesante de una simple relación de pareja, pero muchas veces me pongo a escribir y al final siempre acaba saliendo la violencia por algún lado«. Esas historias costumbristas mejor se las dejamos a Javier Macipe, Ángel sigue en lo tuyo que se te da muy bien. Y es que Saló creó el Obuxofest, el festival de terror por antonomasia en tierras aragonesas, del que somos muy fans.

Como de homenajes vive el cine, este director que se ha criado viendo spaghetti westerns crea sus atmósferas con influencias de Sergio Leone y Lynch. «Dario Argento tiene planos irrepetibles en la historia del cine. Hay homenaje a Argento en The Market», asegura. Con semejantes referencias, el director de foto lo ha tenido que tener complicado, pero Chema García es un todoterreno y con la cámara Black Magic Pocket ha hecho un excelente trabajo.

Sus cortos destacan por el gran impacto que causan al espectador que lo ve. ‘Las pesadillas de Cajal’ (2017) y ‘Killers por el mundo’ (2016) son algunas de sus historias en este género, aunque también se ha adentrado en la temática social con ‘Rockasetas’ (2019). «Ultimamente me he metido en la temática social que ya empecé con ‘Chicaman’ que iba sobre la violencia de género y con documentales que he hecho sobre la música en pueblos de la ribera, sobre la marginalidad y la heroína. No sé por qué, será que me hago mayor«.

EQUIPO Y LOCALIZACIONES

Se rodó en pleno enero en el camping de Zaragoza, en el Hotel Monumento Almenara de Copau, un sitio por descubrir al que le van a llover los rodajes, en el puente de madera del Parque José Antonio Labordeta y en el mercadillo de Navidad de la plaza del Pilar de Zaragoza.

Mucho frío tuvo que pasar el equipo técnico de este cortometraje que está formado, además de los ya nombrados, por Carmen Pérez Mata a la producción, Erick Johnston en la cámara, Ana Bruned como maquillaje y FX y Anabella Revilla en vestuario. Ángel M. Saló, que no se conformaba con escribir y dirigir, también ha hecho la edición y la música.

Este corto, que ha sido financiado al 100% por el propio director, comienza su andadura y ya ha sido seleccionado en el Kolkata Short Film Festival de la India, estad atentos a nuestras redes sociales para conocer todas las proyecciones. Mientras tanto podéis disfrutar del trailer de ‘The Market’ y de algunos de los trabajos de Ángel M. Saló en su canal de Vimeo.

Descubriendo a Marcelino, el mejor payaso del mundo

Descubriendo a Marcelino, el mejor payaso del mundo

Marcelino Orbés (Jaca, 1873 – Nueva York, 1927) fue el mejor payaso del mundo, actuando en grandes escenarios en Londres y Nueva York causando gran cantidad de risas. Era un completo anónimo hasta que el periodista Mariano García se puso a investigar como si no hubiera un mañana y escribió sobre él una reseña en el Heraldo de Aragón y posteriormente un libro. El destino quiso que gracias a estas publicaciones el cineasta Germán Roda conociera a este personaje y viera que aquello tenía que contarse de manera audiovisual. El actor y clown Pepe Viyuela leyó esa reseña y decidió recortarla y guardarla con mucho amor. Años más tarde Germán contactó con el propio Pepe para que se metiera en la piel del grandísimo Marcelino. Ya estrenada la película ‘Marcelino, le mejor payaso del mundo’ nos hablan de este maravilloso proyecto.

Ver Cartelera Zaragoza y Huesca

EQUIPO ARTÍSTICO

PEPE VIYUELA, ALBERTO CASTRILLO-FERRER, CRISTINA GALLEGO, LAURA GÓMEZ-LACUEVA, JOSÉ PIRIS, ANGELO CROTTI, SALOMÉ JIMÉNEZ Y NACHO RUBIO

EQUIPO TÉCNICO

DIRECCIÓN GERMÁN RODA

GUIÓN GERMÁN RODA y MIGUEL ÁNGEL LAMATA

PRODUCTORA EJECUTIVA PATRICIA RODA

DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA DANIEL VERGARA

MONTAJE GERMÁN RODA

MÚSICA ORIGINAL DAVID ANGULO

DISEÑO NATALIA RUIZ

DIRECCIÓN DE ARTE BEATRIZ ALMENDROS

DISEÑO DE VESTUARIO GEMA G. DEL ÁLAMO

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA CECILIA ACEVEDO

SONIDO DIRECTO ALEX RUIZ

EFECTOS VISUALES SERGIO VILLÉN

UNA PRODUCCIÓN DE ESTACIÓN CINEMA

BASADA EN EL LIBRO DE MARIANO GARCÍA, MARCELINO, EL MEJOR PAYASO DEL MUNDO