Zaragoza, una ciudad Almodóvar y Feroz

Zaragoza, una ciudad Almodóvar y Feroz

Tiempo de lectura: 7 minutos

Zaragoza se vistió anoche de gala para celebrar, por segundo año consecutivo, la ceremonia de entrega de los Premios Feroz. Unos reconocimientos que concede desde hace diez años la Asociación de Informadores Cinematográficos de España, que ha caído in love de nuestra ciudad, algo que entendemos y compartimos, y que festejó por todo lo alto este sábado, en el Auditorio de la capital aragonesa, lo mejor del cine español. Y entre lo mejor de lo mejor, el gran Pedro Almodóvar como Feroz de Honor 2023 y una aragonesa que brilló con luz propia, Marta Longás, que se alzó con el premio a mejor tráiler por el tráiler final de la película ‘Cerdita’. ¡Qué emoción! 

Agustí Villaronga, Aitana Sánchez Gijón, Alauda Ruiz de Azúa, Alcarrás, Amaral, As bestas, Asociación de Informadores Cinematográficos de España, Auditorio de Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza, Bibiana Fernández, Borja Cobeaga, Carla Simón, Carlos Vermut, Carlota Pereda, Cerdita, Cinco lobitos, cine, Cine Español, Competencia oficial, David Lorente, Eduardo Casanova, Feroz de Honor, Feroz de Honor 2023, Intimidad, Irene M. Borrego, Isabel Peña, Juan Diego Botto, Julieta Serrano, La Maternal, La Piedad, La ruta, La visita y un jardín secreto, Laia Costa, Leonor Watling, Luis Zahera, Mantícora, María Guerra, Marta Longás, Milena Smit, Nacho Sánchez, Nacho Vigalondo, No me gusta conducir, Olivier Arson, Patricia López Arnaiz, Paula Púa, Pedro Almodóvar, Pilar Palomero, premios, premios Feroz, Rodrigo Sorogoyen, Rossy de Palma, series, Silvia Abril, Susi Sánchez, Zaragoza

¡Olé esa maña! Marta Longás alza el Feroz y se anima a bailar una jota

Con una puntualidad británica, y después de dos horas largas de alfombra roja, a las diez de la noche la cómica Paula Púa inició la gala, y Zaragoza le debe traer suerte porque también el año pasado ofició de maestra de ceremonias en este mismo lugar. Con mucho humor observó que últimamente está de moda lo rural en el mundo del cine. “La España vaciada ya no existe, ahora es la España petada de rodajes y hay una cabra que tiene repre”, bromeó. 

Púa dio paso a los primeros premiados de la noche, los actores de reparto de una película, dos feroces que fueron para Luis Zahera (te amamos desde el Pertur de ‘Sin tetas no hay paraíso’ y más allá) por su papel en ‘As bestas’ y para Susi Sánchez por ‘Cinco lobitos’. Zahera observó que su personaje en esta película es “bastante feroz”, así que el reconocimiento estaba bien justificado, y agradeció al director de la cinta, Rodrigo Sorogoyen, participar en este proyecto: ”siempre quise grabar un western y finalmente lo conseguí”. 

Por su parte, Susi Sánchez agradeció el premio a los informadores y también a su directora Alauda Ruiz de Azúa por escribir a su personaje y darles “todas las herramientas y la confianza suficiente para entregarnos en el rodaje”. También elogió al equipo de lobitos de la peli y tuvo unas palabras de recuerdo para su maestro y director, “un hombre muy creativo que ha dejado un legado a toda una generación, Agustí Villaronga”, recientemente fallecido. 

Susi Sánchez se parte la caja con su Feroz en mano

CINE CON NOMBRE DE MUJER 

Con la emoción en todo lo alto, la actriz Bárbara Santa-Cruz recordó que es un año histórico, porque en los Premios Feroz “por primera vez hay cuatro mujeres nominadas a mejor dirección”, Pilar Palomero (‘La maternal’), Carlota Pereda (‘Cerdita’), Alauda Ruiz de Azúa (‘Cinco lobitos’) y Carla Simón (‘Alcarrás’), algo que “no ha pasado ni en los Oscars”, todas ellas acompañadas por Rodrigo Sorogoyen en la nominación. 

En una entrega de premios algunos los ansían, otros los esperan, y hay quienes se dan un sorpresón al recibirlos. Este fue el caso de Eduardo Casanova, Feroz Arrebato de Ficción por ‘La Piedad’ y de Juan Diego Botto, Feroz a mejor actor protagonista de una serie por ‘No me gusta conducir’. Casanova, visiblemente nervioso y emocionado, dedicó un beso “a toda la humanidad”; mientras que Botto consideró que el jurado se había equivocado en esta ocasión, elogiando así el trabajo de sus compañeros nominados en su categoría. El actor destacó que ha sido un año espectacular para el audiovisual español y deseó que esta tendencia se consolide con el apoyo de las instituciones, para que “tengamos una industria cinematográfica a la altura del talento que tenemos”. 

Agustí Villaronga, Aitana Sánchez Gijón, Alauda Ruiz de Azúa, Alcarrás, Amaral, As bestas, Asociación de Informadores Cinematográficos de España, Auditorio de Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza, Bibiana Fernández, Borja Cobeaga, Carla Simón, Carlos Vermut, Carlota Pereda, Cerdita, Cinco lobitos, cine, Cine Español, Competencia oficial, David Lorente, Eduardo Casanova, Feroz de Honor, Feroz de Honor 2023, Intimidad, Irene M. Borrego, Isabel Peña, Juan Diego Botto, Julieta Serrano, La Maternal, La Piedad, La ruta, La visita y un jardín secreto, Laia Costa, Leonor Watling, Luis Zahera, Mantícora, María Guerra, Marta Longás, Milena Smit, Nacho Sánchez, Nacho Vigalondo, No me gusta conducir, Olivier Arson, Patricia López Arnaiz, Paula Púa, Pedro Almodóvar, Pilar Palomero, premios, premios Feroz, Rodrigo Sorogoyen, Rossy de Palma, series, Silvia Abril, Susi Sánchez, Zaragoza

Juan Diego Botto da el aprobado a esta gala celebrada la ciudad de Zaragoza

Bob Pop se atrevió a hablar de la precariedad laboral del sector de la prensa cinematográfica, “los riders del audiovisual”, mientras que Silvia Abril se adentró entre las mesas de invitados para regalarnos momentos delirantes en estos Premios Feroz. A Luis Zahera lo elogió por hacer de “chungo” en sus pelis e ironizó con que la Xunta de Galicia “está súper contenta con la imagen que estás dando de la hospitalidad gallega en ‘As bestas’”. Para que se conozca su lado tierno, le instó a hacer un corazón con las manos y a decir frases de Mr. Wonderful. 

En su “putivuelta” acabó hablando con Pedrooooooo y la pudimos ver haciendo contactos para ser chica Almodóvar, antes de entregarle el premio a Mejor tráiler a la aragonesa Marta Longás, que agradeció el reconocimiento a los Feroz, al equipo de ‘Cerdita’, a sus amigas y familiares. 

En su discurso en la gala, la presidenta de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE), María Guerra, pidió a la “Pilarica” que la iluminara en sus palabras. Y recordó que los Premios Feroz nacieron hace diez años por iniciativa de esta asociación, que integra a 250 periodistas, para aportar una mirada crítica y “quinqui”. Agradeció a los creadores, especialmente a las mujeres, que están rodando historias “de personas y de mujeres de edades y cuerpos no normativos, con todas las consecuencias” y resaltó el poder transformador de las películas y series, antes de dar las gracias a los patrocinadores del evento, entre ellos el Ayuntamiento de Zaragoza. “Los maños son unos cinéfilos brutales”, dijo, para terminar brindando por el Feroz de Honor, Pedro Almodóvar, por Zaragoza y la Virgen del Pilar. 

QUEREMOS SER CHICAS ALMODÓVAR

Seguro que no sorprendemos a nadie si decimos que nos encantaría formar parte del universo Almodóvar, un genio del cine del que contaron anécdotas y vivencias las actrices Rossy de Palma, Bibiana Fernández, Julieta Serrano, Leonor Watling, Aitana Sánchez-Gijón y Milena Smit. Junto a ellas subió al escenario el cineasta, roto de emoción después de haber visto a su madre en el vídeo de homenaje de los premios. 

Almodóvar agradeció a Zaragoza cómo se ha volcado con los Feroz y con la masterclass que ofreció el pasado viernes en el Auditorio. “No recuerdo una audiencia tan cálida como la de anoche (por el viernes), dos mil almas pendientes de cada palabra que decía”, afirmó impresionado. Aseguró que su vida y su filmografía han estado marcadas por acontecimientos como tener una madre manchega, que ha inspirado e impregnado todas las películas que ha hecho; el hecho de ser forastero en Madrid, que desde 1969, cuando llegó, considera su casa; sus relaciones personales o el inevitable paso del tiempo. 

Agustí Villaronga, Aitana Sánchez Gijón, Alauda Ruiz de Azúa, Alcarrás, Amaral, As bestas, Asociación de Informadores Cinematográficos de España, Auditorio de Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza, Bibiana Fernández, Borja Cobeaga, Carla Simón, Carlos Vermut, Carlota Pereda, Cerdita, Cinco lobitos, cine, Cine Español, Competencia oficial, David Lorente, Eduardo Casanova, Feroz de Honor, Feroz de Honor 2023, Intimidad, Irene M. Borrego, Isabel Peña, Juan Diego Botto, Julieta Serrano, La Maternal, La Piedad, La ruta, La visita y un jardín secreto, Laia Costa, Leonor Watling, Luis Zahera, Mantícora, María Guerra, Marta Longás, Milena Smit, Nacho Sánchez, Nacho Vigalondo, No me gusta conducir, Olivier Arson, Patricia López Arnaiz, Paula Púa, Pedro Almodóvar, Pilar Palomero, premios, premios Feroz, Rodrigo Sorogoyen, Rossy de Palma, series, Silvia Abril, Susi Sánchez, Zaragoza

Pedro Almodóvar nos brinda su premio Feroz con su traje en color croma key

“El cine ha fagocitado mi vida por entero, como espectador y director; los rodajes me quitan todos los dolores y me he hecho adicto a la adrenalina que me provocan”, subrayó, reconociendo que sus sueños de juventud “eran mucho más modestos que todo lo que he tenido la suerte de vivir en estos 50 años”. Dedicó el premio a la sanidad pública y a los sanitarios, a las personas que “lucharon por proteger nuestras vidas en la pandemia exponiendo la suya propia” y cuya situación de precariedad “pone al sistema de salud al borde del colapso”. 

ENAMORADO DE LA ESTACIÓN

“¿De qué podemos hablar que no se haya hablado hasta ahora”, se preguntó el director Nacho Vigalondo después de escuchar a Almodóvar. Él lo tenía claro porque es un gran fan de la estación de tren de Delicias de Zaragoza, de la que dijo que “creo que aún es más grande que el año pasado”. “Es tan grande que si estás en ella y cuentas un cotilleo y pasa de boca en boca, para cuando alcanza el exterior ya no es un cotilleo, es folclore”, afirmó provocando las risas de todos los presentes. 

Agustí Villaronga, Aitana Sánchez Gijón, Alauda Ruiz de Azúa, Alcarrás, Amaral, As bestas, Asociación de Informadores Cinematográficos de España, Auditorio de Zaragoza, Ayuntamiento de Zaragoza, Bibiana Fernández, Borja Cobeaga, Carla Simón, Carlos Vermut, Carlota Pereda, Cerdita, Cinco lobitos, cine, Cine Español, Competencia oficial, David Lorente, Eduardo Casanova, Feroz de Honor, Feroz de Honor 2023, Intimidad, Irene M. Borrego, Isabel Peña, Juan Diego Botto, Julieta Serrano, La Maternal, La Piedad, La ruta, La visita y un jardín secreto, Laia Costa, Leonor Watling, Luis Zahera, Mantícora, María Guerra, Marta Longás, Milena Smit, Nacho Sánchez, Nacho Vigalondo, No me gusta conducir, Olivier Arson, Patricia López Arnaiz, Paula Púa, Pedro Almodóvar, Pilar Palomero, premios, premios Feroz, Rodrigo Sorogoyen, Rossy de Palma, series, Silvia Abril, Susi Sánchez, Zaragoza

Juan Aguirre y Eva Amaral leyendo la lista de invitados a la gala

Y el dúo zaragozano Amaral dio paso a los últimos Premios Feroz de la noche, a mejor dirección (para Carla Simón por ‘Alcarrás’), mejor película de comedia (‘Competencia oficial’) y mejor película dramática (‘As bestas’). Carla Simón compartió con el público el “increíble” viaje que fue rodar ‘Alcarrás’, aunque admitió que también “fue muy difícil escribirla y dirigirla, pero valió mucho la pena”. Rodrigo Sorogoyen, que subió al escenario junto a los productores de ‘As bestas’, dedicó el galardón a Isabel Peña, con quien escribe guiones increíbles como si fuera lo más sencillo del universo, a Marina Foïs, “que es una gran actriz”, y a Margó Pool “que nos ha enseñado a vivir sin odio”.

Sin odio y con todo el buen rollo, deseamos una larga vida a los Premios Feroz y que regresen siempre a Zaragoza. Aunque, como Vigalondo sabe bien, de Zaragoza nunca se sale, ¡porque os quedaréis atrapados en su estación de tren!

PALMARÉS

‘As bestas’, de Rodrigo Sorogoyen – Tres premios ⭐⭐⭐

Mejor película dramática

Mejor actor de reparto en una película a Luis Zahera

Mejor música original a Olivier Arson

‘Cinco lobitos’, de Alauda Ruiz de Azúa – Tres premios ⭐⭐⭐

Mejor guion de una película a Alauda Ruiz de Azúa

Mejor actriz protagonista de una película a Laia Costa

Mejor actriz de reparto de una película a Susi Sánchez

‘La ruta’, de Borja Soler, Carlos Marqués-Marcet y Belén Funtes – Tres premios ⭐⭐⭐

Mejor serie dramática

Mejor guion de una serie

Mejor actriz protagonista de una serie a Claudia Salas

‘No me gusta conducir’, de Borja Cobeaga – Tres premios ⭐⭐⭐

Mejor serie de comedia

Mejor actor protagonista de una serie a Juan Diego Botto

Mejor actor de reparto de una serie a David Lorente

‘Mantícora’, de Carlos Vermut – Dos premios ⭐⭐

Mejor actor protagonista en una película a Nacho Sánchez

Mejor cartel a Carlos Vermut

‘Alcarrás’, de Carla Simón – Un premio ⭐

Mejor dirección a Carla Simón

‘Competencia oficial’, de Gastón Duprat y Mariano Cohn – Un premio ⭐

Mejor película de comedia 

‘Cerdita’, de Carlota Pereda – Un premio ⭐

Mejor tráiler a Marta Longás 

‘Intimidad’, de Laura Sarmiento y Verónica Fernández – Un premio ⭐

Mejor actriz de reparto en una serie a Patricia López Arnaiz 

‘La piedad’, de Eduardo Casanova – Un premio ⭐

Arrebato de Ficción 

‘La visita y un jardín secreto‘, de Irene M. Borrego – Un premio ⭐

Arrebato de no ficción 

Feroz de Honor 

Pedro Almodóvar 

Compartir por
‘Pálido monstruo’, el debut de Juan Bolea como director

‘Pálido monstruo’, el debut de Juan Bolea como director

Tiempo de lectura: 5 minutos

Pasión, poder, mentiras y una insana obsesión por los asesinos en serie. Estos son algunos de los ingredientes que conforman ‘Pálido monstruo’, el debut como director del escritor Juan Bolea. El autor ha llevado a la pantalla su novela homónima y ejerce como realizador, guionista y también como actor, acompañado en el reparto por Luis Trébol, Sara de Leonardis y Alberto Santos

Autoridades, familiares, amigos y fans disfrutaron del primer cortometraje dirigido por Juan Bolea (Fotos: Infinity Comunicación & Broadcast Media)

Juntos dan vida a esta historia de género negro que se ha presentado en los Cines Aragonia de la capital aragonesa, en una sesión a la que asistieron autoridades, familiares y amigos y también numerosos fans del escritor y ahora director, que aprovechó la ocasión para anunciar que su idilio con el audiovisual continuará en 2023 con el rodaje de una película. Y es que entendemos perfectamente a Juan, el cine engancha y uno siempre quiere más. 

“Es muy importante para mí por una doble razón, debuto como director con un cortometraje, ‘Pálido monstruo’, y anuncio el rodaje de un próximo largometraje, siento una gran ilusión”, afirma el director a Secuenciadas, con motivo de la primera proyección de su corto. Dar el paso de la novela a la pantalla “ha sido un proceso muy natural, no me he sentido para nada forzado en el papel del director”, dado que conocía a la perfección tanto la historia como el papel que ha interpretado, el del abogado convertido en alcalde, Fidel Paternoy. 

Alejandro Bolea (productor ejecutivo) pregunta al reparto si son más de pizza con o sin piña. Alberto Santos hace reír a sus compañeros con su respuesta

“Para mí el cine es algo muy próximo, un novelista que trabaja el género negro está muy cerca del cine negro y de esa manera de guionizar”, sostiene Bolea, para considerar que pasar de la novela al cine “es un salto hasta cierto punto natural, casi una consecuencia y cuando se han dado las circunstancias para poder hacer un cortometraje, lo he hecho”, como también llevará a cabo su proyecto de largometraje, “si estoy bien asesorado técnicamente, eso es muy importante”, una vez que ha comprobado que puede contar la historia en imágenes, y contando con el apoyo técnico de la productora Infinity Comunicación & Broadcast Media. 

No obstante, el rodaje fue “muy intenso”, se prolongó durante una semana, el pasado mes de junio, y “me empeñé en rodar escenas largas”. “No quería escenas cortas, quería mucho material para luego poder elegir e insistí mucho en que se hiciesen las escenas largas, que se respetasen los monólogos de mi personaje y luego ya veríamos”, recuerda. Siguiendo la regla del más vale que sobre, filmaron unos 30 minutos que han quedado sintetizados en un cortometraje de 15 minutos y de ritmo trepidante. 

MAGNÍFICOS ACTORES 

A este intenso ritmo viven los personajes que interpretan el propio Juan Bolea, Alberto Santos, Sara de Leonardis y Luis Trébol, para quienes el director solo tiene palabras de agradecimiento. “Los tres son magníficos actores” y han demostrado su valía en unos papeles “complejos, ambiguos y con muchos matices”

Juan Bolea y Luis Trébol, un tándem excepcional fuera y dentro de la pantalla

Por su parte, Luis Trébol coincide en destacar el trabajo del equipo de profesionales que ha participado en el corto y de sus jóvenes compañeros, con quienes ha estado “muy cómodo”. También elogia al dire: “Juan es muy receptivo y en el corto se ve que hemos hecho un buen tándem, un buen parchís entre las cuatro fichas que somos”. Trébol encarna al abogado Pedro Crespo, amigo de Fidel Paternoy. Pedro lleva al bufete donde ambos trabajan a su hija, también abogada y que está ligeramente obsesionada con los asesinos en serie. Y, a partir de ahí, suceden cositas que no os queremos desvelar. 

Para Alberto Santos, el rodaje “fue bastante intenso”, dado que dedicaron muchas horas en muchas localizaciones diferentes, pero “al final tenemos un equipo muy profesional, nos adaptamos en todo momento y fue una experiencia bastante enriquecedora, muy chula” y que demuestra todo el trabajo que conlleva un cortometraje. Su personaje es Jerónimo Solans, un abogado recién salido de la facultad que trabaja en el despacho de Fidel, en quien encuentra un referente paterno.   

Sara de Leonardis es Eloísa Crespo, una abogada que investiga las mentes criminales. “El rodaje fue súper interesante”, rememora, para señalar que su personaje es “complicado, algo que nunca había hecho y bastante alejado de mí”. Se trata de una abogada mayor que la actriz, “con una mente muy diferente a la mía” y, por ello, interpretarla ha sido “un reto”

El equipazo técnico y artístico que ha llevado la novela ‘Pálido monstruo’ a la pantalla

EQUIPO TÉCNICO

En la parte técnica, la producción ejecutiva, a cargo de Alejandro Bolea y de la productora aragonesa Infinity Comunicación & Broadcast Media, descansó sobre un equipo técnico compuesto por jóvenes valores del sector audiovisual aragonés como Javito Sánchez, a cargo de la edición, montaje y VFX; Mario Vizcaíno, como director de segunda unidad; Olenka Arias, ayudante de dirección; Sergio Rodríguez en la cámara o Álex Gracia e Irene Solanas, al frente de la dirección de fotografía y sonido, respectivamente. Se suman a ellos, otros compañeros de equipo como Pablo Abenia, Violeta Ferrer, Tirso Bernad, Dani K.Lafuente, Patricia Domínguez, Paula Browley, Samuel Varoy o Pablo Juberías, entre otros. 

Quizá volvamos a disfrutar de este equipazo junto de nuevo en el largometraje que Juan Bolea rodará en junio y julio del próximo año en Zaragoza. El protagonista, en esta ocasión, será el detective Florián Falomir, que saldrá de las páginas de las novelas para contarnos un caso criminal en un thriller de acción con “mucha emoción y muchos personajes”. ¡Ya estamos deseando verla!

El público llenó la sala de los Cines Aragonia en la presentación de este trepidante cortometraje.


Compartir por
Los Sitios de Zaragoza contados por sus Heroínas

Los Sitios de Zaragoza contados por sus Heroínas

Tiempo de lectura: 12 minutos

Esta historia lo tiene todo: una lucha épica contra el ejército de Napoleón; mitos, no sabemos si también eróticos (¡eran otros tiempos!), como Palafox y Agustina de Aragón; la Inmortal ciudad de Zaragoza resistiendo los asedios. Y, lo más importante, te la van a contar con tantas dosis de humor que querrás zambullirte en el siglo XIX y quedarte allí a vivir una temporada con sus protagonistas. La realizadora Mirella R. Abrisqueta ha rodado en la capital aragonesa la miniserie ‘Heroínas con maña’, con tres capítulos cortos de ficción que nos acercan a Los Sitios de una manera muy diferente a la que estamos acostumbrados, ya que las risas están aseguradas. «Personalmente me apetecía experimentar con la comedia, hacer algo que no fuera tan serio, ha sido un desafío para mí», confiesa la directora a Secuenciadas. Agustina de Aragón, la Condesa de Bureta y la Madre Rafols contarán en primera persona sus aventuras y desventuras para proteger su ciudad.

Agustina de Aragón, Alberto Salvador, Ana Esteban, Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza, Asociación de Recreación Royo del Rabal de Indumentaria, audiovisual aragonés, Ayuntamiento de Zaragoza, Cazando lo invisible, comedia, Condesa de Bureta, En ruta con la ciencia, Encarni Corrales, General Palafox, Geraldine Hill, Guerra de la Independencia, guion, heroínas con maña, Historia, humor, J J Sánchez, Javier Gracia, Laura Tejero, Los Sitios, Madre Rafols, Marisa Fleta, miniserie, MIRELLA R. ABRISQUETA, Raúl Navarro, Rodaje, serie, Sintregua Comunicación, Susana Martínez, teatro, Universidad de Zaragoza

Agustina de Aragón, cabreada con los franceses, habla del asedio con el General Palafox. La dire Mirella R. Abrisqueta va bien abrigadica y Diego Erruz hace pesas con la pértiga.

A Abrisqueta se le ocurrió esta idea tan guay cuando descubrió el panteón de las heroínas en la Iglesia del Portillo de Zaragoza al preparar su anterior documental, ‘La mujer que soñaba con números’, en el que aparecía una de ellas, Josefa Amar y Borbón. Ya sabéis, mujeres al poder: «Vi la lista de mujeres heroínas y me sorprendió porque yo no tenía ni idea de que hubiera tantas mujeres que hubieran participado de manera tan heroica en los Sitios» y pensó que si ella no las conocía, probablemente no sería la única a la que le pasara.

AGUSTINA DE ARAGÓN, MÁS QUE UN CAÑÓN

«Cuando le dije a mi madre que iba a hacer una miniserie sobre las heroínas me dijo: ‘ah ¿pero que hay más?'», recuerda la directora, y es que todos hemos oído hablar de Agustina de Aragón y la anécdota del cañón y ahí se queda nuestra cultura general, pero esta miniserie va a descubrir a esta mujer y a otras protas de la época. Sobre Agustina Raimunda Zaragoza y Doménech, que tiene nombre de telenovela de las buenas, Abrisqueta resalta que «su compromiso con la lucha contra los franceses, con la libertad, fue total, fue mucho más que disparar el cañón». Muchos de vosotros seguro que desconocíais al resto de heroínas, pues tranquis aquí os vamos a presentar a otras dos que acompañan a Agustina en esta serie.

«Elegimos a estas tres porque son perfiles distintos: una mujer de condición noble, una monja que representa la parte humanitaria de una guerra y, por supuesto, había que contar la historia de Agustina», aclara la directora. Aquí hay salseo garantizado.

Agustina de Aragón, pum cañonazo, es interpretada por la actriz Encarni Corrales y recrea la famosa escena junto al general Palafox, al que pone cara J.J. Sánchez. Su aparición está rodada en la Glorieta de Sasera, mejor dicho en los cañones del Corte Inglés (sabemos que todos habéis quedado allí millones de veces), y los actores protagonizan una divertida secuencia que el público presente, que estaba haciendo fila para entrar a comprar, pudo ver en rigurosa primicia. «Cuando nos pusimos a grabar la escena de Agustina en los cañones, nos dimos la vuelta y estaba la gente grabando con los móviles. No sé dónde habrá llegado eso», bromea la dire y es que salir a la calle y encontrarte a la mismísima Agustina y a Palafox como que apetece hacer un storie, ¿no?. Hashtag #LosSitios #Agustinaysucañón.

¡A por los franceses! Encarni Corrales se mete en la piel de la famosa Agustina botafuego en mano. Foto de Marisa Fleta.

La Condesa de Bureta, Consolación Azlor y Villavicencio, interpretada por la actriz y dramaturga Susana Martínez, está acompañada por su grupo de amazonas, protegen con una peculiar barricada las puertas de su palacio y luchan armadas contra los gabachos. Allí le hace una visitilla su primo, el general Palafox, que abandona el palacio empuñando una espada real y a grito pelao. Mientras las personas que estaban tomando algo en las terrazas de la plaza San Felipe se quedaron atónitas con la escena y es que un repartidor se quedó tan paralizado que, desgraciadamente, se coló en el cuadro y hubo que repetir la escena, ¡toma dos! No os vayáis muy lejos, porque luego os hablaremos más de la Condesa y de Susana, que en esta miniserie hace también las veces de guionista.

La Condesa de Bureta, interpretada por Susana Martínez, comprueba la solidez de las columnas de su palacio a pesar de las explosiones. Foto de Marisa Fleta.

La tercera mujer es la espiritual Madre Rafols, María Josefa Rosa Rafols Bruna, que interpreta Laura Tejero, que cuida a los enfermos sin hacer distinción en si son de un bando o de otro, bondad absoluta. Se encuentra en el Museo Provincial también con Palafox, qué pesado este hombre, está en todos los ajos, ¡hasta en los cines! Se pasa también por las esclusas de Casablanca donde se encuentra con el mariscal Lannes, interpretado por Alberto Salvador, un personaje real al que la Rafols le pide favores para ayudar en la Guerra de la Independencia. Colabora en una escena la verdadera hermana Carmen Gloria, del noviciado de Santa Ana, antigua misionera y fan real de la Madre Rafols que no se quería perder este rodaje. El hábito lo cedió la congregación de Hermanas de la Caridad de Santa Ana, que fundo la madre Rafols.

La Madre Rafols, interpretada por Laura Tejero, nos enseña el crucifijo que llevó en los Sitios de Zaragoza. Foto de Marisa Fleta.

UN RODAJE MUY FRIOLERO

Los actores pasaron mucho frío durante el rodaje, ya que la mayoría de localizaciones eran exteriores, «era diciembre y las actrices tenían que estar en manga corta porque la historia sucede en agosto», comenta Abrisqueta. El primer día de rodaje ya notaron que winter is comming y temieron la aparición de los caminantes blancos. «Nosotros con el abrigo no notábamos tanto el frío, pero los pobres actores con la ropa que llevaban sí». Aún así, estos actores hicieron suyo el espíritu de la Zaragoza de Los Sitios, no reblaron y dieron lo máximo en cada escena, hasta con transeúntes que pasaban por la calle en ese momento y les aplaudían. «Grabar en la calle tiene una cosa que te da más realidad, no es como estar en un plató cerrado con todo controlado. Incluso para los actores, el tener público les da vida», reconoce Mirella.

Alberto Salvador (Mariscal Lannes) y la Madre Rafols (Laura Tejero) aguantando el frío en el barrio de Casablanca. Mirella R. Abrisqueta con gorro de Naf Naf les comenta el catering de ese día. Javier Gracia (sonido) escucha Loquillo y Cristina Bonel apunta el menú.

La directora destaca la profesionalidad del reparto: «son actores de comedia con mucha experiencia y eso hace que el rodaje sea muy fácil porque se saben el texto. Se graba mejor y puedes elegir». Pero el equipo técnico tampoco se queda atrás «llevamos trabajando juntos mucho tiempo, eso también lo hace muy fácil porque que te entiendes sin necesidad de muchas explicaciones y luego sabes que lo que hacen está bien».

En esta miniserie se juega a mezclar elementos actuales con los personajes históricos, todo ello llevado al terreno del humor, pero sin perder seriedad y rigor en el tema. Destaca el vestuario que es auténtico de la época y no podía faltar un buen maquillaje y peluquería para dar credibilidad a esta historia, que ha estado a cargo de Esperanza López (Galería Gris).

Al frente de la dirección de arte ha estado Raúl Navarro, la gran Ana Esteban en la dirección de producción, el sonido es de Javier Gracia, también han trabajado Geraldine Hill y Santiago Franco en la producción y Marisa Fleta como ayudante de dirección.

FUTURO PRÓXIMO

Esta miniserie se estrenará, si nada lo impide, en el mes de mayo coincidiendo con los actos de conmemoración de Los Sitios. También tienen previsto ponerla a disposición de la gente en lugares tan originales como, por ejemplo, un bar o un restaurante, una excusa más para estar en el bar y tomar una tapa mientras ves unos vídeos. Además, nace como proyecto educativo, ya que la intención es ponerla a disposición de los coles el próximo curso, para que los alumnos conozcan la historia de Zaragoza, pero desde un punto de vista ameno y divertido.

El proyecto está financiado por el Ayuntamiento de Zaragoza y cuenta con la colaboración de la Universidad de Zaragoza, la Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza, la Asociación de Recreación Royo del Rabal e Indumentaria, que han proporcionado asesoría histórica, así como el vestuario y material de época y la Asociación Voluntarios de Aragón.

Mirella R. Abrisqueta es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra y lleva más de 20 años dando guerra en el audiovisual. Ha dirigido numerosos documentales, un género que le encanta, ‘La mujer que soñaba con números’ (2020), ‘Zoel García de Galdeano. El legado’ (2018) o ‘Aragoneses en el infierno’ (2010). Mientras en 2003 fue socia fundadora de la productora Sintregua Comunicación con la que ha dirigido varios programas para Aragón TV como ‘Bobinas’, ‘Lo tuyo es puro teatro’ y todos los jueves a las 22:30 dirige ‘En ruta con la ciencia’ que lleva trece temporadas dando a conocer investigaciones aragonesas y que ha ganado importantes premios. Ahora está terminando ‘Cazando lo invisible’, un documental que va a descubrir los secretos del universo.

SUSANA Y UNAS PINCELADAS DE HUMOR

Como os hemos spoileado antes, la dramaturga y polifacética Susana Martínez no solo aparece en este proyecto delante de las cámaras, sino que también se ha encargado de escribir unos maravillosos y divertidos guiones con las historias de estas tres mujeres. Martínez trabaja desde hace diez años en la empresa Gozarte, donde tienen muchísimo arte explicando historias, y en 2019 se encontraba ya encarnando a la Condesa de Bureta en una visita teatralizada que se realiza a la Iglesia de San Felipe. En aquel entonces, Mirella lideraba el programa ‘Lo tuyo es puro teatro’ y allí se cruzaron sus caminos.

«Mirella se acordó de mi para este proyecto y, como buena aragonesa, ha insistido hasta que lo ha sacado adelante», ha elogiado la autora, para reconocer que lo más difícil de este encargo fue «sintetizar y dar esas pinceladas de la historia con humor», porque coincidimos en que una guerra tiene poca gracia, pero ellas, que son heroínas actuales, lo han conseguido. Martínez llevó a cabo un exhaustivo proceso de documentación para conocer qué era lo más reseñable de las tres figuras y se ha acercado a ellas desde lo humano y lo cotidiano.

J. J. Sánchez y Susana Martínez, la Condesa y su primo Palafox planean las barricadas. Foto de Marisa Fleta.

Como ejemplo, de la Condesa de Bureta «me parecía importante contar que ella se decide quedar en Zaragoza a pesar de las advertencias de su primo Palafox, y convierte su palacio en un hospital» y recordar también que el tataranieto actual de la condesa está vivo, Mariano López-Fernández Heredia Izquierdo, XIII conde de Bureta y nos enseña su palacio en el pueblo de Bureta (Zaragoza). De hecho, en pantalla coinciden en el tiempo y el espacio, porque la condesa «tiene amigos en el ministerio del tiempo» y tan empecinada está en quedarse en la ciudad, que acaba convertida en fantasma pidiéndonos que vayamos a visitarla y a contarle cosas a su tumba.

SALSEO DEL BUENO

A la condesa ya la tenía muy calada, pero en su investigación le ha sorprendido mucho la figura de Madre Rafols o los idilios de Agustina con los hombres. «Estaba casada con uno, se enamora de otro, cuando acaba la guerra se va con él y luego descubre que su primer marido estaba vivo», pero no le debió convencer tampoco el segundo, porque acaba con un tercero, todos ellos militares. A Agustina le gustaban los uniformes, está claro.

Agustina de Aragón (Encarni Corrales) rodeada de uniformes ¡en su salsa!. A la izquierda los recreacionistas de Voluntarios de Aragón y Artilleros de Aragón. Palafox (J.J. Sánchez) pasaba por ahí. Foto de Marisa Fleta.

Por su parte, Madre Rafols llega desde Barcelona dispuesta a ayudar en el Hospital de Nuestra Señora de Gracia, pero allí se encuentran un despropósito de organización, los religiosos que viajaban con ella se marchan y Rafols se queda al frente de ese lío con sus monjas. Durante la guerra llegó a tener 10.000 enfermos y heridos al día, pero «esta señora se pone el mundo por montera» y, en el segundo sitio, se reúne con el mariscal francés para pedirle comida para los heridos. «Fue un ejemplo de caridad, una mujer muy valiente y con la cabeza muy dura».

La Madre Rafols (Laura Tejero) y el Mariscal Lannes (Alberto Salvador) ¿enemigos o amigos? en la Guerra de la Independencia, esperan el catering. Los recreacionistas vigilan el campamento en Casablanca. Foto de Marisa Fleta.

La Condesa de Bureta, vamos a adentrarnos también en su vida que esto se está poniendo más interesante que el Hola, era una mujer de clase alta, condesa por su primer marido y baronesa cuando, al fallecer este, contrae matrimonio con Pedro María Ric, barón de Valdeolivos. «Era una señora noble, pero muy del pueblo y muy de defender lo suyo, con muchos huevos, con muchísima fuerza y defensora del rey, creyente», relata Martínez. La imagina peleando con su marido, Pedro, por ser más liberal y llevarla a Cádiz, donde él iba a participar en la redacción de la Constitución, para acabar viviendo allí otro asedio. ¡A quién se le ocurre!. «Fue un ejemplo de amor por lo propio y de defensa de lo nuestro».

Susana Martínez rodeada de las amazonas de la Condesa de Bureta. La Asociación de Indumentaria Histórica Royo del Rabal participó en el rodaje y se metió en la piel de estas mujeres.

«Las cosas desde el humor y desde lo más humano se aprenden mucho mejor» y el objetivo de la miniserie es precisamente ese: narrar la historia de manera ligera, pero con rigor histórico. «Me gustan las historias que hay detrás de la Historia», reconoce la dramaturga. Del trabajo en conjunto destaca la labor de las otras dos actrices protagonistas y de un general Palafox al que «ponemos un poco de tontico, preguntando todo el rato lo mismo». Asimismo, del proyecto «me gusta todo, porque la historia me encanta y poder contarla desde este punto de vista, acercarla a los jóvenes me parece una triunfada«, algo que no se suele hacer y que, cuando se consigue, suele ser un éxito.

Susana Martínez escribió su primera obra de teatro en 2006, con el título de ‘La puerta verde’, y a ella le han seguido desde entonces 19 obras más, las 19 llevadas a los escenarios. Licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza, estudió en la Escuela Municipal de Teatro de Zaragoza y tenemos claro que le enganchó muchísimo porque es actriz, en 2010 fundó su propia compañía, Seis de Trébol Teatro junto a Irene Álquezar y Francesc Tamarite, es actriz y guionista de Gozarte, trabaja con la PAI (Plataforma de Acción Infantil)… Vamos, que no para ni un segundo. Como autora ha creado las obras ‘Blanca invisible’, ‘El caso Perry’, ‘Reinas’, ‘Yo soy Coco’, ‘El viaje de Charlie’, los musicales ‘El sótano’ y ‘La boda’ y su último trabajo ha sido ‘La margarita de Federico’, que ha estrenado contra viento y marea en este año pandémico.

Ha trabajado también en el sector audiovisual y es una magnífica profesora de teatro y escritura creativa, os lo asegura quien escribe estas líneas. Ahora participa como guionista en un proyecto de Aragón TV y tiene en mente desarrollar un proyecto personal, una obra de teatro que se llamará ‘Ahora paz y después gloria’, en la que la protagonista será Gloria, una mujer de unos 60 años con mucho que contar y, como acostumbra, desde el humor y la comedia.

LOS SITIOS SON UNA PLAZA, UNA JOTA Y ¿QUÉ MÁS?

Entonces, vamos a ver: Los Sitios son una plaza, una jota, pero ¿qué fue aquello? ¿Y qué me cuentas de la Guerra de la Independencia? Hagamos (brevemente) memoria. Los Sitios fueron dos asedios que sufrió la ciudad de Zaragoza durante la Guerra de la Independencia. Pues ya estaría, ¿no? Venga, que ampliamos un poco más. Se enfrentaron los ejércitos de ocupación franceses con las tropas españolas leales a los Borbón (que os tienen que sonar de algo por los actuales). El primer sitio ocurrió entre junio y agosto de 1808, ahí con todo el calor de la Zaragoza veraniega. No entramos en muchos detalles, que lo explican mejor nuestras heroínas en la serie, pero en esencia los franceses intentando hacerse con la ciudad y los zaragozanos, como buenos maños, resistiendo. Muchos cañonazos, ambos lados avanzando y retrocediendo, hasta que el 14 de agosto los franceses abandonan la ciudad.

El segundo sitio se produce entre diciembre de 1808 y febrero de 1809, vivan las temperaturas extremas. El ejército francés se quiere hacer con Zaragoza por su importancia estratégica y comienza a atacar de nuevo desde distintos puntos de la ciudad, logrando una lenta conquista ante unos ciudadanos asediados también por la falta de víveres y unas lamentables condiciones higiénicas que llevaron a una epidemia de tifus (hasta el moño estamos de epidemias y pandemias, queridos). El 21 de febrero, Zaragoza capituló, por simplificar, que se rindieron con condiciones, ante el cuartel general del mariscal Lannes. Todo ello se enmarca en la Guerra de la Independencia, que tuvo lugar entre 1808 y 1814, un conflicto cuyo objetivo era, así resumiendo mucho, colocar al hermano de Napoleón, José Bonaparte, en el trono español, que ocupó cinco años, y que acabó con la restitución de Fernando VII, que nos suena de cuando estudiábamos en nuestra juventud que era un poquito absolutista. Y hasta aquí la clase de historia, porque hay otros que os la contarán mucho mejor que nosotras y si es con humor, como en nuestras heroínas, mejor que mejor.

Foto fin de rodaje de parte del equipo de ‘Heroínas con maña’. Ana Esteban, Mirella R. Abrisqueta, Encarni Corrales (Agustina), Cristina Checa, Cristina Bonel, Diego Erruz y Javier Gracia.

Compartir por