Y el Simón de Honor es para…

Y el Simón de Honor es para…

Tiempo de lectura: 7 minutos

La décima edición de los Premios Simón del Cine Aragonés está a punto de celebrarse y en Secuenciadas estamos living pensando ya en la gala, que este año se traslada a Andorra, para convertirla en una localidad de cine. A la emoción del viaje hacia el corazón turolense, sumamos los nervios de los nominados y la felicidad del Premio Simón de Honor que este año es para el cineasta zaragozano Pedro Aguaviva (1942). 

Proyeccionista en sus inicios, el realizador siempre ha estado vinculado al cine, un oficio del que, según reconoce, “no te retiras nunca, pues forma parte de tu propia vida”. Gracias a la concesión por parte de la Academia del Cine Aragonés de este reconocimiento, podremos disfrutar de su filmografía en la Filmoteca de Zaragoza el próximo 17 de junio, a partir de las 18.00 horas, en una sesión especial en la que se proyectarán ‘Las cuevas del flaco’, ‘Esencias de Nada’, ‘Me voy a Nueva York’, ‘Farsantes’ y ‘Reciclando basura’. Pero antes os invitamos a conocerlo a través de esta entrevista que ha concedido a Secuenciadas. 

¿Dónde naciste y dónde has vivido?

Soy zaragozano, nacido en la plaza de la Magdalena, en aquel entonces un bello rincón enmarcado por la antigua universidad.

¿Cómo empezó tu amor por el cine?

Probablemente influyó el que mi padre, a los seis años, me comprara un pequeño proyector de cine de 35 mm a manivela con películas de Tom Mix y el gato Félix, y así me acostumbré a ver películas de celuloide por casa desde pequeño.

¿Recuerdas la primera vez que fuiste al cine?

Sí, era una película de dibujos animados: ‘Garbancito de la mancha’, que Arturo Moreno realizó en 1945. Después vendrían ‘El Capitán Blood’, ‘Robin de los Bosques’, y otras.

Pedro Aguaviva, cámara en trípode, en el rodaje de ‘Esencias de Nada’ (1995) (Fotos: Pedro Aguaviva)

Tu contacto profesional con el cine fue trabajando como proyeccionista ¿qué nos puedes contar de aquellos años y en qué cines proyectaste?

Comencé en La Salle donde me enseñó el oficio un operador de cinematógrafo ya retirado. Más tarde, y tras obtener el carnet necesario, estuve en los cines Dux, Pax y Mola, en este último ya como jefe de cabina.

En una época en la que era difícil acceder a cursos o talleres de cine, ¿cómo te formaste para realizar tus propias películas? ¿En qué directores te fijabas?

La única forma de aprender era viendo cine y tratar de emular a los grandes maestros. Tenía la ventaja de que si una secuencia me interesaba podía verla varias veces hasta descifrar las claves del lenguaje cinematográfico. Scorsese y Truffaut estaban entre mis directores preferidos.

El cineclub Gandaya, del que formé parte junto con Alberto Sánchez, fue otra fuente importante en la que beber, pues se programaban películas que no era fácil de ver en las salas comerciales.

Perteneciste al grupo Sefilma, de la Agrupación Artística Aragonesa. ¿De qué trataba este grupo y qué significó en tu carrera?

En los años 80 pertenecía a la Tertulia Aragonesa del Café Levante y allí aparecieron miembros de la Agrupación Artística Aragonesa con la idea de formar un grupo de cine en su sede, y poco a poco me integré en lo que se llamó SEFILMA (Sección Filmográfica Audiovisual de la Agrupación Artística).

El grupo Sefilma lo crearon en 1989 Enrique Susín, Patxi García, Chema Novoa, y otros jóvenes cinéfilos de la Agrupación Artística. Este colectivo, además de la producción de cortometrajes, organizaba cursos de formación en el lenguaje audiovisual y concursos de guiones. Más tarde comenzó a organizar las primeras muestras de cine independiente, que personalmente impulsé como coordinador y que fueron preámbulo de lo que hoy es el Festival Ciudad de Zaragoza (FCZ).

Tertulia cinematográfica en el Café Levante (1989)

También teníais un fanzine que se llamaba ‘Secuencias’, ¿en qué consistía?

‘Secuencias’ se inició en la tertulia del Levante y continuó en la Agrupación Artística donde siguió publicándose hasta su desaparición en 1995. Era reflejo de los rodajes que se realizaban y una forma de darnos a conocer en el ámbito cultural del cine independiente.

Tu primera realización fue ‘Este férreo mundo’ (1976). ¿Cómo surgió este proyecto?

En los años 70, el medio ambiente no preocupaba demasiado, solo algunas voces de alcance limitado se dejaban oír. El documental ‘Este férreo Mundo’, en 8 mm y 15 minutos de duración, plantea los problemas de la contaminación industrial. Le dieron el Gran Premio en el Festival Internacional de Zaragoza, que en 1976 organizó el cineclub Saracosta.

«Siempre me ha gustado crear desde el principio, desde el germen de la historia»

El 17 de Junio programan en la Filmoteca de Zaragoza varios de tus trabajos. A modo resumen, ¿qué nos puedes contar de estas obras?

Excepto ‘Las Cuevas del Flaco’, que el guión es de Javier Peña, en todas las demás el guión ha sido mío. Siempre me ha gustado crear desde el principio, desde la propia germinación de la historia y trabajar en aquellos temas que me interesaban, ha sido mi pequeña parcela de libertad donde he elegido lo que quería hacer hasta donde he podido. ‘Las cuevas del Flaco‘ (1988) está realizada en súper 8 mm. En ella, la labor de Javier Peña como actor y guionista es muy destacable y fue premiada en Pau (Francia) y en el VII Festival Internacional de Teruel, que se celebró en 1988.

‘Esencias de Nada’ (1995) supuso la transición del pase de la película analógica al vídeo. Es una obra muy divertida donde se enfrentan una desenfadada ama de llaves (Luz Gabás) y un estirado político (Alberto Sánchez). Se rodó en la torre de Santa Engracia, una señorial mansión que el Ayuntamiento de Zaragoza nos cedió en Movera. 

Por su parte, ‘Me voy a Nueva York’ (1998) es la historia de un fracasado pintor de artes plásticas que decide ir a Nueva York en busca de nuevas oportunidades. En esta obra participaron un gran número de socios de la Agrupación Artística, marcando una interesante impronta del ambiente que entonces se vivía en esta entidad. ‘Farsantes’ (2000) es un trabajo del que estoy muy satisfecho, tanto en la realización como en el guión. El mundo del teatro siempre me ha atraído bastante, y aquí cuento en tono de comedia los apuros de un pequeño grupo de teatro para estrenar una obra. Se rodó en el salón de actos del Colegio Mayor Cerbuna y tuvo un interesante recorrido por varios festivales, incluido el de Huesca.

Por último, ‘Reciclando Basura’ (2002) es una comedia de humor negro, de producción y guión propios. Es la obra de ficción de la que estoy más  satisfecho. Es la historia de dos mujeres que se confabulan para castigar a un maltratador. Pilar Aguirre, Jesús Pola y Teresa Lario forman un trío fuera de lo común. La labor de José Manuel Fandos como director de fotografía es muy destacable, como también el magnífico cartel de Oscar Sanmartín.

Una escena de ‘Las Cuevas del Flaco’ (1988)

¿Qué te parece que tus trabajos se vayan a volver a ver en una sala de cine? En tu época de proyeccionista ¿existía la Filmoteca de Zaragoza?

Es una gran satisfacción que se vuelvan a proyectar mis trabajos, siempre es agradable que se acuerden de uno de vez en cuando. Cuando se crea la Filmoteca en 1981, profesionalmente ya no trabajo en el medio de la exhibición, me muevo en el campo de la mecánica-electrónica. Es en mi tiempo libre cuando me dedico a la realización de cortometrajes.

«El humor es fundamental para entender la vida»

En tus trabajos utilizas bastante el humor negro

El humor me parece fundamental para entender un poco la vida. Siempre me ha gustado el humor sutil, un tanto sarcástico y rayano en el absurdo, no me gusta el humor de carcajada. Los humanos vivimos nuestras pequeñas tragedias, que muchas veces son ficticias, inventadas, creando nuestra propia película, y ahí es donde me gusta moverme, en ese filo cercano al ridículo donde no somos conscientes por donde nos movemos. 

¿Cuál ha sido tu último trabajo audiovisual? ¿Vamos a poder ver algo tuyo próximamente o que esté relacionado con el mundo audiovisual?

En YouTube tengo una parte importante de mis trabajos, entrando como Pedro Aguaviva aparecen fácilmente,  ficción, documentales, reportajes,. A señalar un documental de carácter ferroviario, ‘El Ferrocarril del Puerto de Pajares’, realizado en 2006, de 50 minutos de duración, y otro sobre las grullas, ‘Laguna de Gallocanta Paraíso de las Grullas’. Ahora estoy trabajando sobre un hecho muy significativo de la Guerra de la Independencia en Zaragoza, ‘La Batalla de las Eras’, sucedida el primer día del primer sitio, y que habría de significar mucho en todo lo que sucedió después.

¿Sigues el audiovisual aragonés? ¿Qué opinión te merece?

La creación de la Academia de Cineastas Aragoneses ha supuesto un paso muy importante en el resurgir del cine en Aragón. Han sido los propios cineastas quienes, agrupándose, han conseguido hacer saber a las instituciones de nuestra existencia, instituciones que no sabían muy bien qué hacer con el cine en Aragón. Los cineastas han puesto en valor sus trabajos sin necesidad de agradecérselo a nadie, demostrando de lo que somos capaces cuando nos proponemos algo. Solo hay que asistir a las galas de la Academia para ver la evolución que año tras año muestran las producciones, con unos niveles que están a la altura de cualquier otro lugar.


Una compañía de teatro en apuros en ‘Farsantes’ (2000)

En una época en la que, desgraciadamente, están desapareciendo los cines, ¿cómo consumes tú cine? ¿Te sigues desplazando a las salas o eres fan de alguna plataforma?

Vivimos una época donde las opciones son diversas e interesantes y hay que saber aprovecharlas, creo que no está reñido ir a una sala con los últimos adelantos técnicos, con visionar cine clásico en casa. En cuanto a las series, creo que hay tratarlas con medida y sin adicción.

¿Cómo recibiste la noticia de ser el Simón de Honor de este año?

Al principio con sorpresa e incredulidad, después te vas haciendo a la idea y al final aceptas. ¿Por qué no? 

Fuiste uno de los socios fundadores de la Asamblea de Cineastas Aragoneses, actual Academia de Cine Aragonés. ¿Cómo recuerdas esa época? ¿En qué año fue y quiénes estabais? ¿Aún eres socio?

Desde aquella asamblea fundacional en 1999 ha pasado más de veinte años y, según su manifiesto, fue creada para reivindicar y difundir el audiovisual aragonés. Los nombres de sus fundadores siguen estando en la palestra: José Ángel Delgado, Jorge Nebra, Ana Esteban, Jorge Blas, Pablo Aragüés y muchos otros. Creo que en su pervivencia se mantiene la ilusión y el mismo espíritu apasionante e inspirador que teníamos cuando se fundó. Desde luego que sigo siendo socio y lo voy a seguir siendo. Siempre he pensado que en este oficio no te retiras nunca pues forma parte de tu propia vida, y hay que morir con las botas puestas, no queda otra

Compartir por
Un thriller aragonés rodado en la Magdalena

Un thriller aragonés rodado en la Magdalena

Tiempo de lectura: 5 minutos

En tiempos en los que echamos de menos salir de fiesta para bailar sin pudor y ligar con nocturnidad y alevosía, al guionista y director Miguel Casanova no se le ocurre otra idea que rodar en una bar su nuevo corto ‘No te verán correr’. Corriendo hubiéramos ido nosotras si nos llegamos a enterar de que el Crápula abría otra vez sus puertas, lástima que solo fuera para el rodaje.

corto aragonés, miguel casanova, corto sobre violencia policial, corto social, corto inmigración, Álex Rodrigo, laura contreras, vicente vergara, fernando rojo, bar crápula, cine aragonés, redada policial, guionista, jon plazaola

La policía antes de entrar al bar, a ver qué se cuece. Foto Víctor Izquierdo.

La historia del corto sucede en el barrio zaragozano de la Magdalena, pero como bien dice Casanova «podría suceder en cualquier ciudad con este tipo de barrio obrero». Contado a tiempo real, somos testigos de una redada policial, a través de una cámara pegada a los personajes. «Seguimos a un policía joven que ve algo que no debería haber visto», desvela a Secuenciadas el creador de este relato.

Para la escritura de un guion anterior «tuve que hacer mucha investigación sobre violencia policial, que al final no tuve que utilizar tanto, pero me quedé con la idea». Y tanto es así que en 2017 sucedió un hecho en Francia que le hizo recordar y abrir el cajón de esa investigación. «Vi que a lo mejor había una historia ahí que a mí me apetecía mucho contar, basándose en la búsqueda de poder«, un tema del que es fan.

Cuando tuvo una primera versión del guion lo leyó una policía nacional. «Me estuvo asesorando mucho sobre cómo se relacionaban entre ellos y procedían si consideraban que un compañero o compañera había utilizado una fuerza excesiva, que no se le estaba permitida usar».

POLICÍAS Y TODOS LOS DEMÁS

Para la elección de los actores empezaron por los secundarios. «Pensamos que lo mejor era conseguir a todo el reparto de policías porque no solamente queríamos buenos actores, sino a alguien que tu creas que te pueda parar por la calle y pedirte la documentación«. Empezaron por fichar durante el confinamiento a Laura Contreras y Fernando Rojo, dos aragoneses que ya se han visto las caras en más de un corto.

«Luego contactamos con Vicente Vergara, que a mí me lo habían presentado hacía tiempo, a raíz de que coincidíamos en muchos festivales, yo trabajando en ‘Mientras dure la guerra’ y él estaba nominado al Goya por ‘La trinchera infinita'(2019)», casi nada. Después se unió al proyecto Jon Plazaola, más conocido en el género de la comedia, y a quien le gustó mucho su personaje. «Creo que a un actor al que se le da muy bien la comedia te sabe hacer cualquier cosa y ha hecho una cosa super interesante», estima el dire, recordando que por último llegó Rafa Delacroix.

Una vez elegida esta brillante tropa decidieron ir a por el prota. «Ver quién era el protagonista que podía encajar con todas estas personas que le iban a hacer frente dramáticamente en el corto». Pepo Llopis, un actor lleno de verdad que Casanova había visto debutar en su primera peli. «Yo había trabajado con él en una película de Mod Producciones que se llama ‘La banda’ (2019), vi su prueba de casting y me pareció un tío que tenía muchísima, muchísima verdad a la hora de soltar el texto y de vivir la situaciones». Así que ya tenían al actor que iba a vivir su historia en primera persona.

corto aragonés, miguel casanova, corto sobre violencia policial, corto social, corto inmigración, Álex Rodrigo, laura contreras, vicente vergara, fernando rojo, bar crápula, cine aragonés, redada policial, guionista, jon plazaola

El director, Miguel Casanova, indicándole a Pepo Llopis a qué distancia va a estar la cámara de su cara. Foto Víctor Izquierdo.

Se nos olvidaba la aparición estelar de un aragonés, esta vez en su faceta actor, de uno de los directores más hippies y más pro y amigo del dire. Daba el perfil para el papel de un okupa que abre el corto: «un amigo me dijo medio en broma, medio en serio, que ese personaje debería interpretarlo Alex Rodrigo, un poco por apariencia. Le dijimos ¿oye Alex te apetece venir a hacer esto? y nos confirmó enseguida que sí». Este hombre vale para todo.

VOLVER AL CRÁPULA

Este mítico bar lamentablemente cerró sus puertas y no por la pandemia, sino meses antes. «Como escribir sin imaginarse un sitio físico es imposible, sin querer me imaginaba el Crápula» y es confiesa que lo ha frecuentado muchísimo.

corto aragonés, miguel casanova, corto sobre violencia policial, corto social, corto inmigración, Álex Rodrigo, laura contreras, vicente vergara, fernando rojo, bar crápula, cine aragonés, redada policial, guionista, jon plazaola

El equipo de rodaje viendo Charrín Charrán de Aragón TV. Foto Víctor Izquierdo.

También aparecen otros escenarios de la ciudad, «algunos interiores en el bar musical, en el barrio de la Romareda y al lado de la plaza San Francisco» y es que el cine es ficción y como el baño del Crápula se quedaba pequeño, tuvieron que buscar otro más amplio que simulara el aseo del bar.

El director maño, Miguel Casanova, vive en Madrid pero reconoce que rodar en Zaragoza le sienta bien. «Yo siempre digo que me siento mucho más seguro a la hora de escribir que a la de dirigir, porque tengo menos experiencia como director, entonces rodando en Zaragoza me siento más seguro. Es esa sensación de estar tranquilo, de volver a casa y sentirte bien rodeado de un equipo de profesionales increíbles». Pues claro que sí como en casa, en ningún sitio.

LA FOTOGRAFÍA

Cámara al hombro, la dirección de foto corre a cargo de Gemma Rogés. «Intentábamos huir de una cámara muy limpia”, detalla el director, al agregar que «queríamos algo quizá no necesariamente documental, pero que colocara al espectador a pie de calle, a la misma altura que los personajes, siguiéndolos con la cámara en movimiento, sin buscar el plano perfecto y bonito«. Vamos un Gloria Serra en ‘Equipo de Investigación’, pero sin ella dándole dramatismo al asunto.

Utilizaron la cámara Red Monstro que les daba el look duro y oscuro que necesitaban. «Buscábamos las expresiones de los actores con una cámara muy nerviosa, como es una redada en cualquier tipo de operación policial». Respecto a la luz, la DOP aprovechó muy bien el contraste de la luz de las farolas de la plaza y el azul de la policía que utilizaron en los interiores.

corto aragonés, miguel casanova, corto sobre violencia policial, corto social, corto inmigración, Álex Rodrigo, laura contreras, vicente vergara, fernando rojo, bar crápula, cine aragonés, redada policial, guionista, jon plazaola

Jon Plazaola con ganas de ir al baño y Pepo Llopis y Vicente Vergara que no callan. Foto Víctor Izquierdo.

GUIONISTA Y DIRECTOR

Aunque nos reconoce que le gustaría proyectarse más como guionista que como director, este es el tercer corto de Miguel Casanova como director, tras ‘Milkshake Express’ (2015) y ‘Vergüenza’ (2017).

Ha escrito el guion de cortos como ‘Moros en la costa’ (2018) y ‘En la azotea’ nominado al Goya en 2017. Este año ha ganado uno de los premios Santa Isabel de guion audiovisual por ‘La noche gira’. Actualmente compagina sus proyectos propios con su trabajo en Mod Producciones, en desarrollo, producción y marketing, trabajando en películas como ‘Mientras dure la guerra’ (2019) o ‘La hija’ (2021), esta última en posproducción.

El corto ‘No te verán correr’, producido por Ana Sanagustín, Aïda Gómez y Pablo Lagartos, con banda sonora del gran Sergio Jiménez Lacima, verá la luz a finales de verano y para abrir boca os dejamos con el pedazo de cartel que se han marcado, diseño de Jorge Simón y con el making of de Marina Selene y Raquel Ibáñez.

Compartir por
Los papeles de Ana Labordeta

Los papeles de Ana Labordeta

Tiempo de lectura: 6 minutos

Le preguntamos a la actriz Ana Labordeta cuántos años lleva en Madrid y, tras una pausa dubitativa, contesta: «en Madrid llevo tropecientos mil años, no lo he calculado nunca, igual treinta años». Y es que su vida cambió cuando se fue a la aventura a la capital a estudiar interpretación.

Ana Labordeta, actriz zaragozana, actriz aragonesa, cine aragonés, audiovisual aragonés, actriz, intérprete, cine español, actriz de serie, amar es para siempre, madres.amor y vida, madres, luimelia, planes para mañana, Juana Macías, actriz de Teruel

Vicky en estado puro. Ana Labordeta en la serie ‘Madres. Amor y vida’

Ana Labordeta está rodando ahora la tercera temporada de la serie ‘Madres. Amor y vida’ en la que interpreta a la enfermera jefe Vicky, una mujer muy entregada a su trabajo. » Yo creo que es una mujer, como son todas las enfermeras de este país, con mucho amor hacia su profesión y con muchas ganas de hacerlo bien», explica la actriz a Secuenciadas. El personaje ha ido adquiriendo poco a poco protagonismo en esta ficción, será de lo bien que lo hace nuestra aragonesa. «Lo bueno de hacer un personaje a lo largo de varias temporadas es que lo vas conociendo cada vez más y él a ti. Los guionistas también lo van conociendo y el personaje se va enriqueciendo. Es muy bonito para una actriz el poder dar una larga trayectoria a un personaje».

El destino hizo que este entrañable papel fuera para nuestra protagonista de este más allá de Fraga. «Por una circunstancia personal estuve dos años y medio en un hospital de aquí de Madrid y tuve mucho trato con las enfermeras y tengo recuerdos de ellas maravillosos. Fueron ángeles en aquella situación tan dificil y complicada», recuerda con cariño Labordeta y a los meses ha tenido la oportunidad de meterse en la piel de una de ellas en esta serie que emitió Telecinco y podéis ver en Amazon. «Quiero hacerles un homenaje a estas mujeres maravillosas que se dejan la piel y que lo han demostrado durante la pandemia».

Ana Labordeta, actriz zaragozana, actriz aragonesa, cine aragonés, audiovisual aragonés, actriz, intérprete, cine español, actriz de serie, amar es para siempre, madres.amor y vida, madres, luimelia, planes para mañana, Juana Macías, actriz de Teruel

Ana Labordeta feliz como una perdiz con su compañera Belén Rueda y Arón, peluquero en ‘Madres. Amor y vida’

Y como ella misma se define, inquieta, está compaginando este rodaje con otra serie ‘Luimelia’, una historia de amor y diversión en la que interpreta a la madre de Amelia. Para resumir os contaremos que esta serie es el spin off de dos personajes de ‘Amar es para siempre’, Luisita y Amelia, pero en el 2020, ya que esta longeva serie de la televisión sucede actualmente en el 79 y la dirige nuestro director maño, que también se encuentra más allá, Eduardo Casanova.

Ana Labordeta, actriz zaragozana, actriz aragonesa, cine aragonés, audiovisual aragonés, actriz, intérprete, cine español, actriz de serie, amar es para siempre, madres.amor y vida, madres, luimelia, planes para mañana, Juana Macías, actriz de Teruel

Su nuevo trabajo en la cuarta temporada de ‘Luimelia’, toma dos.

SU PAPEL TELEVISIVO MÁS LARGO

Uno de los papeles que con más cariño recuerda Labordeta fue el de Rosario en ‘Amar en tiempos revueltos’ (2008-2010, llamada ahora ‘Amar es para siempre’) que le valió un premio de la Unión de Actores. «Rosario es un personaje que estuve desarrollando durante dos años y medio y me dio muchas alegrías. Coincidí con una serie de compañeros que después de once años se han convertido en amigos míos muy importantes» y dentro de nada vivirá un momentazo televisivo. Se reencontrará en una secuencia de ‘Luimelia’ con dos de sus anteriores compañeros, sus consuegros en esta ficción, los inmortales Manolita y Marcelino, los padres de Luisita en la serie y en la propia Amar, lo que le hace mucha ilusión.

Con esta serie se inició en la televisión con un papel más continuado. Recuerda que «trabajaba en el teatro y de vez en cuando me salían papeles de un capítulo o dos donde no hay una continuidad con el personaje». Además resalta las dificultades de interpretar a estos episódicos ya que «normalmente llegas a un plató y la serie ya está en marcha, con lo cuál, tienes bastante tensión y piensas por favor que no me equivoque, que no haya que repetir por mí». Vamos que nos imaginamos que debes estar esperando con ansias la pausa del café para empollarte más tus frases.

Ana Labordeta, actriz zaragozana, actriz aragonesa, cine aragonés, audiovisual aragonés, actriz, intérprete, cine español, actriz de serie, amar es para siempre, madres.amor y vida, madres, luimelia, planes para mañana, Juana Macías, actriz de Teruel

Cuando rueda en otra época, la dulce Rosario de ‘Amar es para siempre’ con las actrices Inma Cuesta y Perla Cristal.

Algunos la recordaréis como gobernanta en la serie de éxito ‘Vis a Vis’. «Yo lo recuerdo con cariño y con cierta rabia porque estuve los tres primeros capítulos, los disfruté mucho y luego me mataron (risas)» y es que ahí moría más gente que en ‘Prison Break’, era fácil que te tocara Ana.

SUS PAPELES EN CINE

Primero nombraremos la peli aragonesa ‘Planeta 5000’ (2020), en la que interpreta a una madre sufridora que padece al ver cómo su hijo es seducido por una secta, así que se pasa media peli llorando por las esquinas. «Rodar en mi tierra siempre tiene un plus porque hay un vínculo emocional muy fuerte con mi tierra, con mi paisaje». Asegura que sigue el audiovisual aragonés y considera que “está en un momento que ha hecho mucho germen y ahora están empezando a florecer unas personas estupendas».

Ana Labordeta, actriz zaragozana, actriz aragonesa, cine aragonés, audiovisual aragonés, actriz, intérprete, cine español, actriz de serie, amar es para siempre, madres.amor y vida, madres, luimelia, planes para mañana, Juana Macías, actriz de Teruel

Ana Labordeta cabreada punto de echar la lagrimilla. Fotograma de ‘Planeta 5000’.

Uno de los papeles de los que está más contenta es el de Marian en ‘Planes para mañana’ (2010), la ópera prima de Juana Macías; por cierto ha vuelto a coincidir con la directora en la serie ‘Madres. Amor y vida’. «Me vio en una obra de teatro, le gusté y apostó por mí para un papel precioso en su película», así se metió en el dificil papel de interpretar a una mujer que sufre una relación abusiva. Macías ya había ganado un goya con un corto y con esta peli se llevó varios premios en el Festival de Málaga.

SUS PRIMEROS PAPELES

Ana Labordeta desvela que lo de ser actriz no fue vocación, sino casualidad. «Por mi familia he estado muy rodeada de libros, de música, de cine y de teatro. Me ha gustado siempre el arte, pero no tenía esa vocación de ay yo quiero ser actriz«. Al acabar COU empezó a estudiar filología hispánica y, por hacer algo más, se apuntó a arte dramático en Zaragoza y ahí se dio cuenta de que le molaba actuar. Más tarde se enteró de que reabrían una mítica escuela de teatro en Madrid y se cogió el tren y para allí que se fue a vivir ¡la gran aventura!

Ana Labordeta, actriz zaragozana, actriz aragonesa, cine aragonés, audiovisual aragonés, actriz, intérprete, cine español, actriz de serie, amar es para siempre, madres.amor y vida, madres, luimelia, planes para mañana, Juana Macías, actriz de Teruel

Junto al actorazo Federico Luppi en la gira de teatro de ‘El guia Del Hermitage’

Empezó con pequeños papeles en el teatro. «El teatro ha sido un amante muy fiel conmigo, he ido haciendo función tras función y buenas funciones además con buenos compañeros, directores y personajes que me gustaban, pero esto es una profesión muy de vivir el presente«. Señala que esta es una profesión extraña ya que puedes tener un gran éxito, pero cuando acaba tienes la sensación casi de empezar de cero.

TERUEL, ZARAGOZA Y EL PIRINEO OSCENSE

La Wikipedia dice que la actriz nace en la ciudad del Torico, un dato incorrecto, “pero como me gusta tanto Teruel no lo cambio», afirma entre risas. Por la época de su prenacimiento, su padres, profesores los dos, vivían en Teruel y, coincidiendo con las vacaciones escolares, se desplazan a Zaragoza a dar a luz, aprovechando la coyuntura de que la abuela materna vive allí. A las semanas del alumbramiento vuelven a Teruel donde Ana Labordeta vive hasta los cuatro añitos, abandonan la ciudad que existe y se mudan a Zaragoza. «Me he criado en Zaragoza con el cierzo y la niebla», bromea.

Siempre que puede vuelve a Zaragoza donde visita a su madre, hermanas y sobrinos y saca a pasear por la ciudad a su perrita Ara: «siempre termino paseando por la zona donde tenían mis abuelos el colegio, que es la zona del Mercado Central. No sé por qué, pero siempre termino por esa zona», rememora. También menciona su amor por el Pirineo aragonés: «amo mucho ese paisaje. He ido mucho sobre todo a Canfranc, Villanúa y Castiello. No voy todo lo que me gustaría ir, pero sí que es un paisaje que me acompaña mucho«.

Próximamente veremos a Ana Labordeta en la serie ‘Madres. Amor y vida’ y ‘Luimelia’ y nosotras deseamos verla, por qué no, interpretando con algún fantástico paisaje de fondo de nuestro Pirineo aragonés. Aquí te esperamos con los brazos abiertos y nuestros profesionales seguro que también.

Compartir por
Gala Gracia welcome to Huesca, y a sus ovejas también

Gala Gracia welcome to Huesca, y a sus ovejas también

Tiempo de lectura: 5 minutos

La directora Gala Gracia está seleccionada en la 49 Edición del Festival Internacional de Cine de Huesca con su nuevo cortometraje ‘La pared’. «He sentido mucha alegría y sorpresa, primero porque es en Huesca y segundo porque es estreno nacional» y es que la directora va a tener la suerte de estrenar el cortometraje en su ciudad.

La pared, cortometraje, corto aragonés, Gala Gracia, Nacho Rubio, Bárbara Oteiza, cine aragonés, Daniel Vergara, padre e hija, corto familiar, Festival de Cine de Huesca

¿Vamos a Huesca hija? Vamos, coge la A-23. Fotograma de ‘La pared’.

Con 14 años llegó a esta ciudad desde Benabarre y descubrió este festival en el que se pegó maratones de cortos y largos: «me enamoró el formato de cortometraje y contribuyó a que estudiara comunicación audiovisual». Y también tuvo sus primeras citas con el cine menos comercial. «Con él me inicié en el cine de autor y es un festival que conozco a fondo» y es que no olvidemos que en esa época las plataformas como Filmin no habían llegado al panorama audiovisual y los festivales eran una oportunidad para ver cortos, cortos y más cortos.

CLARA Y SU PADRE

Os contamos de qué va ‘La pared’. Tras el divorcio de sus padres, Clara pasa el primer fin de semana con su progenitor al que apenas conoce, vaya movida. Y es que ella tiene una relación muy estrecha con su madre, pero a su padre como que no lo conoce tanto, así pasan un finde de lo más curioso en el que Héctor, que no está acostumbrado a tratar con niños, trata a su hija como una adulta y a Clara, de carácter introvertido, le va a costar abrirse a él por su timidez. Pero tienen algo en común que les une, una pared que van a tener que romper para ser padre e hija con normalidad.

Aunque no es autobiográfico, Gracia sí que ha tirado de su experiencia personal para escribir esta historia: «sí que está inspirado en mi experiencia, con la situación de mis padres, como fue la experiencia de pasar los fines de semana con mi padre». Además, su padre también es veterinario, como el prota del corto, y aparecen unas ovejas muy especiales de las que os hablaremos más adelante.

La pared, cortometraje, corto aragonés, Gala Gracia, Nacho Rubio, Bárbara Oteiza, cine aragonés, Daniel Vergara, padre e hija, corto familiar, Festival de Cine de Huesca

Nacho Rubio señalándole a Elena donde está Teruel. Fotograma de ‘La pared’.

Para dar con la niña protagonista hizo un casting en Madrid y encontró a Elena Serrano. «Necesitaba una niña con muchos matices en su expresión» y eligió también a uno de los actores turolenses del que somos fans, Nacho Rubio. «Nacho y Elena la verdad que pegan un montón. El padre tenía que ser una persona severa, con carácter, pero a la vez con un fondo muy tierno. Era algo difícil de encontrar y Nacho me dio esto«, por lo que son una pareja perfecta para representar a padre e hija.

La madre es Bárbara Oteiza, de Vitoria; también aparece la actriz zaragozana Felicidad Galindo y el actor Rufino Ródenas, que hace de ganadero y que no se pierde un papel en el audiovisual aragonés, haciendo honor a su pueblo, Ródenas.

RODAR EN ARAGÓN

Gala Gracia, aunque vive entre Barcelona y Zaragoza, con este corto vuelve a Aragón para rodar como ya hizo en su anterior trabajo ‘El color de la sed’ con el que ganó numerosos premios. Más concretamente regresa a Quicena (Huesca), donde tiene una torre con su hermana y le pareció buen lugar para situar una acción. Oye, siempre viene bien tirar de lugares propios como escenarios cinematográficos. Un piso en la plaza de la Inmaculada de Huesca y el Molino de Yeste, cerca de Riglos (Huesca), también hacen aparición estelar en el corto.

La dire Gala Gracia comentando la escena con Elena Serrano y Bárbara Oteíza en un caluroso día julio.

Es una coproducción entre la aragonesa Nut Producciones y la catalana Bastian Films. «A nivel de producción fue complicado, una niña protagonista, traer a gente de fuera, la mitad del equipo venía de Cataluña y otros de Zaragoza y alojar a toda la gente, más localizaciones, más sets, carretera nacional … fue más despliegue de medios que el anterior«, relata Gracia a Secuenciadas.

En el rodaje, que duró seis días en julio de 2020, ocurrieron anécdotas, como por ejemplo un incendio cerca del piso de Huesca en el que estaban rodando. Aunque la directora confiesa que se enteró más tarde y es que ella como buena profesional concentrada en la dirección del corto pues no se dio ni cuenta del fuego, eso sí que es una buena producción.

La pared, cortometraje, corto aragonés, Gala Gracia, Nacho Rubio, Bárbara Oteiza, cine aragonés, Daniel Vergara, padre e hija, corto familiar, Festival de Cine de Huesca

El oscense Daniel Vergara, cámara en mano, haciendo una panorámica de la silla de madera a las coletas de Elena Serrano.

¿Os acordáis de las ovejas que hemos mencionado antes? Aparecen en una escena , ya que el prota visita granjas, lo curioso es que ya aparecían en el anterior corto de Gracia y es que lo hicieron tan bien que la directora ha querido volver a contar con ellas. Os cotilleamos que no han pasado ningún casting. «Eran de mi padre, estaba muy interesado en el mundo de la producción animal en ecológico, empezó con estas ovejas y luego las heredamos mi hermana y yo». Claro que sí, siempre es bueno tener un plan B en esto del audiovisual. Además hemos visto que están muy activas en redes y la web la ha diseñado la propia Gala.

La pared, cortometraje, corto aragonés, Gala Gracia, Nacho Rubio, Bárbara Oteiza, cine aragonés, Daniel Vergara, padre e hija, corto familiar, Festival de Cine de Huesca

Nacho Rubio leyendo nuestra entrevista en el Diario de Teruel. Lo flipa.

ARAGÓN Y CATALUÑA

En un equipo que bien se podría decir que tiene reminiscencias de la Corona de Aragón, la mitad del equipo es de Aragón y la otra mitad de Cataluña:

Producción ejecutiva: Arturo Méndiz y Estela Rasal
Guión y dirección: Gala Gracia
Dirección de producción: Estela Rasal
Dirección de fotografía: Daniel Vergara
Dirección de arte: Begoña Baeza Bonmatí
Vestuario: Ana Sanagustín
Maquillaje y peluquería: África Pérez
Edición: Mariona Solé

‘La pared’ comienza su distribución por festivales con su selección en Huesca y Gala Gracia ya adelanta algo de su próximo proyecto más prometedor. «Estoy escribiendo un largometraje. Contamos con dos ayudas al desarrollo de la comunidad de Madrid y Aragón y esperamos poder financiarlo para rodar, pero es es muy incierto», reconoce. Le deseamos mucha suerte a esta guionista y directora y nosotras aquí estaremos para contarlo en Secuenciadas.

La pared, cortometraje, corto aragonés, Gala Gracia, Nacho Rubio, Bárbara Oteiza, cine aragonés, Daniel Vergara, padre e hija, corto familiar, Festival de Cine de Huesca

Despliege de toldos en el rodaje de ‘La pared’ en el altoaragón.

Compartir por
El palacio de La Aljafería como los chorros del oro

El palacio de La Aljafería como los chorros del oro

Tiempo de lectura: 6 minutos

‘Tú pasa el pronto y yo el paño’. (Plano detalle del bote de centella) Flis flis. Una mujer se tira en plancha con un paño gigante por una mesa de reuniones y ríen felices de la vida, ja ja ja. ¿Recordáis este mítico anuncio de los 90? pues la realizadora Pilar Gutiérrez no lo ha conseguido olvidar y le ha servido de inspiración para su nuevo corto ‘Centella’, que protagoniza la actriz Ana García, y que se dedica a dejar el palacio limpio y centelleante.

Ana García no sabe por dónde empezar para limpiar este grandioso edificio. Fotograma de ‘Centella’.

Volvamos al pasado. Pilar Gutiérrez fue una de las elegidas, el pasado año, para realizar uno de los cuatro trabajos audiovisuales del ciclo ‘La Aljafería: Un lugar de cine’, que consiste en rodar en el palacio lo que tú quieras y recibes una pequeña dotación económica. La directora visita esta joya en busca de la musa y al ver la sala de Pedro IV con una mesa grande y muy larga se acuerda del famoso anuncio del producto de limpieza. «Yo quería hablar de otra cosa que fuera más artística o más poética, pero cada vez que iba siempre me venía a la cabeza ese anuncio», confiesa a Secuenciadas. Tranquila Pilar, a todos los que lo recordamos nos ha pasado y hemos deseado llevarlo a cabo, de hecho.

«Vengo aquí que es un sitio histórico y artístico y lo único que se me ocurre es un anuncio sobre una mujer que limpia polvo porque una mesa me lo ha recordado», se acuerda y añade: «Qué importantes son los referentes con los que crecemos ¿no?», afirma la directora. Y es que ese tipo de anuncios mostraba a mujeres que trabajaban, mujeres que cuidaban hijos y mujeres que limpiaban y hacían las tres cosas sin ningún esfuerzo, era todo muy fácil y ligero. Muy realista todo, claro que sí. De aquí surgió el guion de ‘Centella’, un cortometraje que visibiliza los derechos del colectivo de la limpieza. La directora quería darle ese protagonismo.

Y bajo esa premisa acompañamos a Miriam, que así se llama la protagonista, por una ruta bien majica, por el corredor, el salón del trono, el Palacio Taifal, la escalera noble y la sala de Pedro IV. Pero en esta mujer, que limpia de noche, no cabe el aburrimiento porque cada vez que entra en una sala el sensor de movimiento pone en marcha el audio guía que nos culturiza un poco sobre el recorrido histórico de la misma, que seguro que a más de uno nos hace falta.

Y una vez hemos escuchado la carismática voz de Chema Novoa, nuestra protagonista rompe la cuarta pared y se dirige al espectador diciendo aquí estoy yo y os voy a contar mi historia. Nos habla de su vida, de su trabajo, de las enfermedades más comunes en su colectivo, de derechos laborales y todo desde el humor absurdo al que nos tiene acostumbradas Pilar Gutiérrez. La prota habla a cámara, incluso cuando se come su bocadillo de chorizo. «Es un poco contraponer la Aljafería, que es un sitio que tiene luz propia, con una persona que precisamente es la que le saca brillo y no sabemos nada de ella», cuenta la directora.

centellacorto

Miriam, interpretada por Ana García, entre limpia y limpia nos cuenta sus movidas a cámara. Fotograma de ‘Centella’.

Ana García y ella se acercaron varias veces al palacio para ensayar y encontrar el tono adecuado al que dirigirse al espectador. «Estábamos muy en el límite de que no te rieses con, sino que te rieses de y creo que el resultado es más de lo que esperaba. El corto ha crecido con el rodaje, con la música, la voz en off y la fotografía», un compendio que ha dejado más que contenta a la directora.

DOS NOCHES EN LA ALJAFERÍA

Dos noches completas fue lo que duró este rodaje el pasado agosto. «Fue una alegría que pudimos salir de casa para grabarlo», recuerda la también guionista. A las ocho en punto de la tarde se apagaban las luces de este lugar tan insigne y se encendían los focos del cine y rodaban hasta las siete de la mañana siguiente, una jornada con nocturnidad y alevosía. «Es más duro trabajar de noche porque cuando te quedas atascada te cuesta un poquito más salir, pero fue un rodaje muy agradable», rememora Gutiérrez.

Pasar una noche en la la Aljafería es un privilegio que tienen muy pocos, pero el ciclo coordinado por Vicky Calavia brinda la oportunidad de vivir esta mágica experiencia, aunque toca currar, no nos olvidemos. Javier Estella, José Alberto Andrés Lacasta e Ignacio Lasierra también han formado parte del proyecto y han rodado aquí sus cortometrajes y sorprende que este año tres de ellos son protagonizados por mujeres que trabajan como limpiadoras. «A mi me gustó que coincidieran dos realizadores conmigo. Es bonito que esos dos cortos visibilicen también la invisibilidad que se le da a este colectivo», se alegra Pilar Gutiérrez.

centellacorto, anuncios sexistas, pilar gutiérrez, ana garcía, corto la aljafería, la aljafería, un lugar de cine, nanuk, josé manuel fandos, javier estella, corto aragonés, Chema Novoa, palacio islámico, palacio zaragoza, cine aragonés, academia de cine aragonés, cine social, corto comedia, producto pronto

La actriz Ana García juega al escondite, entre las columnas, en un momento del rodaje, mientras Pilar Gutiérrez le echa la cantada ¡Ya te vale Ana!

ACTRIZ FETICHE Y UN EQUIPO REDUCIDO

La actriz Ana García es para nuestra dire lo que Penélope Cruz a Almodóvar porque no se cansa de darle papales es sus cortos y es la sexta vez que trabaja con ella. Contó con ella ya en su primer corto ‘La Visita’ (2011) y desde entonces son amiguis, incluso Pilar trabajó con ella en el primer corto de Ana como directora ‘Habitación 110’. «Es una actriz excelente que tiene muchos y muy variados registros. En este cortometraje pasa de drama, a vehemencia, a comedia y a naturalidad y lo hace con una soltura que la hace una gran actriz”, elogia Gutiérrez. Y a Secuenciadas pone como testigo que siempre contará con ella en sus cortos, siempre que ella quiera, claro.

centellacorto, anuncios sexistas, pilar gutiérrez, ana garcía, corto la aljafería, la aljafería, un lugar de cine, nanuk, josé manuel fandos, javier estella, corto aragonés, Chema Novoa, palacio islámico, palacio zaragoza, cine aragonés, academia de cine aragonés, cine social, corto comedia, producto pronto

En cualquier corto aragonés que se precie, no podía faltar el baile de una jota, esta vez con espíritu andalusí. Fotograma ‘Centella’.

Para este corto la dire ha contado con sus inseparables Nanuk, José Manuel Fandós como director de fotografía y cámara y Javier Estella como cámara, con los que lleva trabajando desde hace milenios. Y también brillan con luz propia la ayudante de dirección: Patricia Arasa, ayudante de producción y script: Cristina Casero, director de arte: Jaume Esteve, y maquillaje y peluquería: Ana Bruned. Un equipo reducido, pero potente.

centellacorto, anuncios sexistas, pilar gutiérrez, ana garcía, corto la aljafería, la aljafería, un lugar de cine, nanuk, josé manuel fandos, javier estella, corto aragonés, Chema Novoa, palacio islámico, palacio zaragoza, cine aragonés, academia de cine aragonés, cine social, corto comedia, producto pronto

Pilar Gutiérrez a la izquierda da indicaciones a Ana García que parece poseída por el rey al-Muqtádir.

La música le da vida y alma al corto «la ha realizado Gonzalo Alonso y ha tomado en consideración poner en cada sala la música que corresponde a cada época», precisa la directora. Así, viajamos por las salas escuchando una playlist de música medieval, de los reyes católicos y música andalusí, un repertorio perfecto para un sábado cualquiera. Y para el presente suena el grupo zaragozano The Bronson, con el recurso de los auriculares que usa la protagonista, este grupo de spaguetti funk sonoriza el 2020 con la canción ‘Meet me’.

‘Centella’ despegará inminentemente hacia los festivales más punteros del planeta de la mano de la distribuidora Promofest, así que deseamos poder verlo en pantalla grande y ver cómo Miriam deja nuestro palacio como los chorros del oro. Pilar Gutiérrez no se arriesga a hablarnos de sus próximos proyectos, ya que lo prioritario es comenzar la ruta festivalera, pero como siempre continúa escribiendo divertidas historias que seguro que ven la luz.

Compartir por