La directora Vicky Calavia recupera la figura de Natividad Zaro

La directora Vicky Calavia recupera la figura de Natividad Zaro

Tiempo de lectura: 4 minutos

La directora aragonesa Vicky Calavia recupera en su último documental la figura de la intérprete, dramaturga, guionista y productora de cine Natividad Zaro. Nacida en Borja a principios del siglo XX (1909 – Madrid, 1978), fue una mujer avanzada a su tiempo, amiga y colaboradora de Lorca, Azorín, Valle-Inclán o Forqué. Sin embargo, su nombre había caído en el olvido.

Vicky Calavia posando en las butacas en un momento del rodaje

En 2008, Vicky Calavia había acabado de rodar el documental dedicado al crítico Manuel Rotellar. A su amigo el escritor Félix Romeo le había gustado y, coincidiendo con esa ocasión, le envió un e-mail en el que le hablaba de Natividad Zaro. “Me dijo que tenía que hacer un documental sobre ella”, recuerda la directora.

La idea se quedó en stand-by, aunque Vicky comenzó a investigar, a descubrir más detalles sobre su vida. Entre ellos, que José Luis Borau la había citado en uno de sus libros, así como conoció la actividad el Centro de Estudios Borjanos, donde disponen de información sobre Natividad Zaro.  

“Como no tenía descendencia directa era muy difícil seguir el hilo de su vida”, explica a Secuenciadas. De hecho, este trabajo le ha llevado años de investigación y documentación. “Lo paralizó la pandemia y lo he tenido que hacer por partes, pero ya era hora de que saliera a la luz este personaje fantástico y con una trayectoria abrumadora”.

Actriz, dramaturga, traductora a varios idiomas (francés, alemán, italiano), guionista, productora, “cuando la empecé a investigar pensé que era un personaje arrebatador, una mujer con mucho carácter a la que no se le ponía nada por delante”. “Nunca le dio miedo emprender nuevos proyectos”, señala Vicky Calavia.

Al mismo tiempo, era “un personaje difícil de situar, porque vivió la II República, la Guerra Civil y la posguerra sin acercarse ideológicamente a ningún bando o a todos”. Tuvo amigos y amores en ambos bandos, algo que quizá favoreció que su nombre cayera en el olvido, dado que a estos personajes “la historia los olvida porque nadie puede apropiarse de ellos”.

Vicky le cuenta a Cayetana Guillén Cuervo todas las actividades cinematográficas que desarrolla. ¡Mola su versión aragonesa!

NATIVIDAD ZARO, PIONERA EN SU ÉPOCA

Sin embargo, no existe una figura femenina, a excepción de Ana Mariscal, que pasara en aquella época de la actuación a la dirección, “nadie con un desarrollo tan largo y una carrera tan prolífica”.

Que estos personajes no sean recordados “es una de las grandes tristezas de la cultura española y hay que paliarlo”, considera la directora. Con su trabajo, Calavia rescata “a personajes a los que nadie quiere y a quienes me gusta ponerles luz”.

En este caso, además del documental, intentará escribir su biografía en un libro, dado que “tuve acceso a muchos archivos y tengo más documentación, guiones que registró y un seguimiento de su carrera que me gustaría plasmar”. 

Respecto a su colaboración con grandes personajes de la historia de España, Vicky Calavia indica que, a su llegada a Madrid, la actriz trabajó un tiempo en correos y telégrafos, pero “enseguida busca tertulias literarias y artísticas y conoce a Lorca, Azorín y Valle-Inclán”, con quienes colaboró. Se adelantó tanto a su tiempo que quiso interpretar el papel de Don Juan Tenorio en una función nocturna y el gobierno de la II República canceló la sesión.

Todos la admiraban mucho, así consta en la prensa de la época”, apunta, para agregar que incluso José María Forqué cede a hacer con ella (como guionista) ‘Amanecer en puerta oscura’, “diciéndole que sí porque era muy pesada, para que se callara”. Así nos gusta, una mujer tenaz y con visión, dado que esta película consiguió en 1957 el Oso de Plata – premio extraordinario del jurado del Festival de Berlín, un premio que antes solo había ganado la cinta ‘Marcelino, pan y vino’.

Ingrid Magriñá recrea la gestualidad de Natividad Zaro. Al fondo, Vicky mira en la pantalla y alucina con el resultado.

DOCUMENTAL

En el documental intervienen Gemma Cuervo, Cayetana Guillén Cuervo, José Luis García Sánchez, Luis Alegre, Juanjo Alonso Millán, Adolfo Ayuso, Javier Barreiro, Antón Castro, Jesús García de Dueñas, Manuel Gracia, Manuel Guallart, Javier Hernández, María Antonia Martín Zorraquino, Fernando Sancho, Juan Villalba y Javier Zaro, así como la actriz y bailarina Ingrid Magriñá.

“Al no ser un personaje tan conocido, hacía falta explicar su biografía y lo hacemos con una trayectoria cronológica, nos paramos en su parte teatral, en la literatura y la dramaturgia”, para llegar en una segunda parte al cine, a través de personas que la conocían y que le han ido dando pistas para entrevistar a otras.

Vicky Calavia deseaba mostrar a Natividad Zaro desde su juventud y cómo fue su desarrollo. Para ello recurre también a la figura de la bailarina Ingrid Magriñá, que con sus movimientos recrea la gestualidad de la intérprete, y a la voz en off de la actriz María José Moreno que lee poemas que Natividad recitó en su época en Madrid, de mujeres rompedoras como Alfonsina Storni y Dulce María Loynaz. 

El equipo rodó el documental en 2017, en escenarios de Madrid, Borja y Zaragoza, lugares que protagonizaron la vida de Natividad Zaro, aunque después de la Guerra Civil y hasta los años 60 residió en Lisboa, Berlín y Roma, en cuyas embajadas trabajó su marido Eugenio Montes. No obstante, “ella viajaba mucho, porque iba a localizar sus películas y en una ocasión se fue hasta la Antártida; tuvo una vida muy nómada en ese sentido”.

Tras un preestreno en Borja, el documental se ha estrenado de forma oficial en la cuarta edición del Saraqusta Film Festival. Se emitirá a finales de año en Aragón TV y la directora desea poder proyectarlo otra vez en Zaragoza. Vicky Calavia continúa trabajando en su documental sobre la cantante, cupletista y actriz Raquel Meller y en un documental sobre la arquitectura brutalista de la Zaragoza moderna.

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR:

Compartir por
Comienza la IV edición del Saraqusta Film Festival 

Comienza la IV edición del Saraqusta Film Festival 

Tiempo de lectura: 6 minutos

Llega uno de nuestros momentos favoritos del año. Nos vestimos de época, cogemos el pasaporte del tiempo y activamos las ganas de conocer y viajar al pasado para disfrutar de una nueva edición del Saraqusta Film Festival, el Festival Internacional de Zaragoza de Cine y Series de Historia. El certamen se desarrollará del 26 de abril al 3 de mayo y estamos ya living por descubrir sus propuestas de esta cuarta edición

‘La última sesión de Freud’, el estreno que dará inicio a la programación de este año

Este año destaca la sección aragonesa en la programación. Lo explica a Secuenciadas el director del festival, José Ángel Delgado: “Se impone porque tenemos mucha obra documental, histórica, en Aragón y este año su presencia es muy elevada” en esta sección que no es competitiva y que se puede disfrutar al aire libre en una pantalla instalada en el Teatro de Caesaraugusta. Estaréis de acuerdo en que nunca podrá encontrarse un marco más idóneo para disfrutar de cine aragonés histórico, ¡nos encanta!

En la sección documental aragonés podremos ver a las 12.30 los trabajos ‘Libros: el legado de Alantansí’, de José Ángel Guimerá, el domingo 28; ‘María de Ávila: el triunfo de la belleza’, de Miguel Lobera, el lunes 29; ‘Natividad Zaro, en voz alta’, de Vicky Calavia, el martes 30; ‘Kautela’, de Patricia Roda, el miércoles 1 de mayo; y el trabajo ‘Isolé’, de Ignacio y Carlos Naya, y el jueves 2. 

No obstante, no serán los únicos documentales aragoneses que el público podrá disfrutar, dado que la gala de clausura estará protagonizada por ‘Ullate, la danza de la vida’, de Elena Cid, que se proyectará el viernes 3 de mayo, a las 19.00 horas, en Ibercaja Patio de la Infanta, así como en la sección a concurso ha entrado el trabajo ‘Marisol, llámame Pepa’, de la aragonesa Blanca Torres, que se verá el día 2, a las 19.00 horas, en este mismo lugar, entre otras propuestas made in Aragón.

Sobre el buen momento que viven las producciones relacionadas con la historia en Aragón, el director del festival, José Ángel Delgado, recupera las palabras del exjefe de producción de Aragón TV, Jaime Fontán, “que decía que siempre los documentales daban buenas audiencias y nos ponían en buen lugar”. 

En este auge documental contribuye también que las convocatorias de ayudas valoren los perfiles biográficos, las historias aragonesas, lo que lleva a nuestros cineastas a bucear e investigar en la historia de la comunidad para documentar diferentes etapas o recuperar personajes. “Estamos recuperando el tiempo perdido para investigar en nuestra historia”, recalca Delgado. 

PROGRAMACIÓN SARAQUSTA FILM FESTIVAL

La programación del certamen comenzará este viernes, 26 de abril, con el acto de inauguración en Ibercaja Patio de la Infanta, a las 19.00 horas, donde se proyectará ‘La última sesión de Freud’, de Matt Brown. “La podremos ver mes y medio antes de que llegue a las salas”, destaca Delgado. 

El sábado 27, desde las 17.00 horas en ese mismo lugar, se proyectarán ‘La reina Isabel en persona’, de Rafael Gordon e interpretada por Isabel Ordaz, que en la tarde del viernes recibirá uno de los premios Saraqusta por su trayectoria profesional; el documental ‘Ingeniería romana, puertos’, de José Antonio Muñiz; y ‘La Iglesia de San Pablo Apóstol’, de Iñaki Latorre y Javier Romeo, otra de las obras con marca aragonesa de esta edición. 

La programación a concurso se desarrollará del domingo 28 de abril al jueves 2 de mayo con la misma estructura que en anteriores ediciones: el día comenzará en el teatro romano con rueda de prensa a las 10.00, mesa redonda a las 11.00 y proyección de un documental aragonés a las 12.30 horas; para pasar por la tarde al Patio de la Infanta con las secciones Panorama Saraqusta, a las 17.00, y las oficiales a concurso de documental y largometraje, a las 19.00 y 21.00 horas, respectivamente. 

El domingo 28, además de ‘Libros, el legado de Alantansí’, el público podrá ver en Panorama Saraqusta el documental zaragozano ‘Sin salida. Incendio tapicerías Bonafonte’, de Fernando Ruiz; ‘Mi última condena’, de Juan Mata, en el docu a concurso; y ‘La leyenda del Escanyapobres’, de Ibai Abad’, como película a concurso. 

El lunes 29, por la mañana será el turno del documental sobre María de Ávila, mientras que la tarde estará dedicada a ‘Los pilares del tiempo’, serie documental de Antonio López Pulido y Ana Pecos Palacios, en Panorama Saraqusta;  ‘El espacio itanialo’, de Marco Spagnoli, en documental; y ‘Traición’, de Thomas Nauw y Dennis Bots, en largometraje a concurso. 

Paco León en la serie ‘La peste’

SERIES HISTÓRICAS EN SARAQUSTA FILM FESTIVAL 

Natividad Zaro abrirá la programación del martes 30, en la que estará acompañada por la serie ‘La peste’, de Movistar + y dirigida por Alberto Rodríguez; el documental ‘1212 La batalla de las Navas de Tolosa’, de Santiago Mazarro; y el filme ‘Amadeo’, de Vicente Alves do Ó. 

El miércoles 1, tras conocer por la mañana la vida del fotógrafo Kautela, por la tarde se proyectará el documental ‘Malcom X. Justicia por cualquier medio’, de Amine Mestari; y la película ‘Hadik’, de János Szikora, ambos en las secciones a concurso. 

El jueves 2, tras ver ‘Isolé’ en la sección aragonesa, la tarde contará con los trabajos ‘La guerra de las cartas’, de Victor Chouchkov y Zoran Petrovski, en Panorama Saraqusta; y a concurso el documental ‘Marisol, llámame Pepa’, de la zaragozana Blanca Torres, y la película ‘Hermanos’, de Tomas Masín.

Saraqusta Film Festival finalizará el viernes 3 de mayo, en Ibercaja Patio de la Infanta, con la proyección especial de ‘La conjura de El Escorial’, a las 16.30 horas; y el acto de clausura, a las 19.00 horas, en el que se podrá ver ‘Ullate, la danza de la vida’ y se procederá a la entrega de premios, entre ellos otros dos Premios Saraqusta al actor italiano Fabio Testi y al director de cine Antonio del Real, actor y director de ‘La conjura de El Escorial’, respectivamente.

José Ángel Delgado resalta que esta programación ofrece historias de ficción y documentales que abarcan los siglos XIX y XX, pero también “la Edad Media o la época romana”, con propuestas que pueden resultar interesantes tanto al gran público como al especializado. Respecto a las mesas redondas, detalla que se hablará de los documentales aragoneses fuera de concurso, de series como ‘La peste’ o cómo fusionar el mundo de la historia, los libros y el audiovisual. 

Los premios Saraqusta. ¡Queremos esos dragones!

ENTRADAS Y BONOS SARAQUSTA YA A LA VENTA 

Las entradas para asistir a las galas de inauguración y clausura, con el correspondiente visionado de ‘La última sesión de Freud’ y ‘Ullate. La danza de la vida’, están disponibles a través de la web del festival saraqustafilmfestival.com por el precio de 5 euros. Allí también se encuentran las entradas para ver las proyecciones de los largometrajes y documentales a concurso (4 euros). El acceso a las proyecciones especiales, a los documentales aragoneses y a los audiovisuales de Panorama Saraqusta es gratuito.

Esta edición también se ha puesto a la venta un bono de 15 euros con el que se podrá acceder al visionado de todas las proyecciones a concurso y a las galas. Se puede adquirir igual que las entradas a través de la página web oficial del Saraqusta Film Festival. Además, como novedad, hay disponible una acreditación para profesionales del sector que incluye el acceso a todas las proyecciones y galas y un networking diario con los participantes de las diferentes secciones del festival. 

Nuestro festival histórico favorito ya se está consolidando en el panorama aragonés y “tiene una progresión en aumento” en cada edición, señala José Ángel Delgado. El año pasado superó la barrera de los 3.000 espectadores y este año confía en alcanzar los 5.000, así como seguir creciendo en impactos en los medios de comunicación y “ampliar nuestras fronteras”, si bien Saraqusta Film Festival ya se ha hecho un hueco en el panorama europeo. “Estamos en contacto con otros festivales de corte histórico para hacer una red. Respetamos muchísimo a los festivales que llevan mucho tiempo, pero queremos encontrar nuestro hueco en esta especialización, aunque mantenemos una visión muy amplia de la historia y vamos a contextos históricos y épocas” para atraer al mayor número de público, concluye el director.  

El cartel de la IV edición, con una estética muy Indiana, obra de David Arenas.

QUIZÁ TE PUEDE INTERESAR:

Compartir por
Aragón, cuna de cineastas 

Aragón, cuna de cineastas 

Tiempo de lectura: 6 minutos

Nos vamos a venir un poco arriba. Queremos responder a dos grandes preguntas de la humanidad: ¿a dónde vamos? ¿de dónde venimos? Pues bien, vamos de visita al Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC) Pablo Serrano para intentar dar respuesta a la segunda pregunta a través de la exposición ‘Aragón y las artes 1957-1975’ y su apartado dedicado al cine.

Quedamos con una de las comisarias de esta muestra, la conservadora del museo Pablo Serrano, Begoña Echegoyen, para que nos explique por qué en este periodo de la historia a Aragón se le considera cuna de cineastas. Fue una época “excepcional” no solo por la promoción que se hacía del cine en concursos, festivales, cineclubs, sino también por la actividad de cineastas amateurs y profesionales en aquellos años. Algunos de ellos procedían de la fotografía, como José Luis Pomarón, Víctor Monreal, José Antonio Duce o Pedro Avellaned, a quienes unía su gran pasión por el cine y que comenzaron a crear películas “por hobby”.

En la época muchos optaban por el cine amateur, creando pelis con medios “muy rudimentarios”, con pocos recursos económicos y humanos, muchas veces con su talento y algunos amigos. Así, Pomarón dibujaba sus propios escenarios, escribía sus guiones, rodaba con sus propias cámaras y el sonido tenía que grabarlo aparte y montarlo después. Nos lo imaginamos en la actualidad grabando su corto en menos de 24 horas y con unos resultados brillantes. 

En cuanto a los temas, trataban cuestiones sociales, como Pomarón, mientras que otros cineastas se atrevían con lo experimental y abstracto, como Pellejero, o apostaban por algo más personal, como Pedro Avellaned. 

En esos mismos años es esencial el impulso de la productora aragonesa Moncayo Films, que se encontraba a mitad de camino entre el cine amateur y lo profesional; también encontramos a cineastas independientes como Antonio Maeza o Antonio Artero, o el amateur José Antonio Duce, que comienza a profesionalizarse y a hacer documentales, uno de ellos dedicado a la Zaragoza inmortal y que tiene al río Ebro como narrador de lo que ocurre en la ciudad. 

MONCAYO FILMS 

“Ese documental tuvo tanto éxito que una serie de personas –Julián Muro, Duce, Monreal, Pomarón y Emilio Alfaro– decidieron crear la productora que pretendía centrar su base en Aragón para que Zaragoza fuera la tercera ciudad en tener una industria de cine”, explica Echegoyen. ¡Los maños siempre a por todas! Realizaron cortos, documentales, muchos de ellos dirigidos por Pomarón, e incluso el largometraje ‘Muere una mujer’ (1964), de Mario Camus, que escribió el guion con Carlos Saura. La peli tuvo éxito e, incluso, quiso comprarla Paramount, aunque después el negocio no llegó a buen puerto. 

Moncayo Films produjo también ‘El rostro del asesino’ (1967), de Pedro Lazaga, que rodaron en el Monasterio de Piedra y también cosechó éxito, aunque estos aragoneses de cine lo petaron con la cinta ‘Culpable para un delito’ (1966), de José Antonio Duce, “una película aragonesa casi cien por cien”, que contó en su reparto con actores internacionales como Hans Meyer.

La rodaron en Zaragoza, pero querían huir de la temática localista y vincularla al cine europeo policíaco. De este modo, “para no localizarla en Zaragoza o en Aragón, simularon estar en una ciudad del norte de Europa, costera, y cuando llegaron al estreno, en el Cine Coliseo, hicieron un concurso ofreciendo diez mil pesetas a quien consiguiera reconocer más escenarios de la ciudad”, detalla la comisaria. ¡Nos encanta la idea de cine y concurso! Lamentablemente, la actividad de la productora no duró mucho más allá de esa década. 

CINEASTAS RECONOCIDOS

Al mismo tiempo que el cine amateur se profesionalizaba, ya trabajaban en Aragón algunos de los grandes nombres del séptimo arte en la comunidad y que todos conocemos, como Luis Buñuel, Carlos Saura, José María Forqué o José Luis Borau

Uno de esos grandes nombres es el de Fernando Palacios, director de ‘La gran familia’ (1962). “Muchos visitantes se sorprenden al ver que esta película está aquí”, ya que desconocían que su director fuera aragonés. Palacios era sobrino de Florián Rey y con él aprendió a hacer cine, sobre todo de comedia familiar, fácil, con algo de dramatismo. En la comedia otro grande es José María Forqué, que trató todos los géneros. En la exposición se le recuerda con un clásico, ‘Atraco a las tres’ (1962). 

En un cine “más fuerte” aparecen Saura y Borau. Carlos Saura con ‘La caza’ (1965), aunque en su caso “era muy difícil quedarse con una película”. Con ésta logró el oso de plata a mejor director en la Berlinale. “Lo importante de esta película es el lenguaje que Saura muestra en ella, ese ambiente claustrofóbico en los campos de Toledo: en un espacio abierto nos llega a agobiar con esos primeros planos, ese sudor, viendo cómo unos amigos que van a pasar un día acaban en unos campos donde hay restos de la Guerra Civil y donde se han luchado batallas”. 

EL CINE DE BORAU Y BUÑUEL

Se recuerda a José Luis Borau con ‘Furtivos’ (1975), una cinta muy dura “en la que algunos han querido ver ese simbolismo de la España que se vivía en la transición”, en la que se despuertan grandes pasiones que al final llevan a la tragedia. 

Y entre los grandes, Luis Buñuel representado en esta muestra por ‘Viridiana’ (1961), “Es la primera película que rueda tras su vuelta a México, gana la palma de oro, desde el Vaticano le dicen que no puede ser y acaba prohibida en España”, recuerda Begoña Echegoyen. Por suerte, una copia se salva y en 1977, tras el fallecimiento de Franco, puede estrenarse en España.

Como curiosidad que podéis conocer en esta expo, el trabajo del zaragozano Santos Alcocer, ejemplificado en la peli ‘El coleccionista de cadáveres’ (1970). “Fue director, guionista, lo hacía todo y quería triunfar en el cine”, señala la comisaria, si bien nunca llegó a tener el éxito que le hubiera gustado. 

MATERIAL DE CINE

Begoña Echegoyen indica que el trabajo de investigación “ha sido muy fácil”, ya que disponía de gran cantidad de material donde elegir, si bien por el mismo motivo “también es muy complicado decidir qué poner”. En esta parte temática de la exposición ‘Aragón y las artes’ han colaborado las filmotecas, los herederos y familiares de los cineastas, a quienes “agradecemos todo su apoyo”.  

 Además de fotografías, guiones, bocetos, cámaras de 16 y 8 mm y cartelería de películas o de festivales, como el de la primera edición del festival de cine de Huesca, el recorrido nos permite ver varios fragmentos de las películas: ‘Zaragoza, ciudad inmortal’ y ‘Culpable para un delito’ (José Antonio Duce, 1961 y 1966), ‘El desafío’ (Luis Pedro Pellegero 1963), ‘Monegros’ (Antonio Artero, 1969), ‘La gran familia’, ‘Atraco a las tres’ y ‘La caza’. 

Acabamos como hemos empezado, dando respuesta a otra pregunta. ¿Por qué ir a ver esta exposición? Begoña responde: “Todos pensamos cuando hablamos de cine aragonés en lo que vemos ahora, que realmente estamos viviendo un boom del cine aragonés, un buen momento, pero está bien saber de dónde venimos, no solamente de ‘Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza’, que todos la conocemos, o de Chomón o Florián Rey, sino conocer a estos cineastas que tenían esa pasión por el cine” y descubrir una época que también fue fascinante para el séptimo arte aragonés. 

‘Aragón y las Artes 1957-1975’ es un recorrido por la creación artística en la comunidad en una época en la que los artistas aragoneses fueron motor de las artes plásticas en España. Puede visitarse hasta el 31 de agosto de 2025 en las plantas 03 y 04 del IAACC Pablo Serrano

QUIZÁ TE PODRÍA INTERESAR:

Compartir por
Javier Macipe llega a los cines con ‘La estrella azul’ 

Javier Macipe llega a los cines con ‘La estrella azul’ 

Tiempo de lectura: 4 minutos

No nos vamos a andar con rodeos, queremos que el mensaje quede claro: a partir del 23 de febrero tienes que ir a tu cine de confianza a ver ‘La estrella azul’, de Javier Macipe. Te damos argumentos para animarte a comprar tus entradas y unas palomitas. El director es un aragonés muy talentoso que recupera en esta película la figura de un músico zaragozano de enorme talento, Mauricio Aznar. Por el estilo de contar las historias del cineasta. Porque te vas a emocionar con el viaje que propone a Argentina y porque te convertirás en un fan absoluto de la chacarera. Tanto que querrás comenzar a escucharla nada más salir del cine. 

Macipe y Lorente, en el centro, junto a parte del equipo. Rock and roll! (Foto: Secuenciadas)

Macipe ha presentado su ópera prima esta semana en Zaragoza, en un acto que ha generado una gran expectación. Y podemos decir, sin riesgo a equivocarnos, que ha triunfado en casa. La película ha cautivado a las más de 800 personas que han disfrutado del pase en los Cines Palafox. En esta misma sala repetirán el prestreno el próximo 22 de febrero, en una sesión en la que se desarrollará un coloquio con el equipo, en el día previo a su llegada a cines de toda España. 

“Llevo diez años visualizando este momento y es algo muy extraño, porque da la sensación de estar dentro de un sueño”, afirmó el director Javier Macipe ante los numerosos medios de comunicación que asistimos al preestreno. “La alegría y el amor que percibimos por todas partes han superado la mejor de mis expectativas”, relataba emocionado.  

Si el músico y cantante Mauricio Aznar hubiera presenciado el preestreno en su ciudad “le haría mucha gracia, porque esto es como un gran carnaval, pero muy divertido». «Que la liemos aquí en Independencia, que venga todo el mundo con sus mejores galas, sus mejores amigos, los mejores músicos de la ciudad, personalidades de la cultura, toda la gente que lo quiso”. También todas las personas que han apoyado al equipo en un esfuerzo que les ha llevado años, pero que les ha permitido levantar la película “a base de muchísimo amor”.

El rodaje comenzó en 2020, recreando un concierto de Mauricio en el Centro Cívico Delicias de Zaragoza, pero poco después se decretaba el estado de alarma. Ni la pandemia, ni los problemas financieros pudieron frenar ‘La estrella azul’, que grabó sus últimos planos en febrero de 2023. 

Director y protagonista, dispuestos a cantar una vez superada la emoción del preestreno (Foto: Marcos Cebrián)

MAURICIO AZNAR Y LOS CARABAJAL 

La cinta cuenta con Pepe Lorente como Mauricio Aznar y tiene en la parte Argentina a los verdaderos protagonistas de la historia con el músico y cantante en su viaje al país en los años 90, la familia Carabajal. Tras pasar un mal momento personal, el artista decide viajar al otro lado del océano y allí descubre la chacarera y otros géneros folclóricos hacia los que giró su carrera tras la extinción de Más Birras, y que más tarde volcaría en su grupo Almagato.

Para Javier Macipe, Aznar y sus grupos, especialmente Más Birras, rompieron con la dinámica de la movida y hacían música que miraba al barrio, al pueblo, y con la que muchas personas conectaron, al margen de las modas de la época. 

“En aquella época ellos estuvieron en la otra orilla, hicieron algo con el corazón y que llegó a muchísima gente, que lo siente como algo que les define”, manifestó el director. Por ello, se mostró convencido de que la película “va a gustar muchísimo” a los espectadores, especialmente a los aragoneses. 

Pepe Lorente y Cuti Carabajal. ¡Esto sí que es un dúo dinámico!

UN REGALO DE JAVIER MACIPE

Por su parte, el actor Pepe Lorente subrayó que Mauricio Aznar “era una persona muy, muy querida” y recordó que la película no hubiera sido posible sin el impulso de la madre de Mauricio, que ofreció la posibilidad de contar la historia de su hijo a Macipe; “sin el empuje de Javier y sin tantísima gente en Zaragoza que nos ha ayudado a levantarla”. 

Para Lorente, ‘La estrella azul’ ha sido “un regalo maravilloso, el reto profesional y artístico más importante de mi vida, pero ha trascendido de eso” y ha acabado siendo como “una misión para mí”. Han sido cuatro años de trabajo “muy duro”, pero “ha sido lo más bonito que he hecho, y lo más difícil”. 

El actor no ha querido mostrar las sombras del músico zaragozano, sino que ha logrado dar con un personaje “que busca la luz”. “He trabajado profundamente sus maneras, sus modos, su forma de cantar, y siento que está aquí conmigo, acompañándome y que ya es mi amigo”. 

La estrella azul’ es una coproducción hispano-argentina de MOD Producciones, El Pez Amarillo y Cimarrón, en coproducción con La Charito Films y Prisma.

Ya sabéis, desde el 23 de febrero, primero al cine y, luego, a bailar.

QUIZÁ TE PODRÍA INTERESAR

Compartir por
Paula Ortiz nos enseña Venezia in bianco e nero

Paula Ortiz nos enseña Venezia in bianco e nero

Tiempo de lectura: 5 minutos

Solo una aragonesa sería capaz de convencer a todo un equipo internacional de rodar una adaptación de una obra de Ernest Hemingway en blanco y negro, con algún toque de color, y hacerlo en Venecia, en plena pandemia y sin despeinarse. O casi. Y esa aragonesa no es otra que la directora Paula Ortiz, quien tras sorprender con ‘De tu ventana a la mía’ pasó a adaptar a Lorca en ‘La novia’ y, ojito, porque ha cogido carrerilla: tiene ya en cines su nueva peli, ‘Al otro lado del río y entre los árboles’ y pronto llegarán a la pantalla otros dos filmes con su firma, ‘Hildegart’ y ‘Teresa’

Si Paula nos dice blanco y negro, nosotras nos apuntamos (Foto: Secuenciadas)

La cineasta ha participado esta semana en una nueva sesión del ciclo ‘La buena estrella’, que lidera el escritor y profesor Luis Alegre, para hablar a los espectadores zaragozanos de su adaptación de la obra de Hemingway, la cinta ‘Al otro lado del río y entre los árboles’, que ya podéis disfrutar en vuestras salas favoritas. “Celebramos un momento esplendoroso del cine en Aragón y ella fue una mujer fundamental en disparar ese momento extraordinario desde que debutó con su primer largo”, ha indicado Alegre. 

Con este estreno, Ortiz cumple otro hito, dado que el mundo de Hemingway nada tiene que ver con el de Paula, y esta novela había pasado desapercibida hasta ahora en las adaptaciones de la obra del escritor. Sin embargo, su adaptación de Lorca llegó ‘más allá de Fraga’ y llamó la atención de los productores de esta historia. “Quien pensó en ti es un visionario y un genio, porque es una extraordinaria adaptación y una súper producción internacional”, ha subrayado el también cineasta, para elogiar una película “llena de belleza, de emoción, sugerente, bellísima”.

Paula Ortiz ha recordado que rodaron la cinta en Venecia a finales del año 2020 y principios de 2021, en plena pandemia. “También me pregunto por qué los productores pensaron en mí”, dado que hubo otros intentos de llevarla a la pantalla, pero no llegaron a buen puerto. “Buscaban un perfil de directora joven, una aproximación femenina, y se acercaron a mí por mi adaptación de Lorca, aunque les dije que no tenía nada que ver”, ha rememorado. 

Mientras que Lorca tiene una sensibilidad con la que la directora se siente “muy representada, muy afín”, Hemingway es un autor “que me arrastraba fuertemente, pero que me provocaba muchas contradicciones, porque representa el arquetipo del macho del siglo XX”. No obstante, fue precisamente el hecho de que sus temas estaban “muy lejos” de ella y su generación la razón que motivó a Ortiz a aceptar el encargo, porque “a veces como narradores es importante acercarte a lo opuesto y ha sido un viaje fuerte y muy interesante para mí”. 

De hecho, para la realizadora ha sido todo un reto llevar a la pantalla un relato “con una vocación tan clásica, que también es opuesta a mí, que te obliga a usar otras herramientas”, pero que le ha hecho crecer “muchísimo”. Tanto que ha asegurado que “creo que no hubiera dirigido, por ejemplo, ahora ‘Teresa’ o la película que estoy haciendo ahora, ‘Hildegart’, sin haber pasado por ‘Al otro lado del río y entre los árboles’”. 

La increíble Venecia como escenario y protagonista de la historia entre Richard y Renata (Foto: Tribune Pictures)

EN PLENITUD 

Gracias a su insistencia, la cinta se grabó en blanco y negro, porque para ella “esta película solo tiene sentido en blanco y negro”, una historia que introduce cambios con respecto a la novela, pero que mantiene los diálogos escritos por Hemingway y esa manera de hablar de sus personales, “de ir a cuchillo”. “En ‘Casablanca’ hablan así, y rodar en blanco y negro era honrar su memoria, intentar que la película huela a ’Casablanca’, pero no solo en el formato, sino en la forma de expresarse del cine clásico, para que Hemingway resonara en su plenitud”.  

Paula Ortiz recibió un primer guion al que incorporó cambios tras leer la novela, con un protagonista que representa “al héroe masculino en el momento en que se desmorona, en que se apaga”, que en pantalla encarna Liev Schreiber, quien también aportó sus ideas. Al llegar al rodaje en Venecia, “tardamos mucho en empezar la película, porque la política de confinamientos en Italia era un infierno”. Lejos de ser un problema, aprovecharon el tiempo para ensayar y reescribir los matices del guion original de Peter Flannery

También mantuvo un intenso trabajo con el director de fotografía, Javier Aguirresarobe, de quien ha destacado su buen hacer con el blanco y negro, consciente de la dificultad que supone trabajar con la escala de grises. “Disfruté mucho y aprendí mucho con él, ha asegurado. Entre el equipo técnico, además, encontramos una sorpresa, a la aragonesa Arantxa Ezquerro encargada desde Zaragoza de parte del vestuario. 

Liev Schreiber interpreta al atormentado coronel Richard Cantwell (Foto: Tribune Pictures)

TREMENDO REPARTO 

Acompañando a Liev Schreiber en pantalla, aparecen Matilda de Angelis, Josh Hutcherson, Danny Huston y Laura Morante. Ortiz ha subrayado la presencia, carácter y el impulso de Matilda de Angelis en escena, “es una súper dotada, hipnótica y bellísima, nadie podría haber hecho a Renata si no era ella”. De Danny Huston ha recordado la charla que mantuvieron por videoconferencia y el hecho de que su padre, John, quiso adaptar también esta novela y el actor le dijo a la dire que su padre «estaría aquí apoyándote para que la hagas».

Oye, pero ¿de qué va esta historia? Quienes os acerquéis al cine, y os lo recomendamos vivamente siempre, conoceréis a Richard Cantwell, un coronel del ejército estadounidense atormentado tras la II Guerra Mundial que se enfrenta en Italia a la noticia de que padece una enfermedad terminal. Allí se encuentra con una joven y si queréis saber lo que pasa tendréis que ir al cine y leer a Hemingway.

Tras la llegada a las salas de ‘Al otro lado del río y entre los árboles’, Paula Ortiz estrenará ‘Teresa’, con Blanca Portillo como protagonista, en la Semana Internacional del Cine (SEMINCI) en Valladolid. Después, la directora aterrizará en Amazon Prime Video proclamando la Segunda República española con su ‘Hildegart’, protagonizada por Najwa Nimri. ¡Estamos living por verlas todas!

Compartir por