El supermercado de los horrores

El supermercado de los horrores

Carne humana, sangre a cascoporro y mucho suspense son los ingredientes que utiliza el chefcineasta Ángel M. Saló para su nueva creación ‘The Market’, un cortometraje que el director define como una metáfora de la precariedad laboral.

The Market, Ángel M. Saló, Ana Bruned, Jaime García Machín, Natalia Gómara, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, cine gore, cine aragonés, academia de cine aragonés, corto terror, supermercado, carne humana, mercado laboral, precariedad laboral.

Fotograma del cortometraje ‘The Market’

La historia: un hombre es desahuciado de la sociedad y ya al borde del suicidio se encuentra con una persona que lo salva. Después se ve envuelto en una trama de mercadeo con carne humana, una red que se dedica a asesinar gente, trocearla y repartirla en tuppers y es que para este director es lo que viene a ser el mercado laboral que él ha conocido. «Yo llevo toda la vida trabajando en el comercio textil de grandes cadenas y sigo en ello y lo que he visto a mi alrededor me ha inspirado esta historia«, asegura el dire a Secuenciadas refiriendose al mercado laboral del fashion retail en general. Este protagonista se mete en una carnicería muy chunga.


«En vez de hacer una historia abiertamente sobre la precariedad del mercado laboral, me divertía el hecho de esconderla dentro de una  trama de trocear a la gente y de repartirla, que es lo que vienen a ser los recursos humanos» explica M. Saló y es que el mercado laboral da para mucho. Este proyecto se inició como un videoarte, pero tras escribir un monólogo que cuenta el personaje la cosa se lió y surgió ‘The market’, un supermercado que da más miedo que el Mercadona en tiempos de pandemia y jingle a todo volumen.

The Market, Ángel M. Saló, Ana Bruned, Jaime García Machín, Natalia Gómara, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, cine gore, cine aragonés, academia de cine aragonés, corto terror, supermercado, carne humana, mercado laboral, precariedad laboral.

El director Ángel M. Saló, a la derecha, da el visto bueno al plano; mientras Jaime García Machín, a la izquierda, está pensativo

ARTISTAS

Se mete en la carne del protagonista Jaime García Machín, un actor al que hemos visto de borracho, asesino, racista… personajes muy bonitos todos ellos y por los que casi le hemos cogido manía porque actúa estupendamente, todo hay que decirlo. Aquí lo vemos de pobre hombre que tal vez haya encontrado el trabajo de su vida o no, tendréis que verlo para descubrirlo. Director y actor se conocieron cuando Machín se convirtió en el fan número uno de ‘Chicaman’ (2017) un corto anterior de M. Saló, que os recomendamos fervientemente, pero avisamos que no es apto para mentes delicadas y aprovechamos para daros una exclusiva, habrá secuela de ‘Chicaman’ y Jaime tendrá un papel.

El director confiesa que le escribió un papel a su medida: «pensaba que él podía encarnar este personaje. Cuando cumples más de 50 años y el mercado laboral te expulsa, eres viejo, no sirves y estás anticuado. Para mí estéticamente reunía todo eso». Además, Machín sufre tres transformaciones en este cortometraje. ¿Cuál os gustará más? «Hacía falta que fuera capaz de sufrir una metamorfosis durante el cortometraje y lo ha hecho de manera espectacular», elogia el director. Concretamente con tres personajes en uno.

The Market, Ángel M. Saló, Ana Bruned, Jaime García Machín, Natalia Gómara, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, cine gore, cine aragonés, academia de cine aragonés, corto terror, supermercado, carne humana, mercado laboral, precariedad laboral.

Jaime García Machín atendiendo la octava llamada de Vodafone; está acojonado ya.

Con ‘The Market’ va a dar el salto al estrellato una de las maquilladoras más importantes del panorama audiovisual aragonés, español y mundial, Ana Bruned y no como maquilladora, que ya es very famous, esta vez como actriz. «Ana Bruned era un experimento, le dije llevas una actriz dentro y la convencí para que hiciera un papelillo en The Market», aunque fue muy dificil convencerla. Vamos que la Bruned se hizo de rogar. «Para mí que da el punto que tiene que dar y no lo hubiera hecho nadie como ella», señala el chefcineasta.

Y termina este trío de aragoneses la intérprete, ya conocida para Secuenciadas por sus otros trabajos, Natalia Gómara, que encarna perfectamente el papel de víctima y se deja arrastrar por el suelo una y otra vez, no podemos desvelar más, esperamos que no hubiera muchas tomas.

The Market, Ángel M. Saló, Ana Bruned, Jaime García Machín, Natalia Gómara, cortometraje aragonés, audiovisual aragonés, cine gore, cine aragonés, academia de cine aragonés, corto terror, supermercado, carne humana, mercado laboral, precariedad laboral.

La actriz Natalia Gómara limpia el suelo a lo roomba, con la ayuda de Jaime García Machín, plano muy a lo Hitchock en ‘Topaz’.

A este director zaragozano le encanta la naturalidad y espontaneidad de los actores no profesionales. «Me fijo en el perfil físico y la práctica a la hora de hablar y moverse, esas cosas me hipnotizan  y veo personajes. Entonces yo les pregunto y hay gente que me ha dicho que no también». Daniél Pérez y Mariano Mora le dijeron que sí, personas que no han hecho nunca nada en el mundo de la interpretación y se atreven a ponerse delante de la cámara. «Mariano era perfecto, pero tuvimos que doblar la voz que es Alfonso Desentre, porque tiene una voz de villano». Qué raro Alfonso Desentre haciendo de malo ¿verdad? no lo vemos claro… Ja ja!

HORROR Y SUSPENSE

En estos géneros Ángel M. Salo se mueve como pez en el agua. «Me encantaría poder crear un drama costumbrista, contar una historia que resulte interesante de una simple relación de pareja, pero muchas veces me pongo a escribir y al final siempre acaba saliendo la violencia por algún lado«. Esas historias costumbristas mejor se las dejamos a Javier Macipe, Ángel sigue en lo tuyo que se te da muy bien. Y es que Saló creó el Obuxofest, el festival de terror por antonomasia en tierras aragonesas, del que somos muy fans.

Como de homenajes vive el cine, este director que se ha criado viendo spaghetti westerns crea sus atmósferas con influencias de Sergio Leone y Lynch. «Dario Argento tiene planos irrepetibles en la historia del cine. Hay homenaje a Argento en The Market», asegura. Con semejantes referencias, el director de foto lo ha tenido que tener complicado, pero Chema García es un todoterreno y con la cámara Black Magic Pocket ha hecho un excelente trabajo.

Sus cortos destacan por el gran impacto que causan al espectador que lo ve. ‘Las pesadillas de Cajal’ (2017) y ‘Killers por el mundo’ (2016) son algunas de sus historias en este género, aunque también se ha adentrado en la temática social con ‘Rockasetas’ (2019). «Ultimamente me he metido en la temática social que ya empecé con ‘Chicaman’ que iba sobre la violencia de género y con documentales que he hecho sobre la música en pueblos de la ribera, sobre la marginalidad y la heroína. No sé por qué, será que me hago mayor«.

EQUIPO Y LOCALIZACIONES

Se rodó en pleno enero en el camping de Zaragoza, en el Hotel Monumento Almenara de Copau, un sitio por descubrir al que le van a llover los rodajes, en el puente de madera del Parque José Antonio Labordeta y en el mercadillo de Navidad de la plaza del Pilar de Zaragoza.

Mucho frío tuvo que pasar el equipo técnico de este cortometraje que está formado, además de los ya nombrados, por Carmen Pérez Mata a la producción, Erick Johnston en la cámara, Ana Bruned como maquillaje y FX y Anabella Revilla en vestuario. Ángel M. Saló, que no se conformaba con escribir y dirigir, también ha hecho la edición y la música.

Este corto, que ha sido financiado al 100% por el propio director, comienza su andadura y ya ha sido seleccionado en el Kolkata Short Film Festival de la India, estad atentos a nuestras redes sociales para conocer todas las proyecciones. Mientras tanto podéis disfrutar del trailer de ‘The Market’ y de algunos de los trabajos de Ángel M. Saló en su canal de Vimeo.

Valiente

Valiente

Caminaba sola hacia casa. Estaba bailando a mi ritmo en un bar. Fue en un autobús. En un ascensor. En la calle. Sin mediar palabra y muchas otras veces expresando un no rotundo y claro. Me ha pasado a mí, pero también te ha pasado a ti. A una amiga, a tu hermana, a tu sobrina, a tu hija. Le pasó a tu madre, a tu abuela. A la mujer que te sonríe al cruzarse vuestra mirada paseando por la calle. A todas. 

Pero mujer, si solo fue un roce en el culo. Un manoseo inocente. Si en el fondo así te sube el ego, si te hace apetecible. Un magreo de nada. No me digas que no te gustó, si además paré en cuanto vi el asco y el daño que te estaba causando. Lo herida que te sentiste. En cuanto me di cuenta de que mi comportamiento suponía agredirte, violar tu intimidad. No es para tanto. ¿O sí?

Pensaréis “esta historia me suena” y acertáis seguro, porque es más común aún de lo común que pensamos que es. Y contar que sigue ocurriendo y que no es algo leve, ni gracioso, que es una agresión, es el objetivo del cortometraje ‘Valiente’, con la aragonesa Ana Pemán por primera vez en la dirección y protagonizado por Natalia G. Santamaría. Completan el reparto Mónica Callejo, Jaime García Machín, Esther Albala, David Brown y María José Moreno.

“Esta historia era una necesidad para mi”, asegura Pemán a Secuenciadas, dado que le ocurrió de forma muy similar a una de sus compañeras de trabajo y le hizo recapacitar sobre la importancia de narrarla, de plasmar algo demasiado común como denuncia, pero también como apoyo a las personas que han pasado por lo mismo. 

Incluso el mismo equipo técnico del proyecto “conoce o ellos mismos han pasado por una situación similar”. En este caso, además, entran en juego dos policías incrédulos que harán pasar un mal rato a la protagonista y una familia dispuesta a “quitarle hierro al asunto” a una situación que “merece ser escuchada”, recalca Pemán. 

Antes de rodar, Ana Pemán presentó el guion de este cortometraje a la 24 edición del Festival de Cine de La Almunia y ganó en la categoría de mejor guion aragonés. La cineasta se embarca en este rodaje de la mano de Javier Gimeno, ayudante de dirección y director de producción de este cortometraje, quien le animó a rodarlo. “Él tenía más experiencia y los contactos y juntos elegimos a los actores y el equipo técnico”, explica. Juntos habían trabajado anteriormente en el corto dirigido por el propio Javier Gimeno «Noche de Reyes’ (2018) donde Pemán ejerció las labores de guionista.

Cortometraje aragonés, Valiente, abusos sexuales, Ana Pemán, Natalia Santa María, Javier Gimeno, Mónica Callejo, María José Moreno, Jaime García Machín, Esther Albala, David Brown, Festival de Cine de La Almunia.
Ana Pemán mirando el encuadre de cámara con Hugo Falcón

EQUIPAZO 

Les acompañan María Cantos como jefa de producción; Eduardo García como director de fotografía y operador de cámara; Hugo Falcón como gaffer (ayte. iluminación); Daniel Caudevilla en arte y vestuario; Laura Hevia en script, prensa y making of; José Luis Crespo como responsable de sonido en directo y mezcla; Samuel Navarro como ayudante de sonido; Juan Latre auxiliando a los productores y Anchel Pablo en estas mismas funciones y actuando como extra.  

Cortometraje aragonés, Valiente, abusos sexuales, Ana Pemán, Natalia Santa María, Javier Gimeno, Mónica Callejo, María José Moreno, Jaime García Machín, Esther Albala, David Brown, Festival de Cine de La Almunia.
Parte del equipazo del cortometraje ‘Valiente’, en una comisaría real de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza)

Con este cartel nada podía salir mal. El rodaje ha ido a toda pastilla, cronómetro en mano, con un equipo de profesionales dándolo todo jota para que quedara perfecto, para transmitir la angustia de la protagonista, y de todas nosotras, ante estas situaciones. 

El equipo rodó en primer lugar en Zaragoza, en la Librería La Pantera Rossa y en dos viviendas particulares y realizó una segunda jornada de rodaje en La Almunia y de nuevo en la capital aragonesa, donde suceden las escenas de denuncia en la Policía y la agresión, respectivamente. 

La escena desde el otro lado de la cámara. Eduardo García, María Cantos, Hugo Falcón, Ana Pemán, Laura Hevia, Anchel Pablo, Samuel Navarro y José Luis Crespo a la pértiga.

JAVIER LOS CONOCE A TODOS 

Natalia G. Santamaría coincide con la dire en que llegó a este proyecto gracias a Javier Gimeno. Javier, ¡eres el cupido del audiovisual aragonés!. Les pareció que Natalia encajaba en el papel y ella aceptó sin dudarlo porque, “desgraciadamente, prácticamente todos hemos vivido una situación similar o tenemos a alguien muy cercano al que le ha pasado”. “Es una pena, pero es fácil meterse en la piel de la protagonista”, lamenta. 

Cortometraje aragonés, Valiente, abusos sexuales, Ana Pemán, Natalia Santa María, Javier Gimeno, Mónica Callejo, María José Moreno, Jaime García Machín, Esther Albala, David Brown, Festival de Cine de La Almunia.
Natalia G. Santamaría en un momento del rodaje entre escena y escena

Mónica Callejo es la policía que intenta ser comprensiva, aunque no le acaba de parecer tan grave eso de que a una la manoseen un poco. De nuevo nuestro cupido, Javier Gimeno, llevó a la actriz hasta este papel después de verla en el cortometraje ‘El vuelo de Lena’ (2018) y en la serie de Cuatro ‘Grupo 2’ (2016) en la que también encarna a una policía. “No es la primera vez que hago de policía, me estoy encasillando”, bromea Callejo, al detallar que lo que le atrajo de esta historia es “que es real, que nos pasa a muchas y no se le da la importancia que tiene a esos contactos sexuales no deseados”. 

Su compañero de comisaría es Jaime García Machín, a quien si “alguien de la familia Pemán” le dice ven, él lo deja todo y se apunta a un bombardeo “inmediatamente”. Desea que este trabajo aporte un granito de arena “para solucionar este gran problema que son los abusos de género y las agresiones sexuales”.

Los actores Mónica Callejo y Jaime García Machín concentrados antes de empezar la acción, Javier Gimeno a la claqueta

Ahora el corto entra en su fase de postproducción y el objetivo es “que se vea lo más posible”, primero en el circuito de festivales y, después, proponiendo su visionado como herramienta educativa, destaca Ana Pemán. Este es su primer trabajo como directora, pero ha escrito también además del guión de ‘Valiente’ y el de ‘Noche de reyes’ (2018), donde contactó con Javier Gimeno y esta historia comenzó a volar. Además, crea otros proyectos de forma amateur con jóvenes en el instituto donde trabaja. Te deseamos suerte, Ana. Para liderar un audiovisual también hay que ser valiente.